Medio ambiente

Te explicamos qué es el medio ambiente y cuáles son sus características generales. Además, qué son los recursos renovables, no renovables y perpetuos.

medio ambiente
En un ambiente todos sus componentes se relacionan entre sí.

¿Qué es el medio ambiente?

Se entiende por medio ambiente a los diversos componentes naturales y sociales que interactúan en un sistema interconectado. Desde una perspectiva natural, el ambiente se compone de elementos como el aire, el agua, el suelo, la flora y la fauna. Estos componentes, a su vez, se relacionan entre sí en un delicado equilibrio que sustenta la vida en el planeta

Los componentes sociales del ambiente están relacionados con las actividades y la interacción humana con los elementos de la naturaleza. Los seres humanos dependen de los recursos naturales (como los alimentos, el agua y la energía) para satisfacer sus necesidades básicas. 

La relación entre los componentes naturales y sociales del ambiente es compleja y dinámica. Por ejemplo, la deforestación de un bosque puede llevar a la pérdida de biodiversidad, la degradación del suelo y la alteración de los patrones climáticos, y al mismo tiempo afectar la disponibilidad de agua y la salud de las comunidades locales. 

Los problemas ambientales, entre los que se incluyen el cambio climático, la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la contaminación y la degradación de los suelos, requieren de un abordaje sostenible para su mitigación y resolución. Es necesario que los estados y las empresas implementen prácticas de conservación ambiental, promuevan el desarrollo de tecnologías limpias y adopten políticas que se enfoquen en el cuidado del ambiente.

¿Ambiente o medioambiente? Aunque está ampliamente difundido, hablar de “medio ambiente” es incorrecto. El error surgió de una mala traducción en la Cumbre de Estocolmo en 1972, cuando una secretaria de la cumbre, que solo hablaba sueco e inglés, escribió en español un glosario para periodistas de habla hispana. La mujer se olvidó la coma al ver en el diccionario “environment: medio, ambiente”. Con el uso frecuente del término erróneo, la Real Academia Española terminó aceptando “medio ambiente” como traducción de environment

Las problemáticas ambientales

Como consecuencia de la sobreexplotación de los recursos y de la falta de cuidado hacia los ciclos naturales y ecológicos, se producen las principales problemáticas ambientales de la actualidad:

  • El cambio climático. Se manifiesta en el aumento de la temperatura del planeta y en la intensificación de fenómenos extremos como las sequías, las olas de calor y las tormentas.
  • La deforestación. Es la desaparición de grandes superficies de bosque nativo. En general está producida por la expansión de la frontera agropecuaria. 
  • La degradación de los suelos. Se manifiesta en la pérdida progresiva de la fertilidad y productividad de los suelos. 
  • La contaminación. Es la presencia de sustancias tóxicas y contaminantes en el ambiente que pueden afectar a los seres humanos, los ecosistemas y el clima.  

Elementos que componen el ambiente

Los elementos que componen el ambiente pueden diferenciarse entre bióticos y abióticos.

  • Elementos bióticos. Están representados por todos los seres vivos. Incluye a las plantas, los animales, los insectos, los microorganismos y los hongos. Desde el punto de vista social, incluye también a todas las personas. 
  • Elementos abióticos. El aire, el agua, las rocas y todos los elementos que no tengan ni hayan tenido vida constituyen los elementos abióticos del ambiente. Dentro de los elementos abióticos se incluye también a todos los elementos construidos por las sociedades como los edificios, las calles y la infraestructura urbana. 

Los recursos naturales

La energía eólica es un tipo de recurso perpetuo.

Durante su historia, el ser humano se ha servido de lo que el ambiente le ha ofrecido para obtener todo lo que necesita para su supervivencia: agua, comida, vivienda, vestimenta, ocio, comunicación. 

Los recursos naturales son todos aquellos elementos de la naturaleza a los que los seres humanos dan algún tipo de uso. Pueden clasificarse en:

  • Recursos renovables. Son capaces de reproducirse en cierto tiempo socialmente aceptable. Utilizados correctamente, siempre están disponibles para su extracción y utilización. Incluyen a todos los cultivos y los animales que se crían para la obtención de materias primas. 
  • Recursos no renovables. Tienen su origen en procesos de tipo geológico, por lo cual su formación se realiza en tiempos muy diferentes a los que demora la sociedad en utilizarlos. Como tardan millones de años en formarse, la existencia de los recursos renovables puede considerarse fija y su reserva tiende a agotarse a medida que se los utiliza. Incluyen a los minerales y los hidrocarburos como el petróleo y el gas. 
  • Recursos perpetuos. Son aquellos que la sociedad utiliza pero cuya existencia es tan grande y su renovación tan constante que son inagotables. Incluyen a la energía solar, la radiación de la Tierra, el agua de mar, el aire y el viento.

El cuidado del medio ambiente

Las empresas que extraen recursos y los transforman en manufacturas, los estados y las sociedades en general desempeñan un papel fundamental en la forma en que se utilizan los recursos naturales y cómo se manejan los desechos generados por estas actividades. 

Las empresas dependen de los recursos naturales para sus procesos de producción y generación de bienes y servicios. La explotación de estos recursos sin contemplar sus tiempos de renovación puede llevar a la sobreexplotación de los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad y la contaminación del aire, del agua y del suelo

Los Estados desempeñan un papel fundamental en la regulación y supervisión de las actividades empresariales para garantizar que se realicen de manera responsable y sostenible. Sin embargo, la relación entre las empresas y los Estados puede ser compleja, ya que a veces los intereses económicos pueden influir en las decisiones políticas y en la aplicación de regulaciones ambientales. Esto puede generar una falta de control efectivo sobre las actividades empresariales y a una gestión inadecuada de los recursos naturales.

Las sociedades también tienen un papel fundamental en el vínculo entre las actividades humanas y la naturaleza ya que los patrones de consumo y el estilo de vida de las sociedades tienen un impacto directo en la utilización de recursos naturales y en la generación de residuos.

Si bien las acciones individuales tienen menos impacto en el deterioro del ambiente que las grandes industrias contaminantes, es importante que cada persona pueda repensar sus hábitos y comportamientos, como reducir el uso de plásticos e incorporar prácticas de reciclaje, evitar el consumo eléctrico innecesario y ahorrar recursos valiosos como el agua potable. 

El concepto de ambiente

El concepto de ambiente proviene de la ecología, una ciencia desarrollada durante el siglo XX como un desprendimiento de la biología y que estudia las relaciones entre los seres vivos y su entorno. Fue acuñado por el biólogo alemán Ernst Haeckel, quien definió a la ecología como “el estudio de las relaciones de los organismos con su ambiente”. 

Desde entonces, el concepto de ambiente se ha utilizado para describir el conjunto de factores físicos, químicos y biológicos que influyen en los seres vivos y determinan su distribución, abundancia y comportamiento. Por esta razón es muy común asimilar el concepto de ambiente con el de naturaleza.

A medida que avanzaron los estudios durante el siglo XX, las investigaciones sobre el ambiente incluyeron cada vez más la importancia de los factores sociales, económicos y culturales en la comprensión y gestión de los problemas ambientales. Esto llevó a una ampliación del concepto de ambiente, al considerar no solo los componentes físicos y biológicos, sino también los aspectos sociales y humanos que interactúan con el medio natural.

El movimiento ambientalista

El movimiento ambientalista tuvo su surgimiento en Europa en la década de 1970 y desde entonces se ha expandido a nivel global, y generó un impacto significativo en la conciencia y la acción en torno a las problemáticas ambientales. 

La preocupación por la contaminación del aire y el agua, y la degradación de los ecosistemas naturales llevaron a la creación de organizaciones y movimientos dedicados a la protección del ambiente. Uno de los eventos más importantes fue la Cumbre de Estocolmo, donde por primera vez se advirtió sobre los límites del crecimiento económico y la necesidad de adoptar un enfoque más sostenible en el uso de los recursos naturales.

El movimiento ambientalista se expandió rápidamente a otros países del mundo, motivado por la creciente preocupación pública y la toma de conciencia sobre los impactos ambientales de las actividades humanas. 

En la actualidad, el movimiento ambientalista continúa siendo muy importante a nivel mundial. La crisis climática, la pérdida de biodiversidad, la contaminación y otros desafíos ambientales siguen siendo temas críticos en la agenda global. La denuncia política, la acción colectiva, la educación ambiental y la búsqueda de soluciones sostenibles son algunas de las principales acciones de los movimientos ambientalistas.

A lo largo de la historia, el ambientalismo ha tenido figuras muy importantes a nivel mundial. Algunas de las más destacadas son: 

  • Wangari Maathai (1940-2011). Fue la primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la reforestación y la promoción de la sostenibilidad en África
  • Vandana Shiva (1952-). Es una filósofa, física y escritora india. Se destaca como referente del ecofeminismo en su lucha por la conservación de la biodiversidad y la producción de alimentos saludables de forma sustentable. 
  • Berta Cáceres (1971-2016). Fue una hondureña que luchó por la defensa del ambiente y contra la privatización del acceso al agua de los ríos. Fue asesinada en marzo de 2016.
  • Chico Mendes (1944 - 1988). Fue un activista brasilero que se opuso a la deforestación y la expansión de la frontera agropecuaria en el Amazonas. Fue asesinado en diciembre de 1988. 

El Día Internacional del Medio Ambiente

El Día Internacional del Medio Ambiente se celebra cada año el día 5 de junio. Fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Conmemora el inicio de la Cumbre de Estocolmo, que tuvo lugar entre el 5 y el 16 de junio de 1972 en Suecia.

La Cumbre de Estocolmo fue la primera vez en la historia que se reunieron las autoridades de los países del mundo, motivados por la preocupación que comenzaba a generar el impacto de las actividades económicas y productivas sobre el ambiente.  

Cada año el Día Internacional del Medio Ambiente tiene una temática específica que destaca alguna problemática ambiental relevante. Se suelen abordar problemáticas como la contaminación del agua, el cambio climático o la extinción de especies. Todos los 5 de junio, los países realizan conferencias, convenciones o eventos relacionadas con la temática de ese año, y actividades simbólicas como la iluminación de edificios y monumentos con luces de color verde.  

Sigue con:

Referencias 

¿Cómo citar?

"Medio ambiente". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/medio-ambiente/. Última edición: 19 febrero, 2024. Consultado: 29 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 19 febrero, 2024
Fecha de publicación: 19 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)