Bienes de consumo

Te explicamos qué son los bienes de consumo, cuáles son sus características y cómo se clasifican. Además, sus diferencias con los bienes intermedios y de capital.

bienes - consumo
Los bienes de consumo son el último eslabón de la cadena productiva.

¿Qué son los bienes de consumo?

Los bienes de consumo son los productos y mercancías cuyo propósito es satisfacer directamente las necesidades de la población. Entre ellos, se encuentran los alimentos, el calzado, el mobiliario, los inmuebles y los artefactos electrónicos.

Se trata de un tipo de bienes económicos distinto de los llamados bienes intermedios o bienes de capital o de producción, ya que estos son elaborados para alimentar a su vez otros procesos. Tal es el caso de cierta materia prima, maquinarias o bienes semiprocesados. En cambio, los bienes de consumo van directo al final de la cadena productiva, lo que significa que son adquiridos comercialmente por el consumidor.

Como todos los bienes económicos, los bienes de consumo tienen un precio determinado por los costos de su producción, distribución, comercialización y promoción. De este modo, todos los sectores involucrados en la satisfacción de la necesidad puntual del cliente reciben su porción del pago establecido.

¿Qué son los bienes económicos?
Los bienes económicos, también llamados bienes escasos, son aquellos que requieren de una inversión de tiempo y esfuerzo para su obtención o producción. Se diferencian de los bienes libres, que son los que se encuentran en estado de abundancia en la naturaleza y, por lo tanto, carecen de un costo y un valor económico.

Características de los bienes de consumo

En términos generales, los bienes de consumo se caracterizan por lo siguiente:

  • Son bienes económicos. Se trata de bienes escasos, es decir, que no se encuentran en estado de abundancia en la naturaleza.
  • Son bienes acabados. Son bienes finales, que no necesitan más elaboración, sino que están listos para ser utilizados.
  • Su propósito es satisfacer una necesidad determinada. Están destinados a satisfacer necesidades como el hambre (alimentos), el cobijo (una casa) y la higiene (el agua corriente), entre otras.
  • Tienen un valor establecido. Poseen un valor que, en principio, refleja los costos de su producción, distribución, comercialización y promoción, y que se expresa en unidades monetarias.

Tipos de bienes de consumo

bienes de consumo
Los bienes de consumo perecederos se agotan ni bien son consumidos.

Los bienes de consumo pueden clasificarse en base a distintos criterios, como su naturaleza, su durabilidad, su modo de consumo, su valor económico o su comportamiento en el mercado.

De acuerdo a su naturaleza

Los bienes de consumo pueden ser de distinta naturaleza. Así, se puede distinguir entre:

  • Bienes materiales. Son aquellos que resultan tangibles, como la ropa, los utensilios o los alimentos.
  • Bienes inmateriales. Son aquellos que no se pueden tocar, como la electricidad, la asesoría financiera o la educación.

De acuerdo a su durabilidad

Los bienes de consumo pueden tener una vida más corta o más larga, dependiendo de si se agotan o no al ser utilizados. A partir de ello, se puede diferenciar entre:

  • Bienes de consumo duraderos. Son aquellos que no se agotan rápidamente con el uso ni requieren ser vueltos a comprar. Normalmente, si superan los tres años de duración desde su adquisición y utilización, se consideran bienes duraderos. Por ejemplo: un automóvil o una casa.
  • Bienes de consumo no duraderos. Son aquellos que se agotan en un lapso breve luego de su utilización. Normalmente, se considera un día o unos pocos días como la duración usual de este tipo de bienes. Por ejemplo: una pastilla de jabón de manos o una barra de mantequilla.
  • Bienes de consumo perecederos. Son aquellos que dejan de ser útiles de manera inmediata tras su consumo. En esta categoría se encuentran las bebidas, los alimentos y ciertas medicinas. Por ejemplo: una gaseosa o una fruta.

De acuerdo a su modo de consumo

Los bienes de consumo se pueden consumir de manera individual o conjunta, dependiendo de cuál sea su modo idóneo de utilización. A partir de eso, se puede distinguir entre:

  • Bienes sustitutivos de consumo. Son aquellos que se utilizan de manera individual, esto es, que no requieren de otros bienes para ser consumidos. Por lo tanto, a la hora de consumirlos, se debe elegir entre un producto A y otro B, ya que ambos cumplen el mismo cometido. Por ejemplo: dos marcas diferentes de leche o de detergente para la ropa.
  • Bienes complementarios de consumo. Son aquellos que se utilizan de manera conjunta, o sea, que requieren de otro producto para su correcta utilización. Por lo tanto, sus dinámicas de consumo suelen estar estrechamente relacionadas. Por ejemplo: el azúcar y el café, o la harina y la levadura.

De acuerdo a su valor económico

Los bienes de consumo pueden ser más o menos costosos, dependiendo de si satisfacen necesidades cotidianas o si constituyen elementos de lujo. En base a esto, se puede distinguir entre:

  • Bienes de consumo básico. Son aquellos que se necesitan para garantizar la supervivencia del consumidor. Por ejemplo: los alimentos, la medicina o la ropa.
  • Bienes de consumo de lujo. Son aquellos que no se consumen por estricta necesidad, sino para satisfacer ambiciones personales o como símbolo de estatus. Por ejemplo: las joyas, los viajes o los automóviles de lujo.

De acuerdo a su comportamiento en el mercado

Los bienes de consumo, al ser de distintos tipos, no se consumen todos de la misma manera, ni al mismo tiempo, ni en las mismas circunstancias. A partir de ello, se puede distinguir entre:

  • Bienes de consumo diario. Son aquellos que se compran cada día o cada pocos días, porque se consumen con mucha frecuencia. Por ejemplo: el pan, el jamón, el queso o la leche.
  • Bienes de consumo de conveniencia. Son aquellos que se compran con frecuencia y sin planificación previa, a menudo aprovechando ofertas y promociones. Por ejemplo: las golosinas, los artículos de higiene personal o las bebidas alcohólicas.
  • Bienes de consumo de especialidad. Son aquellos que cuentan con una finalidad muy específica y, por lo tanto, se compran con mucha menos frecuencia, a menudo por parte de conocedores o especialistas. Por ejemplo: los equipos deportivos, los instrumentos musicales o los libros especializados.
  • Bienes de consumo no buscados. Son aquellos que se consumen bajo circunstancias puntuales y a menudo en condiciones de necesidad, escasez o urgencia. Por ejemplo: los servicios fúnebres, los extintores de incendio o las baterías.

Ejemplos de bienes de consumo

Algunos ejemplos de bienes de consumo son:

  • Alimentos: frutas, lácteos, carnes, pescados, pollo, leche y comestibles en general.
  • Herramientas: destornilladores, martillos, cuchillos, tenedores, paletas de madera, brochas, pinceles y todo tipo de accesorios útiles.
  • Vestimenta: accesorios, calzado, ropa y ropa interior.
  • Textiles: alfombras, sábanas, toallas, cortinas y almohadones.
  • Electrónicos: computadoras, teléfonos celulares y equipos de música.
  • Editoriales: libros, revistas, folletos y cuadernos.
  • Servicios: cuentas bancarias, seguros de vida, proveedores de internet y representación legal.

Diferencias entre bienes de consumo, intermedios y de capital

Bienes de consumo
La industria del papel provee la materia prima para la posterior fabricación de libros o cuadernos.

Los bienes de consumo, los bienes intermedios y los bienes de capital o de producción son tres formas distintas de bienes económicos, cuyas diferencias esenciales tienen que ver con el destino que se les da dentro del circuito económico. Estas diferencias pueden resumirse de la siguiente manera:

Bienes de consumoBienes intermediosBienes de capital o de producción
Son bienes elaborados y finales.Son bienes elaborados, pero no finales.Son bienes elaborados y finales.
Satisfacen directamente las necesidades del consumidor.Sirven de insumo o materia prima para otros procesos productivos e industriales.Sirven de instrumento o herramienta para otros procesos productivos e industriales.
Por ejemplo: alimentos, medicinas, ropa, calzado, automóviles, celulares.Por ejemplo: tablas de madera, planchas de acero, hojas de papel.Por ejemplo: taladros, ensambladoras, tractores, cortadoras, camiones.

Sigue con:

Referencias

  • Biondi, B. (2023). Los bienes. Ediciones Olejnik.
  • Hernández Mangones, G. (2006). Diccionario de economía. Unión Cooperativa de Colombia.
  • Fouad, S. (2023). Bienes Económicos. El camino hacia la ilustración económica, navegando por el mundo de los bienes económicos. One Billion Knowledgeable.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Bienes de consumo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/bienes-consumo/. Última edición: 16 mayo, 2024. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 16 mayo, 2024
Fecha de publicación: 7 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)