Mercado  

Te explicamos qué es el mercado y qué es el precio del mercado. Además, los tipos de mercados, la competencia, y más.

mercado-café
El mercado se rige por la ley de oferta y la demanda, además de restricciones del Estado.

¿Qué es el mercado?

En economía, el mercado es un espacio físico o virtual en el que se realizan intercambios de bienes, servicios y activos líquidos por dinero. El intercambio se da entre compradores y vendedores que pueden interactuar de manera directa o a través de instituciones o plataformas. Es un proceso en el que tanto el vendedor como el comprador obtienen algún beneficio.

Los precios o valores de los bienes y servicios están condicionados por:

  • La ley de oferta y demanda (la oferta se refiere a la disponibilidad de bienes y servicios y la demanda se refiere a la cantidad de consumidores que quieren adquirir los bienes y servicios).
  • Las regulaciones implementadas por los Estados.
  • La situación económica del mercado a nivel mundial.

Ver además: Globalización

El precio en el mercado

mercado mayorista
Las ventas mayoristas son para los intermediarios que venden al consumidor final.

El precio es el valor monetario, es decir, la cantidad de dinero que permite adquirir un determinado bien o servicio en el mercado y que los consumidores están dispuestos a pagar.

A su vez, el valor de un producto o servicio en el mercado está condicionado por diversos factores, como:

  • La cantidad de dinero que requiere su proceso de manufactura. Comprende los costos de la materia prima, el proceso de producción, la infraestructura, los trabajadores y la logística. Si los costos de la materia prima aumentan (porque escasean, porque hay devaluación en el país o porque hay inconvenientes con las importaciones), también aumenta el precio del producto final que se vende en el mercado.
  • La capacidad productiva de una nación. Comprende la disponibilidad de industrias e insumos que, de no ser suficientes, se requiere de la importación de insumos o productos terminados. La escasa producción nacional contribuye a reducir las ganancias y los ingresos y a empobrecer de forma gradual a la población.
  • La cantidad de competidores. Comprende la existencia (o ausencia) de otros oferentes o vendedores. Si la población no tiene otra alternativa de compra, el vendedor puede fijar los precios que desee, lo que genera una condición de mercado desleal y poco democrática.
  • La ley de la oferta y demanda. Comprende la cantidad de bienes o servicios ofertados en un área o un rubro específico y la demanda de esos bienes o servicios que haya en un momento dado en el mercado.
    • Si hay mucha oferta de un bien o servicio y poca demanda, el precio tenderá a bajar.
    • Si hay poca oferta de un bien o servicio y hay mucha demanda, el precio tenderá a aumentar.
  • El margen de ganancia o plusvalía. Comprende el monto de dinero que el productor o vendedor quiere obtener como margen de ganancia. El valor del producto debe cubrir los gastos que implican su producción y comercialización. Además, el precio debe implicar una ganancia, para que valga la pena producir y comercializar el producto.
  • El valor agregado. Comprende un valor extra que el consumidor está dispuesto a pagar por un producto, que excede su valor de fabricación, comercialización y plusvalía. Tiene que ver con la percepción que tiene el consumidor de la calidad del producto y de la marca, y que se relaciona con el nivel de satisfacción que alcanzará al adquirir el bien o servicio. Ese valor subjetivo es lo que en mercadeo se denomina “posicionarse en la mente de las personas” a través de estrategias de marketing, comunicación y publicidad.
  • El tipo de público al que se le vende. Comprende a los diferentes tipos de consumidores, según su necesidad (para abastecer un negocio o para consumo final) y su capacidad de compra, que también influye en la variación de los precios para un mismo producto, por ejemplo:
    • Venta minorista. Es un tipo de transacción entre un emprendedor o una empresa que vende a un comprador o consumidor final, es decir, que compra para su uso personal.
    • Venta mayorista. Es un tipo de transacción entre un distribuidor que vende grandes cantidades de bienes a un precio más económico que la venta minorista. Los compradores son intermediarios, como empresas, distribuidores o emprendedores, que luego venden los productos al consumidor final y, de esa manera, obtienen una ganancia.

Más en: Marketing

Tipos de mercado

El mercado está controlado o moderado por la ley de oferta y demanda, la operatividad de los intercambios, los competidores y las regulaciones del Estado. Todos esos factores, a su vez, están condicionados por los avances de la tecnología.

Por ejemplo: las plataformas de comercio electrónico, los medios de pago alternativos y las mejoras en los procesos de logística permitieron ampliar las posibilidades de intercambios de bienes y servicios a nivel mundial.

Los principales tipos de mercados son:

  • Mercado de productos terminados. Consiste en la transacción de un mismo producto, pero que se comercializa a un valor diferente según la cantidad de unidades por cada compra. Puede ser de venta a minoristas (consumidor final) o venta a mayoristas (revendedores).
  • Mercado de materias primas. Consiste en la comercialización de productos sin terminar, materiales o insumos para que las industrias y los fabricantes puedan realizar el proceso de manufactura de los productos.
  • Mercado de valores. Consiste en el intercambio de activos líquidos que pueden convertirse en dinero, como las acciones, los bonos o los fondos de inversión. Es un mercado que requiere de cierto conocimiento por parte del consumidor, o bien, se necesita contar con los servicios de un asesor en inversiones para operar en el mercado de valores.

Competencia en el mercado

La competencia en el mercado es una situación que contribuye a mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda, porque promueve mejoras constantes en la calidad de los productos y servicios, en la calidad de atención a los consumidores y en la diversidad de bienes o servicios disponibles.

Los productos o servicios que logran ser competitivos, es decir, que son preferidos por los consumidores ante la diversidad de bienes y servicios de similares características, generan más rentabilidad para el vendedor y más valor agregado para el consumidor.

Los tipos de competencia pueden ser:

  • Competencia perfecta. Es una situación de mercado que no existe como tal, en la que los bienes y servicios solo compiten por su condición y calidad. Todos los oferentes compiten en igualdad de condiciones, sin intervenciones externas al mercado, actos de deslealtad competitiva o publicidad.
  • Competencia imperfecta. Es la situación de mercado real, en la que intervienen factores externos a la condición y calidad real de los bienes y servicios, como regulaciones estatales, monopolios, oligopolios, grandes campañas publicitarias, estrategias de mercado, entre otros factores.

Puede servirte: Mercado de competencia perfecta

Referencias

  • El mercado y su funcionamiento, Servicio Nacional del Consumidor, de Sernac
  • Robinson, Joan Violet (2022). Market de Britannica
  • FAO (2022). ¿Por qué cambian los precios?. Capítulo 3. Food and Agriculture Organization of the United Nations FAO
  • Kotler, P. (2001). Dirección de mercadotecnia: Análisis, planeación, implementación y control. Capítulo 14, Administración del ciclo de vida y de las estrategias de producto. 8va edición. Magíster en Administración-Tiempo Parcial 29, ESAN.

¿Cómo citar?

"Mercado  ". Autor: Inés de Azkue. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/mercado/. Última edición: 19 julio, 2023. Consultado: 30 noviembre, 2023.

Sobre el autor

Autor: Inés de Azkue

Licenciada en Publicidad (Universidad de Morón).

Fecha de actualización: 19 julio, 2023
Fecha de publicación: 17 julio, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)