Deforestación

Te explicamos qué es la deforestación y cuáles son sus causas. Además, sus características y sus principales consecuencias.

Deforestación
La deforestación destruye ecosistemas y altera el ciclo del agua del planeta.

¿Qué es la deforestación?

La deforestación es la destrucción de bosques nativos como consecuencia de la acción humana. Este proceso conlleva la pérdida irreversible de biodiversidad, así como la alteración del los ciclos hidrológicos y climáticos regionales y globales.  

La historia de la deforestación se remonta a prácticas ancestrales de comunidades que dependían de la agricultura para su supervivencia. Por eso avanzaban sobre superficies boscosas para poder producir sus cultivos. Sin embargo, en la actualidad, la llegada de tecnologías modernas y la creciente demanda de productos madereros y agrícolas a gran escala han profundizado la explotación forestal a niveles sin precedentes.

Las causas de la deforestación incluyen la expansión de la agricultura y la ganadería, la tala indiscriminada de árboles para obtener madera y papel, los incendios y la conversión de tierras forestales en áreas urbanas. 

Las consecuencias de la deforestación se relacionan con la pérdida de biodiversidad, la erosión del suelo, la alteración de los patrones climáticos regionales, la reducción en la producción de oxígeno y la emisión de gases de efecto invernadero. Esto no solo amenaza la estabilidad ecológica, sino que también impacta directamente en la calidad de vida de las comunidades humanas que dependen de los bosques para su supervivencia.

La deforestación no debe confundirse con la actividad forestal. La deforestación se refiere a la pérdida de bosques nativos y constituye una problemática ambiental, mientras que la actividad forestal se produce sobre bosques que son plantados para luego ser aprovechados económicamente. La actividad forestal concibe a los bosques como un cultivo: siembra los árboles, espera su crecimiento y luego los tala para su utilización. Esta actividad económica es fundamental para la producción industrial de distintos países y no constituye una problemática ambiental.

Ver además: Huella ecológica

Características de la deforestación

La deforestación presenta las siguientes características:

  • Se define como la destrucción de los bosques nativos por acciones humanas. 
  • Existe hace siglos, pero se aceleró notablemente en los últimos 150 años. 
  • La expansión de la frontera agropecuaria es su principal causa a nivel global. 
  • Entre sus consecuencias, se encuentran la pérdida de biodiversidad y la alteración de patrones climáticos regionales y globales. 
  • Las leyes de protección ambiental son las medidas más eficaces que tienen los gobiernos para combatirla.

Causas de la deforestación

incendio forestal
Los incendios forestales destruyen extensas superficies de bosques en poco tiempo.

La deforestación representa un desafío ambiental para las autoridades de todo el planeta. La pérdida de bosques que albergan ecosistemas y biodiversidad y proveen servicios ambientales fundamentales para la vida compromete la integridad de equilibrios y ciclos naturales en la Tierra. 

Las principales causas de la deforestación son:

  • La expansión de la actividad agrícola y ganadera, motivada por la creciente demanda alimentaria y las prácticas agrícolas insustentables.
  • La explotación maderera, principalmente para el uso de la industria maderera y la generación de leña para combustible.
  • El desarrollo y la expansión de ciudades, que avanzan sobre superficies forestales cuando necesitan crecer.
  • Los incendios forestales, que se generan casi siempre de manera intencional como una manera de destruir grandes superficies forestales en poco tiempo.  

1. La expansión de la frontera agropecuaria

Deforestación por agricultura
La expansión de la frontera agropecuaria es la principal causa de deforestación.

La expansión de la frontera agropecuaria es la principal causa de deforestación a nivel mundial. Este proceso ha experimentado un notable aumento con el desarrollo de prácticas agrícolas intensivas y la globalización de la producción de alimentos. 

La transformación de bosques en tierras de cultivo no solo provoca la pérdida de biodiversidad, sino que también contribuye a la liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono y a la reducción de la producción de oxígeno. 

Además, los árboles tienen una capacidad de absorción de agua muy superior a la de los cultivos, por lo que el reemplazo de superficies boscosas por agricultura también contribuye a incrementar la intensidad de las inundaciones. 

2. La utilización de madera

El aumento de la demanda de madera a nivel global y su explotación de modo no sostenible amenaza las superficies boscosas del planeta. Históricamente, esta actividad ha sido un motor económico importante, pero la falta de regulación y la sobreexplotación han derivado en la pérdida de grandes cantidades de bosques en las últimas décadas. 

En la actualidad, la deforestación para la utilización de la madera se produce principalmente en países periféricos, en especial en zonas rurales que no tienen acceso a servicios básicos como el gas natural. Por esa razón, las personas deben utilizar los árboles para conseguir leña para cocinar y calefaccionar los ambientes. 

3. La expansión urbana

deforestación
La deforestación por urbanización se realiza en países con alta densidad poblacional.

La expansión de las ciudades contribuye a la deforestación. Cuando las ciudades crecen hacia el exterior, necesitan cada vez más espacio que les permita extender la infraestructura urbana. De esa manera, la expansión de calles, avenidas, rutas y barrios produce muchas veces la pérdida de bosques. 

Por esta razón, en ocasiones las ciudades planifican su expansión para que tenga el menor impacto ambiental posible. Cuando esto no sucede, afecta negativamente a los bosques, no solo por la pérdida de la superficie arbórea, sino también por la alteración de los hábitats, ecosistemas y ciclos naturales de cada región. 

Puede servirte: Campo

4. Los incendios forestales

La gran mayoría de los incendios forestales tienen causas humanas.

Los incendios forestales se pueden producir por tres causas: 

  • Naturalmente. Se producen principalmente en épocas de sequía y altas temperaturas. El calor provoca que se inicie algún foco de incendio y la falta de humedad contribuye a la expansión del fuego. Son muy poco frecuentes. 
  • Por acción humana accidental. Se producen por imprudencias humanas. Las personas a veces inician sin intención un incendio por haber prendido fuego en un campamento o en un sitio muy seco. Son poco frecuentes. 
  • Por acción humana intencional. La mayoría de los incendios forestales se producen por acciones deliberadas de las personas, que inician un incendio en un bosque con la intención de quemarlo. Es una forma rápida y poco costosa de deforestar grandes superficies de bosques para poder luego aprovechar económicamente esos terrenos. 

Consecuencias de la deforestación

Deforestación - biodiversidad
A causa de la deforestación, muchas especies pierden sus ecosistemas.

Las principales consecuencias de la deforestación son la pérdida de biodiversidad, una mayor ocurrencia e intensidad de las inundaciones y un incremento del efecto invernadero a nivel global. 

1. Pérdida de la biodiversidad 

Los bosques albergan una gran diversidad de especies animales y vegetales, muchas de las cuales dependen directamente de estos ecosistemas para su supervivencia. La pérdida de áreas forestales provoca la degradación y fragmentación de hábitats, lo que lleva a la disminución de la complejidad de los ecosistemas, la muerte de animales y la extinción de especies.

2. Mayor ocurrencia e intensidad de inundaciones 

La mayor ocurrencia e intensidad de inundaciones y aludes constituye otra consecuencia directa de la deforestación. Los bosques desempeñan un papel crucial en la regulación del ciclo hidrológico al absorber agua gradualmente. La eliminación masiva de árboles reduce la capacidad de retención del suelo, lo que aumenta la escorrentía superficial y la probabilidad de inundaciones. 

Además, al deforestar, el suelo pierde estabilidad, lo que aumenta la frecuencia y magnitud de deslizamientos de tierra y aludes en áreas montañosas que antes estaban protegidas por los árboles.

3. Incremento del efecto invernadero

Los bosques actúan como sumideros de carbono, ya que absorben dióxido de carbono (CO2) durante la fotosíntesis y producen oxígeno. La pérdida de bosques genera la liberación masiva de carbono a la atmósfera, lo que intensifica el efecto invernadero y contribuye al cambio climático. 

Por esta razón, los acuerdos ambientales internacionales sugieren que los países implementen políticas públicas que protejan a los bosques nativos como una manera de contribuir a mitigar el aumento de la temperatura global y las consecuencias del cambio climático. 

Medidas contra la deforestación

reforestación
Algunos países como Costa Rica y Argentina tienen leyes que protegen sus bosques nativos.

Algunas medidas que los Estados pueden adoptar para proteger sus bosques nativos incluyen: 

  • Leyes de protección ambiental. Algunos países tienen leyes que prohíben la deforestación en determinadas zonas. En otros casos, la deforestación está permitida, pero requiere de autorización del Estado y solo se la autoriza luego de realizar un estudio de impacto ambiental.
  • Pagos por servicios ambientales. Algunos Estados les pagan a los dueños de campos que tienen superficies forestales para que conserven esos bosques y los beneficios ambientales que ofrecen. 
  • Implementación de áreas naturales protegidas. La creación de áreas naturales protegidas, como parques nacionales o reservas naturales, contribuye al mantenimiento ecosistémico de los bosques y las áreas forestales. 
  • Programas de restauración y reforestación. En algunas oportunidades, los Estados intervienen en bosques degradados para restaurarlos y reforestarlos. En esos casos, se busca plantar árboles que sean nativos de la zona para evitar incorporar especies exóticas que puedan afectar la dinámica y los ciclos ecosistémicos de los bosques. 
  • Educación ambiental. Los programas de educación ambiental tienen como propósito informar y concientizar a la población, los funcionarios públicos y los empresarios sobre la importancia de los bosques para la dinámica natural del planeta. 

Diferencia entre deforestación y degradación de los bosques. La degradación de los bosques es la reducción o la destrucción de algunos aspectos específicos del bosque, pero no del bosque en su totalidad. Algunas de sus causas son las plagas o los brotes de enfermedades que afectan solo a una especie, o la explotación por el ser humano de algunos recursos puntuales, lo que altera la dinámica y los ciclos naturales de los bosques. Aunque la degradación no es tan grave como la deforestación, también tiene efectos negativos sobre la biodiversidad y contribuye al cambio climático.

Sigue con: 

Referencias

¿Cómo citar?

"Deforestación". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/deforestacion/. Última edición: 28 febrero, 2024. Consultado: 28 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 28 febrero, 2024
Fecha de publicación: 18 octubre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)