Bosques

Te explicamos qué son los bosques, cómo se clasifican y la flora y fauna que presentan. Además, cuáles son sus características y su importancia.

bosque
Los bosques desempeñan un papel muy importante en los ciclos de la naturaleza.

¿Qué son los bosques?

Los bosques son biomas que se caracterizan por la presencia de árboles y arbustos como vegetación predominante. Contienen buena parte de la biodiversidad del planeta y están repartidos en los cinco continentes, salvo la Antártida. Sus características específicas dependen del clima, del relieve y de los suelos del lugar donde se ubican. Por esa razón, existen bosques de muy variada composición y biodiversidad en distintas partes de la Tierra. 

Los bosques desempeñan un papel fundamental para el equilibrio ecológico del planeta y para la vida humana y animal en general. Sus servicios ambientales son muy variados: producen oxígeno y captan dióxido de carbono a través de la fotosíntesis, son el hábitat natural de una gran diversidad de especies, y proveen materias primas y recursos para las sociedades humanas. 

A lo largo de la historia, los seres humanos han utilizado los recursos de los bosques, pero la explotación muchas veces se realiza sin tener en cuenta los ciclos biológicos de los ecosistemas que los conforman. Esto ha producido problemáticas ambientales que han destruido grandes extensiones de bosques y que amenazan a los existentes por los elevados niveles de deforestación y contaminación

 Ver además: Biomas

Características de los bosques

Los bosques presentan las siguientes características:

  • Su vegetación predominante son los árboles y arbustos.
  • Aparecieron en la Tierra hace aproximadamente 400 millones de años.  
  • Se encuentran en todos los continentes del planeta, salvo la Antártida. 
  • Cumplen un papel fundamental en el equilibrio ecológico del planeta. 
  • Albergan una gran variedad y diversidad de especies animales y vegetales. 
  • Se pueden clasificar según su follaje, su tipo de vegetación y su clima. 
  • Su superficie se ha reducido en los últimos años a causa de los incendios forestales y la deforestación. 

Origen de los bosques

Los bosques surgieron en el planeta hace casi 400 millones de años, cuando los primeros organismos vegetales abandonaron el mar y se adaptaron a la vida en tierra firme. En este proceso, aprovecharon las lluvias para desarrollarse y absorbieron el dióxido de carbono de la atmósfera para producir oxígeno.

La competencia por la luz solar y los recursos del suelo llevó al desarrollo de especies vegetales más altas, como los árboles, que continuaron evolucionando y adaptándose a los cambios ecológicos que se produjeron con el paso del tiempo geológico en el planeta, entre ellos, el movimiento de los continentes y los cambios climáticos. Esto dio origen a diversos tipos de bosques en diferentes lugares, con variados climas, suelos y altitudes

Distribución de los bosques

bosque-altura
La Tierra tiene unos 4.000 millones de hectáreas de bosques.

Los bosques se encuentran en todos los continentes del planeta, menos en la Antártida. Se ubican en las más diversas latitudes y regiones climáticas, y ocupan unos 4.000 millones de hectáreas, lo que representa un 30 % de la superficie de la Tierra.

En cuanto a la distribución por países, se estima que las mayores superficies de bosques se encuentran en Rusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, China y la República Democrática del Congo.

Tipos de bosques según el follaje de los árboles

bosque-pinos
En los bosques perennifolios, los árboles mantienen su follaje todo el año.

Los bosques se pueden clasificar de acuerdo con la presencia o ausencia de hojas en sus árboles durante el otoño y la llegada del frío. Según esta característica, existen: 

  • Bosques caducifolios. Son bosques cuyos árboles pierden el follaje durante una parte del año, en general en los meses más fríos.
  • Bosques perennifolios. Son bosques cuyos árboles mantienen su follaje durante todo el año. 

Tipos de bosques según su vegetación

bosque
En los bosques de frondosas, hay mucha competencia por la luz solar.

Según el tipo de vegetación que predomina y la forma de las hojas de los árboles, los bosques pueden clasificarse en:

  • Bosques de frondosas (hoja ancha). Son bosques cuyos árboles tienen hojas de gran tamaño y suelen tener ramas tupidas, con mucha competencia por la luz solar. Debido a esto, los árboles suelen ser muy altos y desarrollados. Son típicos de zonas cálidas y lluviosas.
  • Bosques de coníferas (hoja acicular). Son bosques cuyos árboles tienen hojas finas y puntiagudas. En general, se trata de especies perennes que crecen en entornos fríos y lluviosos. 
  • Bosques mixtos. Son bosques que combinan especies arbóreas frondosas y de coníferas, en regiones de transición entre climas fríos y cálidos. 

Tipos de bosque según clima

bosque boreal
Los bosques boreales predominan en las zonas con climas fríos polares.

Los bosques pueden clasificarse de acuerdo con el clima en el que se desarrollan. Según esta característica, existen:

  • Bosques boreales. Predominan en climas polares o subpolares. Suelen ser de coníferas con hojas perennes, adaptadas a las bajas temperaturas.
  • Bosques templados. Se encuentran en climas templados y continentales, sobre todo en las regiones más cálidas. Pueden ser caducifolios de hoja ancha o perennifolios coníferos, adaptados a regiones de gran amplitud térmica, con veranos cálidos e inviernos fríos.
  • Bosques subtropicales. Proliferan en las regiones subtropicales húmedas o secas y en ellos predomina la vegetación mixta.
  • Bosques tropicales o pluviales. Se encuentran en regiones alrededor del ecuador, donde abundan las precipitaciones y hace calor casi todo el año. También se los denomina selvas. Presentan una enorme variedad de especies de árboles y arbustos adaptados a la humedad y las elevadas temperaturas. 

Flora y fauna de los bosques

bosque-fauna
Los bosques son el hábitat de una gran cantidad de especies animales.

En los bosques tropicales y subtropicales, la flora se caracteriza por la presencia de árboles de hoja ancha, como caobas y palmas, y una abundancia de plantas epifitas, como orquídeas y lianas. Estos bosques son conocidos por su extraordinaria biodiversidad. La fauna incluye monos y lémures, aves exóticas como guacamayos y tucanes, y también anfibios y reptiles.

En los bosques boreales, la flora está dominada por coníferas, como piceas y abetos, junto con musgos y líquenes que se adaptan a las bajas temperaturas. En cuanto a la fauna, se encuentran mamíferos adaptados al frío, como renos y alces, aves migratorias y una variedad de insectos resistentes a las bajas temperaturas.

Los bosques templados albergan una combinación de especies de hoja ancha y coníferas, como robles, arces, abetos y pinos. La fauna es variada e incluye mamíferos como ciervos y zorros, una diversidad de aves y una amplia gama de insectos e invertebrados.

Importancia ambiental de los bosques

bosque - oso pardo
Los bosques cumplen una función vital para la vida en el planeta.

Los bosques cumplen una función vital para el desarrollo de la vida en la Tierra:

  • Producción de oxígeno. Los bosques permiten la reposición del oxígeno atmosférico, ya que toman dióxido de carbono (CO2) y liberan oxígeno a través de la fotosíntesis.
  • Almacenamiento de carbono. Los bosques actúan como sumideros de carbono, pues absorben dióxido de carbono durante la fotosíntesis. Esto ayuda a mitigar el cambio climático, dado que se reduce la cantidad de CO2 en la atmósfera.
  • Biodiversidad. Los bosques son hábitats ricos en biodiversidad y albergan una amplia variedad de especies vegetales, animales y microorganismos. 
  • Hábitat para la vida silvestre. Los bosques proporcionan refugio, alimento y hábitats de reproducción para numerosos animales. Son esenciales para la supervivencia de muchas especies, desde mamíferos y aves hasta insectos y hongos.
  • Regulación del ciclo del agua. Los bosques desempeñan un papel fundamental en la regulación del ciclo hidrológico. Absorben agua a través de las raíces, la liberan a la atmósfera mediante la transpiración de las hojas y contribuyen a la formación de nubes y precipitaciones. Esto ayuda a mantener los caudales de ríos, a prevenir inundaciones y a recargar los acuíferos.
  • Protección del suelo. Las raíces de los árboles y otras plantas ayudan a prevenir la erosión del suelo, pues actúan como anclaje y retienen la tierra a través de sus raíces.
  • Suministro de recursos. Los bosques proporcionan una amplia gama de recursos naturales esenciales para la vida humana, la medicina y la industria.
  • Recreación y valor cultural. Los bosques tienen un valor cultural y recreativo. Son utilizados para actividades deportivas y turísticas, y constituyen sitios culturales y espirituales para muchas comunidades.

Importancia económica de los bosques

Los bosques cumplen un papel importante en la economía, ya que proporcionan una amplia variedad de servicios ambientales y recursos naturales: 

  • Productos madereros. La madera es un recurso fundamental proveniente de los bosques y es utilizada en diversas industrias, como la construcción, la fabricación de muebles y de papel. Es una actividad que crea empleo para millones de personas en todo el mundo.
  • Productos no madereros. Los bosques proporcionan una amplia variedad de productos no madereros, como frutos, resinas y plantas medicinales. Estos productos son fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria y los ingresos de las comunidades locales que residen cerca o dentro de los bosques.
  • Turismo y recreación. Los bosques atraen a turistas y amantes de la naturaleza, lo que genera ingresos a través del ecoturismo y las actividades recreativas. La belleza paisajística y la biodiversidad hacen que los bosques sean destinos valiosos para el turismo.

Amenazas de los bosques

Las principales problemáticas ambientales que amenazan a los bosques en la actualidad son: 

  • La deforestación. La deforestación es una de las principales causas de la reducción de las superficies boscosas de la Tierra en los últimos siglos, y la amenaza más importante en la actualidad. Se produce principalmente por la expansión de las fronteras agropecuarias, es decir, se deforestan los bosques para poder extender las superficies de cultivo y cría de ganado.
  • Los incendios forestales. Los incendios forestales destruyen enormes superficies de bosques todos los años. Algunos se producen de forma natural y otros son producto de accidentes humanos, pero la mayoría se explica por causas humanas intencionales. Esto significa que las personas incendian los bosques con el objetivo de llevar adelante la práctica de alguna actividad económica o algún negocio inmobiliario.   
  • La contaminación. La contaminación del aire y del agua producida por las actividades humanas que se realizan en los bosques afecta la calidad del suelo, el crecimiento de las plantas y la salud de los animales. 
  • El cambio climático. El cambio climático afecta a los bosques, al alterar patrones climáticos, aumentar las temperaturas y modificar la distribución y la reproducción de especies. Esto provoca cambios en la composición de la flora y la fauna, así como eventos climáticos extremos más frecuentes, tales como inundaciones.  

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar?

"Bosques". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/bosques/. Última edición: 22 marzo, 2024. Consultado: 13 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 22 marzo, 2024
Fecha de publicación: 25 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)