Lluvia

Te explicamos qué es la lluvia, cómo se origina y cómo se mide. Además, cuáles son sus características, riesgos ambientales y beneficios.

La lluvia se produce por la condensación y enfriamiento del vapor de agua.

¿Qué es la lluvia?

La lluvia es un fenómeno atmosférico e hidrometeorológico muy común en nuestro planeta. Consiste en la caída de partículas líquidas de agua en forma de gotas dispersas, producto de la condensación y enfriamiento del vapor de agua en la atmósfera.

La lluvia ocurre a diario en distintas regiones del planeta, en algunas con mayor frecuencia que en otras, tanto sobre el mar como en la tierra. La generación de lluvia depende de tres factores específicos: la temperatura, la presión atmosférica y la humedad atmosférica.

La lluvia es un componente del ciclo hidrológico o ciclo del agua. En este ciclo los depósitos de agua en océanos, lagos, ríos y sobre la superficie terrestre se evaporan por la acción del sol y se transforman en vapor de agua en la atmósfera. Cuando ese vapor de agua se enfría, se condensa, vuelve al estado líquido y precipita hacia la superficie en forma de lluvia.

¿Cómo puede producirse la lluvia?

Existen tres formas en las que puede producirse la lluvia: 

  • Lluvias convectivas. Suceden cuando el sol calienta los cuerpos de agua y los evapora. El vapor de agua asciende hacia la atmósfera, se enfría y se condensa. Eso produce gotas de agua que, por la fuerza de la gravedad, precipitan desde la atmósfera a la superficie en forma de lluvia. Suceden principalmente en zonas ecuatoriales donde el sol incide con mayor intensidad y tiene mayor poder de evaporación. 
  • Lluvias orográficas. Suceden cuando el aire húmedo asciende a lo largo de las paredes de una montaña. Al elevar su altitud, el aire se enfría, se condensa y precipita en forma de lluvia. Por este motivo, la ladera de la montaña que recibe de frente al aire húmedo suele tener un clima lluvioso, mientras que del otro lado el aire llega sin humedad y produce un clima mucho más seco. Estas lluvias suceden únicamente en zonas montañosas
  • Lluvias ciclónicas o frontales. Se generan por el choque de dos masas de aire con temperaturas distintas. Pueden ser lluvias de frente frío o cálido y suceden cuando el aire frío de una de las masas de aire condensa la humedad de la atmósfera y produce precipitaciones. Las lluvias de frente frío producen tormentas de corta duración, descenso de la temperatura y mucha caída de agua en poco tiempo. Las de frente cálido producen lloviznas que pueden durar varios días y aumento de la temperatura.  

¿Cómo se mide la lluvia?

El instrumental empleado para medir la lluvia es el pluviómetro. 

La lluvia se mide en milímetros de agua caída. El aparato utilizado para medir la lluvia es el pluviómetro, que es un recipiente que almacena el agua caída durante una lluvia y tiene una regla medidora que permite saber cuántos milímetros llovieron. 

Los pluviómetros se instalan en lugares abiertos para evitar la obstrucción de objetos como carteles, árboles o edificios. Los servicios meteorológicos encargados de medir las precipitaciones suelen instalarlos en los aeropuertos, hipódromos, estadios y otros espacios al aire libre. 

Una vez terminada la lluvia, se recogen los datos de los pluviómetros y se puede saber cuánto llovió ese día en ese sitio. Con esa información se construyen los datos de precipitaciones mensuales y anuales de cada lugar.  

¿Qué contiene el agua de lluvia? 

El contenido del agua de lluvia puede variar según la ubicación geográfica, las condiciones climáticas y otros factores ambientales, pero en general, puede contener los siguientes componentes:

  • Agua pura. El agua de lluvia es principalmente agua pura (H₂O), aunque puede contener pequeñas cantidades de otros elementos químicos y compuestos disueltos.
  • Gases atmosféricos. El agua de lluvia puede contener gases atmosféricos disueltos, como oxígeno, nitrógeno, dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno.
  • Partículas suspendidas. El agua de lluvia también puede contener partículas suspendidas como polvo, cenizas volcánicas, polen y microorganismos.
  • Contaminantes. El agua de lluvia en áreas urbanas e industriales puede contener contaminantes como metales pesados, compuestos orgánicos volátiles y productos químicos tóxicos.

Distribución de la lluvia en el mundo

lluvia - tormenta - Ecuador
Las regiones más próximas al Ecuador poseen mayores precipitaciones. 

A nivel planetario, la región de mayores precipitaciones anuales es la Zona de Convergencia Intertropical, próxima al ecuador. Se trata de una zona cálida y lluviosa que se encuentra entre los trópicos de Cáncer en el hemisferio norte y de Capricornio en el hemisferio sur.

En las regiones de clima templado las precipitaciones son muy variables. Pueden encontrarse regiones muy secas, como el desierto del Sahara, y zonas muy lluviosas, como la selva de Madagascar. La distribución de las lluvias en estas latitudes está condicionada por la disponibilidad de humedad, la circulación de los vientos y la disposición del relieve montañoso

En las regiones polares o subpolares las lluvias son poco frecuentes debido a las bajas temperaturas del aire seco de los polos.

Tipos de lluvia

lluvia tormenta electrica
En las tormentas eléctricas se producen lluvias de gran intensidad.

De acuerdo a su intensidad, las lluvias pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Llovizna o garúa. Es una lluvia muy débil, de gotas finas, cuya acumulación es casi inapreciable.
  • Chubasco o chaparrón. Es una lluvia de intensidad media a fuerte, por lo general de corta duración y acompañadas de viento.
  • Aguacero. Es una lluvia torrencial, de duración media, que acumula grandes cantidades de agua sobre la superficie.
  • Tormenta eléctrica. Es una lluvia de fuerte intensidad, acompañada de vientos intensos y de actividad eléctrica. Puede ir acompañada de granizo, rayos y truenos que las anuncian incluso antes de producirse.

¿Qué servicios ambientales provee la lluvia?

La lluvia brinda importantes servicios ambientales para el planeta. Algunos de ellos son: 

  • Aporta agua dulce que alimenta ríos, acuíferos, lagos y lagunas, y provee de agua potable a las poblaciones humanas.
  • Mantiene la biodiversidad de los ecosistemas terrestres y acuáticos, que ayuda a sostener los ciclos de vida de las plantas y los animales. Además, es fundamental para la producción de alimentos. 
  • Permite el balance de las temperaturas atmosféricas así como los niveles de salinidad y temperatura en el agua oceánica.
  • Transporta nutrientes y sedimentos que ayudan a mantener la calidad del agua y controlar la erosión.

Problemáticas vinculadas al agua

El agua es uno de los recursos naturales más importantes del planeta, y su disponibilidad y calidad pueden estar afectadas por diversas problemáticas ambientales, como por ejemplo:

  • La contaminación del agua. La contaminación del agua puede ser causada por descargas de residuos industriales, pesticidas y fertilizantes agrícolas, desechos humanos y animales. Esto puede afectar su calidad y poner en riesgo la salud humana y la biodiversidad.
  • La escasez de agua. La escasez de agua es un problema grave que afecta a muchas regiones del mundo, especialmente en zonas áridas y semiáridas. La sobreexplotación de los recursos hídricos, la urbanización y el cambio climático son algunos de los factores que contribuyen a profundizar esta problemática.
  • Las inundaciones. Las inundaciones son un problema que afecta cada vez a mayor cantidad de personas. El aumento de las lluvias como consecuencia del cambio climático, la impermeabilización de los suelos como consecuencia de las actividades humanas y la expansión de las ciudades y la falta de planificación urbana son algunas de las causas que contribuyen a profundizar esta problemática. 

Otras formas de precipitación

nieve - lluvia - agua
La nieve es agua en estado semisólido. 

Además de la caída de agua líquida, existen otras formas de precipitación:

  • Las nevadas. Si la temperatura de la atmósfera está suficientemente baja, el agua cae en un estado semisólido. Ese tipo de lluvia recibe el nombre de “nieve”. 
  • Las granizadas. Si las gotas de lluvia se forman a mucha altura, su temperatura es muy baja y se congelan. Si al caer hacia la superficie no llegan a calentarse lo suficiente como para derretirse, llegan al suelo en forma de pequeños trozos de hielo conocidos como “granizo”.

Origen de la lluvia

Existen dos teorías respecto de cómo apareció el agua en el planeta Tierra:

  • La teoría del origen volcánico. Según esta teoría, el agua se originó en el interior de la Tierra y posteriormente fue expulsada hacia la atmósfera por la actividad volcánica. 
  • La teoría del origen extraterrestre. Esta teoría propone que el agua llegó a la Tierra en meteoritos y cometas helados ricos en hielo. Al llegar a la Tierra esos hielos pudieron haberse derretido y dar origen al agua líquida en el planeta.

Parte de la comunidad científica especialista en estos temas sostiene que es posible que el origen del agua en la Tierra haya sido mixto, y que haya aparecido en el planeta como una combinación de las dos teorías.

Sigue con:

Referencias 

  • Nasa Climate Change (s.f). El ciclo del agua. Nasa
  • Goudie, A. (1993). La naturaleza del ambiente. Cap. 2. Funcionamiento de la climatología global. Progreso en Geografía Física.  
  • González, A (s.f). Tipos de lluvias. MagicaNaturaleza

¿Cómo citar?

"Lluvia". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/lluvia/. Última edición: 21 febrero, 2024. Consultado: 24 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 21 febrero, 2024
Fecha de publicación: 17 octubre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)