Tormentas eléctricas

Te explicamos qué son las tormentas eléctricas, cómo se forman y los tipos que existen. Además, sus características y consecuencias.

Las tormentas eléctricas se desplazan a altas velocidades por los vientos atmosféricos. 

¿Qué son las tormentas eléctricas?

Las tormentas eléctricas son un fenómeno meteorológico caracterizado por inestabilidad atmosférica (que se manifiesta en lluvias intensas, vientos fuertes y a veces granizo), así como por la generación de rayos y truenos. 

Las tormentas eléctricas son producidas por el encuentro de masas de aire caliente y húmedo con masas de aire frío. Esto provoca la formación de nubes altas,  oscuras y muy inestables, llamadas “cumulonimbus”, que son las que provocarán las tormentas. 

En general, las tormentas eléctricas producen intensas precipitaciones en muy poco tiempo, lo que puede generar inundaciones y daños materiales.

¿Cómo se forman las tormentas eléctricas?

Tormenta eléctrica
Las nubes de tormenta son clasificadas dentro de las cúmulus

Las tormentas eléctricas se forman a partir de una combinación de factores atmosféricos que incluyen el calor, la humedad y los movimientos verticales de aire. Estos movimientos elevan el aire cálido y húmedo hacia la atmósfera superior, donde se encuentra con aire más frío. 

Cuando el aire caliente y húmedo se eleva y se enfría, se condensa y forma nubes. A medida que las nubes continúan creciendo en tamaño y carga de humedad, las partículas de agua y hielo se cargan eléctricamente debido a la fricción y colisión dentro de las nubes. 

Así se forman nubes tipo cumulonimbos, de gran desarrollo vertical (pueden superar los 10 mil metros de altura), que se caracterizan por su elevada humedad y carga de actividad eléctrica.

La carga eléctrica negativa se acumula en la parte inferior de las nubes de tormenta, mientras que la carga positiva se acumula en la parte superior. A medida que la carga eléctrica se intensifica, puede ocurrir una descarga dentro de la nube, o entre la nube y la superficie, denominada “rayo”. 

Al mismo tiempo, la energía liberada por el rayo calienta el aire circundante a temperaturas muy elevadas y produce un sonido que se lo conoce como “trueno”. 

Tipos de tormenta eléctrica

Tormenta eléctrica
La tormenta de supercélula posee gran carga de energía. 

De acuerdo a su naturaleza, las tormentas eléctricas pueden clasificarse en:

  • Tormentas de célula simple. Son tormentas aisladas que se forman a partir de una sola célula de tormenta. Producen rayos, truenos, granizo y lluvias intensas.
  • Tormentas multicelulares. Poseen dos o más células que se organizan en una tormenta más grande. Pueden causar importantes daños materiales y originar inundaciones, tornados breves y producir granizo.
  • Líneas de turbonada. Son líneas de tormentas activas con vientos huracanados, lluvias intensas y un frente común tormentoso que puede alcanzar varios cientos de kilómetros de extensión.
  • Tormentas de supercélula. A través de un circuito de corrientes de viento ascendentes, estas tormentas están alimentadas por una gran carga de energía y, por sus vientos huracanados, pueden ser particularmente destructivas. Se caracterizan por mantenerse activas durante muchas horas y recorrer grandes distancias.
  • Tormentas de eco arqueado. Se denominan así porque aparecen con forma de arco en los radares. Se caracterizan por producir vientos muy fuertes y ráfagas de lluvia y su "arco" puede tener cientos de kilómetros de extensión.
  • Sistemas convectivos de mesoescala. Son conjuntos de tormentas eléctricas a gran escala, que pueden afectar varios estados o incluso países enteros. Pueden durar muchas horas y producir vientos fuertes, lluvias intensas, inundaciones y granizo. 

Consecuencias de las tormentas eléctricas

tormenta eléctrica
Las tormentas eléctricas son capaces de derribar árboles y herir transeúntes. 

La principal consecuencia de una tormenta eléctrica son los rayos que pueden caer sobre objetos y personas y provocar lesiones graves e incluso la muerte. Además, los rayos pueden causar incendios y dañar artefactos eléctricos y electrónicos. 

Los vientos fuertes pueden dañar edificios, vehículos y estructuras, además de que pueden ser muy peligrosos para las personas que no se encuentren al reparo de la tormenta. 

Además, las lluvias intensas que producen las tormentas eléctricas pueden producir inundaciones, ya que suelen darse de manera torrencial en un corto período de tiempo. 

Por último, las tormentas eléctricas a veces también están acompañadas de granizo, lo que puede dañar cultivos, vehículos y estructuras. 

Fases de una tormenta eléctrica

Las tormentas eléctricas presentan tres fases:

  • Desarrollo. Durante esta etapa el aire cálido asciende y produce los cumulonimbus. Puede observarse este inicio de la tormenta a partir de la formación de nubes oscuras y verticales que crecen en altura rápidamente. 
  • Madurez. El crecimiento vertical de la tormenta alcanza el máximo y las nubes adquieren su particular forma de torre. La parte inferior de la tormenta es de color gris oscuro, mientras que el sector más elevado, por los cristales de hielo, aparece con un color más claro. Es el momento en el que se desarrollan las precipitaciones más intensas, los vientos más fuertes, los rayos y truenos se multiplican y puede haber granizo. Si la tormenta eléctrica sucede durante el día, las nubes oscuras obstruyen la luz solar y se oscurece el cielo como si fuera el anochecer.
  • Disipación. Es el momento en el que la tormenta pierde fuerza e intensidad. La lluvia se hace más ligera, los vientos pierden velocidad y los rayos y truenos suceden con menor frecuencia.

¿Cómo se originan los truenos?

Tormenta eléctrica - truenos
Los truenos son una explosión sonora producida por las tormentas eléctricas. 

Durante una tormenta eléctrica los rayos se presentan como “chispazos” muy grandes. Cuando ocurre eso, el aire alrededor del rayo se calienta y se expande a gran velocidad. Esa expansión produce ondas sonoras, que son los truenos que escuchamos durante las tormentas. 

Como la velocidad de la luz es mayor a la del sonido, primero vemos el rayo y segundos más tarde escuchamos al trueno. 

¿Por qué se producen los rayos?

Los rayos se producen debido a la acumulación de cargas eléctricas durante una tormenta o fenómenos similares, como las erupciones volcánicas.

Cuando la carga eléctrica acumulada es lo suficientemente grande, se produce una descarga repentina en forma de rayo. Esta descarga puede ocurrir dentro de la nube de tormenta, entre dos nubes, o entre la nube y el suelo. 

¿Qué es lo que más atrae a los rayos? Los rayos de una tormenta suelen impactar en puntos altos, más próximos a la tormenta, como los árboles o los edificios altos. Por otro lado, los elementos metálicos, los aparatos eléctricos o electrónicos y el agua, por su buena conductividad eléctrica, funcionan también como atracción para los rayos. 

¿A qué distancia está una tormenta eléctrica?

Existe un método para calcular la distancia a la que se encuentra una tormenta, que se basa en las diferencias de velocidad de movimiento entre el sonido y la luz. 

Por eso puede percibirse la diferencia que hay desde que se produce la luz del rayo y se escucha el sonido del trueno. Eso sucede debido a que la luz se desplaza a aproximadamente 300.000 km/s y el sonido a 332 m/s.

Por lo tanto, para determinar la distancia en kilómetros a la que se encuentra una tormenta se deben contar los segundos que pasan desde que se ve el rayo hasta que se escucha el trueno, y luego dividir ese número por 5. Por ejemplo, si transcurren 15 segundos entre el rayo y el trueno, significa que la tormenta se encuentra a 5 kilómetros de distancia aproximadamente. 

¿Por qué son peligrosas las tormentas eléctricas?

Los rayos son capaces de generar grandes descargas de energía de manera repentina.

El mayor peligro de estas tormentas reside en la presencia de rayos. Los rayos son particularmente peligrosos porque son capaces de liberar muy rápidamente una gran energía que puede alcanzar varios cientos de megavatios. 

Semejante potencia eléctrica es capaz de causar daños electromagnéticos en equipos digitales o electrónicos y lesionar seriamente a una persona o a un animal con un contacto directo o indirecto. 

Medidas de seguridad

La voladura de objetos como consecuencia de las tormentas eléctricas puede representar un serio peligro.

Algunas medidas de seguridad que se pueden tomar ante una tormenta eléctrica son las siguientes: 

  • Buscar refugio del viento y de la lluvia.
  • Evitar lugares abiertos.
  • Evitar ubicarse cerca de objetos altos como árboles, postes de luz o cualquier objeto metálico que pueda atraer a los rayos, como las bicicletas o los paraguas. 
  • Mantenerse alejado de fuentes de agua como piletas, lagos o el mar.
  • No usar aparatos electrónicos como teléfonos celulares, computadoras o televisores.

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Tormentas eléctricas". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/tormentas-electricas/. Última edición: 12 junio, 2024. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 12 junio, 2024
Fecha de publicación: 6 noviembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)