Meteorología

Te explicamos qué es la meteorología, qué estudia esta ciencia y las ramas que la integran. Además, sus características y objetivos.

Meteorología
La meteorología suele estar presente en los medios de comunicación.

¿Qué es la meteorología?

La meteorología es la ciencia que estudia los fenómenos que tienen lugar en la atmósfera a corto plazo. Para ello, analiza parámetros como la temperatura, la humedad, la presión atmosférica, la intensidad de los vientos y las precipitaciones con el objetivo de comprender y predecir qué puede suceder con el tiempo meteorológico en el futuro cercano.

La meteorología suele informarse en medios de comunicación como televisión, periódicos y radios, y en las redes sociales. Ofrece pronósticos del clima a corto plazo para advertir a la población sobre las posibilidades de lluvias, las oleadas de calor o de frío y las eventuales tormentas u otros fenómenos meteorológicos que requieran tomar previsiones.

La información meteorológica se consigue gracias a la tecnología satelital y los radares que monitorean los distintos elementos del clima, y a la información que proveen las estaciones meteorológicas que se encuentran sobre la superficie. Con toda esa información, los meteorólogos elaboran sus informes, previsiones y pronósticos. 

¿Meteorología o climatología? La meteorología se centra en predecir el comportamiento atmosférico en el corto plazo, mientras que la climatología estudia los cambios en la atmósfera durante largos períodos de tiempo (por lo menos 30 años). La labor de la climatología es estudiar los modelos climáticos del pasado, presente y futuro. De esta manera, permite comprender el devenir del clima en el mundo y puede anticipar efectos a largo plazo, por lo que su objeto de estudio es mucho más estadístico y global que predictivo a corto plazo.

¿Qué estudia la meteorología?

La meteorología es la disciplina científica que estudia la atmósfera de la Tierra y los fenómenos atmosféricos que la afectan. Los meteorólogos se centran en comprender y predecir los cambios en el tiempo meteorológico y en proporcionar información sobre las condiciones atmosféricas actuales.

Su objeto de estudio es todo lo concerniente a la climatología y a la previsión del tiempo meteorológico. También se ocupa de los efectos de la radiación solar en la atmósfera terrestre y el comportamiento del agua (líquida, sólida o gaseosa).

Fenómenos meteorológicos

Meteorología
La lluvia puede darse como una breve llovizna hasta un chaparrón torrencial.

Los elementos atmosféricos estudiados por la meteorología son:

  • Temperatura. Es la cantidad de calor de la atmósfera. Junto con las lluvias, es el principal elemento informativo del pronóstico meteorológico. Cuando la temperatura es muy baja o muy elevada, es necesario alertar a la población para que tome medidas de prevención.
  • Lluvia. Es la caída de gotas de agua desde la atmósfera hacia la superficie terrestre. Puede darse en diversas intensidades, desde una llovizna hasta un chaparrón torrencial en forma de tormenta. Cuando las temperaturas son muy bajas puede producirse en forma de nieve. A veces también la lluvia cae como piedras de hielo de distinto tamaño (fenómeno meteorológico denominado “granizo”).
  • Humedad. Es la cantidad de vapor de agua disponible en la atmósfera. Es importante su monitoreo porque un aumento de la humedad puede producir precipitaciones en el corto plazo.
  • Presión atmosférica. Es el peso del aire. Se la monitorea porque cuando la presión atmosférica es muy baja, las temperaturas suelen ser elevadas y además pueden pronosticar tormentas de variada intensidad. 
  • Viento. Es el aire en movimiento producido por las diferencias de temperatura y presión atmosférica.
  • Niebla. Es la formación de nubes bajas en la superficie terrestre. Suelen reducir la visibilidad y es fundamental conocer su ubicación para la circulación vehicular en rutas y autopistas.

Equipos e instrumentos meteorológicos

Meteorología
Las estaciones meteorológicas registran el clima cada tres horas y en tiempo real.

El instrumental utilizado en la meteorología se puede agrupar en dos tipos:

Las estaciones meteorológicas

Las estaciones meteorológicas son emplazamientos destinados al registro constante en tiempo real de las condiciones atmosféricas de una región específica, y están equipadas con diversos instrumentos de medición:

  • Anemómetro. Mide la velocidad del viento.
  • Veleta. Indica la dirección del viento en base a los puntos cardinales.
  • Barómetro. Mide la presión atmosférica.
  • Heliógrafo. Registra la cantidad de energía solar que impacta la superficie terrestre.
  • Higrómetro. Mide la humedad ambiental.
  • Pluviómetro. Mide la cantidad de lluvia caída.
  • Termómetro. Mide la temperatura del aire.

Los satélites meteorológicos

Los satélites artificiales en órbita alrededor del planeta ofrecen, en su conjunto, una visión global del sistema meteorológico de la Tierra. Además de supervisar el clima, registran otros índices y fenómenos, como la contaminación, las corrientes oceánicas, las tormentas tropicales, etc.

Ramas de la meteorología

meteorología
La macrometeorología aspira a contemplar el clima en todo el planeta.

Las principales ramas de la meteorología son:

  • Meteorología sinóptica. Se dedica a la predicción del clima futuro, mediante la observación continua y en tiempo real de la atmósfera. Busca comprender los sistemas meteorológicos para poder prever el tiempo a corto plazo.
  • Macrometeorología. Se distingue de la sinóptica en que su enfoque es mucho más abarcativo. Busca analizar el clima en el planeta completo, comprendido como un sistema de flujos e interacciones a nivel global.
  • Mesometeorología. Estudia las condiciones meteorológicas a escala media, es decir, en un área de hasta 2000 kilómetros cuadrados.
  • Micrometeorología. Estudia las condiciones meteorológicas en una pequeña área de 2 kilómetros cuadrados como máximo.
  • Hidrometeorología. Se concentra en las dinámicas del agua (gaseosa, líquida o sólida) en la atmósfera: lluvias, nevadas, vapor atmosférico, etc.

Existen otras vertientes de esta ciencia, aplicadas a áreas puntuales de la actividad humana, como la meteorología aeronáutica, la meteorología agrícola y la meteorología marítima, entre otras.

Historia de la meteorología

La observación y registro de fenómenos atmosféricos es una actividad que diversas culturas realizan desde la Antigüedad.

En la antigua Grecia la meteorología comenzó a adquirir una base teórica sólida cuando Aristóteles, en el siglo IV a.C., escribió su obra Meteorológicos. En esta obra Aristóteles clasificó y describió fenómenos como las lluvias, los vientos y los relámpagos, aunque sus explicaciones tenían una perspectiva más filosófica que climática.

La meteorología creció junto con las ciencias humanas hasta que en 1735 el científico George Hadley pudo describir la circulación del aire y los vientos. Esto sentó las bases para para entender el complejo sistema de relaciones entre el aire, el sol y el agua y cómo afectan el clima en la Tierra.

En el siglo XIX muchos científicos se dedicaron a la comprensión del mecanismo atmosférico desde distintas perspectivas. Entre ellos se destacan Gaspard-Gustave Coriolis y William Ferrel.

La incorporación de la electrónica y la computación a las ciencias meteorológicas permitió la formulación de modelos climáticos complejos y el procesamiento de enormes volúmenes de información. Los satélites artificiales y la observación extraplanetaria completaron el cuadro de la meteorología contemporánea.

¿Por qué es importante la meteorología?

La meteorología permite alertar a tiempo a las poblaciones respecto de fenómenos climáticos extremos como los huracanes, tormentas o tornados.

Los sistemas de prevención y alerta temprana de este tipo de fenómenos dependen de la información meteorológica para poder tomar acciones de precaución con la población que podría verse afectada. Conocer la formación y trayectoria de eventos meteorológicos extremos le permite a la población ponerse a salvo y resguardar su vida a tiempo.

Su asociación con otras actividades económicas humanas resulta de gran ayuda para la planificación productiva y comercial. La meteorología puede aplicarse en el área agrícola pero también en otras actividades como el transporte marítimo y aerocomercial, y la industria.

Referencias

Sigue con:

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Meteorología". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/meteorologia/. Última edición: 28 febrero, 2024. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 28 febrero, 2024
Fecha de publicación: 14 marzo, 2019

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)