Contaminación

Te explicamos qué es la contaminación y cuáles son sus causas y consecuencias. Además, sus características generales y soluciones.

contaminación
En el ambiente existen constantemente agentes nocivos para los seres vivos.

¿Qué es la contaminación?

La contaminación es la presencia en el ambiente de sustancias o materiales que causan efectos adversos directos o indirectos en la salud humana y en los seres vivos en general.

Se produce cuando los ecosistemas naturales no pueden absorber y eliminar las sustancias que reciben, y se comienzan a acumular. La contaminación puede tener efectos graves y duraderos en las personas, la fauna, la flora, el suelo y el agua.

La contaminación puede ser causada por muchas actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, la producción y eliminación de residuos, el uso de agroquímicos en la agricultura y la actividad industrial. 

La contaminación puede clasificarse según los medios en los que se concentra: el aire, el suelo o el agua. En las últimas décadas también se ha clasificado la contaminación dependiendo del aspecto del ecosistema que modifica: lumínica, acústica, o térmica.

Causas de la contaminación

Contaminación - basura
La acumulación de plásticos en el agua del mar representa un grave problema ambiental.

Desde la Revolución Industrial, en los siglos XVIII y XIX, la contaminación se ha intensificado en todo el mundo. Con la aparición de la máquina de vapor y otros avances tecnológicos, se produjo un aumento significativo en la producción industrial y la quema de combustibles fósiles.

Durante este período, las industrias comenzaron a producir en masa, lo que llevó a un aumento de residuos y contaminantes. Además, la quema de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo, aumentó significativamente. A fines del siglo XIX ya había muchas ciudades, principalmente en Europa, que comenzaban a mostrar elevados niveles de contaminación del aire, del suelo y de sus aguas.  

Durante el siglo XX la contaminación se intensificó en todo el mundo. El aumento de la población mundial generó la necesidad de producir más alimentos, y la cantidad de agroquímicos que se utilizan en la práctica de la agricultura intensiva elevó también los niveles de contaminación. 

Por otro lado, el aumento de los patrones de consumo de los países más desarrollados tuvo como consecuencia un aumento considerable de la producción industrial, lo que impactó de forma negativa sobre los ambientes, en especial, en las grandes ciudades. 

En la actualidad, los niveles de contaminación que experimenta el planeta son alarmantes, y producen alteraciones ecológicas y ambientales que afectan a todo el conjunto de los seres vivos que habitan la Tierra. 

Contaminación atmosférica

Contaminación atmosférica
La contaminación atmosférica es una de las principales problemáticas ambientales.

La contaminación atmosférica es la presencia de sustancias tóxicas y contaminantes en la atmósfera, que pueden afectar a los seres humanos, los ecosistemas y el clima. Se produce principalmente por la quema de combustibles fósiles, la industria, la agricultura, el transporte y la producción de energía.

Los principales gases contaminantes emitidos por estas actividades son:

  • Dióxido de carbono (CO₂). Es uno de los principales gases de efecto invernadero que se emite a la atmósfera. Se produce por la quema de combustibles fósiles como el petróleo, el gas natural y el carbón.
  • Metano (CH₄). Es otro gas de efecto invernadero muy importante. Se produce por la descomposición de la materia orgánica. La materia fecal de los animales por la práctica de la ganadería y la acumulación de residuos orgánicos son la principal fuente de emisión de metano del planeta. 
  • Monóxido de carbono (CO). Es un gas inodoro e incoloro que se emite principalmente por la combustión incompleta de combustibles en vehículos y equipos de calefacción.
  • Óxido de nitrógeno (NOx). Es emitido principalmente por vehículos, centrales eléctricas y la industria. Contribuye a la formación de smog y lluvia ácida.
  • Dióxido de azufre (SO₂). Es emitido principalmente por la industria. También contribuye a la formación de lluvia ácida. 
  • Clorofluorocarbono (CFC). Es emitido por aparatos de refrigeración, como heladeras y aires acondicionados, y por aerosoles. Su emisión prácticamente se ha detenido porque se comprobó que afectaba negativamente a la capa de ozono

Contaminación del suelo

Todos los seres vivos dependen del equilibrio orgánico e inorgánico del suelo, ya que de él nacen las plantas, que inician la cadena alimenticia. La contaminación del suelo puede producir efectos negativos en las plantas y animales, y también en las personas que consuman alimentos producidos en los suelos contaminados. 

La contaminación del suelo se produce principalmente por: 

  • Los vertidos de desechos tóxicos. El tratamiento inadecuado de productos químicos, metales y aceites puede contaminar seriamente al suelo
  • El uso de agroquímicos. La utilización inadecuada de herbicidas, pesticidas y fertilizantes en la agricultura es una de las principales causas de contaminación del suelo en los ambientes rurales. 

La presencia de tóxicos en el suelo también puede tener como consecuencia la contaminación hídrica de las capas de agua subterráneas.

Contaminación hídrica

contaminación hídrica
Las fábricas suelen utilizar los ríos para desechar sustancias químicas.

La contaminación del agua es la presencia de sustancias o materiales en el agua que pueden causar efectos adversos en la salud humana, la vida acuática y el ambiente en general. 

Se considera que el agua está contaminada cuando no es apta para el consumo de seres humanos ni de animales. Desde el comienzo de la industrialización, las fábricas utilizaron los ríos para desechar sustancias químicas producto de su actividad económica. Esto incrementó, en los últimos dos siglos, los niveles de contaminación hídrica en todo el mundo.

Muchas ciudades también depositan sus desechos cloacales en el agua. Cuando estos desechos no tienen el tratamiento adecuado, pueden contener bacterias, virus y productos químicos muy peligrosos para la salud. Varias de las epidemias más graves de la historia iniciaron por el consumo de agua contaminada, como la epidemia de cólera en París a mediados del siglo XIX. 

Contaminación radiactiva

contaminación radiactiva
La contaminación radiactiva afecta la genética de los seres vivos.

La contaminación radiactiva es causada principalmente por industrias asociadas a la energía nuclear, pero también por el uso militar de bombas nucleares cuya contaminación radiactiva persiste mucho tiempo después de su detonación. La contaminación radiactiva puede producirse también por accidentes nucleares, como el de Chernóbil en 1986. 

La exposición a altos niveles de radiación puede causar quemaduras en la piel y dañar el material genético de las células. Esto último produce enfermedades y malformaciones genéticas que pueden ser transmitidas por generaciones. En Japón, en la actualidad, siguen naciendo personas con malformaciones genéticas como consecuencia de la detonación de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki en 1945. 

Contaminación lumínica

contaminación lumínica
La contaminación lumínica no permite ver el cielo nocturno tal cual es.

La contaminación lumínica es el exceso de luz artificial en el ambiente. Esto puede producir consecuencias negativas en la salud humana y en los animales. Además de impedir ver el cielo nocturno, provoca desórdenes de los ritmos y ciclos de sueño en las personas y afecta de manera significativa los ecosistemas nocturnos, debido a que numerosas especies animales dependen de los ciclos de luz y oscuridad para su equilibrio biológico.

La principal causa de la contaminación lumínica es la iluminación artificial utilizada en ciudades y áreas urbanas, como las luces de las calles, edificios, monumentos y los letreros luminosos.  

Contaminación térmica

La contaminación térmica se define como el aumento de la temperatura del aire o del agua como consecuencia de las actividades humanas. La emisión de calor de las fábricas y la construcción de infraestructura urbana, como calles y autopistas, aumenta la temperatura ambiente y genera contaminación térmica. 

La eliminación de árboles y bosques y de elementos que proveen sombra también contribuye al incremento de la contaminación térmica. El aumento de la temperatura del agua en ríos, lagos y océanos también puede ser causado por la eliminación de árboles, la urbanización y el uso de agua para enfriar plantas de energía nuclear y otros procesos industriales.

La contaminación térmica puede tener efectos adversos en la salud de los seres vivos y las personas. Puede provocar la muerte de especies acuáticas, la disminución de la calidad del agua y la proliferación de algas. El aumento de la temperatura del aire puede producir enfermedades respiratorias en las personas e incluso muertes por olas de calor en los meses de verano. 

Consecuencias de la contaminación

La contaminación es una de las mayores amenazas para la vida en el planeta. Afecta tanto a los seres humanos como a los animales y plantas. Los efectos de la contaminación pueden manifestarse de manera inmediata, pero también a largo plazo.

La exposición a gases tóxicos puede causar problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. La contaminación del aire también puede afectar a los cultivos y la biodiversidad y provocar cambios en los patrones y ciclos climáticos.

También puede producir deterioro en la vida acuática. Los desechos industriales y domiciliarios pueden contaminar ríos, lagos y océanos, y hacer que el agua sea tóxica para los animales y los humanos. La ingestión de agua contaminada puede causar enfermedades como cólera, disentería y fiebre tifoidea.

Por su parte, los productos químicos tóxicos y los residuos peligrosos pueden infiltrarse en el suelo y afectar los cultivos y la vida animal. Los seres humanos también pueden verse afectados al comer alimentos contaminados. 

Además, la contaminación puede afectar la biodiversidad al alterar los ecosistemas naturales y reducir la capacidad de los seres vivos para adaptarse a los cambios ambientales. La contaminación también puede afectar el equilibrio ecológico al alterar los ciclos naturales de los nutrientes y del agua.

Posibles soluciones para la contaminación

contaminación
El hecho de transportarse en bicicleta ayuda a reducir la contaminación.

Desde la cumbre de Estocolmo en 1972, los Estados de todo el mundo se reúnen periódicamente para diseñar estrategias de reducción de los niveles de contaminación a escala global. Sin embargo, en las últimas décadas las condiciones ambientales del planeta empeoraron sistemáticamente. Esto se debe a que las empresas no cumplen con sus metas de reducción de contaminación, y los controles por parte del Estado son deficientes. 

Algunas de las estrategias que los especialistas en contaminación ambiental sugieren para mejorar las condiciones de vida en el planeta son: 

  • Promover el uso de energías renovables. Energías como la solar o la eólica, en detrimento de los combustibles fósiles, pueden contribuir a disminuir los niveles de contaminación atmosférica.
  • Fomentar la eficiencia energética. El uso de tecnologías más limpias y sostenibles en la industria puede contribuir a disminuir la producción y emisión de gases contaminantes que se producen por la producción de energía eléctrica y combustibles.
  • Implementar medidas de reciclaje y gestión adecuada de residuos. Mejorar la gestión de los residuos puede contribuir a reducir la cantidad de desechos urbanos y minimizar su impacto ambiental.
  • Promover la educación ambiental. Prácticas educativas enfocadas en la educación ambiental contribuyen a reforzar la importancia del cuidado del ambiente tanto en las escuelas como en los ámbitos públicos y privados.
  • Fomentar la investigación. El desarrollo de tecnologías más avanzadas y menos contaminantes, así como la implementación de políticas públicas para regular y controlar las emisiones contaminantes, también puede contribuir a mejorar las condiciones ambientales del planeta. 
  • Disminuir la utilización de los automóviles particulares. Fomentar el uso del transporte público y de vehículos como las bicicletas contribuye a que haya menos automóviles en las calles y disminuyan las emisiones de gases contaminantes. 

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar?

"Contaminación". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/contaminacion/. Última edición: 19 febrero, 2024. Consultado: 24 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 19 febrero, 2024
Fecha de publicación: 16 mayo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)