Segunda Guerra Mundial

Te explicamos qué fue la Segunda Guerra Mundial y los países que intervinieron. Además, sus antecedentes, etapas y consecuencias.

La Segunda Guerra Mundial fue el mayor conflicto bélico de la historia.

¿Qué fue la Segunda Guerra Mundial?

La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto armado global que tuvo lugar entre 1939 y 1945, en el que se enfrentaron las grandes potencias de la época y que involucró a más de 72 países. 

Se la considera la mayor contienda bélica de la historia de la humanidad, por la cantidad de naciones involucradas, las dimensiones territoriales del conflicto, la magnitud de destrucción y muertes, el armamento bélico empleado y sus consecuencias históricas.

En la Segunda Guerra Mundial se enfrentaron dos bandos: 

Decenas de países se fueron incorporando a la contienda durante los seis años que duró la guerra, y se alinearon con uno de los bandos.

El conflicto estuvo causado por múltiples factores, entre los cuales se destacan la crisis económica y política que atravesó Europa en el Período de Entreguerras, el capitalismo nacionalista e imperialista de las grandes potencias europeas y el ascenso de los regímenes fascistas y totalitaristas en Italia y Alemania.  

Durante la Segunda Guerra Mundial, además de la muerte de soldados en los frentes de batalla, murieron millones de civiles por el continuo bombardeo aéreo de ciudades y campos. En este contexto también se perpetuó el Holocausto, que implicó el exterminio sistemático y masivo de 6 millones de judíos en manos del partido nazi alemán

Y, al finalizar la guerra, Estados Unidos arrojó las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, que se llevaron la vida de cientos de miles de civiles. 

Preguntas frecuentes

¿Por qué se produjo la Segunda Guerra Mundial?

Entre las principales causas de la Segunda Guerra Mundial se encuentran la competencia entre los países europeos y su inversión en la industria bélica, el descontento de algunos países por el ordenamiento del mapa europeo luego de la Primera Guerra Mundial, el nacionalismo exacerbado y la expansión de los movimientos fascistas.

¿Quién ganó la Segunda Guerra Mundial?

La Segunda Guerra Mundial fue ganada por el bando de los Aliados, que estaba integrado por Francia, Reino Unido, Unión Soviética, Estados Unidos y China, y era apoyado por más de treinta países de todo el mundo.

¿Cómo fue la Segunda Guerra Mundial?

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto militar más destructivo de la historia debido a la cantidad de muertes, la magnitud de la destrucción material y la eficacia de la tecnología bélica. Tuvo frentes de guerra en diferentes partes del mundo (Europa, Asia, el norte de África y los océanos Atlántico y Pacífico) y fue escenario de atrocidades terribles como el Holocausto judío por parte del gobierno alemán nazi.

¿Cuáles fueron las batallas más importantes de la Segunda Guerra Mundial?

Entre las batallas más importantes de la Segunda Guerra Mundial se encuentran la caída de Francia (1940), la batalla de Moscú (1941-1942), la batalla de Midway (1942), la batalla de Stalingrado (1942-1943), el desembarco de Normandía (1944) y la toma de Berlín (1945).

¿Cuáles fueron las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial?

Las principales consecuencias de la Segunda Guerra Mundial fueron la muerte de casi setenta y cinco millones de personas (civiles y soldados), la deconstrucción de los imperios coloniales europeos (descolonización de Asia y África), la caída de los regímenes fascistas en Europa, el deterioro de la hegemonía de los países europeos en la política internacional y la consolidación de Estados Unidos y la Unión Soviética como potencias políticas y económicas a nivel mundial.

Antecedentes de la Segunda Guerra Mundial

En la década de 1930 se vio el ascenso de los regímenes totalitarios fascistas.

Desde comienzos del siglo XX, Europa estuvo atravesada por tensiones que desencadenaron en la Primera Guerra Mundial (1918-1918) y persistieron durante las décadas de 1920 y 1930. Las tensiones estuvieron marcadas por la competencia de las potencias imperialistas europeas por territorios, recursos y hegemonía política. Se pueden identificar diferentes circunstancias que llevaron a desencadenar el conflicto.

Causas económicas

Entre las principales causas económicas, se pueden destacar:

  • La Gran Depresión. Durante la década de 1930 las potencias de la época atravesaron la primera gran crisis capitalista de la historia. Entre 1929 y 1932, la producción mundial cayó un 40 %; los intercambios comerciales un 30 % y los precios un 60 %. Esto generó el cierre de empresas e industrias que, a su vez, desencadenó en un aumento inédito del desempleo: 15 millones de personas desocupadas en Estados Unidos, 6 millones en Alemania y 3 millones en Gran Bretaña.
  • La intervención estatal. Ante la crisis económica, los países comenzaron a aplicar medidas de proteccionismo y fuerte intervención estatal, guiadas por la doctrina del economista John Keynes. Con el fin de movilizar a las economías estancadas, los gobiernos incrementaron su gasto público estatal para invertir en sus industrias nacionales, aumentaron los impuestos aduaneros con el fin de reducir las importaciones, incentivar las exportaciones y controlar el flujo de capitales. 
  • La inversión en la industria bélica. En este contexto, muchos Estados fomentaron el desarrollo de sus industrias bélicas que, además de generar empleo y movilidad económica, producían tecnología y bienes valiosos en el contexto de las tensiones políticas. Por otro lado, estas industrias necesitaban materias primas (caucho, petróleo, minerales, etc.), que muchos países no tenían dentro de sus territorios, lo que exacerbó los reclamos territoriales de diferentes países europeos.

Causas políticas

 Entre las principales causas políticas, se pueden mencionar:

  • El reordenamiento del mapa europeo. Los países vencedores de la Primera Guerra Mundial impusieron un reordenamiento político del mapa europeo. Se disolvieron el Imperio otomano y el Imperio austrohúngaro y, en su lugar, se crearon nuevos Estados nacionales: Austria, Hungría, Polonia, Checoslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia y Yugoslavia. Sin embargo, en las décadas siguientes estos países estuvieron en un conflicto permanente al reclamar territorios invocando razones nacionalistas (como la lengua, la religión o las prácticas culturales).
  • Los intereses territoriales. Por otro lado, las diferentes potencias tenían sus propios reclamos territoriales. La URSS quería recuperar los países bálticos (perdido con el Tratado de Brest-Litovsk) y buscaba controlar territorios ucranianos; Italia exigía territorios en los Balcanes; y Alemania reclamaba territorios en el Báltico y en Polonia. Por otro lado, Estados Unidos, China, Japón y la URSS se disputaban el control de islas asiáticas para aumentar su poder comercial en el océano Pacífico. 

Causas ideológicas

Además, se pueden destacar causas ideológicas:

  • El nacionalismo, el racismo y el fascismo. En el contexto de crisis económica, desempleo, tensiones políticas y reclamos territoriales, se exacerbó el nacionalismo de las diferentes poblaciones europeas. Las minorías étnicas o raciales comenzaron a ser despreciadas y culpadas de la falta de empleo y recursos, y se crearon medidas administrativas en diferentes países europeos que discriminaban a la población según su origen o raza. Apareció el fascismo como una opción política que integraba la unidad nacional en torno a un Estado gobernado por un partido único con un líder carismático. En Alemania, el nacionalsocialismo construyó una imagen racista de la humanidad, en la que la raza aria se consideraba superior y, como tal, debía imponerse sobre el resto de las naciones (al expandir el Estado alemán) y sobre las minorías que vivían en el territorio del Estado alemán. En este contexto, el antisemitismo se convirtió en eje de la ideología nazi. 
  • La disputa entre el fascismo y el comunismo. Ante el éxito de la revolución comunista en la URSS, los partidos fascistas de Italia y Alemania se posicionaron como defensores del capitalismo occidental. Ante su fuerte ideología anticomunista, los democracias liberales del resto de los países europeos dejaron actuar a los líderes fascistas. En los primeros años, se abstuvieron de intervenir en las agresiones expansionistas con la esperanza de que constituyeran una fuerza de choque contra el comunismo ruso. 

Desencadenantes de la Segunda Guerra Mundial

En 1939, Alemania invadió Polonia y los Aliados le declararon la guerra.

Durante la década de 1930, se comenzaron a ver las limitaciones de la Sociedad de las Naciones y su ineptitud para neutralizar los conflictos internacionales. 

Desde el ascenso de Hitler, Alemania gradualmente dejó de cumplir lo estipulado en el Tratado de Versalles: incrementó su política de rearme, restauró el servicio militar obligatorio y militarizó las regiones que debían permanecer desmilitarizadas. 

En 1935, Francia y la URSS firmaron un pacto militar de mutua defensa para prevenir el avance alemán sobre sus fronteras. En 1936, Italia ocupó la capital de Abisinia (reino limítrofe de sus colonias en África). Francia y Gran Bretaña buscaron imponerle sanciones económicas a través de la Sociedad de las Naciones. 

En respuesta, Italia y Alemania firmaron el acuerdo Eje Roma-Berlín y se consolidaron como aliados en el centro de Europa. En 1938 y 1939, Alemania continuó su política expansionista y anexó Austria, la región de los Sudetes y comenzó su invasión a Checoslovaquia. Por otro lado, en 1939 Italia invadió Albania, que estaba en control de la URSS. 

En ese contexto, la URSS firmó un pacto de “no agresión” con Alemania. Entre sus cláusulas secretas, el acuerdo estableció una futura división de Polonia entre ambas potencias. 

Con la seguridad de que la URSS no intervendría, el 1 de septiembre de 1939, Alemania comenzó su invasión militar a Polonia. En respuesta, Francia y Gran Bretaña abandonaron la postura pasiva y declararon la guerra a Alemania.

Alianzas de la Segunda Guerra Mundial

En 1936, Mussolini y Hitler firmaron el acuerdo que fundó la coalición del Eje.

Las fuerzas en contienda fueron, principalmente, las de las potencias europeas, asiáticas y Estados Unidos, divididos en dos bloques políticos e ideológicos:

  • El Eje. Era una coalición formada por Alemania, Italia y Japón. Tuvieron como socios a naciones como Hungría y Rumania, y fueron apoyados por otros países, que no intervinieron directamente en la guerra.
  • Los Aliados. Estaban liderados por Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética. Con ellos se alinearon los países que sufrieron invasiones de las potencias del Eje, como Polonia, China, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Yugoslavia, entre otros. Además, tuvieron el apoyo de otros Estados que no se involucraron de manera directa. 

Líderes de la Segunda Guerra Mundial

Las potencias enfrentadas –sobre todo las del Eje, de carácter totalitario–, estaban dirigidas por:

  • Adolf Hitler. Fue el líder político fascista de Alemania entre 1933 y 1945. Llevó a cabo los movimientos militares que desencadenaron la Segunda Guerra Mundial y fue responsable principal del Holocausto.
  • Benito Mussolini. Fue el líder político fascista de Italia entre 1922 y 1945. Estableció un régimen totalitario y se alió con Hitler durante la guerra. 
  • Hirohito. Fue el emperador de Japón desde 1926 hasta su muerte, en 1989. Aunque se alió con las potencias derrotadas en la guerra, no fue juzgado y mantuvo el poder. Es reconocido por la profunda transformación que convirtió a Japón en una potencia económica mundial. 
  • Winston Churchill. Fue el primer ministro de Gran Bretaña entre 1940 y 1945 (y luego entre 1951 y 1955). Es reconocido por el importante papel que jugó en el devenir de la Segunda Guerra Mundial y se lo considera el forjador de la “Gran Alianza” entre EE. UU., Francia, Gran Bretaña y la URSS. 
  • Iósif Stalin. Fue el dictador comunista de la URSS entre 1922 y 1952, y el responsable de convertir a la URSS en una superpotencia política y económica a nivel mundial.
  • Charles De Gaulle. Fue un líder militar francés clave durante la Segunda Guerra Mundial. Dirigió la resistencia francesa durante el período de ocupación alemana. Estuvo a cargo del gobierno provisional entre 1944 y 1946 y logró que se reconociera a Francia como una potencia vencedora en los tratados de posguerra.  
  • Franklin Roosevelt. Fue el presidente de EE. UU. entre 1933 y 1945. Creó las políticas que sacaron al país de la depresión económica y desde 1939 fue convenciendo al Congreso de implicarse en el conflicto para apoyar a las democracias liberales.  

Frentes de la Segunda Guerra Mundial

Luego del bombardeo a Pearl Harbor (Hawaii), Estados Unidos ingresó en la guerra.

Los principales frentes de guerra fueron:

  • Frente occidental. Involucró territorios de Italia, Francia, Holanda, Bélgica, Gran Bretaña y Noruega. 
  • Frente oriental. Se disputó en regiones de la URSS, Polonia, Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania y los Balcanes. 
  • Océano Pacífico. Abarcó territorios insulares y marítimos del océano desde Japón hasta Australia y desde China hasta Hawaii.
  • Norte de África. Implicó el área que va desde Túnez hasta Egipto y desde el mar Mediterráneo hasta el desierto del Sahara. 
  • Puntos estratégicos. Además, hubo batallas por el control de algunos territorios específicos en el océano Índico, en el Ártico, en el centro de África y en el Río de la Plata. 

Etapas de la Segunda Guerra Mundial

Con el desembarco en Normandía, los Aliados lanzaron su mayor contraofensiva.

Se pueden distinguir tres etapas de la Segunda Guerra Mundial:

Triunfos del Eje (1939-1941)

La primera etapa de la guerra se caracterizó por  las sucesivas victorias de las fuerzas del Eje en Europa central y occidental, con las conquistas de Noruega, Dinamarca, Francia, Bélgica, Países Bajos, Yugoslavia y Grecia, así como la expansión de las fuerzas fascistas en el Norte de África. En 1941, Alemania rompió el pacto de no agresión e invadió la URSS. 

Por su parte, Japón invadió China y en 1941 inició su expansión en Asia oriental: Malasia, Filipinas, Hong Kong, Tailandia, Indochina y varios territorios insulares del Pacífico. Con el ataque a Hawaii, Estados Unidos decidió intervenir en el conflicto.

Equilibrio de fuerzas (1942-1943)

Con los triunfos expansionistas del Eje, la URSS y Estados Unidos entraron en guerra. En 1942, en los diferentes frentes de guerra, las batallas de El Alamein, Midway y Stalingrado detuvieron el avance de las tropas del Eje y la guerra entró en un período de equilibrio de fuerzas. Los estadounidenses detuvieron a los japoneses en el frente del Pacífico. 

En el Frente Occidental, los Aliados bombardearon Alemania desde el aire e invadieron Italia desde el sur. En el Frente Oriental, los soviéticos lograron expulsar a los alemanes de la URSS e invadieron Polonia. Entre 1941 y 1944, se organizó la resistencia en todos los países ocupados por las potencias del Eje. 

Victoria de los Aliados (1944-1945)

En el Frente Occidental, los Aliados lograron recuperar Francia y atacar Alemania desde la frontera. Los italianos fueron vencidos y en su intento de escape, Mussolini fue arrestado por la resistencia y fusilado. Desde 1944, los soviéticos organizaron una ofensiva final contra Alemania: invadieron Rumania, Hungría, Bulgaria y Yugoslavia. En 1945, lograron tomar Berlín. 

Ante la derrota, Hitler se suicidó y los alemanes se rindieron. En el Frente del Pacífico, tras sangrientas batallas los japoneses fueron arrinconados por los estadounidenses. 

El 6 y el 9 de agosto de 1945, Estados Unidos arrojó dos bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, que causaron decenas de miles de muertes civiles, y obligó a Japón a firmar la rendición final.

Fin de la Segunda Guerra Mundial

En la Conferencia de Yalta, Churchill, Roosevelt y Stalin acordaron los términos de posguerra.

Durante el último período de la guerra, los dirigentes de los países aliados tuvieron una serie de reuniones para delinear las bases de los acuerdos de posguerra.

En febrero de 1945, se celebró la Conferencia de Yalta, a la que asistieron los máximos dirigentes aliados: Winston Churchill (Gran Bretaña), Franklin Roosevelt (Estados Unidos) y Iósif Stalin (URSS). Allí resolvieron:

  • La repartición de Alemania, entre Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y la URSS.
  • El sometimiento de Polonia y Yugoslavia bajo influencia de la URSS.
  • La creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en reemplazo de la Sociedad de las Naciones.

En julio, los dirigentes se volvieron a reunir en la Conferencia de Potsdam. Esta vez, quedaron manifiestos los intereses contrapuestos de los países Aliados. La URSS controlaba la mayor parte de la Europa oriental y había implementado el sistema comunista. En cambio, Estados Unidos y Gran Bretaña defendían el capitalismo en Europa occidental y los territorios que controlaban en África y Asia. 

En 1946, se celebró la Conferencia de París y se firmó la paz con Italia, Rumania, Bulgaria, Hungría y Finlandia. Alemania, en cambio, no firmó ningún tratado de paz, sino que fue directamente intervenida por los países aliados. 

El holocausto

Holocausto - Segunda Guerra Mundial
El Holocausto fue el proceso de exterminio sistemático y masivo de personas judías.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el partido nacionalsocialista que gobernaba Alemania llevó a cabo el exterminio sistemático y masivo de personas debido a su religión u origen étnico. A este proceso se lo conoce como “Holocausto” o “Shoá” (en hebreo). 

Desde 1933, con el ascenso de Hitler y su partido al poder, se comenzaron a tomar medidas para imponer la ideología nazi en el resto de la población. A través de manifestaciones y propaganda masiva, se afirmaron por repetición los valores del partido: racismo, antisemitismo, anticomunismo y nacionalismo. Los nazis sostenían que debían asegurar la “pureza racial” de Alemania y tomaron medidas cada vez más violentas contra las minorías que eran parte de la sociedad alemana: desde la esterilización a personas por portar enfermedades hasta la persecusión directa de grupos sociales por su origen étnico (gitanos y eslavos), sexualidad (homoxuales) o religión (judíos). 

En 1935, se adoptaron las Leyes de Nuremberg, se negó a los judíos sus derechos básicos y se los empujó a abandonar el país o vivir en barrios separados (llamados guetos). Desde 1938, con la “noche de los cristales rotos'' la persecución se volvió más violenta; se saquearon los espacios de trabajo y viviendas de familias judías y se recluyeron más de 30 mil personas en campos de concentración

Con el estallido de la Segunda Guerra, las políticas racistas siguieron escalando en violencia. Hitler y el partido identificaron “el problema judío” como un asunto de urgente solución y diseñaron un sistema de exterminio masivo de personas. En las ciudades conquistadas, como Varsovia o Budapest, se encerró a la población judía en guetos. Se crearon nuevos campos de concentración en los que los prisioneros debían realizar trabajos forzados. 

En la Conferencia de Wansee de 1942, los altos funcionarios nazis proclamaron la “solución final al problema judío”: utilizar a toda la población judía para construir las rutas de abastecimiento que las tropas alemanas necesitaban en su invasión de la URSS. Muchos prisioneros murieron por las duras condiciones. 

Los sobrevivientes fueron enviados a los campos de concentración donde serían finalmente exterminados en cámaras de gas. Se calcula que entre 1942 y 1945 fueron asesinados más de 6 millones de personas judías

Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial

Entre las principales consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, se pueden destacar:

  • Un desastre demográfico. Por la guerra murieron entre 40 y 50 millones de personas. Esta mortandad estuvo causada por el uso de armamento cada vez más desarrollado, el bombardeo de ciudades y campos, las hambrunas crónicas y las políticas de exterminio masivas de civiles (como el Holocausto judío, la persecución a minorías étnicas y el uso de bombas atómicas). 
  • La destrucción material masiva. Los bombardeos aéreos de ciudades, industrias y campos fueron un arma clave en la contienda y generaron un nivel de destrucción nunca antes visto. El efecto económico fue incalculable y la reconstrucción llevó décadas. En Nagasaki e Hiroshima, tras el ataque con bombas nucleares, los japoneses además debieron convivir con la contaminación por radiación nuclear.
  • El declive de la hegemonía europea. Ante la destrucción material y humana en Europa, Estados Unidos y la URSS se alzaron como potencias económicas que, a su vez, comenzaron a competir entre sí por su influencia en Europa. Luego de la división del territorio alemán, Europa misma quedó dividida en dos grandes bloques bajo la influencia de las nuevas superpotencias: un bloque occidental-capitalista y un bloque oriental-comunista.
  • La defensa de los derechos civiles. En 1948, luego de la creación de la Organización de las Naciones Unidas, se aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Estos acuerdos entre múltiples países, buscaban defender los valores democráticos, garantizar los derechos civiles de las personas y apoyar la lucha por los derechos de las minorías sociales. Por otro lado, en la mayoría de los países se estableció el sufragio femenino. 
  • La descolonización de Asia y África. En las tres décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los países colonizados obtuvieron su independencia. Los movimientos nacionalistas locales pudieron luchar contra los gobiernos extranjeros de Francia, Gran Bretaña y Alemania y lograr su emancipación. 

Sigue con:

Referencias

  • Hobsbawn, E. J. (1998). Historia del siglo XX. Crítica.
  • Messenger, C. (1989). La Segunda Guerra Mundial. Norma
  • Tato, M. I., Bubello, J. P., Castello, A. M. y Campos, E. (2011). Historia de la segunda mitad del siglo XX. Estrada.
  • Weinberg, G. (2016). La segunda guerra mundial. Crítica.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Segunda Guerra Mundial". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/segunda-guerra-mundial/. Última edición: 16 noviembre, 2023. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 16 noviembre, 2023
Fecha de publicación: 2 mayo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)