Ataque a Pearl Harbor

Te explicamos qué fue el ataque japonés a Pearl Harbor y cómo provocó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Además, sus principales protagonistas.

El ataque a Pearl Harbor dañó a la flota estadounidense en el Pacífico.

¿Qué fue el ataque a Pearl Harbor?

El ataque a Pearl Harbor fue un ataque aéreo sorpresa de la Armada Imperial Japonesa sobre la base naval estadounidense en Pearl Harbor, en la isla de Oahu (Hawái). Sucedió el 7 de diciembre de 1941 y motivó el ingresó de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El gobierno japonés decidió el ataque a Pearl Harbor como parte de su política expansionista orientada a construir “una gran esfera de coprosperidad de Asia oriental”. Los militares nacionalistas habían alcanzado el poder en el Imperio del Japón y buscaban imponer la hegemonía japonesa en Asia y el Pacífico. En 1931 se había producido la invasión japonesa de Manchuria y en 1937 había comenzado la guerra chino-japonesa.

En 1940, Japón comenzó la ocupación de la Indochina francesa y firmó el Pacto Tripartito con la Alemania nazi y la Italia fascista. En 1941, Estados Unidos suspendió sus relaciones comerciales con Japón y las autoridades japonesas consideraron que para continuar la expansión en el Pacífico era necesario neutralizar a la flota estadounidense.

Si bien sabían que el ataque a Pearl Harbor llevaría a la guerra con Estados Unidos, las autoridades japonesas suponían que el daño provocado a la fuerza naval enemiga forzaría al gobierno de Estados Unidos a negociar la paz

Esto nunca sucedió y, a partir de la batalla de Midway en 1942, Estados Unidos comenzó a tomar ventaja. La guerra en el frente del Pacífico terminó cuando Estados Unidos arrojó dos bombas atómicas sobre territorio japonés (Hiroshima y Nagasaki) y forzó la rendición incondicional de Japón, firmada el 2 de septiembre de 1945.

Preguntas frecuentes

¿Por qué Japón atacó Pearl Harbor?

Luego de que Japón firmara el Pacto Tripartito con Alemania e Italia (1940) e invadiera la Indochina francesa (1940-1941), Estados Unidos le impuso sanciones económicas y un embargo comercial. Para que Estados Unidos no interfiriera en el plan de expansión japonés en el Pacífico, las autoridades japonesas decidieron atacar por sorpresa la principal base estadounidense en el Pacífico y debilitar su flota. Aunque eran conscientes de que esto provocaría una guerra con Estados Unidos, suponían que el gobierno estadounidense se vería obligado a pactar una paz negociada, cosa que finalmente no ocurrió.

¿Cuál fue la consecuencia del ataque a Pearl Harbor?

La consecuencia inmediata del ataque a Pearl Harbor fue la declaración de guerra por parte del gobierno estadounidense al Imperio del Japón el 8 de diciembre de 1941, lo que implicó el ingreso de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. La intervención de Estados Unidos en la guerra contribuyó decisivamente a la derrota de las potencias del Eje, tanto en el Pacífico como en Europa.

¿Fue exitoso el ataque a Pearl Harbor?

Al comienzo, el ataque japonés a Pearl Harbor logró debilitar a la flota estadounidense en el Pacífico. Sin embargo, algunos buques pudieron ser reparados y el gobierno estadounidense no se planteó negociar la paz con Japón. A mediados de 1942, los Aliados comenzaron a hacerse fuertes en el frente del Pacífico. La intervención estadounidense en la Segunda Guerra Mundial favoreció el triunfo aliado y llevó a la rendición incondicional de Alemania y Japón en 1945.

El contexto histórico

El Imperio del Japón comenzó su política de conquistas en Asia oriental a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Sin embargo, fue a partir de la invasión japonesa de Manchuria en 1931 y del creciente poder del sector militar en el gobierno de Japón que la actitud militarista y expansionista se intensificó.

En 1933 Japón se vio obligado a retirarse de la Sociedad de Naciones y en 1937 comenzó la ocupación del norte y el este de China, lo que dio inicio a la guerra chino-japonesa (1937-1945).

La ideología nacionalista y las necesidades económicas fomentaron el plan de construir un nuevo orden bajo hegemonía japonesa, que en 1940 recibió el nombre de “gran esfera de coprosperidad de Asia oriental”. El gobierno de Estados Unidos se mostró dispuesto a frenar la expansión japonesa mediante medidas económicas, al mismo tiempo que apoyaba con recursos materiales al gobierno de China.

En 1940 se produjeron dos hechos importantes:

  • la firma del Pacto Tripartito entre el Imperio del Japón, la Alemania nazi y la Italia fascista,
  • la invasión japonesa del norte de la Indochina francesa.

En 1941, Japón extendió la ocupación al sur de la Indochina francesa, y Estados Unidos le impuso un embargo comercial, con el apoyo del Reino Unido y los Países Bajos. En octubre de 1941, el ministro de Guerra de Japón, Hideki Tojo, partidario de entrar en guerra con Estados Unidos, fue nombrado primer ministro.

El ataque japonés a Pearl Harbor

El 7 de diciembre de 1941, la aviación japonesa atacó por sorpresa la base naval de Pearl Harbor en Hawái, donde se concentraba la flota de guerra estadounidense del Pacífico. Los ataques, planificados por el almirante Isoroku Yamamoto y autorizados por el primer ministro japonés, Hideki Tojo, comenzaron a las 7:55 de la mañana y terminaron aproximadamente a las 9:00.

Los buques de guerra anclados en el puerto fueron blanco fácil para los aproximadamente 360 aviones de guerra japoneses que participaron en el ataque. 

Los estadounidenses sufrieron 3400 bajas con más de 2400 muertes. El ataque dañó seriamente el poder naval y aéreo estadounidense en el Pacífico.

La declaración de guerra

Tras el ataque a Pearl Harbor, Franklin D. Roosevelt declaró la guerra a Japón.

El ataque a Pearl Harbor conmocionó al pueblo estadounidense y provocó que la opinión pública fuera favorable al ingreso de Estados Unidos en la guerra. El presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt consiguió que al día siguiente, el 8 de diciembre de 1941, el Congreso aprobara la declaración de guerra contra Japón.

Ese mismo día se publicó la declaración de guerra de Japón a Estados Unidos y el Reino Unido, pronunciada siete horas y media después del ataque a Pearl Harbor. De este modo, se abrió el frente del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial.

La falta de previsión de las autoridades militares estadounidenses ante un posible ataque japonés provocó duras críticas. Actualmente se considera que, si bien los militares estadounidenses eran conscientes de la probabilidad de un ataque japonés, no sabían cuándo ni dónde sucedería.

La guerra en el Pacífico fue inicialmente favorable al Imperio del Japón, que logró ocupar importantes territorios. A partir de la derrota japonesa en la batalla de Midway, en junio de 1942, la Marina estadounidense logró detener el avance japonés y pasó a la ofensiva

Las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki

Por los malos resultados militares japoneses, el primer ministro Hideki Tojo debió renunciar en julio de 1944. El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Este ataque tuvo como consecuencia alrededor de 70.000 muertes inmediatas y otras decenas de miles por efecto de las heridas y la radiación.

El 8 de agosto, la Unión Soviética declaró la guerra a Japón e invadió Manchuria y Corea. El 9 de agosto, Estados Unidos lanzó la segunda bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki, que provocó alrededor de 40.000 muertes inmediatas y muchas más por los efectos de la radiación.

Luego de los ataques a Hiroshima y Nagasaki, Japón firmó la rendición incondicional el 2 de septiembre de 1945 y este hecho se considera el final de la Segunda Guerra Mundial.

Protagonistas del ataque japonés a Pearl Harbor

Hideki Tojo (1884-1948)

El primer ministro japonés Hideki Tojo impulsó la guerra contra Estados Unidos.

Hideki Tojo fue un militar japonés que participó en la invasión japonesa de Manchuria en 1931, donde sus acciones militares ante las tropas chinas le permitieron ascender al rango de mayor general en 1933.

Partidario de ideas ultranacionalistas, pensaba que, ante la amenaza comunista y lo que veía como la decadencia del mundo anglosajón, había llegado el momento de construir el imperio japonés en Asia. Sus éxitos en la guerra con China lograron que su fama se extendiera entre los ambientes nacionalistas y militaristas.

En 1938 regresó a Tokio como viceministro de Guerra y en 1940 fue nombrado ministro de Guerra. En octubre de 1941 asumió el cargo de primer ministro y tomó la decisión clave de atacar a Estados Unidos y precipitar la entrada en guerra de Japón. 

Si bien los primeros éxitos militares correspondieron a los japoneses, los posteriores avances estadounidenses debilitaron su posición y se vio obligado a renunciar en julio de 1944.

Tras la rendición japonesa en septiembre de 1945, Tojo intentó quitarse la vida, fue apresado y finalmente fue juzgado como criminal de guerra en 1946. Fue ejecutado en la horca en 1948.

Hirohito (1901-1989)

Hijo del emperador Yoshihito, Michinomiya Hirohito ascendió al trono del Imperio del Japón tras la muerte de su padre en 1926. Aunque según las leyes japonesas era el depositario del poder ejecutivo y el jefe del ejército, en la práctica perdió su control tras la invasión japonesa de Manchuria en 1931. 

En adelante, la cúpula militar fue la que dirigió una política internacional cada vez más agresiva y expansionista. Hirohito legitimó con su aprobación las sucesivas agresiones que culminaron con el ataque sobre Pearl Harbor y la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial en diciembre de 1941.

Cuando la marcha de la guerra comenzó a ser adversa para Japón, Hirohito aprovechó las diferencias internas del bloque de poder en Tokio y consiguió forzar la renuncia del general Hideki Tojo al frente del gobierno en julio de 1944. Hirohito mantenía la esperanza de entablar conversaciones de paz con los Aliados.

Tras el lanzamiento de las bombas atómicas estadounidenses sobre Hiroshima y Nagasaki y la declaración de guerra de la Unión Soviética (URSS) a Japón en agosto de 1945, Hirohito anunció la rendición japonesa de acuerdo con las condiciones establecidas por los Aliados en la Conferencia de Potsdam. Estas condiciones garantizaban su mantenimiento en el trono imperial.

Los estadounidenses consideraron que el mantenimiento de la institución imperial era un requisito indispensable para lograr la cooperación con la potencia ocupante y la pacificación de la sociedad japonesa. Tras la guerra y hasta su muerte en 1989, Hirohito no jugó ningún papel político significativo en Japón.

Isoroku Yamamoto (1884-1943)

El almirante Isoroku Yamamoto planificó el ataque a Pearl Harbor.

El almirante Isoroku Yamamoto fue un militar japonés que impulsó el uso de portaaviones y aviones de combate por parte de la Armada Imperial Japonesa. En 1939 asumió el cargo de comandante en jefe de la Flota Combinada. En 1941 planificó el ataque a Pearl Harbor, que fue autorizado por el primer ministro Hideki Tojo y aprobado por el emperador Hirohito.

El plan de Yamamoto era debilitar a la flota estadounidense y evitar que se constituyera en un obstáculo para el expansionismo japonés en Asia y el Pacífico. Sin embargo, luego de que se produjera el ataque a Pearl Harbor, Estados Unidos declaró la guerra a Japón. 

Las fuerzas armadas estadounidenses se reforzaron y, a partir de la batalla de Midway en 1942, lograron imponerse a la Armada Imperial Japonesa. Yamamoto murió en 1943, cuando un escuadrón de aviones de combate estadounidenses derribó el avión en el que viajaba sobre la isla de Bougainville.

Inukai Tsuyoshi (1855-1932)

Inukai Tsuyoshi fue un político japonés que fundó el Partido Nacional Constitucional y, en 1913, dirigió un movimiento popular contra el gobierno autocrático del general Katsura Taro. Tras diversos cambios de partido, en 1924 se unió al partido más importante de su país, los Amigos del Gobierno Constitucional (Rikken Seiyukai). En 1929, fue nombrado presidente del partido.

Tras la invasión de Manchuria por tropas japonesas, Inukai Tsuyoshi se convirtió en primer ministro de Japón en diciembre de 1931. Era contrario a los intentos de los militares de usurpar el poder y desplazar a la autoridad civil, y se esforzó por entablar negociaciones con el gobierno chino para evitar más agresiones militares.

Esta actitud llevó a su asesinato por un grupo de oficiales ultranacionalistas de la Armada Imperial Japonesa en mayo de 1932. Su muerte significó el inicio de la hegemonía de los militares en el gobierno japonés, lo que llevó a una política expansionista y a la toma de decisiones críticas para el Imperio del Japón, como el ataque a la base estadounidense de Pearl Harbor en 1941.

Las declaraciones de guerra entre Japón y Estados Unidos

Japón declaró la guerra a Estados Unidos y el Reino Unido unas pocas horas después del ataque a Pearl Harbor. El documento con la declaración de guerra fue publicado en nombre del emperador Hirohito el 8 de diciembre de 1941 en la portada de todos los periódicos japoneses.

El 8 de diciembre de 1941, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt pronunció un discurso en una sesión conjunta del Congreso, conocido como “Discurso de la infamia”, en el que se refirió al ataque japonés del día anterior en Pearl Harbor y llamó al Congreso a declarar la existencia de un estado de guerra entre Estados Unidos y Japón.

Ese mismo día, el Congreso estadounidense aprobó una resolución conjunta en la que declaró que Estados Unidos estaba en guerra con Japón. El único voto en contra de la declaración provino de la política republicana Jeannette Rankin, de la Cámara de Representantes, que era pacifista y también se había opuesto al ingreso de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

Declaración de guerra contra Estados Unidos y el Reino Unido
8 de diciembre de 1941

Nosotros, por la gracia del cielo, emperador de Japón (...), declaramos la  guerra a los Estados Unidos de Norteamérica y al Imperio británico. (...) La nación entera, con voluntad unida, movilizará todas sus fuerzas a fin de que nada falle para alcanzar nuestros objetivos de guerra.
Asegurar la estabilidad en Asia oriental y contribuir a la paz mundial son los fines de nuestra política (...). En verdad que ha sido inevitable y muy alejado de nuestros deseos el ver a nuestro Imperio cruzar ahora sus fuegos con Estados Unidos y Gran Bretaña. Más de cuatro años han pasado desde que China no acertó a comprender las verdaderas intenciones de nuestro Imperio (...) y comprometió la paz de Asia oriental (...). Aunque el gobierno nacional chino ha sido restablecido en Nankín y el Japón sostiene con él relaciones de buena vecindad y colaboración, el régimen que sobrevivió en Chungking ha contado con la protección de Estados Unidos y Gran Bretaña y continúa su oposición (...). Estas dos naciones incrementaron sus preparativos militares en los cuatro costados de nuestro Imperio para desafiarlo. Obstaculizaron el comercio y rompieron, finalmente, las relaciones económicas (...).
Hemos esperado con paciencia, en la esperanza de que nuestro gobierno lograría restablecer la paz; pero nuestros adversarios no demostraron el menor espíritu de conciliación (...). De no poner remedio a este estado de cosas, no solamente se anularían los esfuerzos realizados por nuestro Imperio durante muchos años para la estabilización de Asia oriental, sino que se pondría en peligro también la existencia de nuestra nación (...).
Tenemos confianza en que la labor que nos ha sido legada por nuestros antepasados será llevada adelante (...) y la paz será muy pronto restablecida en Asia oriental.
(...)

Declaración de guerra a Japón (Resolución conjunta S.J.Res. 116)
8 de diciembre de 1941

Resolución conjunta.

Por la que se declara que existe un estado de guerra entre el Gobierno Imperial de Japón y el Gobierno y el pueblo de Estados Unidos (...).

Considerando que el Gobierno Imperial de Japón ha cometido actos de guerra no provocados contra el Gobierno y el pueblo de Estados Unidos:

Por lo tanto, el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos reunidos en el Congreso resuelven: se declara formalmente el estado de guerra entre Estados Unidos y el Gobierno Imperial de Japón, que ha sido impuesto a Estados Unidos; y se autoriza e instruye al presidente que emplee todas las fuerzas navales y militares de Estados Unidos y los recursos del Gobierno para llevar a cabo la guerra contra el Gobierno Imperial de Japón; y, para llevar el conflicto a una terminación exitosa, todos los recursos del país son comprometidos por el Congreso de Estados Unidos.

Sigue con:

Referencias

  • Beevor, A. (2012). La Segunda Guerra Mundial. Pasado y presente.
  • Britannica, Encyclopaedia (2023). Pearl Harbor attack. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Declaración de guerra a Japón, 8 de diciembre de 1941, en: United States Senate. https://www.senate.gov/ 
  • Declaración de guerra contra Estados Unidos y el Reino Unido, 8 de diciembre de 1941, en: The Gilder Lehrman Institute of American History. https://www.gilderlehrman.org/ 
  • Smith, C. (2008). Pearl Harbor, diciembre de 1941. El día de la infamia. Osprey.
  • Stone, N. (2013). Breve historia de la Segunda Guerra Mundial. Ariel.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Ataque a Pearl Harbor". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/ataque-a-pearl-harbor/. Última edición: 28 septiembre, 2023. Consultado: 25 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 28 septiembre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)