Potencias del Eje

Te explicamos cuáles fueron las potencias del Eje que se enfrentaron a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

El Eje fue liderado por la Alemania de Hitler, la Italia de Mussolini y el Japón de Hirohito.

¿Cuáles fueron las potencias del Eje?

Las potencias del Eje fueron una coalición encabezada por la Alemania nazi, la Italia fascista y el Imperio del Japón que luchó contra los Aliados en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El origen de esta alianza fue el progresivo entendimiento entre el líder nazi Adolf Hitler y el líder fascista Benito Mussolini durante los años finales del período de entreguerras. Este entendimiento llevó el 25 de octubre de 1936 a la proclamación de la existencia de una amistad mutua, que luego recibió el nombre de “Eje Roma-Berlín”.

En esta aproximación entre Alemania e Italia tuvieron un papel esencial la invasión italiana de Etiopía en 1935, que provocó el alejamiento de Mussolini respecto a los gobiernos de Francia y el Reino Unido, y el hecho de que tanto Alemania como Italia lucharan juntas en la guerra civil española (1936-1939) en apoyo de la rebelión de Francisco Franco

Poco después, el 25 de noviembre de 1936, Alemania y Japón firmaron el Pacto Antikomintern contra la Internacional Comunista encabezada por la Unión Soviética (URSS), al que se unió Italia en noviembre de 1937.

El acercamiento entre Alemania e Italia derivó en una plena alianza política y militar cuando se firmó el Pacto de Acero el 22 de mayo de 1939. Finalmente, el 27 de septiembre de 1940 se firmó el Pacto Tripartito entre las tres potencias, que constituyó formalmente la alianza militar de las potencias del Eje. Otros países como Croacia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumania o Hungría colaboraron en mayor o menor grado con el Eje.

Las potencias del Eje fueron derrotadas en la Segunda Guerra Mundial. Mussolini fue destituido en julio de 1943 y el nuevo gobierno italiano firmó el armisticio con los Aliados el 3 de septiembre de 1943. Alemania firmó la rendición incondicional el 7 y 8 de mayo de 1945 y Japón lo hizo el 2 de septiembre de 1945, fecha en la que concluyó la guerra.

Preguntas frecuentes

¿Qué países fueron las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial?

Las potencias del Eje fueron la Alemania nazi, la Italia fascista y el Imperio del Japón. Alemania provocó el inicio de la Segunda Guerra Mundial cuando invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939. Italia entró en la guerra el 10 de junio de 1940. Japón estaba en guerra con China desde 1937 y se comprometió militarmente con sus dos aliados europeos en 1940, cuando las tres potencias firmaron el Pacto Tripartito. Otros países también se unieron al Eje, como Hungría, Rumania, Eslovaquia, Bulgaria o Croacia.

¿Quiénes fueron los líderes de las potencias del Eje?

Los principales líderes políticos de las potencias del Eje fueron Adolf Hitler (canciller de Alemania), Benito Mussolini (presidente del Consejo de Ministros de Italia) e Hirohito (emperador de Japón). También se destacaron los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania (Joachim von Ribbentrop) e Italia (Galeazzo Ciano) y el gabinete militarista de Japón. Los otros países que se adhirieron al Eje fueron dirigidos por líderes como Ante Pavelić (Croacia), Jozef Tiso (Eslovaquia), Miklós Horthy (Hungría) o Vidkun Quisling (Noruega).

¿Cuál era el objetivo de las potencias del Eje?

Las tres potencias que lideraban el Eje buscaban la expansión territorial, la defensa de sus proyectos nacionalistas y la derrota del comunismo. Alemania e Italia aspiraban a expandirse principalmente en Europa y el Mediterráneo, y en el caso de los nazis también a desplazar o eliminar a las poblaciones consideradas racialmente inferiores, como los judíos europeos. Japón quería conformar un gran espacio económico en Asia y el Pacífico bajo hegemonía japonesa, llamado “gran esfera de coprosperidad de Asia oriental”.

El contexto histórico

Tras el fin de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), en Europa comenzó un proceso de radicalización del nacionalismo que en Italia dio origen al fascismo, que llegó al poder en 1922, cuando Benito Mussolini fue nombrado presidente del Consejo de Ministros.

El rechazo de algunos sectores sociales al ascenso de los movimientos socialistas y comunistas, especialmente tras el triunfo de la revolución bolchevique en Rusia en 1917, se combinó en la década del treinta con los efectos de la Gran Depresión. Esto permitió el crecimiento del nazismo en Alemania, un movimiento nacionalista que además manifestaba el descontento con las reparaciones de guerra que fueron impuestas por los Aliados a Alemania tras la Primera Guerra Mundial.

Adolf Hitler, líder del Partido Nazi, fue nombrado canciller de Alemania en enero de 1933 y pronto comenzó un proceso de rearme y expansionismo que unos años después, en septiembre de 1939, provocó el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Por su parte, Mussolini inició la invasión de Etiopía en octubre de 1936 y ocupó militarmente Albania en abril de 1939. Mientras tanto, en Asia oriental, el Imperio del Japón comenzó una expansión política con la anexión de Manchuria en 1931 y la invasión de otras partes de China en 1937.

El Eje Roma-Berlín (1936)

El primer paso hacia la formación del Eje como una coalición militar entre Alemania, Italia y Japón tuvo lugar en 1936. Pese a sus evidentes afinidades ideológicas, la relación entre Mussolini y Hitler se basaba inicialmente en la desconfianza, debido a que tenían intereses contrapuestos sobre el futuro de Austria (Hitler quería anexarla a Alemania y Mussolini quería que estuviera bajo la influencia italiana). Esto impidió inicialmente una alianza entre las dos potencias fascistas.

Sin embargo, dos hechos contribuyeron a que el gobierno de Italia girara hacia una alianza con la Alemania nazi:

  • Francia y el Reino Unido condenaron la anexión italiana de Etiopía (Abisinia) en octubre de 1935, y esto rompió el Frente de Stresa formado por Italia, el Reino Unido y Francia en abril de 1935.
  • Alemania e Italia apoyaron militarmente el mismo bando (franquista) en la guerra civil española (1936-1939).

La labor del ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Galeazzo Ciano, más conocido como “conde Ciano” y nombrado en junio de 1936, propició la firma el 25 de octubre de 1936 de una declaración en la que ambos países proclamaron su amistad y el mantenimiento de puntos de vista comunes en política internacional.

El 1 de noviembre, Mussolini pronunció un discurso en el que saludó la nueva amistad germano-italiana y anunció la existencia de un entendimiento al que se refirió como una “Vertical Roma-Berlín” que funcionaría como un eje en torno al cual girarían en adelante los demás Estados europeos. Los periodistas pronto empezaron a hablar del Eje Roma-Berlín. Este acuerdo se vio posteriormente reforzado por el Pacto Antikomintern entre Alemania y Japón.

El Pacto Antikomintern (1936)

El 25 de noviembre de 1936, poco después de la formación del Eje Roma-Berlín, la Alemania nazi y el Imperio del Japón firmaron el Pacto Antikomintern, un tratado en el que declaraban la hostilidad de ambos países al comunismo y a la Internacional Comunista (también conocida como Komintern). En noviembre de 1937 se unió también la Italia de Mussolini y en 1939 lo hizo la España de Franco.

Este pacto fue un paso importante para la configuración del bando del Eje que lucharía contra los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Este bando, integrado por tres países de ideología nacionalista y militarista (Italia, Alemania y Japón), quedó plenamente configurado con la firma del Pacto Tripartito el 27 de septiembre de 1940.

La firma del Pacto de No Agresión Germano-Soviético entre Alemania y la Unión Soviética en agosto de 1939 supuso la anulación del Pacto Antikomintern, pero este recobró su vigencia cuando Alemania lanzó su ataque contra la Unión Soviética en 1941.

Además de la España de Franco, otros países en la órbita del Eje o claramente enfrentados a la Unión Soviética firmaron el pacto, como Manchukuo, Hungría, Rumania, Bulgaria, Croacia, Eslovaquia o Finlandia.

El Pacto de Acero (1939)

El 22 de mayo de 1939, el conde Ciano y Joachim von Ribbentrop firmaron el Pacto de Acero.

El Pacto de Acero fue la alianza militar formada por la Alemania nazi y la Italia fascista. Fue buscado con insistencia por el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Joachim von Ribbentrop, desde 1938. Sin embargo, inicialmente se topó con la falta de preparación italiana para una guerra inmediata. 

Las tensiones entre Alemania y otros países europeos aumentaron en 1939. Italia y Francia, por su parte, se disputaban territorios coloniales. En este contexto, Mussolini y el conde Ciano consideraron conveniente reforzar el vínculo con un gobierno que desafiaba a las potencias occidentales y aceptaron finalmente firmar un pacto de estrecha alianza militar con Alemania.

El 22 de mayo de 1939, Alemania e Italia firmaron en Berlín el Pacto de Acero, por el que se comprometieron a prestarse asistencia militar mutua. La industria de guerra italiana estaba exhausta tras la intervención en la guerra civil española, por lo que el gobierno italiano pidió que el conflicto no estallara en un plazo de al menos tres años.

Sin embargo, Alemania, que era la más poderosa de las dos potencias totalitarias europeas, inició la guerra en septiembre de 1939 al invadir Polonia. Mussolini alegó falta de preparación del ejército italiano y esperó unos meses antes de lanzarse a la guerra junto a su aliado germano. Su declaración de guerra a los Aliados recién se produjo el 10 de junio de 1940, cuando Alemania estaba a punto de completar la conquista de Francia.

El Pacto Tripartito (1940)

Mediante el Pacto Tripartito se constituyó formalmente la alianza de las potencias del Eje.

Las tres potencias totalitarias (Alemania, Italia y Japón) habían firmado el Pacto Antikomintern entre 1936 y 1937, dirigido contra la Internacional Comunista (en la práctica, contra la Unión Soviética). La firma del Pacto de No Agresión Germano-Soviético en agosto de 1939 indignó al gobierno japonés, que abandonó el Pacto Antikomintern.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939 y la entrada de Italia en la guerra en junio de 1940, la creciente tensión en el Pacífico llevó a que el gobierno japonés aceptara firmar otro pacto el 27 de septiembre de 1940, que recibió el nombre de Pacto Tripartito y constituyó formalmente a las potencias del Eje.

El Pacto Tripartito fue firmado por la Alemania nazi, la Italia fascista y el Imperio del Japón. En este pacto, Japón reconoció el liderazgo de Alemania e Italia en Europa y las dos potencias totalitarias europeas aceptaron la hegemonía japonesa en Asia oriental. 

Además, la clave del pacto estaba en que los tres países firmantes se comprometían a emplear cualquier medio político, económico o militar para ayudarse en caso de ser atacados por cualquier potencia no involucrada en la guerra europea (iniciada en 1939) o en la guerra chino-japonesa (iniciada en 1937). El pacto iba claramente dirigido contra Estados Unidos.

¿Quién fue el conde Galeazzo Ciano?

Galeazzo Ciano fue uno de los promotores de la alianza entre Italia, Alemania y Japón que dio forma al Eje.

Galeazzo Ciano (1903-1944), más conocido como el conde Ciano, fue un político y diplomático italiano que tuvo un rol destacado en el régimen fascista y en la entrada de Italia en la Segunda Guerra Mundial. Era hijo de un almirante italiano que se adhirió al fascismo y entró en el servicio diplomático en 1925. 

En 1930 se casó con la hija mayor de Benito Mussolini, Edda. Su promoción fue inmediata y alcanzó el cargo de ministro de Asuntos Exteriores en 1936, con solo 33 años.

Ciano apoyó el intervencionismo fascista en la guerra civil española y promovió el tratado de amistad con Alemania que dio origen al Eje Roma-Berlín en 1936. Sin embargo, luego comenzó a desconfiar de la Alemania nazi. Como respuesta a la anexión alemana de Checoslovaquia, que se produjo en marzo de 1939 sin que Alemania consultara a Italia, Ciano insistió en la invasión italiana de Albania, que se realizó en abril de 1939.

La invasión alemana de Polonia el 1 de septiembre de 1939 también se produjo sin una previa consulta a Italia, a pesar de que en mayo se había acordado que ambos Estados se asistirían militarmente bajo la suposición de que la guerra comenzaría recién en tres años (pues el ejército italiano no estaba suficientemente preparado). Ciano aconsejó a Mussolini no entrar inmediatamente en la guerra.

Los éxitos alemanes en 1940 le hicieron cambiar de opinión y apoyar la entrada de Italia en la guerra, que comenzó con la declaración de guerra a Francia y el Reino Unido el 10 de junio. Ciano promovió especialmente la invasión de Grecia (considerada “la guerra de Ciano”), que comenzó en octubre de 1940 y resultó un enorme fracaso. En septiembre, firmó el Pacto Tripartito junto a sus pares de Alemania (Joachim von Ribbentrop) y Japón (Saburo Kurusu).

La influencia de Ciano fue menguando hasta que en febrero de 1943 fue destituido como ministro de Asuntos Exteriores y nombrado embajador en el Vaticano. En julio de 1945 votó a favor del derrocamiento de Mussolini en el Gran Consejo Fascista. 

Posteriormente, huyó a Alemania, donde fue hecho prisionero y enviado a la República Social Italiana, el régimen títere dirigido por Mussolini bajo el control alemán en el norte de Italia. En enero de 1944 fue acusado de traición y fusilado.

Líderes de países adheridos al Eje

Además de Alemania, Italia y Japón, otros países formaron parte del Eje durante la Segunda Guerra Mundial, ya sea por la expectativa de obtener territorios y protección o bien porque se vieron obligados por la amenaza alemana. Estos países fueron principalmente Hungría, Rumania, Eslovaquia, Bulgaria, Croacia y Finlandia.

En esta alianza se destacaron algunos líderes, como Ante Pavelić de Croacia, Jozef Tiso de Eslovaquia y Miklós Horthy de Hungría, así como los dirigentes colaboracionistas de países que quedaron directamente bajo la ocupación alemana, como fue el caso de Vidkun Quisling en Noruega.

Ante Pavelić (1889-1959)

Ante Pavelić fue un líder fascista croata que encabezó un Estado títere de las potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Fue miembro del Partido de los Derechos de Croacia hasta 1929 y se desempeñó como diputado en el Parlamento yugoslavo de 1927 a 1929.

Huyó a Italia en 1929, cuando el rey Alejandro estableció un régimen dictatorial basado en el centralismo serbio. Desde allí siguió luchando por establecer la independencia croata. Con esta intención trabajó en la formación de la Organización Revolucionaria Croata Ustasha (Ustasha-Hrvatska Revolucionarna Organizacija). Esta organización nacionalista de extrema derecha pronto optó por el terrorismo y se hizo célebre al asesinar al rey Alejandro en Marsella en octubre de 1934.

Tras la conquista de Yugoslavia por el Eje en abril de 1941, Pavelić fue proclamado jefe del recién creado Estado Independiente de Croacia, que también incluía Bosnia y parte de Dalmacia. Durante el régimen ustasha, Pavelić encabezó un programa de represión dirigido principalmente contra las poblaciones serbia y judía.

Cuando las potencias del Eje fueron derrotadas, Pavelić huyó a Austria, luego a Italia y finalmente a Argentina, donde vivió desde 1948. Sobrevivió a un intento de asesinato por parte de un nacionalista serbio en 1957, huyó finalmente a España y murió en Madrid el 28 de diciembre de 1959.

Jozef Tiso (1887-1947)

Jozef Tiso fue un sacerdote eslovaco, miembro del Partido Popular Eslovaco de Andrej Hlinka, de extrema derecha. Fue miembro del gobierno checoslovaco de 1927 a 1929 y sucedió a Hlinka como jefe del partido en 1938.

Tiso aprovechó el Pacto de Múnich (1938), que permitió la anexión alemana de los Sudetes de Checoslovaquia, y bajo el patrocinio de Hitler declaró la independencia de Eslovaquia en 1939. Esta medida no solo rompía los lazos con los checos, en ese momento bajo dominación alemana, sino que, a la vez, trataba de impedir una posible anexión de Eslovaquia por Hungría.

Tiso estableció un gobierno autoritario en Eslovaquia, que colaboró durante la Segunda Guerra Mundial con el régimen nazi. En abril de 1945, fue derrocado tras la invasión del Ejército Rojo. Fue juzgado y declarado culpable de traición, supresión de la libertad y crímenes contra la humanidad, entre otros cargos. Fue ejecutado en la horca el 18 de abril de 1947.

Miklós Horthy (1868-1957)

Miklós Horthy fue un político y militar húngaro. Como almirante de la flota austrohúngara, tuvo que presidir la cesión de dicha flota a Yugoslavia tras la disolución del Imperio austrohúngaro en 1918.

Dirigió el ejército que entró en Budapest en noviembre de 1919, tras la derrota del dirigente comunista Béla Kun. Fue elegido regente del Reino de Hungría por el Parlamento húngaro en marzo de 1920, pero no colaboró en los intentos de restaurar el reinado de los Habsburgo, por lo que permaneció como primer mandatario de Hungría.

Aunque durante la década del veinte dejó los asuntos de gobierno en manos de su primer ministro, István Bethlen, en los años treinta pasó a controlar más de cerca el gobierno. En 1937 consiguió que sus poderes fueran reforzados por el Parlamento, y estableció así una dictadura de hecho.

Horthy simpatizaba con la “cruzada contra el bolchevismo” de Adolf Hitler. Por lo tanto, apoyó al Eje en la Segunda Guerra Mundial. En las etapas finales del conflicto, trató de romper sus lazos con Hitler, pero las tropas alemanas lo forzaron a abdicar y lo arrestaron en 1944. Finalmente, cuando terminó la guerra en 1945, permaneció en Alemania hasta que marchó al exilio en Portugal, donde murió en 1957.

Vidkun Quisling (1887-1945)

Vidkun Quisling fue un oficial del ejército noruego cuya colaboración con la ocupación alemana de Noruega en la Segunda Guerra Mundial convirtió su nombre en sinónimo de colaboracionista.

En 1933 formó el Partido de la Unión Nacional (Nasjonal Samling), de ideología fascista, que no consiguió ningún escaño en el Parlamento de Noruega. En diciembre de 1939, durante un encuentro con Hitler, Quisling pidió la urgente invasión de Noruega. Cuando esta tuvo lugar en abril de 1940, Quisling se proclamó jefe del gobierno.

La amplia oposición que encontró hizo que su intento fracasara en menos de una semana. No obstante, continuó sirviendo a los ocupantes nazis y fue nombrado “ministro presidente” en febrero de 1942, bajo la autoridad de un comisario del Reich alemán que funcionaba como un gobernador del territorio ocupado.

En mayo de 1945, tras la liberación de Noruega, Quisling fue arrestado. A partir de agosto fue juzgado, condenado a muerte y, el 24 de octubre de 1945, ejecutado.

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Potencias del Eje". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/potencias-del-eje/. Última edición: 18 octubre, 2023. Consultado: 24 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 18 octubre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)