Francisco Franco

Te explicamos quién fue Francisco Franco y cómo desarrolló su carrera militar y política. Además, su dictadura y su muerte.

Francisco Franco
Francisco Franco fue un dictador de España que gobernó hasta su muerte en 1975.

¿Quién fue Francisco Franco?

Francisco Franco Bahamonde, apodado “el Caudillo”, fue un militar y político español vinculado a los valores del conservadurismo que se erigió como dictador de España durante casi cuarenta años. Formó parte de la cúpula militar que protagonizó un golpe de Estado contra la Segunda República en julio de 1936, lo que dio inicio a la guerra civil española (1936-1939).

En 1936 asumió el mando de las fuerzas nacionalistas sublevadas, que obtuvieron el apoyo militar del fascismo italiano y el nazismo alemán, y tras vencer a los republicanos en abril de 1939 gobernó como jefe del Estado español hasta su muerte en 1975. A este período, caracterizado por la represión, la persecución de la disidencia, el exilio de los opositores y la censura, se lo conoce como “franquismo”.

El nacimiento de Francisco Franco

Francisco Franco nació en Ferrol, Galicia, el 4 de diciembre de 1892. Fue bautizado como Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo. Su padre fue Nicolás Franco, capitán de la Armada que llegó a ser intendente general de la Marina. Su madre fue María del Pilar Bahamonde, que también provenía de una familia de tradición militar.

Francisco fue el segundo hijo varón del matrimonio. Su hermano menor, Ramón Franco, fue un destacado aviador que protagonizó la hazaña del Plus Ultra, el primer vuelo transatlántico desde España hasta Sudamérica.

Se ha sugerido que el hogar de la familia Franco no era precisamente feliz, debido a los hábitos de jugador del padre y al hecho de que este se comportaba de manera autoritaria en la casa.

La carrera militar de Francisco Franco

Francisco Franco - gobierno dictatorial
Franco fue asignado por petición propia al destacamento español en África.

Franco siguió los pasos familiares e ingresó a los doce años en una escuela de preparación naval, pero no logró ingresar en la Marina y terminó inscribiéndose junto a un primo en la Academia Militar de Infantería de Toledo. No fue un alumno destacado y se graduó en el puesto 251 entre los 312 de su promoción.

Posteriormente fue asignado por petición propia al destacamento español en África, en plena lucha colonial en el Magreb (conocida como guerra del Rif). Allí ascendió rápidamente hasta alcanzar el grado de general en 1926. Esto lo convirtió en el general más joven de Europa, lo que le dio prestigio dentro del ejército y de la burguesía española.

En 1917, todavía sin el rango de general, regresó a Oviedo, donde conoció a quien desde 1923 fue su mujer, Carmen Polo y Martínez- Valdés. En los tres años que permaneció en España, Franco estuvo en Asturias en el momento en el que se produjo la represión a los huelguistas de agosto de 1917 y entabló amistad con José Millán-Astray, militar y creador de la Legión Española, una fuerza militar de élite dentro del ejército.

Tras forjar su carrera militar en la guerra de África, Franco fue nombrado en 1928 director de la Academia Militar de Zaragoza. En 1926 nació su única hija, Carmen Franco y Polo. 

Cuando fue proclamada la Segunda República en España en 1931, Franco se mostró partidario de la derrocada monarquía pero permaneció en el ejército bajo la autoridad republicana. En febrero de 1933, el presidente del Consejo de Ministros, Manuel Azaña, lo destinó a las islas Baleares.

La revolución de Asturias de 1934

Francisco Franco - Revolución de Asturias
La represión dejó alrededor de 1500 muertos y decenas de miles de detenidos.

A fines de 1933 hubo elecciones generales en España y triunfó una coalición de derecha, que anuló las reformas que había implementado el gobierno republicano-socialista en el bienio 1931-1933.

Como consecuencia, se hicieron frecuentes las huelgas y los enfrentamientos entre los trabajadores organizados y las fuerzas del orden público.

En Asturias se produjo una insurrección obrera, la “revolución de Asturias”, organizada por los sindicatos UGT (socialista) y CNT (anarquista). Como parte de la insurrección se realizaron actos de violencia que fueron utilizados por el gobierno de Alejandro Lerroux (líder del Partido Republicano Radical y presidente del Consejo de Ministros de la República) para justificar una severa represión. El gobierno de Lerroux contaba con el apoyo de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas).

La represión fue conducida por la Legión, coordinada desde Madrid por Franco, y el saldo fue de alrededor de 1500 muertes. En 1935, se le concedió a Franco la Gran Cruz del Mérito Militar y el cargo de comandante en jefe de las tropas en Marruecos. Unos meses después, Franco fue proclamado jefe del Estado Mayor Central del ejército.

El golpe de Estado de julio de 1936

El gobierno de Lerroux entró en crisis debido a escándalos de corrupción a finales de 1935 que lo obligaron a convocar nuevas elecciones para comienzos de 1936. El temor a que la izquierda volviera al poder radicalizó a las agrupaciones de derecha y generó una fuerte polarización social.

Cuando el Frente Popular (coalición de partidos de izquierda) venció en las elecciones de febrero de 1936, Franco debió dejar la jefatura del Estado Mayor y fue enviado a las islas Canarias. Comenzó entonces una conspiración militar contra el gobierno republicano dirigida por el general Emilio Mola. 

Franco se unió a la conspiración y, el 17 de julio de 1936, pocos días después del asesinato de José Calvo Sotelo (dirigente político de la derecha española), comenzó la sublevación en el norte de África que el 18 de julio se extendió a la península.

El llamado a la rebelión fue acatado irregularmente, sobre todo en las principales ciudades en las que el movimiento obrero y las organizaciones socialistas y anarquistas tenían más fuerza. Inmediatamente, España quedó dividida en dos zonas: la que era leal a la República y la que era leal a los sublevados.

La guerra civil española

Francisco Franco
La Guerra Civil culminó en 1939 con la victoria del bando sublevado de Franco.

La España dividida por el golpe de Estado de 1936 fue el escenario de la guerra civil española que, durante tres años, enfrentó a los republicanos con los sublevados o “nacionales”

El bando republicano agrupaba a sectores muy variados, como republicanos de izquierda, socialistas, comunistas, anarquistas, demócratas y nacionalistas periféricos. En el bando sublevado se integraron militares y políticos nacionalistas, conservadores, católicos, tradicionalistas, monárquicos (carlistas y alfonsinos) y falangistas (de ideología fascista).

La superioridad numérica y de armamento de los sublevados era notoria, sobre todo por el hecho de que contaban con el ejército de África, bien entrenado y pertrechado. Pronto esta superioridad se hizo mayor debido al apoyo militar conseguido por Franco de parte de Benito Mussolini (líder de la Italia fascista) y Adolf Hitler (líder de la Alemania nazi).

En septiembre de 1936, poco después de iniciada la guerra, Franco fue proclamado “Generalísimo” (jefe de todos los ejércitos) por los otros generales sublevados, y también jefe del gobierno durante la guerra. En una ceremonia en Burgos el 1 de octubre de 1936 fue investido como jefe de Estado, cargo que mantuvo hasta su muerte.

La Guerra Civil culminó el 1 de abril de 1939 con la victoria de las tropas de Franco y el fin de la Segunda República. Durante la guerra 400.000 españoles fueron forzados al exilio y entre 500.000 y 1.000.000 fueron asesinados en combates o ejecuciones sumarias.

La vinculación de Franco con el nazismo

francisco franco guernica
Las fuerzas aéreas italiana y alemana destruyeron el pueblo republicano de Guernica.

Durante la Guerra Civil, las tropas de Franco contaron con el apoyo militar de la Alemania nazi y la Italia fascista, aliados ideológicos de la España franquista.

En este contexto, es célebre el bombardeo del poblado vasco de Guernica, que apoyaba a la República, perpetrado el 26 de abril de 1937 por la Aviación Legionaria italiana y la Legión Cóndor alemana. Este episodio supuso la destrucción casi total del pueblo y la muerte de más de 120 personas.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, Franco se declaró neutral. Sus abiertas simpatías por el Eje se vieron contrarrestadas por la situación de España, recién salida de la Guerra Civil, y por su deseo de no enemistarse con los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos.

La derrota francesa pareció por un momento impulsar la entrada de España en la guerra junto al Eje: España se declaró “no beligerante” el 12 junio de 1940, es decir, se mantenía fuera de la guerra pero reconocía sus preferencias por el Eje. Franco mantuvo una entrevista con Hitler en Hendaya (Francia) el 23 de octubre de 1940 y con Mussolini en Bordighera (Italia) el 12 de febrero de 1941, pero el ingreso de España en la guerra nunca se concretó.

Por un lado, España quería los territorios del imperio colonial francés. Por el otro, Hitler procuraba no enemistarse abiertamente con la Francia de Vichy. A esto se sumaba el desinterés de Hitler por los asuntos mediterráneos y la falta de preparación militar de España luego de la devastación de la Guerra Civil. Estas razones motivaron que España no ingresara en la guerra.

Sin embargo, tras el ataque nazi sobre la Unión Soviética en 1941, Franco aprobó el envío de un cuerpo militar voluntario a luchar junto a los alemanes en el frente oriental: la denominada División Azul.

Las victorias aliadas hicieron que Franco cambiara el estatuto de "no beligerancia" por el de neutralidad el 1 de octubre de 1943, lo que implicaba abandonar sus preferencias por el Eje. En noviembre de ese año, repatrió a la División Azul. A pesar de continuos intentos de aproximación de Franco a los Aliados anglosajones, su régimen fue condenado oficialmente por la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en 1946 y España sufrió el aislamiento político.

La dictadura de Francisco Franco

Terminada la Guerra Civil en abril de 1939, Franco conservó los poderes adquiridos y procedió a diseñar el Estado español a su medida. En primer lugar, desplegó una dura represión contra los opositores políticos y aprobó una Ley de Sucesión en la Jefatura de Estado (1947) que volvió a constituir a España como un reino pero dejó el poder en sus manos como jefe de Estado vitalicio.

La comunidad internacional fue inicialmente severa con su gobierno, pues se le negó el ingreso a la ONU y se denunciaron las brutalidades del régimen. Sin embargo, el estallido de la Guerra Fría lo benefició dado que, al ser un firme aliado anticomunista, en 1948 Estados Unidos renunció a desalojarlo del poder y el 23 de septiembre de 1953 se firmaron los acuerdos bilaterales hispano-estadounidenses que significaron el fin del aislamiento internacional de España y una cierta ayuda económica. En 1955, España ingresó en la ONU.

A partir de finales de la década del cincuenta se produjo una mejoría económica que fue conocida como el “milagro español”. Con ella llegó también cierta modernización social, a pesar de que el régimen político siguió basado en la falta de libertades democráticas.

La Guerra Fría permitió que la España de Franco se integrara en el bloque occidental, pero el carácter dictatorial de su régimen determinó que esta integración fuera en un papel secundario. Franco vio rechazados sus intentos de integrar a España en la Comunidad Económica Europea (actual Unión Europea), la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) o el Consejo de Europa. Recién tras la muerte del dictador, en 1975, España se pudo integrar plenamente en los diversos organismos internacionales.

La ideología de Francisco Franco

Francisco Franco
El franquismo suele ser comparado con el nazismo alemán y el fascismo italiano.

Franco tenía una ideología nacionalista y antiparlamentaria. Su régimen dictatorial fue de tipo autoritario, caracterizado por algunos historiadores como totalitario, ya que anuló las libertades democráticas, persiguió a la disidencia política, fomentó el culto al líder y ejerció la censura sobre los medios de comunicación.

El franquismo suele ser comparado con el nazismo alemán y el fascismo italiano, con los que compartía aspectos de su ideología anticomunista y de sus métodos de gobierno y concentración del poder. Sin embargo, la ideología franquista también combinaba el militarismo y el nacionalismo con el tradicionalismo y la fe católica, lo que explica que Franco definiera a la sublevación contra la república como una “cruzada”.

La muerte de Francisco Franco

francisco franco muerte
Su velatorio duró cincuenta horas y fue visitado por más de 300.000 personas.

Franco sufrió varios ataques cardíacos durante 1975, así como una peritonitis aguda que complicó otros órganos. Su agonía fue larga y murió en la madrugada del 20 de noviembre de 1975 por un choque séptico. El presidente del gobierno, Carlos Arias Navarro, comunicó por televisión: “Españoles, Franco ha muerto”.

Su velatorio en capilla ardiente tuvo lugar en el Palacio de Oriente de Madrid y duró cincuenta horas. Fue visitado por entre 300.000 y 500.000 personas. Solo entonces se dio inicio a la transición hacia la democracia.

Sus restos fueron enterrados en el Valle de los Caídos. En 2019 fueron exhumados y trasladados al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid).

Sigue con:

Referencias

  • Fundación Nacional Francisco Franco (s.f.). Biografía de Francisco Franco Bahamonde. Sitio web de la Fundación Nacional Francisco Franco. https://www.fnff.es/ 
  • Payne, S. G. (2022). Francisco Franco. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/ 
  • Preston, P. (2017). Franco. Caudillo de España. Debolsillo.
  • Viñas, A. (2015). La otra cara del Caudillo. Mitos y realidades en la biografía de Franco. Crítica.
  • Wikipedia (s.f.). Francisco Franco. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/ 

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Francisco Franco". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/francisco-franco/. Última edición: 2 octubre, 2023. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 2 octubre, 2023
Fecha de publicación: 16 diciembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)