Pacto de no agresión Germano-Soviético (1939)

Te explicamos qué fue el Pacto de No Agresión germano-soviético o Pacto Ribbentrop-Molotov. Además, sus objetivos y consecuencias.

El pacto entre Alemania y la URSS fue firmado en Moscú en presencia de Stalin.

¿Qué fue el Pacto de No Agresión germano-soviético?

El Pacto de No Agresión germano-soviético, también llamado Pacto Ribbentrop-Molotov, fue un acuerdo firmado entre la Alemania nazi y la Unión Soviética (URSS) el 23 de agosto de 1939. Sus principales artífices fueron los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países: Joachim von Ribbentrop y Viacheslav Molotov.

El pacto garantizó que el gobierno soviético no interviniera militarmente ante la invasión alemana de Polonia que se produjo unos días después y dio inicio a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). El pacto también incluyó una cláusula secreta que acordó la invasión soviética del este de Polonia y el reparto de Europa oriental en áreas de influencia entre Alemania y la Unión Soviética.

El pacto quedó sin efecto cuando Alemania inició la invasión de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941. En julio de 1941 el gobierno soviético firmó un acuerdo con el Reino Unido por el que ambos países se comprometieron a combatir conjuntamente contra Alemania.

Preguntas frecuentes

¿Qué fue el Pacto de No Agresión germano-soviético?

El Pacto de No Agresión germano-soviético fue un acuerdo firmado por los gobiernos de la Alemania nazi y la Unión Soviética el 23 de agosto de 1939, pocos días antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Fue un compromiso de no atacarse mutuamente, lo que permitió a Alemania invadir Polonia sin que interviniera la Unión Soviética. La invasión de Polonia provocó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

¿Quiénes firmaron el Pacto de No Agresión germano-soviético?

El Pacto de No Agresión germano-soviético fue firmado en Moscú por los ministros de Asuntos Exteriores de la Alemania nazi y la Unión Soviética: Joachim von Ribbentrop y Viacheslav Molotov. Por esta razón, es también conocido como Pacto Ribbentrop-Molotov.

¿Qué estableció el protocolo secreto del Pacto de No Agresión germano-soviético?

El protocolo secreto del Pacto de No Agresión germano-soviético estableció el reparto territorial de Polonia entre Alemania y la Unión Soviética. También concedió al gobierno soviético la influencia sobre los países bálticos, Finlandia y Besarabia.

¿Cómo se rompió el Pacto de No Agresión germano-soviético?

El pacto germano-soviético fue roto por Adolf Hitler el 22 de junio de 1941, cuando dio inicio a la invasión alemana de la Unión Soviética. Poco después, el gobierno de Stalin firmó un acuerdo con el Reino Unido por el que ingresó en el bando de los Aliados.

El contexto histórico

En 1933, Adolf Hitler fue nombrado canciller de Alemania. Poco después, inició una política de rearme y expansión que incumplió lo dispuesto en el Tratado de Versalles de 1919. En este contexto, el gobierno de la Unión Soviética intentó alcanzar un acuerdo de seguridad colectiva con Francia y el Reino Unido frente a la amenaza de la Alemania nazi.

El gobierno británico promovió la política de apaciguamiento, que consistía en ceder a algunas demandas de Hitler para evitar el estallido de un conflicto militar. El gobierno francés acompañó dicha política, por lo que Alemania pudo anexionar Austria en 1938 ante la pasividad franco-británica.

En septiembre de 1938, el Reino Unido y Francia firmaron con Alemania e Italia el Pacto de Múnich, que aceptó la anexión alemana de los Sudetes de Checoslovaquia. Este hecho, sumado a la posterior ocupación alemana del resto de Checoslovaquia, dejó al gobierno soviético ante la perspectiva de enfrentarse en solitario a la expansión nazi en Europa oriental.

Por esta razón, el líder soviético Iósif Stalin inició una nueva orientación diplomática. En mayo de 1939 destituyó al ministro de Asuntos Exteriores, Maksim Litvinov, quien era partidario de la seguridad colectiva y de un acercamiento a las potencias occidentales, y nombró en su lugar a Viacheslav Molotov. Este inició inmediatamente negociaciones con el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Joachim von Ribbentrop.

Los objetivos del Pacto de No Agresión germano-soviético

Aunque la Unión Soviética continuó sus negociaciones con las potencias occidentales, Stalin optó por el pacto con Hitler. Ambos líderes tenían sus propios objetivos:

  • Stalin esperaba evitar una guerra con Alemania y conseguir el tiempo necesario para reconstruir su ejército, que había resultado debilitado debido a las purgas (ejecuciones o expulsiones) de oficiales militares sospechosos de actividades antisoviéticas en 1937.
  • Hitler consideraba que un pacto con la Unión Soviética abría la posibilidad de invadir Polonia sin tener que enfrentarse a una potencia militar (pues el gobierno soviético quedaría comprometido a no intervenir) y dirigir posteriormente sus fuerzas armadas contra Francia y el Reino Unido.

El Pacto de No Agresión germano-soviético fue firmado en Moscú el 23 de agosto de 1939. Sus firmantes fueron Ribbentrop y Molotov en presencia de Stalin.

¿Qué acordaron?

Mediante el Pacto de No Agresión, Alemania y la Unión Soviética acordaron:

  • no atacarse ni independientemente ni en alianza con otros Estados
  • no apoyar a un tercer país que pudiera atacar a la otra parte firmante del pacto
  • consultarse mutuamente sobre los temas de interés común
  • no unirse a ningún grupo de potencias que directa o indirectamente amenazara a cualquiera de las partes firmantes
  • resolver las diferencias mutuas mediante la negociación
  • conceder al pacto una duración de diez años.

El Pacto de No Agresión germano-soviético fue acompañado de un protocolo secreto que dividía Europa oriental en zonas de influencia alemana y soviética. Se acordó la partición de Polonia entre ambos países y se dejó a Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Besarabia en el área de influencia soviética.

Las consecuencias del Pacto de No Agresión germano-soviético

Como consecuencia del pacto, Alemania y la URSS se repartieron el control sobre Polonia y otros territorios.

Cuando Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, el gobierno soviético no condenó la agresión y, además, el Ejército Rojo inició unos días después su propia invasión del territorio polaco. Alemania y la Unión Soviética establecieron una frontera mutua en el río Bug.

Con la invasión de Polonia y la declaración de guerra a Alemania por parte de Francia y el Reino Unido, comenzó la Segunda Guerra Mundial. La Unión Soviética se mantuvo al margen pero, en noviembre de 1939, atacó Finlandia y la forzó a ceder el istmo de Carelia. Las repúblicas bálticas fueron anexionadas en junio de 1940 y pasaron a ser repúblicas soviéticas en agosto de 1940.

Finalmente, el Pacto de No Agresión germano-soviético fue roto por Hitler el 22 de junio de 1941, cuando las tropas alemanas comenzaron la invasión de la Unión Soviética. Este hecho provocó la entrada de la Unión Soviética en el bando de los Aliados contra la Alemania nazi.

Sigue con:

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2023). German-Soviet Nonaggression Pact. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Evans, R. J. (2007). El Tercer Reich en el poder. Península.
  • Saborido, J. (2009). Historia de la Unión Soviética. Emecé.
  • Stone, N. (2013). Breve historia de la Segunda Guerra Mundial. Ariel.

¿Cómo citar?

"Pacto de no agresión Germano-Soviético (1939)". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/pacto-de-no-agresion-germano-sovietico-1939/. Última edición: 16 octubre, 2023. Consultado: 22 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 16 octubre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)