Era cenozoica

Te explicamos qué es la era cenozoica, cómo está dividida, su geología y su clima. Además, cuáles son sus características, su flora y su fauna.

Era Cenozoica
El Cenozoico se considera la “era de los mamíferos”.

¿Qué es la era cenozoica?

La era cenozoica, o también el Cenozoico, es la última división de la escala temporal geológica. Comenzó luego de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años aproximadamente y se extiende hasta la actualidad. Se la conoce también como la “era de los mamíferos”, ya que esta fue la forma de vida privilegiada a lo largo de toda su duración. Además, es la era en la que hizo su aparición el ser humano.

Durante el Cenozoico, los continentes continuaron su deriva desde el supercontinente Pangea hasta su posición actual. Esto provocó, entre otros fenómenos, la formación de las más grandes cadenas montañosas de la actualidad, de océanos y mares, de volcanes y de las principales llanuras.

Por otra parte, la era cenozoica fue una etapa en la que el clima del planeta se enfrió paulatinamente hasta llegar a los niveles del presente. Las eras de hielo fueron extendidas, y la deriva de los continentes hacia regiones polares provocó la formación de grandes bloques de hielo.

El nombre Cenozoico proviene de los vocablos griegos kainós (“nuevo”) y zoe (“forma de vida”, “animal”), por lo que significa “vida nueva”.

Características de la era cenozoica

Algunas de las principales características de la era cenozoica son:

  • Comenzó hace 65 millones de años y se extiende hasta la actualidad.
  • Se subdivide en tres períodos: Paleógeno, Neógeno y Cuaternario.
  • Durante esta era, los continentes derivaron hasta su posición actual.
  • Evolucionaron y se diversificaron los mamíferos.
  • Aparecieron los primeros homínidos, que luego evolucionaron hasta la aparición de los seres humanos.
  • El clima fue cambiante, con momentos de altas temperaturas y extensas eras de hielo.

División de la era cenozoica

Era Cenozoica
El período cuaternario se extiende hasta la actualidad.

La era cenozoica se dividió en tres períodos, cada uno subdividido a su vez en diversas épocas:

  • Período paleógeno. Se inició hace 65 millones de años y se extendió hasta hace 23,8 millones. Se divide en tres épocas:
    • Paleoceno. Comenzó hace 65 millones de años y terminó hace 54,8 millones.
    • Eoceno. Comenzó hace 54,8 millones de años y terminó hace 33,7 millones.
    • Oligoceno. Comenzó hace 33,7 millones de años y terminó hace 23,8 millones.
  • Período neógeno. Se inició hace 23,8 millones de años y terminó hace 1,8 millones. Se divide en dos épocas:
    • Mioceno. Comenzó hace 23,8 millones de años y terminó hace 5,3 millones.
    • Plioceno. Comenzó hace 5,3 millones de años y terminó hace 1,8 millones.
  • Período cuaternario. Se inició hace 1,8 millones de años y llega hasta la actualidad. Se divide en dos épocas:
    • Pleistoceno. Comenzó hace 1,8 millones de años y terminó hace 11.000 años.
    • Holoceno. Comenzó hace 11.000 años y se extiende hasta la actualidad.

Desuso del término Terciario: A principios del siglo XX, se usaban las denominaciones Terciario y Cuaternario para nombrar a dos grandes períodos del Cenozoico. Sin embargo, la Comisión Internacional de Estratigrafía (ICS, por sus siglas en inglés) decidió abandonar el uso del término Terciario en 2008. En su lugar, se establecieron dos nuevas subdivisiones que lo remplazan: el Paleógeno y el Neógeno. Por otro lado, el término Cuaternario se conservó, entonces la subdivisión de la era cenozoica quedó establecida en Palógeno, Neógeno y Cuaternario.

Geología de la era cenozoica

Era Cenozoica - Los Alpes
Cuando la placa africana colisionó con Eurasia, se produjo la orogenia de los Alpes.

Durante la era cenozoica, los supercontinentes Gondwana y Laurasia continuaron con la separación que había comenzado en el Mesozoico, de modo que los continentes fueron adquiriendo su orientación y posición actuales. Además, el océano Atlántico se ensanchó, y América del Norte y América del Sur se unieron con la creación del istmo de América Central.

Otro evento geológico importante durante el Cenozoico fue la colisión entre la placa india y la euroasiática hace 50 millones de años, lo que desencadenó en la formación de los Himalayas, la cordillera más elevada del planeta. Además, la placa africana colisionó con la euroasiática hace 35 millones de años, lo que tuvo como consecuencia el cierre definitivo del mar de Tetis y la formación de los Alpes.

Por otro lado, se formó también la cordillera de los Andes, que se extiende de norte a sur en América, producto de la subducción entre las placas sudamericana y norteamericana con las placas de Nazca y del Pacífico.

Los últimos relieves en formarse, y los más nuevos en términos geológicos, fueron las llanuras. Como consecuencias de la erosión de las rocas y el transporte de los sedimentos por el viento y los ríos desde las zonas más elevadas hacia las áreas más bajas, se formaron grandes cuencas sedimentarias, como la del Amazonas, la del Indo-Ganges, la del Misisipi y la del Paraná, entre muchas otras.  

Clima de la era cenozoica

El clima del Cenozoico ha sido de un enfriamiento paulatino desde el final de la era mesozoica hasta la actualidad. Aunque se cree que esta era terminó luego de un enfriamiento repentino por el bloqueo solar que produjo la ceniza en la atmósfera debido al Evento K-Pg (que provocó la extinción de los dinosaurios y de muchas otras formas de vida), el Mesozoico tuvo temperaturas mayores que la era cenozoica. Esto se debe a que la sucesión de eras de hielo, sumada a la deriva de los continentes hacia zonas polares y el enfriamiento del agua de los océanos, disminuyó la temperatura global del planeta.

Sin embargo, más cerca de nuestros días, hubo extensos períodos de calentamiento de la atmósfera. El Holoceno Máximo fue un período de tiempo que comenzó alrededor del 6000 a. C. y duró hasta el 2500 a. C., y en él las temperaturas aumentaron considerablemente. Asimismo, el llamado “período cálido medieval” también fue un momento de aumento de la temperatura global del planeta, entre los años 700 y 1200 d. C.

Estas etapas cálidas y relativamente estables de unos 12.000 años de duración hasta la actualidad fueron las que permitieron la expansión de la civilización humana sobre la Tierra durante el Holoceno.

A partir de la aparición de los seres humanos, y en especial en los últimos 200 años, la modificación de la dinámica natural del planeta por parte de las sociedades fue tan acelerada que en los últimos años se propuso agregar una nueva era geológica: el “Antropoceno”. Esta nueva clasificación busca dimensionar el enorme impacto que ha tenido la aparición del ser humano en un tiempo geológico muy breve, en especial en la dinámica climática.

Las eras de hielo

Era Cenozoica
En los períodos interglaciares, el calor aumentaba y los hielos retrocedían.

Algunas estimaciones señalan que durante el Cuaternario sucedieron muchos momentos de enfriamiento de la atmósfera, lo que generó períodos glaciares o “eras de hielo”.

Durante las glaciaciones, los hielos se expandían, los mares descendían y el clima global se enfriaba. En los períodos interglaciares, en cambio, el frío mermaba, los hielos retrocedían y el nivel de los océanos aumentaba.

En el último millón de años, habrían ocurrido cuatro grandes glaciaciones: la glaciación de Günz (hace 1,1 millones de años), la glaciación de Mindel (hace 580.000 años), la glaciación de Riss (hace 200.000 años) y la glaciación de Würm (la más reciente, hace 80.000 años).

Flora de la era cenozoica

era cenozoica flora hierbas
En la era cenozoica surgieron hierbas y gramíneas en las zonas más áridas.

En la era cenozoica, la vegetación se expandió y diversificó, sobre todo durante las primeras épocas, más húmedas y cálidas. Posteriormente, los bosques empezaron a ceder terreno a zonas más secas y áridas que se formaron en el interior de los continentes. Así surgieron las gramíneas y las hierbas.

Luego de la aparición de los seres humanos, y en especial a partir de la revolución neolítica, las especies comestibles y cultivables comenzaron a predominar y a desarrollarse en muchas partes del mundo gracias a la práctica de la agricultura.

La separación continental también permitió una mayor diversificación, además de la aparición y evolución de especies endémicas, que son aquellas que solo se encuentran en sitios específicos del planeta y que no se diversificaron territorialmente.

Fauna de la era cenozoica

Tigre - Era cenozoica
Los mamíferos proliferaron durante la era Cenozoica.

Al inicio de la era cenozoica, las especies supervivientes de la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno fueron en su mayoría pequeños mamíferos, reptiles y aves. Por eso fueron los que más rápido proliferaron, despojados de sus grandes depredadores.

Entre los mamíferos, estaban los roedores y pequeños equinos. Sus mayores depredadores pasaron a ser grandes aves sin vuelo, como las pertenecientes al género Titanis.

En el Neógeno, aparecieron los primeros primates, y entre ellos los primeros homininos, antecesores del género humano. Además, los bovinos, los antílopes, las gacelas y otros mamíferos de buen tamaño florecieron durante dicho período, lo mismo que los mamíferos acuáticos, como las ballenas.

Finalmente, el Cuaternario se caracterizó por la presencia de los grandes depredadores felinos, como los tigres dientes de sable. También proliferaron los mamuts lanudos, adaptados a las eras glaciales.

La presencia del ser humano influyó en el destino de muchas de estas especies. Algunas de ellas se extinguieron debido al aumento de la cacería por parte de esta nueva especie, que poco a poco se convirtió en la dominante en todo el planeta.

Evolución de la humanidad

Era Cenozoica
El Homo sapiens es la única especie no extinta hoy.

En el período cuaternario, aparecen los primeros seres humanos, producto de un lento proceso de cambios evolutivos a partir de los primeros homínidos surgidos en el continente africano.

Cuando estos homininos migraron hacia Eurasia y Oriente Próximo, dieron origen a nuevas especies humanas. Las últimas fueron el Homo neanderthalensis (hombre de Neandertal), el Homo denisovensis (homínido de Denisova) y el Homo sapiens, la única especie que sobrevivió hasta la actualidad y a la que comúnmente nos referimos como “seres humanos” .

Referencias

  • AstroMía. (s.f.). El Neógeno. Mioceno y Plioceno. https://www.astromia.com/
  • EcuRed. (s.f.). Era Cenozoica. https://www.ecured.cu/
  • Gullo, J., Nardulli, J. P., Echeverría, M. J., Capuz, S. M., Lazzaro, Y. (2020). El proceso de hominización. En Ciencias Sociales. Sociedades y ambientes del mundo. De las primeras sociedades al fin de la Edad Media (pp. 139-152). AZ. http://az.com.ar/
  • Milo, A. (2023). Antropoceno, la era geológica definida por el impacto humano en la Tierra. National Geographic en Español. https://www.ngenespanol.com/
  • Tarbuck, E. y Lutgens, F. (2005). Ciencias de la Tierra. Una introducción a la geología física. Pearson Educación.

¿Cómo citar?

"Era cenozoica". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/era-cenozoica/. Última edición: 5 abril, 2024. Consultado: 13 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 5 abril, 2024
Fecha de publicación: 12 abril, 2019

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)