Mercurio

Te explicamos qué es el mercurio, cuándo fue descubierto y sus propiedades. Además, cuáles son sus características, usos y más.

Mercurio
El mercurio es el único metal que permanece líquido a temperatura ambiente.

¿Qué es el mercurio?

El mercurio es un elemento químico metálico, conocido también como azogue, hidrargiro o plata líquida. Su símbolo en la Tabla Periódica de los elementos es Hg y proviene de su nombre en griego antiguo: hydrargyros, término compuesto por hydro (“agua”) y argyros (“plata”). Esto se debe a que es el único metal líquido a temperatura ambiente (es líquido como el agua, pero con brillo metálico como la plata).

El nombre “mercurio” proviene de la mitología romana, pues las cualidades principales del dios romano Mercurio eran su movilidad y velocidad. El símbolo alquímico de este metal es también el símbolo del planeta Mercurio.

Ver además: Halógenos

Mercurio en la tabla periódica

El mercurio pertenece al grupo XII (IIB) de la Tabla Periódica. Se encuentra entre los metales de transición (grupos 3 al 12).

A este grupo específico se le conoce como grupo del zinc y contiene los elementos zinc (Zn), cadmio (Cd), mercurio (Hg) y copernicio (Cn).

¿Cuándo fue descubierto el mercurio?

Mercurio
Los antiguos griegos usaban el mercurio en ungüentos.

El mercurio se conoce desde épocas antiguas de la humanidad: es posible encontrarlo en tumbas del Antiguo Egipto que datan del 1500 a. C. y en tumbas teotihuacanas de 1800 años de antigüedad.

Sus propiedades fascinaron al ser humano, que en aquellas épocas vio en él un elemento primigenio, el metal puro y original del cual habrían nacido los demás conocidos. Por eso se lo consideró como un remedio poderoso para diversos males, capaz de prolongar la vida eternamente.

Los antiguos griegos lo usaban en ungüentos, los egipcios como cosmético, y hacia el siglo V se descubrió que se podían hacer amalgamas, es decir, mezclas de mercurio y otros metales.

Propiedades químicas del mercurio

El mercurio tiene una reactividad química baja, lo que hace que reaccione muy poco con la mayoría de los ácidos, excepto con aquellos que son altamente oxidantes como el ácido sulfúrico concentrado, el agua regia (mezcla de ácido nítrico y ácido clohídrico concentrado) y el ácido nítrico, que lo disuelven dejando sulfatos, nitratos y cloruros.

Algunas otras reacciones del mercurio se asemejan a las de la plata. Por ejemplo, el ácido sulfhídrico atmosférico, los copos de azufre sólido, el carbón activado o el zinc en polvo se emplean para contener derrames de mercurio.

En contacto con otros metales, el mercurio tiende a formar amalgamas, es decir, mezclas. El mercurio disuelve el oro perfectamente, el manganeso, el cobre y el zinc. Sin embargo, no disuelve el hierro, ni la mayoría de los metales de transición de la Tabla Periódica.

Su reacción con el aluminio es particularmente corrosiva, ya que el mercurio destruye la capa de óxido que protege a este metal.

Propiedades físicas del mercurio

mercurio
El mercurio forma esferas perfectas de fácil deslizamiento.

El mercurio es el único elemento químico metálico naturalmente líquido, a pesar de ser un metal blanco y pesado. A diferencia de otros metales, es un mal conductor del calor; no así de la electricidad.

Sus puntos de solidificación y ebullición son particularmente bajos para ser un metal (-38,83 °C y 356,73 °C respectivamente). Esto se debe a su configuración electrónica tan particular, que lo hace semejante en comportamiento a los gases nobles.

En su estado natural, el mercurio forma esferas perfectas que se deslizan con facilidad sobre las superficies y que al ser cortadas físicamente generan nuevas esferas. Como todos los líquidos, no tiene una forma definida sino que se adapta al envase donde esté contenido, aunque sí posee un volumen propio.

Ante el calor, el mercurio se comporta como un metal, dilatándose. Gracias a esta propiedad, durante mucho tiempo fue utilizado en los termómetros.

Abundancia del mercurio

mercurio mina
En las minas de mercurio se obtiene cinabrio, del que se extrae el metal.

El mercurio está presente en depósitos a lo largo del mundo, mayoritariamente como cinabrio (sulfuro de mercurio (HgS)). Sin embargo, es relativamente raro en la superficie terrestre (0,08 partes por millón).

Usualmente aparece en forma de sales y óxidos, pero como no se mezcla geoquímicamente con los elementos que abundan en el planeta, sus depósitos son de elevada concentración. La mayoría de sus yacimientos se encuentran en zonas de reciente orogénesis, con rocas de alta densidad obligadas a surgir a la corteza terrestre debido a la actividad volcánica.

Isótopos del mercurio

El mercurio posee siete isótopos. De ellos el 202Hg es el más abundante. Algunos son radiactivos y presentan un período de desintegración relativamente largo (entre 46 días y 444 años), como el caso del 194Hg y el 203Hg. El resto de los isótopos radiactivos tienen períodos de desintegración de apenas un día.

¿Para qué sirve el mercurio?

mercurio termómetro
En un termómetro, el mercurio se expande con el calor señalando la temperatura.

El mercurio tiene gran cantidad de aplicaciones para el ser humano, tales como:

  • En la minería. Dada su reactividad al oro y otros metales preciosos, es un elemento ampliamente usado en la extracción (sobre todo, ilegal) de estos, lo cual suele conducir al envenenamiento de ríos y de aguas subterráneas.
  • En la industria manufacturera. Con mercurio se elaboran termómetros, barómetros y otros instrumentos que aprovechan su dilatación ante el calor. También se utilizan para fabricar lámparas de vapor de mercurio, interruptores líquidos y electrodos.
  • En la industria química. El mercurio se emplea en la fabricación de pesticidas, como catalizador de baterías, detonador de explosivos (fulminato de mercurio), o como pigmento en pinturas y ceras de lacrar. También para producir cloro y soda cáustica.
  • En medicina. Antiguamente se empleaba para hacer amalgamas dentales (odontológicas), tendencia que está en desuso debido a la toxicidad del metal. También se lo usa en antisépticos, laxantes, pomadas y otros medicamentos que, por otro lado, cada vez es más frecuente que sean prohibidos.

Toxicidad

El mercurio es un metal altamente tóxico, cuya ingesta en el cuerpo ocasiona daños en el sistema nervioso y en el sistema hepático. Además puede causar diversas reacciones alérgicas, irritación dérmica, fatiga crónica y dolor de cabeza.

Su presencia en el organismo ocasiona incluso daños al ADN y a los cromosomas. Puede provocar disminución en la fertilidad o descendencia con defectos congénitos.

Los daños cerebrales pueden conducir a la pérdida de sentidos (ceguera, sordera), degradación de la personalidad o dificultades de aprendizaje, e incluso pérdida permanente de la memoria. La exposición a los vapores del mercurio, en procesos industriales, puede provocar envenenamiento y debe evitarse a toda costa.

Contaminación ambiental por mercurio

mercurio - lampara
El mercurio de las lámparas llega a contaminar el suelo y el agua.

Sus efectos medioambientales suelen ser desastrosos, ya que tiende a acumularse en el suelo y las aguas. Esta contaminación también proviene del mercurio que se vierte en la atmósfera durante quema de combustibles y otros procesos industriales.

Una vez en el ecosistema, este elemento altera significativamente los valores de pH de aguas y suelos. Por otro lado, se acumula también dentro de los seres vivos, por ejemplo en los peces que son particularmente sensibles al metilmercurio, y sus organismos se ven severamente afectados.

A su vez, por la acumulación en los animales, el mercurio puede intoxicar también a los seres humanos debido a la pesca o ingesta de alimentos contaminados.

Producción mundial de mercurio

La explotación de mercurio en el mundo presenció su principal auge cuando se convirtió en un elemento indispensable para la explotación minera de las Américas, en épocas coloniales. Un segundo auge tuvo lugar más adelante, cuando la industria química inició los procesos de obtención del cloro.

Sin embargo, después de 1980 sus efectos medioambientales se hicieron más notorios y estudiados. Como consecuencia, su explotación inició un paulatino descenso, a medida que también se lo tendía a reemplazar por materiales menos tóxicos.

Los principales productores de mercurio del mundo son China, Kirguistán, Argentina, México, Perú, Tayikistán y Noruega.

Sigue con: Magnesio

Referencias:

¿Cómo citar?

"Mercurio". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/mercurio-metal/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 13 abril, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 23 enero, 2023
Fecha de publicación: 16 diciembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)