Edad Antigua

Te explicamos qué es la Edad Antigua y cuáles son sus elementos características. Además, las principales culturas de esta época.

Edad Antigua
Durante la Edad Antigua aparecieron las primeras grandes civilizaciones de la humanidad.

¿Qué fue la Edad Antigua?

La Edad Antigua es el período de la historia que se inicia con la invención de la escritura, hacia el 3000 a. C. y finaliza con la caída del Imperio Romano de Occidente, en el 476 d. C. Durante la Edad Antigua surgieron las primeras grandes civilizaciones como el Antiguo Egipto, la Antigua Grecia y la Antigua Roma.

Durante este periodo aparecieron los primeros Estados centralizados, se inventó la escritura, se desarrollaron diferentes sistemas políticos que siguen existieron hasta el día de hoy (como la monarquía y la democracia), se creó la moneda como elemento fundamental para el comercio y se idearon cientos de avances técnicos que permitieron el desarrolló económico y cultural de la humanidad.

Ver además: Edad Media

Características de la Edad Antigua

Edad Antigua
El Antiguo Egipto fue una de las sociedades más duraderas de la Antigüedad.

Entre las principales características de la Edad Antigua, se puede destacar que:

  • Se ubica temporalmente entre 3000 a. C. y el 476 a. C., desde la invención de la escritura hasta la caída del Imperio Romano de Occidente.
  • Durante este periodo, surgieron las primeras civilizaciones que conformaron estados centralizados, con jerarquización social, imposición de tributos y apropiación de excedentes de producción.
  • Entre sus civilizaciones más importantes se destacan el Antiguo Egipto, las ciudades-Estado sumerias, la cultura griega, el helenismo y la civilización romana.
  • Geográficamente, las áreas nucleares de la Edad Antigua fueron el Próximo Oriente y los territorios de la cuenca del mar Mediterráneo.
  • Durante este periodo, surgieron y se expandieron la religión judía y cristiana.

La Edad Antigua en la Historia

En el siglo XVIII, el historiador alemán Cristóbal Celarius propuso observar los cambios y continuidades a lo largo de la historia de la humanidad. Estableció una clasificación de edades históricas cuyo inicio se centra en la invención de la escritura. Desde esta perspectiva, todo lo ocurrido antes, corresponde a la “Prehistoria”, y lo ocurrido después de la invención de la escritura, corresponde a la “Historia”.

Desde esta perspectiva historiográfica, la Edad Antigua sería la primera de las edades de la Historia, seguida por la Edad Media, la Edad Moderna y la Edad Contemporánea.

Sin embargo, esta perspectiva historiográfica está especialmente centrada en los estudios sobre el pasado de las culturas europeas. Con el desarrollo de los estudios históricos, esta división temporal se fue matizando y se crearon periodizaciones específicas, más apropiadas para estudiar las diferentes sociedades de la historia de la humanidad.

Principales culturas de la Edad Antigua

Edad Antigua
La Antigua Grecia es considerada un pilar fundamental de la cultura occidental actual.

Durante la Edad Antigua surgieron diferentes sociedades que dejaron un gran legado político y cultural. La concentración del poder y la centralización de recursos les permitió constituirse como Estados poderosos entre las diferentes sociedad de la época.

Entre las civilizaciones más importantes de la Edad Antigua, se encuentran:

  • Civilización sumeria (3500-1750 a. C). A lo largo de su historia, los sumerios fundaron decenas de ciudades-Estado a orillas de los ríos Tigris y Éufrates. A través de unidades diversas políticas centralizadas, organizaron la producción agrícola y el comercio, ordenaron la construcción de grandes obras, establecieron sistemas de leyes y formaron ejércitos. Los sumerios son reconocidos por haber inventado uno de los primeros sistemas de escritura y haber compuesto el Poema de Gilgamesh, la primera versión del mito del diluvio universal.
  • Civilización egipcia (3300-332 a. C.). Los egipcios habitaron el valle del río Nilo, al norte de África. En la historia del reino de Egipto se intercalan momentos de crisis política y social, con períodos de unidad y centralización del poder. En los períodos de auge estatal, el reino de Egipto estaba unificado bajo el mando de un faraón cuyo poder se legitimaba a través de las creencias religiosas. Los egipcios inventaron la escritura jeroglífica y construyeron grandes pirámides, tumbas con ricos ajuares y templos monumentales.
  • Civilización griega (1200-146 a. C.). Los griegos ocuparon el mar Egeo, sus islas y las tierras que lo rodean. Desarrollaron una sociedad organizada en torno a pequeñas ciudades-Estado independientes entre sí, pero que compartían una cultura e identidad común. La cultura griega influenció fuertemente a la civilización romana posterior, y ambas se consideran la cuna de la cultura occidental.
  • Civilización romana (753 a. C.-476 d. C.). Desde la fundación de Roma, los romanos fueron conquistando otros territorios y reinos vecinos, hasta construir un imperio que abarcó gran parte de Europa, el norte de África y el Próximo Oriente. La cultura y la política romanas se constituyeron como una base fundamental de la cultura occidental.

Elementos característicos de la Edad Antigua

Edad Antigua - Egipto
Los registros más antiguos de  escritura egipcia datan del 3000 a. C.

Existen diferentes elementos característicos que compartieron las sociedades de la Edad Antigua.

Escritura

La invención de la escritura es el hecho fundamental que los historiadores utilizan para marcar, de manera general, el comienzo de la Edad Antigua. Su importancia radica en la posibilidad de conocer con mayor profundidad a las sociedades del pasado.

Las fuentes escritas permiten a los historiadores conocer cómo se administraron los estados de la Antigüedad, cómo eran sus leyes, cuáles eran sus mitos y/o creencias religiosas o, por ejemplo, cómo eran las relaciones entre las elites de poder y el resto de la población.

Los sistemas de escritura más antiguos fueron creados por los sumerios y los egipcios. Se cree que estos sistemas fueron creados de manera independiente; es decir, que fueron desarrollos tecnológicos autónomos de cada una de estas sociedades.

Organización política en la Edad Antigua

Edad Antigua
Los romanos construyeron uno de los imperios más grandes de la Antigüedad.

Una de las principales características de la Edad Antigua es la aparición del Estado como forma predominante de organización política y social. Si bien existen registros más antiguos de sociedades con un poder jerarquizado, durante la Antigüedad aparecieron los primeros Estados centralizados, con una elite que acaparaba los excedentes de producción agrícola y los administraba para la construcción de grandes obras y el bienestar del conjunto de la sociedad.

Los Estados de la Edad Antigua tomaron diferentes formas: pequeñas ciudades-Estado (como las de los sumerios, los fenicios o las polis griegas), reinos (como Egipto o Assur) e imperios (como el Imperio helenístico de Alejandro Magno o el Imperio Romano).

Cada sociedad de la Antigüedad tuvo su propio sistema de leyes. En la mayoría de los casos, lo que se podía hacer y lo que no se podía hacer estaba ligado a las creencias religiosas y dictado por la propia tradición cultural. En otros casos, los Estados desarrollaron sistemas políticos más complejos, que atravesaron cambios y se enfrentaron a las diferentes fuerzas políticas dentro de la sociedad.

Existieron sistemas de gobierno autocráticos y centralizados en una sola persona; por ejemplo, en el Antiguo Egipto , el faraón era la cúspide del poder político y religioso del Estado. También se desarrollaron sistemas oligárquicos, con diferentes niveles de participación de las familias aristocráticas. Y, durante la Edad Antigua, se creó el primer sistema democrático; los ciudadanos atenienses gobernaron su polis a través de las asambleas y un complejo sistema de magistrados.

Organización social durante la Edad Antigua

Edad Antigua
Con el surgimiento de los Estados centralizados aparecieron diferencias entre grupos sociales.

La aparición de los Estados centralizados fue de la mano con la jerarquización social. Dentro de las comunidades, aparecieron líderes religiosos y civiles que se ocuparon de la gestión de los recursos producidos por el conjunto de la población.

Con la aparición de las ciudades, la población dedicada a la producción agrícola comenzó a tener una vida diferente a la población urbana, dedicada a tareas de manufactura, comercio y administración. Esta separación de roles fomentó la conformación de grupos sociales de la comunidad en relación a su trabajo.

La diferenciación y jerarquización de los grupos sociales fue diferente en cada cultura. Sin embargo, se puede caracterizar de manera general la existencia de estos grupos en las distintas sociedades de la Edad Antigua:

  • Elite. En cada sociedad, un grupo acaparó las funciones de gestión y administración de los bienes del Estado y la dirección de los asuntos civiles. En la mayoría de los casos, la élite estuvo vinculada además con el ejercicio del poder militar y el ejercicio de las funciones religiosas. A esta clase pertenecían el monarca o rey, las familias aristocráticas y los funcionarios estatales.
  • Clase sacerdotal. Cada sociedad tuvo su propio sistema de creencias que, a través de los mitos e historias, legitimaban la organización política y social establecida. La clase sacerdotal tenía privilegios, administraba los templos y organizaba el culto y las ofrendas de la población.
  • Clase militar. Con el desarrollo de Estados territoriales, los guerreros especializados ocuparon un lugar fundamental en la sociedad. En la mayoría de las sociedades, el grueso de los ejércitos estaba compuesto por campesinos que tomaban las armas antes el llamado del Estado. Sin embargo, quienes ocupaban los rangos más altos dentro de la organización militar contaban con privilegios y conformaban parte de la élite de cada sociedad.
  • Comerciantes. El crecimiento de la población y de las ciudades llevó a la aparición de personas dedicadas exclusivamente a la compra y venta de bienes, que se establecieron en los mercados de las ciudades o viajaban entre los pueblos para llevar y traer diferentes mercancías. Con el tiempo, se desarrollaron rutas comerciales que atravesaron Estados y regiones enteras. Por su rol fundamental en la obtención de recursos valiosos para las élites y los Estados, los comerciales siempre gozaron de algunos privilegios en las diferentes sociedades.
  • Trabajadores especializados. En las ciudades, los trabajadores especializados en diferentes tipos de manufacturas vivían de lo que producían y, en muchos casos, estaban asociados al Estado. Esta clase estaba conformada por todos aquellos que se dedicaban a la producción especializada de algún tipo de manufactura: carpinteros, alfareros, tejedores, albañiles, escribas, etc.
  • Campesinos. En todas las grandes sociedades de la Antigüedad, el grueso de la población estaba compuesto por campesinos dedicados a la producción agrícola y ganadera. En algunos casos eran dueños de la tierra que trabajaban y pagaban impuestos y tributos al Estado que, a su vez, contribuía con la construcción de obras de regadío, seguridad y protección.
  • Esclavos. La mayoría de las sociedades antiguas tenían esclavos. Los esclavos solían ser prisioneros de guerra o, en algunos casos, personas que no pudieron pagar sus deudas. Los esclavos eran por definición, personas no-libres, que debían obedecer el mando de su propietario y podían ser comprados y vendidos.

Sigue con: Época Clásica

Las Edades de la Historia

  • Edad Antigua. Comienza con la invención de la escritura en el Próximo Oriente y en Egipto hacia el 3000 a. C., y termina con la caída del Imperio Romano de Occidente. Durante este periodo surgieron las primeras grandes civilizaciones de la humanidad, que conformaron grandes imperios con economías basadas en la explotación de recursos y el esclavismo. Las principales áreas de expansión cultural fueron las del Cercano Oriente, el norte de África y el sur del continente europeo.
  • Edad Media. Se extiende desde la caída del Imperio Romano de Occidente hasta la conquista de América, en 1492, aunque algunos historiadores ubican el final del periodo con la caída del Imperio Romano de Oriente, en 1953. La Edad Media se caracteriza por la fragmentación del poder político en Europa, el desarrollo de la economía feudal y la hegemonía del cristianismo en los asuntos públicos y privados de la sociedad.
  • Edad Moderna. Se extiende hasta la Revolución francesa, en 1789. Se caracteriza por el apogeo de las monarquías centralizadas, la reaparición de grandes imperios y ciudades, la expansión de los reinos europeos sobre el resto de los continentes y la aparición de la burguesía, como nueva clase social.
  • Edad Contemporánea. Es la que llega hasta la actualidad. Se caracteriza por la industrialización, la imposición del capitalismo como sistema socio-económico dominante, el avance de la tecnología y el proceso de globalización. Políticamente, es el periodo de la defensa de los derechos humanos, de la participación política y de las grandes organizaciones de alcance mundial.

Ver también: Historia

Referencias

  • Finley, M. I. (Ed.). (1990). Estudios sobre historia antigua (Vol. 8). Ediciones Akal.
  • Pilar, F. U. (2014). Historia Antigua Universal II. El mundo griego. Editorial UNED.
  • Grimal, P. (Ed.). (1990). El mundo mediterráneo en la Edad Antigua. III. El Helenismo y el auge de Roma (Vol. 2). Siglo XXI de España Editores.
  • Grimal, P. (Ed.). (1990). El mundo mediterráneo en la Edad Antigua. III. La formación del Imperio Romano (Vol. 3). Siglo XXI de España Editores.
  • Plácido Suárez, D. (1993). Introducción al mundo antiguo: problemas teóricos y metodológicos. Colección Historia Antigua, 1.

¿Cómo citar?

"Edad Antigua". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/edad-antigua/. Última edición: 5 diciembre, 2023. Consultado: 13 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 5 diciembre, 2023
Fecha de publicación: 25 abril, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)