Prehistoria

Te explicamos qué es la prehistoria y sus características principales. Además, cuáles son sus etapas, el arte prehistórico y más.

La prehistoria comprende la historia de la humanidad previa a la invención de la escritura.

¿Qué es la prehistoria?

Se conoce como prehistoria al periodo de la historia que abarca desde la aparición de los primeros seres humanos, hace 2.5 millones de años, hasta la invención de la escritura, hacia el año 3000 a. C. Este concepto pertenece a una periodización tradicional que divide a la historia de la humanidad en diferentes edades (Antigua, Media, Moderna y Contemporánea) y considera “prehistóricos” a todos los pueblos que no poseen un sistema de escritura. 

La prehistoria abarca la Edad de Piedra e incluye los periodos Paleolítico y Neolítico. Durante el periodo Paleolítico, se dio el proceso de hominización (la evolución del hombre) y la aparición de los primeros seres humanos como los conocemos hoy. 

La especie humana se expandió por los diferentes continentes, aparecieron las primeras formas de organización social y se desarrollaron las primeras técnicas de trabajo sobre la piedra para crear herramientas. 

Durante el periodo Neolítico, algunas sociedades humanas desarrollaron la agricultura y la ganadería, lo que llevó a la aparición de los primeros asentamientos sedentarios y las primeras formas de organización social más complejas. 

Los especialistas ya no utilizan el nombre “prehistoria” para referirse a este periodo, porque el término implica que no se puede conocer la historia de los pueblos sin escritura y, por lo tanto, la idea de que estos no son objeto de estudio de los historiadores. En la actualidad, los historiadores prefieren usar el nombre “etapa ágrafa”, ya que las civilizaciones que no dejaron testimonios escritos también son parte de la historia de la humanidad y pueden conocerse a través de diversos tipos de fuentes.

Edad de los Metales. La Edad de los Metales es una forma de datación histórica que los arqueólogos utilizan para categorizar cronológicamente a las sociedades que desarrollaron técnicas de trabajo complejas para manipular metales como el cobre, el bronce y el hierro. Esta habilidad generó otros cambios sociales, económicos y culturales, que las diferenció del resto de las sociedades contemporáneas.
La Edad de los Metales solo se utiliza para describir a algunas sociedades de Europa, Asia y África. La datación se superpone con el periodo Neolítico de la Edad de Piedra (último periodo de la prehistoria) y la Edad Antigua (primer periodo de la “historia”).

Preguntas frecuentes

¿Qué es la prehistoria?

La prehistoria es el primer periodo de la historia de la humanidad: empieza con la aparición de los primeros seres humanos hace 2.5 millones de años y termina con la invención de la escritura hacia el año 3.000 a. C.

¿Cuáles son las etapas de la prehistoria?

Los principales periodos de la prehistoria son el Paleolítico y el Neolítico.

¿Qué sucedió durante la prehistoria?

Durante la prehistoria se conformó la especie humana como la conocemos hoy en día. Es el periodo más largo de la historia de la humanidad y abarca el proceso de hominización, la aparición de formas de organización compleja y la transformación de la vida humana por el paso de una economía de subsistencia (forma de vida nómade) a una economía productiva (forma de vida sedentaria). 

Características de la prehistoria

evolución del hombre
El proceso evolutivo humano se estudia desde diferentes disciplinas sobre restos fósiles y materiales.

Las principales características de la vida humana durante la prehistoria fueron la evolución de la especie, el nomadismo, la invención de herramientas de piedra, el desarrollo de diferentes técnicas de caza y la aparición de formas de organización social cada vez más complejas.

  • Durante la prehistoria, el proceso de evolución humana abarcó cambios biológicos y culturales que llevaron a la aparición de la especie humana actual. 
  • Se desarrollaron diferentes técnicas de trabajo sobre los recursos naturales, para la creación de herramientas, armas y utensilios: madera, piedra, huesos y metales.
  • Se pasó de organizaciones sociales simples basadas en una economía de subsistencia (nomadismo, caza y recolección) a organizaciones sociales más complejas vinculadas a una economía productiva (sedentarismo, ganadería y agricultura).  

Etapas de la prehistoria

Los periodos de la prehistoria se diferencian por las técnicas de trabajo sobre la piedra.

La prehistoria se corresponde con la Edad de Piedra que, a su vez, se divide en los periodos Paleolítico, Mesolítico y Neolítico. Estos periodos se vinculan con el desarrollo histórico de cada sociedad humana, por lo que la división temporal de estas etapas no es exacta. 

Las principales características de estos periodos son:

  • Paleolítico. Corresponde a la etapa más antigua de la prehistoria, desde el 2.500.000 hasta el 35.000 a. C. aproximadamente. Su denominación proviene del griego que significa “piedra antigua”. Durante este periodo se dio el proceso de evolución humana hasta la aparición del ser humano como lo conocemos. Hacia el fin de este periodo, las sociedades humanas se organizaban en bandas, eran nómadas y su economía se basaba en la caza y la recolección. 
  • Mesolítico. Corresponde a la etapa que va desde el 10.000 hasta el 6.000 a. C. Se caracterizó por los avances en el trabajo de la piedra pulida y por la aparición de algunos cambios en la forma de la caza y recolección, que permitieron desarrollar de manera gradual el paso de una economía de subsistencia a una economía de producción agrícola y ganadera. Además, durante esta etapa aparecieron los primeros asentamientos estacionales. 
  • Neolítico. Corresponde a la etapa que va desde el 6000 hasta el 3000 a. C. Se caracterizó por el trabajo de la piedra moldeada y pulida, el avance en las prácticas de agricultura y la domesticación de algunos animales. Estos cambios consolidaron la forma de vida sedentaria y la aparición de asentamientos de mayor cantidad de población. Con este proceso, las organizaciones humanas se volvieron más complejas y aparecieron las primeras formas de jerarquización social.

La evolución humana en la prehistoria

Durante el periodo Paleolítico, se dio el proceso de evolución humana (también llamado proceso de hominización) a través del cual se dieron los diferentes cambios biológicos y culturales que llevaron a la aparición del ser humano actual. De manera simplificada se puede organizar el proceso de hominización en:  

  • Homo habilis. Son los homínidos más antiguos y datan de hace 2,5 millones de años. Habitaron África, llegaron a medir 1,40 metros y tenían una capacidad craneal de 700 cm³. Son el género Homo que desarrolló el habla, fabricó las primeras herramientas de piedra y construyó refugios transitorios. 
  • Homo erectus. Son los homínidos que migraron por diferentes regiones de África, Europa, Asia y Oceanía. Los más antiguos aparecieron hace 1,5 millones de años. Alcanzaron alturas de 1,60 metros y una capacidad craneal de 1000 cm³. Aprendieron a cazar animales pequeños y a controlar el fuego. 
  • Homo sapiens. Los restos fósiles más antiguos de este género Homo datan de hace 200.000 años, pero se cree que su evolución del Homo erectus comenzó hace 500.000 años. Llegaron a tener 1,70 metros de altura y una capacidad craneal de 1500 cm³. Algunos especialistas creen que su potencial intelectual era equivalente a la del ser humano actual. Desarrollaron un lenguaje complejo, mejoraron sus técnicas de fabricación de herramientas y fueron los primeros homínidos en enterrar a sus muertos. 
  • Homo neanderthalensis. Estos homínidos solo habitaron en Europa y Asia y existieron entre 230.000 y 30.000 años atrás. Actualmente se los considera una subespecie del Homo sapiens y no se conocen las razones de su extinción. Durante el último tiempo, coexistieron con los Homo sapiens sapiens, otra subespecie del género Homo.
  • Homo sapiens sapiens. Es la especie a la que pertenecemos los seres humanos de hoy en día. Los restos más antiguos datan de hace 200.000 años. Son la única especie del género Homo que logró poblar todos los continentes. Mejoraron las técnicas de caza, crearon ritos religiosos y desarrollaron formas complejas de organización social. 

La vida humana durante la prehistoria

Edad de Piedra
Uno de los asentamientos permanentes más antiguos y mejor conservados es el de Çatalhöyük, en Turquía.

Durante el Paleolítico, las poblaciones de homínidos y humanos fueron nómades. Eso significa que no vivían en un lugar determinado, sino que migraban constantemente. Se movilizaban en grupos reducidos. Tenían una economía de subsistencia basada en la caza y la recolección

Habitaban en refugios naturales como cuevas y también construían refugios transitorios. Los humanos del Paleolítico crearon herramientas a partir de diferentes técnicas de trabajo sobre la piedra, la madera y el hueso. 

Durante el Mesolítico algunas sociedades humanas desarrollaron la caza selectiva y las primeras prácticas agrícolas. Esto llevó a la modificación de los ritmos de migración. Aparecieron las primeras sociedades seminómades que construyeron asentamientos estacionales. Esto generó un aumento demográfico, la aparición de sociedades más numerosas y una organización social más compleja.

Durante el Neolítico las sociedades que desarrollaron la agricultura y la ganadería comenzaron a construir asentamientos permanentes y se volcaron a un modo de vida sedentario. Esto generó el desarrollo de una economía productiva que aumentó la disponibilidad de bienes. 

Durante este periodo la densidad demográfica aumentó y las sociedades se organizaron de una manera más compleja, con formas de jerarquización social. Aparecieron las primeras ciudades, con construcciones de materiales duraderos y tecnología para la producción y acumulación de bienes. 

La Edad de los Metales

La Edad de los Metales es una periodización que se utiliza para datar cronológicamente a algunas sociedades de Europa, Asia y África que desarrollaron técnicas de manipulación de metal. Esta periodización se superpone con el periodo Neolítico (última etapa de la prehistoria) y la Edad Antigua (primera etapa de la “historia”). 

Las sociedades desarrollaron técnicas de trabajo de metal en diferentes momentos de la historia, por lo que la división cronológica de la Edad de los Metales es una forma de datación relativa. No se determina una periodización absoluta, sino que se identifican sus diferentes periodos en relación a cada sociedad.

La Edad de los Metales se divide en las siguientes etapas:

Edad de Cobre

Durante la Edad de Cobre, algunas sociedades desarrollaron las primeras técnicas de metalurgia que mejoraron la producción de herramientas y, a su vez, permitieron la complejización de la actividad económica. 

En esta etapa aparecieron los primeros asentamientos protourbanos en el oeste de Asia y el noreste de África de civilizaciones complejas que tenían algunas formas de jerarquización social. Las más antiguas datan del 5000 a. C., pero en la península ibérica, por ejemplo, estos cambios se iniciaron hacia el 2000 a. C. 

Edad de Bronce

La Edad de Bronce comprende aproximadamente entre el 3000 y el 800 a. C. Durante este periodo se descubrió la aleación de ciertos metales. 

Algunas sociedades aprendieron a fundir cobre con estaño y crearon el bronce, un metal resistente y, a la vez, más fácil de manipular. Esto generó una mejora en la calidad de armas y se correspondió con un aumento en los enfrentamientos entre las diferentes sociedades. 

A su vez, apareció la vida urbana en algunas poblaciones de Europa y surgieron las primeras sociedades de jefatura. 

Edad de Hierro

La Edad de Hierro se caracterizó por el trabajo del hierro y su preferencia para la creación de armas y herramientas. Además, apareció la escritura y surgieron los primeros Estados, junto con el aumento demográfico de las sociedades y las ciudades.  

Sigue con: 

Referencias

  • Eiroa, J. J. (2000). El neolítico. En Nociones de Prehistoria General. Ariel Historia.
  • Fernández Martínez, V. M. (2007). Prehistoria. El largo camino de la humanidad. Alianza Editorial.
  • Fernández Vega, A. M., Cabrera Valdes, V. y Muñoz Amilibia, A. M. (2008). Prehistoria. Universidad Nacional de Educación a Distancia.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Prehistoria". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/prehistoria/. Última edición: 30 enero, 2024. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 30 enero, 2024
Fecha de publicación: 2 mayo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)