Edad de Bronce

Te explicamos qué es la Edad del Bronce, cuáles son sus características y etapas. Además, las primeras civilizaciones, el fin del período y más.

Edad del Bronce
Durante la Edad de Bronce se combinó el cobre y el estaño para generar un metal más resistente.

¿Qué es la Edad del Bronce?

La Edad del Bronce es un periodo de la Prehistoria, comprendido dentro de la Edad de los Metales. Está ubicado entre la Edad del Cobre y la Edad del Hierro. Comienza con el descubrimiento del bronce, como metal producto de la aleación del cobre con el estaño. Finaliza con la aparición del hierro como metal predilecto para la fabricación de armas y herramientas.

La datación de la Edad de los Metales se utiliza en el estudio de las poblaciones asiáticas, europeas y africanas. Cronológicamente, la Edad del Bronce puede ubicarse de manera aproximada entre el 3000 y el 800 a. C. Sin embargo, mientras en algunas culturas se desarrollaron tecnologías para el trabajo y aleación de metales, en otras las poblaciones no trabajaban los metales, pero desarrollaron otros avances tecnológicos. Por eso, la terminología de la Edad de los Metales no debe utilizarse como una medida de progreso histórico, sino como una referencia al desarrollo de técnicas y sistemas de trabajo artesanal.

Por otro lado, durante la Edad del Bronce aparecieron las primeras organizaciones estatales, con poblaciones más numerosas y un sistema social más complejo y jerarquizado.

Ver además: Edad de Piedra

Características de la Edad del Bronce

La Edad del Bronce se caracterizó por:

  • El descubrimiento de la fundición de los metales.
  • La formación de sociedades de alta densidad poblacional.
  • El surgimiento de las primeras organizaciones estatales.
  • La primera organización social compleja con diferenciación de clases, con el pueblo y la clase gobernante.
  • El incremento de los enfrentamientos bélicos, con armamentos sofisticados.

Civilizaciones de la Edad del Bronce

Las principales civilizaciones que integraron la Edad del Bronce fueron:

Mesopotamia

Hacia el 3000 a. C., los sumerios, que habitaban la Mesopotamia asiática, fueron los primeros en utilizar el bronce para la fabricación de herramientas, armas y utensilios. En paralelo a este desarrollo tecnológico, los sumerios desarrollaron otros avances (como la canalización para las aguas de riego) que les permitieron intensificar su producción agrícola y generar una economía productiva de excedentes.

Este proceso favoreció la diferenciación y estratificación social, la aparición de grupos sociales privilegiados y la concentración del poder. Los asentamientos se convirtieron en centros urbanos de mayor magnitud, con construcciones dedicadas a tareas específicas de producción artesanal, adoración religiosa y gobierno.

Estas fueron las primeras sociedades de organización estatal, con un poder centralizado que acaparaba los excedentes de producción, y un grupo social privilegiado que controlaba el poder central. Otro invento fundamental ligado a la aparición del estado fue la escritura cuneiforme, utilizada principalmente para registrar la recaudación de excedentes y la administración de los recursos gubernamentales.

En este periodo, se destacaron las ciudades sumerias de Uruk, el Imperio Acadio y el reino de Babilonia.

África

En el norte de África, los antiguos egipcios comenzaron a utilizar el bronce desde el 3100 a. C. Sin embargo, la escasez del metal en la región hizo que no terminara de sustituirse la piedra como material fundamental en la fabricación de herramientas y otros objetos de producción artesanal.

Poco tiempo después del descubrimiento del bronce, la sociedad egipcia atravesó los mismos procesos de intensificación de la producción agrícola, estratificación social y centralización del poder que las sociedades sumerias. Hacia el 3000 a. C., el Alto y el Bajo Egipto se unificaron bajo el reinado de la primera dinastía faraónica.

Lejano oriente

Edad del Bronce
La cultura Sanxingdui agregaba plomo al bronce para obtener un material más resistente.

La Edad de Bronce en China se desarrolló a partir del 1700 a. C. y perduró durante varias dinastías por 1500 años. Se cree que pudo haber sido anterior, pero los académicos aún debaten cómo interpretar las evidencias arqueológicas.

El bronce en China se utilizó para la creación de diferentes tipos de piezas de uso doméstico, bélico, ritual y ceremonial. Son especialmente reconocidos los calderos ding de tres patas, que originalmente tenían un uso doméstico y, con el tiempo, se convirtieron en símbolos del poder estatal.

Europa

Edad del Bronce
La facilidad de la navegación permitió la colonización de numerosas islas y zonas costeras.

En la región del Egeo, las poblaciones prehelénicas (antecesoras de la civilización griega) habitaron las islas Cícladas, las zonas costeras de Grecia continental y la isla de Creta. Con el desarrollo de la tecnología del bronce, se mejoró la construcción naval y, por lo tanto, la rapidez y efectividad de los viajes en embarcaciones.

Por la naturaleza geográfica de la región, esto resultó ser un avance fundamental. La facilidad de la navegación permitió la colonización de numerosas islas y zonas costeras y la fundación de enclaves comerciales.

Este proceso llevó al enriquecimiento de algunos grupos comerciales que, con el tiempo, lograron imponerse y obtener privilegios dentro de sus comunidades. El surgimiento de pequeñas ciudades-Estado independientes trajo aparejado la diferenciación social, la centralización del poder político y la apropiación de excedentes de producción (de los campesinos de las comunidades agrarias).

Entre las civilizaciones más importantes del ámbito del Egeo durante la Edad del Bronce, se destacaron la civilización minoica (2000-1600 a. C) y la civilización cretense (1600-1200 a. C.).

En la zona central de Europa, el bronce fue introducido hacia el 1800 a. C. Las principales culturas de la región fueron los grupos Unetice (en la actual República Checa, Alemania y Polonia), los Otomani (en la región balcánica) y, hacia 1600 a. C., la cultura de los Túmulos. Estas poblaciones residían en aldeas, muchas veces amuralladas con madera.

Explotaban los numerosos y valiosos recursos de la región, como las minas de estaño, cobre y oro. Fueron hábiles comerciantes y desarrollaron redes de intercambio que llegaron hasta el Egeo y la península ibérica. Utilizaban el caballo y el carro, lo que les otorgaba gran movilidad y superioridad bélica. Sin embargo, no constituyeron grandes unidades políticas.

Sigue con: Edad de Hierro

Referencias

  • Eiroa, J. J. (2003). Nociones de prehistoria general. Grupo Planeta (GBS).
  • Alimen, M. H., & Steve, M. J. (Eds.). (1989). Prehistoria (Vol. 1). Siglo XXI de España Editores.
  • “Bronze Age” en History
  • “Bronze Age” en Britannica

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Edad de Bronce". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/edad-de-bronce/. Última edición: 13 agosto, 2023. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 13 agosto, 2023
Fecha de publicación: 14 junio, 2016

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)