Evolución humana

Te explicamos cómo fue la Evolución Humana y las principales teorías de su desarrollo. Además, sus características y especies que existieron.

Evolución humana
La evolución humana es un proceso que abarca cambios biológicos y culturales.

¿Qué fue la evolución humana?

La evolución humana es el proceso evolutivo que abarca todos los cambios biológicos y culturales que atravesó la especie humana hasta tener las características del ser humano actual. Este proceso también es conocido como proceso de hominización y está fuertemente vinculado a la “teoría de la evolución”.

Se considera que los homínidos conocidos como Australopithecus, que habitaron en África hace 4 millones de años, fueron los primeros antepasados de la especie humana. Luego, la aparición de diferentes géneros de humanos, llamados Homo, fueron desarrollándose y extinguiéndose hasta la aparición del género Homo sapiens sapiens, al que pertenece el ser humano actual.

Para conocer la evolución humana, se llevan a cabo estudios conjuntos entre diversas disciplinas, como la antropología, la genética, la paleontología, la estratigrafía, la geocronología, la arqueología e incluso la lingüística.

Ver además: Evolución del Hombre

Teorías sobre el origen de la humanidad

Evolución humana
Los científicos estudian el origen del hombre desde la teoría de la evolución.

A lo largo de la historia, las diferentes culturas explicaron el origen del ser humano a partir de relatos míticos, en muchos casos, relacionados con la creación del mundo en manos de divinidades. Con la aparición de las grandes religiones monoteístas, como el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, el origen del hombre se explicó a partir de los textos religiosos que promulgaron su mensaje como única verdad.

Desde la perspectiva de las ciencias sociales, los mitos y relatos religiosos no son explicación suficiente para entender el origen del ser humano. Por eso, las ciencias sociales abordan el problema desde la teoría de la evolución.

En el siglo XIX Charles Darwin publicó El origen de las especies, un libro en el que postuló su teoría de la evolución. Allí explicó que algunos individuos de cada especie presentan mutaciones de ciertas características biológicas que pueden resultar seleccionadas por las condiciones del medio ambiente. Esta situación favorece la supervivencia de esos individuos, que tendrán mayores oportunidades de transmitir las mutaciones a sus descendientes.

Hoy en día, esta propuesta se combina con investigaciones sobre la genética y se postula la teoría sintética de la evolución, en la que se establece que todas las especies son el resultado de la acumulación de cambios sucesivos a lo largo de un tiempo muy prolongado.

La evolución del hombre no fue un proceso lineal. Las evidencias arqueológicas indican que algunas especies del género Homo, del que derivamos las personas actuales, coexistieron en el tiempo, algunas se extinguieron y otras evolucionaron.

El origen del hombre

Al igual que las otras especies de seres vivos, la especie humana se fue conformando a lo largo de millones de años, a través de un proceso complejo de cambios llamado evolución. Todos los géneros de seres humanos que fueron parte de esta evolución son llamados homínidos.

Según los científicos, los primeros antepasados de los seres humanos fueron los Australopithecus, un género de homínidos que habitó África hace cuatro millones de años. Los Australopithecus eran primates, una clase de mamíferos que se caracterizaba por tener manos con cinco dedos y pulgares oponibles (es decir, un dedo que puede oponerse a los otros cuatro y así, tomar objetos). Además, poseían un cerebro complejo, visión frontal y sus hembras tenían ciclo mensual de fertilidad sexual.

Dentro del grupo de los primates existen también los gorilas, chimpancés y orangutanes, pero estos géneros no tuvieron el mismo proceso de transformación evolutiva.

Hace cuatro millones de años, la Tierra atravesó ciertos cambios climáticos y la selva africana se transformó en sabana. Este cambio en el medio ambiente favoreció al grupo de los Australopithecus, que poseían una marcha bípeda (es decir, que caminaban sobre dos patas). Esto les permitió usar sus manos para otras tareas, recolectar frutos desde el suelo, juntar raíces y tubérculos comestibles, y portar palos y piedras en sus manos. Además, en conjunto con la visión frontal, la marcha bípeda les permitió reconocer la cercanía de depredadores en el ámbito de la sabana (cubierta de pastizales de media altura) y recorrer trayectos más largos de territorio.

Esquema de evolución de la especie humana

A partir del Australopithecus surgió el género Homo, que se identifica con los diferentes grupos humanos que, en su evolución, llegaron al ser humano actual. Esta evolución no fue un proceso lineal, y diferentes grupos humanos coexistieron a lo largo del tiempo y en distintos espacios. Se han identificado más de 18 especies dentro del género Homo.

De manera general, el siguiente esquema representa los saltos evolutivos de la especie humana:

  • Homo habilis. Habitaron África hace 2,5 millones de años. Llegaron a medir 1,40 metros y su capacidad craneal fue de hasta 700 cm3. Desarrollaron el habla, fabricaron herramientas y construyeron refugios transitorios.
  • Homo erectus. Migraron por África, Europa, Asia y Oceanía hace 1,5 millones de años. Llegaron a medir 1,60 metros y su capacidad craneal alcanzó los 1000 cm3. Cazaban animales pequeños, habitaban en campamentos y cuevas, y aprendieron a controlar el fuego.
  • Homo sapiens. Habitaron África, Europa, Asia y Oceanía. Desde hace 500.000 años comenzaron un proceso evolutivo a partir de los Homo erectus. Los restos fósiles más antiguos de Homo sapiens como una especie claramente separada datan de hace 200.000 años. Llegaron a medir 1,70 metros. Su capacidad craneal alcanzó los 1500 cm3 y los científicos consideran que tuvieron un potencial intelectual equivalente al del ser humano actual. Fabricaron herramientas más elaboradas, dieron un uso más complejo al lenguaje y enterraron a sus muertos.
  • Homo neanderthalensis. Habitaron en Europa y Asia desde hace 230.00 años hasta 30.000 años atrás. Eran cazadores y vivían en grupos más grandes. Cuando se encontraron los primeros restos fósiles de los homo neanderthalensis, los científicos consideraron que eran un género homo distinto. Sin embargo, hoy se lo incluye como una subespecie dentro del género Homo sapiens. No se conocen las razones de su extinción. En el último periodo, coexistieron con el Homo sapiens sapiens, el antepasado directo del ser humano actual.
  • Homo sapiens sapiens. Poblaron África, Asia, Europa, Oceanía y América. Es la especie a la que pertenecemos los seres humanos de hoy. Los restos más antiguos datan de hace 200.000 años. Dominaron técnicas de caza grupales sobre animales grandes. Practicaron ritos religiosos y representaron la realidad en pinturas y esculturas.

Características de la evolución humana

Entre las mutaciones biológicas principales que atravesó la evolución humana podemos encontrar:

  • Bipedestación
  • Pulgares oponibles
  • Cerebración

Entre los aspectos culturales más importantes de la evolución humana podemos encontrar:

  • Aparición del lenguaje
  • Representación simbólica

Bipedestación

Se estima que la postura erguida sobre las extremidades traseras surgió para caminar de manera más eficaz en las sabanas africanas, ya que les permitía a los homínidos correr con mayor velocidad. Al moverse era posible mantener la vista por encima de los pastizales que predominaban en la región, y que podían esconder depredadores.

Aquellos individuos que se paraban en dos patas tenían más posibilidades de sobrevivir que aquellos que debían utilizar sus cuatro extremidades para hacerlo. Como consecuencia, este rasgo se fue imponiendo, y comenzó a modificarse la conformación del cuerpo para que el cráneo esté firmemente ubicado al tope de la columna.

Pulgares oponibles

evolucion humana pulgar oponible
El pulgar oponible les permitió a los homínidos crear y utilizar herramientas.

Al aprender a caminar erguidos, los homínidos tuvieron libres las extremidades superiores, ya que no las necesitaban para trasladarse. Entonces pudieron usarlas para otras cosas, como comer mientras se camina, sujetar crías mientras se huye de un depredador, transportar alimentos o empezar a usar herramientas.

Piedras, huesos, trozos de madera fueron las herramientas iniciales con que contaron nuestros antepasados. Marcan el inicio de un aprendizaje tecnológico que conduce hasta las sofisticadas herramientas que tenemos hoy.

Cerebración

evolución humana
El aumento en el volumen cerebral implica la capacidad de mayores procesos cognitivos.

A medida que avanzamos por las especies de homínidos previos al ser humano, la capacidad craneal aumentó desde los 350 cc. de los primeros Australopithecus, hasta los 1200 a 1400 cc. de contenido cerebral del Homo sapiens.

Este aumento en el volumen cerebral implicó la capacidad para elaborar mayores procesos cognitivos, razonamientos más amplios, profundos y rápidos. Además, permitió la capacidad de aprendizaje y abstracción, que es el rasgo fundamental que nos distingue de los demás animales.

Aparición del lenguaje

Si bien la comunicación es un elemento afín a todas las formas de vida, el lenguaje es algo exclusivamente humano.

Algunos animales pueden comprender y asociar ciertas instrucciones con conductas deseadas o indeseadas. Otros, como los chimpancés, son capaces de comprender ciertos rudimentos comunicativos mediante un lenguaje de señas.

Sin embargo, en ninguno de estos casos se trata de un lenguaje articulado. Un sistema basado en sonidos y signos que se traducen en ideas complejas es algo único de nuestra especie.

Arte y cultura

evolución humana
El arte y la cultura son reflejo de nuestra capacidad de pensamiento.

Las formas más sofisticadas de cultura y expresión artística entre todas las especies humanas que existieron fueron alcanzadas por el Homo sapiens. Sin embargo, algunos antecesores dejaron rastros de su existencia. Además, se sospecha que los Neandertales también dejaron arte rupestre  y otras formas de arte prehistórico.

En nuestra civilización, el arte y la cultura son reflejo de nuestra capacidad de pensamiento, de nuestro espíritu expresivo y creativo. Además, son un aspecto altamente valorado de nuestra existencia, algo único entre todas las formas de vida animal.

Puede servirte: Arte rupestre

Referencias

¿Cómo citar?

"Evolución humana". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/evolucion-humana/. Última edición: 2 octubre, 2023. Consultado: 29 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 2 octubre, 2023
Fecha de publicación: 17 mayo, 2019

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)