Lenguaje

Te explicamos qué es el lenguaje, sus características principales y los tipos que existen. Además, cuáles son sus funciones y más.

Lenguaje
El lenguaje se exterioriza a través de la lengua que emplea un sistema de signos particular.

¿Qué es lenguaje?

El lenguaje es una capacidad del ser humano que sirve para comunicarse a través de un sistema específico de signos denominado lengua. Existen diferentes tipos de lenguas en todo el mundo, cada una con su propio sistema de signos, como la lengua española o la inglesa.

La lingüística es la ciencia que estudia el lenguaje y las lenguas, tanto por su estructura descriptiva como por su evolución a través del tiempo. Existen varias ramas dentro de la lingüística, como la fonología, la sintaxis, la fonética, la semántica y la lexicografía, entre otras.

El resto de los animales no humanos también se comunica y lo hace a través de los sentidos, como el olfato, la vista, la audición y el tacto. Muchas especies emiten señales sonoras que tienen códigos específicos según lo que quieren transmitir. Tal es el caso de las aves, los delfines o los perros.

Ver además: Lenguaje literario

Características del lenguaje

Entre las características generales del lenguaje se destacan:

  • Es universal, es decir, resulta una capacidad propia del ser humano.
  • Se exterioriza con el uso de los signos, a través de la lengua y el habla.
  • Es racional debido a que requiere del uso de la razón para asociar los signos lingüísticos.
  • Se puede manifestar de manera verbal o no verbal.
  • Es arbitrario debido a que una palabra, por ejemplo, pelota en español o ball en inglés, no mantiene asociación lógica con el objeto que representa.
  • Se encuentra en constante evolución como consecuencia de la acumulación de experiencias en el habla cotidiana.

Tipos de lenguaje

Lenguaje verbal
El lenguaje verbal puede manifestarse de manera oral o escrita.

Los tipos de lenguaje pueden ser:

  • Verbal. Está constituido por palabras que se forman a partir de fonemas y que se pueden manifestar de manera oral, mediante la palabra hablada, o escrita mediante la representación gráfica de las palabras.
  • No verbal. Está constituido por imágenes (como un aviso publicitario), símbolos (como la señalética de la vía pública) y gestos (como la lengua de señas), entre otros.

Los diferentes tipos de lenguaje pueden ser decodificados por una persona que maneje el mismo sistema de signos con el que fue elaborado el mensaje. Un signo es aquello que da una idea o indicio de algo. Por ejemplo, al ver un objeto con un símbolo de reciclaje, la mente interpreta que se trata de un material que puede volver a ser aprovechado para la manufactura.

Los signos están formados por dos aspectos:

  • Un significado. Es el concepto que una palabra representa en la mente.
  • Un significante. Es el objeto al que se designa con una palabra o gesto, que es distinto según cada lengua.

Por ejemplo, la palabra casa es un significante que, en español, representa una estructura de concreto que tiene paredes, techo, ventanas y puerta. Este concepto de la casa es el significado. En inglés, la palabra casa no tiene sentido, pero sí la palabra house (significante) para hacer alusión al concepto de casa (significado). Por esa razón los signos son arbitrarios, es decir, que la asociación de la palabra y el objeto que designa varía según la lengua.

Funciones del lenguaje

Las seis funciones principales del lenguaje son:

  • Referencial. Expresa de manera objetiva los diferentes aspectos de la realidad, a través de la información o la exposición de hechos, conceptos o ideas. Por ejemplo, una nota periodística del diario.
  • Apelativa. Busca influir al receptor del mensaje para obtener de él una reacción en particular, tanto para que haga una acción o para que deje de hacerla. Por ejemplo, un cartel en un restaurant con la frase “Por favor, no fumar en nuestras instalaciones”.
  • Emotiva o expresiva. Busca transmitir el estado de ánimo o físico del emisor del mensaje. Por ejemplo, una persona que acaba de realizar una actividad de dificultad y manifiesta su sensación ante el logro realizado: “¡Qué emocionante es escalar una montaña!”
  • Fática. Se utiliza para iniciar, interrumpir, prolongar o finalizar una comunicación, por lo que se basa en el canal de comunicación y no en la transmisión de un concepto en sí. Un ejemplo de función fática para poner fin a una conversación es: “Bueno, gracias por todo. Nos vemos luego”.
  • Metalingüística. Consiste en la habilidad de reflexionar sobre la propia lengua, a través de la comprensión de la gramática o los significados de las palabras, para lo cual es necesario manejar el mismo código de signos. Por ejemplo, la palabra deseo se escribe con S, no con C.
  • Poética o estética. Consiste en alterar el lenguaje cotidiano con el objetivo de provocar emotividad o sensación de belleza, a través de la forma en que se dicen las cosas. Es el caso de los textos literarios, las novelas, las poesías o las canciones. Por ejemplo, “He dicho que cantabas en el viento como los pinos y como los mástiles.” (fragmento de un poema de Pablo Neruda).

Más en: Funciones del lenguaje

Referencias:

¿Cómo citar?

"Lenguaje". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://humanidades.com/lenguaje/. Última edición: 23 de enero de 2023. Consultado: 04 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 23 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)