Alejandro Magno

Te explicamos quién fue Alejandro Magno y cómo fue la historia de sus conquistas. Además, cuáles son sus características y fallecimiento.

Alejandro Magno
Con solo 30 años de edad, Alejandro Magno unió Oriente con Occidente.

¿Quién fue Alejandro Magno?

Alejandro Magno (356-323 a. C.), también conocido como Alejandro III de Macedonia o Alejandro “El Grande”, fue un rey macedonio que conquistó el mundo griego, el Imperio persa, Egipto e India y conformó el imperio más grande de la Antigüedad.

Nació en Pella, Macedonia, Grecia, hijo del rey Filipo II de Macedonia y Olimpia de Epiro. Su padre lo preparó militarmente, le encomendó su educación a Aristóteles y lo asoció al trono macedonio desde muy joven.

Al morir Filipo II en 336 a. C., Alejandro lo sucedió como rey de Macedonia. Durante su gobierno, extendió la cultura griega en los territorios conquistados y dio inicio a lo que se conoce como cultura helenística.

Ver además: Período Helenístico

La consolidación del poder de Alejandro Magno

El padre de Alejandro, Filipo II, ocupó el trono de Macedonia entre 359 y 336 a. C. Durante su gobierno convirtió a Macedonia en una monarquía centralizada fuerte e introdujo una serie de reformas militares que la convirtieron en la primera potencia guerrera de la región. Con sucesivas victorias militares, construyó un ejército que llegó a controlar los territorios que se extendían desde el Danubio (por el norte) hasta Tesalia (por el sur). Además, se impuso sobre las polis griegas y creó la Liga de Corinto, y consiguió su apoyo para iniciar la conquista de Oriente.

Durante el reinado de su padre, Alejandro estuvo a cargo de la caballería de las tropas macedónicas de la batalla de Queronea (338 a. C.), que marcó la victoria definitiva de Macedonia sobre las polis griegas.

En 336 a. C., Filipo II fue asesinado por un miembro de su corte, por razones poco claras. Al asumir el trono macedónico, Alejandro se propuso consolidar y extender el imperio que había formado su padre. Para ello, debió reprimir a las polis griegas que habían aprovechado la muerte de su padre para rebelarse.

Luego, en 334 a. C., enfrentó al Imperio persa, que había vuelto a avanzar sobre las polis griegas, y derrotó a su rey, Darío III, en la batalla de Gránico. Desde entonces, se dedicó a la expansión del reino. Con esta victoria, Alejandro comenzó a ser llamado “Magno”, que significa “el Grande”.

Las conquistas de Alejandro Magno

Alejandro Magno
Entre 334 y 323 a. C., Alejandro construyó el imperio más grande de la Edad Antigua.

En 334 a. C, el ejército liderado por Alejandro ingresó en Asia Menor y derrotó a las tropas persas de Darío III. Luego, dos años después, conquistó Egipto y comenzó una serie de campañas que le permitieron imponerse en el Levante, Babilonia y cada una de las satrapías (provincias) que habían sido parte del Imperio persa.

En 326 a. C., Alejandro comenzó su campaña a la India, en la que sufrió importantes derrotas. Si bien logró extender el límite oriental de su imperio hasta el río Indo, los soldados de su ejército se negaron a seguir luchando en los territorios cada vez más remotos, ante un relieve y clima hostil.

Las Alejandrías de Alejandro Magno

Alejandro Magno
De las 70 ciudades fundadas por Alejandro Magno, 50 llevaron su nombre.

Durante sus campañas militares, Alejandro fundó decenas de ciudades. A la mayoría de ellas les dio su propio nombre: Alejandría. Las distintas ciudades estaban situadas en puntos estratégicos a lo largo del imperio y se ubicaban en la confluencia de las diferentes rutas comerciales que unían Oriente y Occidente.

La más conocida de las ciudades fundadas por Alejandro fue la Alejandría del delta del río Nilo, en Egipto. Esta ciudad se convirtió en uno de los centros urbanos más prestigiosos de la región, por sus riquezas y su cultura. Llegó a tener más de medio millón de habitantes, en su mayoría griegos, egipcios y judíos.

Conocimientos militares

Alejandro Magno
Al igual que su padre, Alejandro Magno mantuvo un ejército profesional para sus conquistas.

Alejandro recibió de parte de su padre Filipo II toda la enseñanza bélica necesaria. A corta edad, logró imponerse y ser un hábil comandante militar que ganó el respeto y la confianza de sus soldados.

Una táctica militar característica del ejército macedónico fue la llamada “falange macedónica”, que implicaba una formación de combate integrada por soldados profesionales entrenados con armamento pesado y caballería.

Estas tácticas militares requerían gran entrenamiento y disciplina, y constituyeron un elemento clave en la victoria de los ejércitos enemigos.

Religión en el imperio de Alejandro Magno

La religión y cultura macedónica pertenecían al mundo griego. Los griegos creían en muchos dioses, a los que les atribuían forma humana. Los dioses, pese a ser inmortales, tenían las mismas virtudes y defectos que los humanos: sentían amor, miedo, celos, odio, etc. Los dioses más importantes del panteón griego eran los doce dioses que habitaban en el Monte Olimpo, donde vigilaban la conducta de los humanos e intervenían cuando lo deseaban.

Para venerar a los dioses, los griegos construían estatuas que se ubicaban dentro de grandes templos de piedra. Sin embargo, en los templos griegos no se llevaban a cabo ceremonias religiosas ya que se consideraba que eran espacios exclusivos para las divinidades. En vez, se reunían en altares hechos al aire libre y realizaban ceremonias encabezadas por sacerdotes dedicados a cada dios particular.

Por otro lado, con la expansión del imperio, Alejandro permitió que los pueblos conquistados mantuvieran sus dioses, su cultura y sus tradiciones.

Política del imperio de Alejandro Magno

Alejandro Magno
Magno intentó generar alianzas matrimoniales entre vencedores y vencidos.

El imperio alejandrino fue una monarquía centralizada. Bajo la influencia del estilo político de Oriente, Alejandro divinizó su figura como emperador. Se denominó “hijo de Amón-Zeus” y se proclamó descendiente de Heracles y Aquiles, míticos héroes de la cultura griega.

Para la administración del gobierno, Alejandro tomó diferentes decisiones, según la estructura política de cada región conquistada. En general, mantuvo los gobiernos locales, tanto en las polis griegas como en Egipto y las satrapías persas, y designó a jefes militares macedonios para que los supervisaran.

A su vez, incluyó dentro de su séquito y entre sus colaboradores de confianza a diferentes gobernadores y jefes militares de los Estados conquistados. Además, fomentó la unión de funcionarios macedonios con las élites locales, a fin de establecer una red de poder que le permitiera mantener el control de tantos territorios.

Cultura y sociedad de Alejandro Magno

Con las conquistas militares, Alejandro Magno creó un imperio que integraba regiones muy diferentes entre sí y que incluían diversas creencias y costumbres sociales. Si bien fomentó la expansión de la cultura griega, respetó las costumbres y ceremonias locales.

Con la creación de su imperio, se originó la cultura helenística, que incluye la integración y el sincretismo de la cultura griega con las culturas orientales. Sin embargo, Alejandro no vivió lo suficiente como para organizar la sociedad ni las costumbres del imperio que había creado, y la cultura helenística  se desarrolló en los reinados de sus descendientes.

El fallecimiento de Alejandro Magno

Alejandro Magno murió en 323 a. C., a los 32 años de edad a causa de una enfermedad. Si bien existen versiones que sostienen que el emperador fue envenenado, la mayoría de los relatos indican que se trató de una enfermedad contraída en su última campaña militar.

A su muerte, los generales militares macedonios, griegos y persas que habían conformado su núcleo íntimo se enfrentaron por la sucesión y el imperio alejandrino se disgregó en diferentes reinos.

Sigue con: Época Clásica

Referencias

  • “Introducción en El mundo mediterráneo en la Edad Antigua: el helenismo y el auge de Roma" (pp. 3-20). Grimal, P. (1992).  Siglo Veintiuno Editores.
  • “Alejandro Magno en La Antigua Grecia. Historia política, social y cultural" (pp. 410-451). Crítica. Burstein, S. M., Donlan, W., & Pomeroy, S. B. (2003).
  • "Alexander the Great" Mercer, C. (2015). New Word City.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Alejandro Magno". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/alejandro-magno/. Última edición: 29 junio, 2023. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 29 junio, 2023
Fecha de publicación: 11 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)