Líderes políticos durante la Primera Guerra Mundial

Te explicamos quiénes fueron los principales líderes políticos durante la Primera Guerra Mundial y cuál fue su rol durante este enfrentamiento.

Tras la guerra, se reunieron en París los principales líderes políticos de la Entente.

¿Qué fue la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial fue un conflicto militar internacional que enfrentó a los Imperios Centrales (Alemania, Austria-Hungría y el Imperio otomano) con la Entente (encabezada por Francia, el Reino Unido, Rusia, Italia, Japón y, desde 1917, Estados Unidos).

El conflicto comenzó con la declaración de guerra del Imperio austrohúngaro a Serbia el 28 de julio de 1914, luego del asesinato del heredero al trono austrohúngaro por un nacionalista serbiobosnio. A comienzos de agosto de 1914, la guerra se volvió internacional y se extendió a lo largo de más de cuatro años, hasta la firma del armisticio el 11 de noviembre de 1918 que selló la victoria de la Entente.

Los líderes políticos de las principales potencias involucradas en la guerra tomaron decisiones como el ingreso en la contienda (generalmente en respuesta a alianzas o pactos previamente contraídos) y el nombramiento o la destitución de los comandantes que tuvieron a su cargo las operaciones militares. Algunos también participaron en la Conferencia de Paz de París en 1919 y en la firma de los tratados de paz.

David Lloyd George  (1863-1945)

Nacido en Manchester (Inglaterra) e hijo de un maestro de escuela, David Lloyd George se unió muy joven al Partido Liberal y a los 27 años fue elegido para la Cámara de los Comunes. Desde muy pronto militó en el ala más radical del partido.

Durante el gobierno del también liberal Herbert Henry Asquith, fue ministro de Hacienda de 1908 a 1915 y ministro de Municiones de 1915 a 1916. Finalmente lideró el país como primer ministro desde 1916 hasta 1922.

Fue un dirigente eficiente durante la fase final de la Primera Guerra Mundial, aunque también tomó decisiones criticadas, como poner tropas británicas bajo el mando del general francés Robert Nivelle durante la ofensiva de 1917, que terminó en un fracaso.

Fue uno de los protagonistas del Tratado de Versalles (1919), donde defendió una política más conciliadora con Alemania que la propuesta por las autoridades francesas.

Durante la fase final del período de entreguerras, se opuso a la política de apaciguamiento propiciada por el conservador Neville Chamberlain (primer ministro británico entre 1937 y 1940), aunque reconocía que Alemania había sido tratada con extrema dureza en el Tratado de Versalles e, incluso, había mantenido un encuentro con Adolf Hitler en 1936.

Raymond Poincaré (1860-1934)

Raymond Poincaré fue un político republicano francés de tendencias conservadoras y nacionalistas. Su larga carrera política se inició en 1887, cuando fue elegido diputado. 

Fue presidente del Consejo de Ministros varias veces y presidente de la República entre 1913 y 1920, por lo que le tocó presidir la Tercera República durante la Primera Guerra Mundial. Aunque era adversario político de Georges Clemenceau, en noviembre de 1917 lo nombró presidente del Consejo de Ministros para que garantizara la victoria francesa en la guerra. En adelante, quedó en gran medida marginado de las decisiones políticas.

Presidió el Consejo de Ministros entre 1922 y 1924 e impulsó una política de dureza con Alemania que contrastó con la política de su predecesor, Aristide Briand. Poincaré insistió en la necesidad de que Alemania pagara completamente las reparaciones de guerra establecidas en el Tratado de Versalles (1919). 

Ante el impago alemán, ordenó la invasión de la cuenca del Ruhr en colaboración con tropas belgas. La resistencia pasiva decretada por el canciller Wilhelm Cuno llevó a la catástrofe económica a Alemania (hiperinflación) y al aislamiento internacional a Francia. El Reino Unido y Estados Unidos condenaron duramente la ocupación.

Derrotado en las elecciones de 1924, Poincaré volvió a presidir el Consejo de Ministros entre 1926 y 1929 y aplicó medidas que contribuyeron a la estabilización del franco francés.

Georges Clemenceau (1841-1929)

Georges Clemenceau presidió el gobierno francés al final de la guerra.

Alcalde de Montmartre en 1870, Georges Clemenceau pasó de ser un combativo republicano de izquierda anticlerical, conocido como “El Tigre” por su agresiva oratoria, a liderar la derecha nacionalista en Francia.

Fue presidente del Consejo de Ministros entre 1906 y 1909, y su política se caracterizó por la hostilidad hacia los socialistas y el movimiento obrero. Nombrado nuevamente primer ministro en 1917, cuando la Primera Guerra Mundial entraba en su última etapa, consiguió que los británicos aceptaran al mariscal francés Ferdinand Foch como comandante en jefe de las tropas de la Entente.

En Versalles, representó la postura dura contra Alemania. Dado que chocó con Woodrow Wilson, presidente de Estados Unidos, no consiguió introducir todas sus propuestas en el Tratado de Versalles. Sin embargo, logró entre otras cosas que el tratado fuera firmado en la Galería de los Espejos del palacio de Versalles, lugar donde se había proclamado el Imperio alemán en 1871 luego de la victoria alemana sobre Francia en la guerra franco-prusiana.

En 1920, Clemenceau fue derrotado en las elecciones y pasó a un papel secundario en la política francesa. Hasta el final de sus días mantuvo que Alemania había sido tratada de forma demasiado benevolente en la posguerra.

Francisco José I (1830-1916)

Francisco José I fue emperador de Austria desde 1848 y rey de Hungría desde 1867, cuando pasó a ser soberano de una monarquía dual, el Imperio austrohúngaro. Desde 1879 formó una alianza con el Imperio alemán.

La configuración del Imperio austrohúngaro avivó conflictos nacionalistas en los Balcanes. Otorgó mayor influencia a los húngaros en detrimento de los eslavos, se anexionó Bosnia y tensó sus relaciones con Serbia, que desde 1903 se acercó al Imperio ruso.

Cuando un nacionalista serbio asesinó al archiduque Francisco Fernando, heredero a la corona austrohúngara, en junio de 1914, Francisco José envió un ultimátum al gobierno de Serbia con una lista de demandas difíciles de cumplir. Serbia aceptó todas las demandas excepto una y, el 28 de julio de 1914, Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia, lo que dio inicio a la Primera Guerra Mundial.

Francisco José murió durante la guerra, el 21 de noviembre de 1916. Fue sucedido en el trono por Carlos I, último monarca de Austria-Hungría, quien se vio obligado a renunciar en noviembre de 1918.

Guillermo II (1859-1941)

El emperador Guillermo II fue perdiendo protagonismo político durante la guerra.

Guillermo II se convirtió en emperador de Alemania en 1888, cuando murieron sucesivamente su abuelo Guillermo I (quien había reinado desde 1871) y su padre Federico III. En 1890 destituyó a Otto von Bismarck, quien había sido canciller desde la fundación del Imperio alemán en 1871, e inició una política internacional que buscaba convertir a Alemania en la potencia hegemónica (conocida como Weltpolitik).

En 1908 se dejó llevar por un arrebato emocional durante una entrevista con un periódico británico y afirmó que gran parte del pueblo alemán era anti-inglés. Esto le causó problemas en Alemania y, en adelante, su posición tuvo menor peso en la toma de decisiones en Berlín. 

Sin embargo, apoyó al almirante Alfred von Tirpitz en su política de rearme naval que llevó a Gran Bretaña a firmar la Entente Cordiale con Francia. También apoyó a su canciller Theobald von Bethmann Hollweg cuando este animó al Imperio austrohúngaro a responder duramente tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo en junio de 1914.

Aunque teóricamente Guillermo II fue el comandante en jefe de los ejércitos alemanes durante la Primera Guerra Mundial, sus propuestas fueron cada vez menos oídas, especialmente cuando el mariscal Paul von Hindenburg y el general Erich Ludendorff establecieron una especie de dictadura militar entre 1916 y 1918. El 9 de noviembre de 1918 abdicó y huyó a los Países Bajos donde murió en 1941.

Theobald von Bethmann Hollweg (1856-1921)

Canciller de Alemania desde 1909 hasta 1917, Theobald von Bethmann Hollweg tenía fama de maleable y blando pero se ganó la reputación de liberal entre la derecha nacionalista y de duro entre los demócratas y liberales alemanes.

No dudó en animar al Imperio austrohúngaro a responder enérgicamente tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, aunque pensaba que el conflicto se limitaría a Rusia.

A lo largo de la Primera Guerra Mundial, su poder fue disminuyendo, de manera que hacia 1916 los militares, y especialmente el mariscal Paul von Hindenburg, eran los que manejaban la situación. Fue destituido en 1917 y sustituido por Georg Michaelis, quien tuvo menos éxito aún que su predecesor. A este lo sucedió Georg von Hertling, quien renunció el 30 de septiembre de 1918, cuando la derrota alemana era inminente.

Nicolás II (1868-1918)

El zar Nicolás II llegó a asumir personalmente la jefatura de los ejércitos rusos.

Nicolás II fue el último zar de Rusia. Sucedió a su padre Alejandro III en 1894. Convencido eslavista (partidario de las aspiraciones nacionalistas de los eslavos) y defensor de la autocracia, se resistió a occidentalizar el Imperio ruso. En 1905 asistió a la derrota rusa ante Japón y a un intento revolucionario que anticipó los acontecimientos de 1917.

Pese a que el emperador alemán Guillermo II era su primo, promovió la formación de la Triple Entente (alianza entre Rusia, Francia y el Reino Unido). Tras iniciarse la Primera Guerra Mundial, los éxitos iniciales llevaron pronto a importantes fracasos, por lo que en 1915 Nicolás II asumió personalmente la jefatura de los ejércitos rusos.

En marzo de 1917, la Revolución rusa lo forzó a abdicar. Tras negarse el monarca británico Jorge V a aceptar su exilio en Inglaterra, fue trasladado con toda su familia a Ekaterimburgo en los Urales. Allí fue hecho prisionero de una partida bolchevique y fue fusilado junto con su familia en julio de 1918.

Vladimir Lenin (1870-1924)

Vladimir Ilich Ulianov, más conocido como Lenin, fue desde 1903 el líder de la facción bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso. Luego del estallido de la Primera Guerra Mundial, participó en la Conferencia de Zimmerwald, en Suiza, que en 1915 convocó a socialistas de distintos países que estaban en contra de la guerra. Allí defendió la posición minoritaria de promover la lucha de clases y la revolución.

En marzo de 1917, la enorme cantidad de bajas rusas y la escasez de alimentos, armamentos y municiones favorecieron el estallido de la revolución que provocó la abdicación del zar Nicolás II y la formación de un gobierno provisional. Los revolucionarios estaban divididos entre los que buscaban instaurar un gobierno democrático y contribuir a la derrota de Alemania y los que, como Lenin, buscaban firmar la paz con Alemania y establecer un régimen comunista en Rusia.

Lenin volvió a Rusia de su exilio en Suiza en abril de 1917, con el apoyo del gobierno alemán, y en noviembre de 1917 protagonizó la revolución bolchevique contra el gobierno provisional. El nuevo gobierno, presidido por Lenin, firmó el 3 de marzo de 1918 el Tratado de Brest-Litovsk con los Imperios Centrales, que decidió la salida de Rusia de la guerra y la cesión de importantes territorios al Imperio alemán. 

Esta situación alivió el frente oriental de Alemania pero promovió el apoyo de las potencias occidentales a los contrarrevolucionarios que luchaban contra los bolcheviques en la guerra civil rusa. Lenin murió en 1924 y el poder de la Unión Soviética quedó entonces concentrado en Iósif Stalin.

Vittorio Emanuele Orlando (1860-1952)

El Reino de Italia, a cuya cabeza estaba el rey Víctor Manuel III, entró en la Primera Guerra Mundial en mayo de 1915. En ese entonces el primer ministro era Antonio Salandra, quien aseguró que Italia se uniera a la Entente. En junio de 1916, luego de que las ofensivas italianas contra el Imperio austrohúngaro fracasaron, Salandra debió renunciar.

Salandra fue reemplazado por Paolo Boselli, en cuyo gabinete ocupó el cargo de ministro del Interior Vittorio Emanuele Orlando, que previamente se había desempeñado como ministro de Justicia y había apoyado el ingreso de Italia en la guerra.

La derrota italiana en la batalla de Caporetto (1917) llevó a la renuncia de Boselli y a la llegada de Orlando al cargo de primer ministro en octubre de 1917. Orlando reorganizó el ejército, forzó la renuncia de Luigi Cadorna del mando supremo de las fuerzas italianas y nombró en su lugar a Armando Díaz, quien consiguió importantes victorias militares en los últimos meses de la guerra.

Cuando terminó la guerra, Orlando participó en la Conferencia de Paz de París pero mantuvo desacuerdos con los otros líderes aliados, que rechazaron parte de las reivindicaciones territoriales italianas. La fallida negociación de Orlando llevó a su renuncia en junio de 1919.

Woodrow Wilson (1856-1924)

Woodrow Wilson solicitó al Congreso la declaración de guerra a Alemania en 1917.

El demócrata Woodrow Wilson fue presidente de Estados Unidos entre 1913 y 1921. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, mantuvo la neutralidad de Estados Unidos. El hundimiento del transatlántico británico RMS Lusitania por submarinos alemanes llevó a la condena estadounidense de la guerra submarina alemana, pues en el ataque murieron casi dos mil personas, entre ellas 128 pasajeros estadounidenses.

En febrero de 1917, Alemania reanudó la guerra submarina sin restricciones y esto motivó a Wilson a solicitar al Congreso de Estados Unidos la declaración de guerra a Alemania, hecho que se concretó el 6 de abril de 1917. Wilson nombró al general John Pershing comandante de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense, que contribuyó a la victoria aliada en 1918.

Antes de que concluyera la guerra, Wilson propuso sus “Catorce puntos” para promover la paz. En la Conferencia de Paz de París de 1919 integró el comité de los cuatro con Georges Clemenceau, David Lloyd George y Vittorio Emanuele Orlando. 

Promovió la creación de la Sociedad de Naciones y la defensa del principio de las nacionalidades, pero el Senado impidió a Estados Unidos la firma del Tratado de Versalles y el ingreso en la Sociedad de Naciones. Wilson sufrió un accidente cerebrovascular en octubre de 1919 y culminó su mandato presidencial en 1921.

Sigue con:

Referencias

  • Showalter, D. E. & Royde-Smith, J. G. (2023). World War I. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/ 
  • Stevenson, D. (2013). 1914-1918. Historia de la Primera Guerra Mundial. Debate.
  • Stone, N. (2013). Breve historia de la Primera Guerra Mundial. Ariel.

¿Cómo citar?

"Líderes políticos durante la Primera Guerra Mundial". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/lideres-politicos-durante-la-primera-guerra-mundial/. Última edición: 28 septiembre, 2023. Consultado: 12 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 28 septiembre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)