Armisticio de la Primera Guerra Mundial

Te explicamos qué fue el armisticio del 11 de noviembre de 1918 que puso fin a la Primera Guerra Mundial. Además, sus cláusulas y el contexto histórico.

El mariscal Ferdinand Foch representó a la Entente en la firma del armisticio con Alemania.

¿Qué fue el armisticio del 11 de noviembre de 1918?

El armisticio del 11 de noviembre de 1918 fue la suspensión de hostilidades pactada entre la Entente y Alemania, que puso fin a la Primera Guerra Mundial (1914-1918). El armisticio fue firmado en el bosque de Compiègne, Francia, por el comandante supremo aliado Ferdinand Foch, el almirante británico Rosslyn Wemyss y cuatro representantes de la autoridad civil y militar alemana.

Antes del armisticio del 11 de noviembre se habían firmado otros armisticios con Bulgaria, el Imperio otomano y el Imperio austrohúngaro, por lo que Alemania fue el último país en acordar la suspensión de hostilidades con la Entente.

El armisticio constaba de treinta y cuatro cláusulas que establecían el cese de hostilidades y una serie de disposiciones sobre territorio, población, armamento y prisioneros de guerra. Posteriormente se negoció la paz en la Conferencia de París, que comenzó en enero de 1919 y concluyó con la firma de tratados entre los vencedores y las naciones vencidas. El más importante de estos tratados fue el Tratado de Versalles firmado con Alemania el 28 de junio de 1919.

Puntos clave

  • El armisticio del 11 de noviembre de 1918 puso fin a la Primera Guerra Mundial. Fue firmado por representantes de la Entente (el bando vencedor) y de Alemania. Entró en vigor a las once de la mañana, es decir, a las 11 del día 11 del mes 11.
  • Dispuso el fin de las hostilidades e impuso una serie de condiciones a Alemania, como la evacuación de los territorios previamente ocupados, la entrega de armamento y la ocupación aliada de Renania.
  • Aunque el armisticio se firmó el 11 de noviembre de 1918, la paz se negoció en París durante 1919, de donde surgieron los tratados de paz que las naciones derrotadas se vieron obligadas a firmar.

El contexto histórico

La Primera Guerra Mundial comenzó el 28 de julio de 1914, cuando el Imperio austrohúngaro declaró la guerra a Serbia. Sin embargo, se volvió un conflicto internacional los primeros días de agosto de 1914, cuando el Imperio alemán, aliado de Austria-Hungría, declaró la guerra al Imperio ruso y comenzó la invasión de Francia a través de Bélgica.

Durante el conflicto se enfrentaron los Imperios Centrales (Alemania, Austria-Hungría y el Imperio otomano, a quienes se adhirió el reino de Bulgaria en 1915) y la Entente (encabezada por Francia, el Reino Unido, Rusia e Italia). Estados Unidos se sumó al bando de la Entente en abril de 1917 y Rusia firmó el armisticio y luego la paz con los Imperios Centrales tras la revolución bolchevique de noviembre de 1917.

Ante la inminente victoria de la Entente en los últimos meses de 1918, los Imperios Centrales firmaron por separado el armisticio con los vencedores. El último imperio en firmar el armisticio fue Alemania, que lo hizo el 11 de noviembre de 1918. Este hecho marcó el fin de la Primera Guerra Mundial.

Los armisticios de la Primera Guerra Mundial

Previamente al armisticio en el frente occidental que firmaron los representantes de la Entente con Alemania y que puso fin a la Primera Guerra Mundial, los países que lucharon junto a los alemanes firmaron armisticios por su cuenta:

  • Bulgaria. Tras el ataque francés con apoyo griego sobre posiciones búlgaras iniciado en septiembre de 1918 desde Salónica, el frente búlgaro se derrumbó inmediatamente y Bulgaria firmó el armisticio el 29 de septiembre de 1918.
  • Imperio austrohúngaro. Tras la derrota austrohúngara en Vittorio Veneto frente al ejército italiano y los infructuosos intentos de negociación del emperador Carlos I, las autoridades austrohúngaras ofrecieron a Italia la rendición el 29 de octubre de 1918. Finalmente, el armisticio se firmó en Villa Giusti el 3 de noviembre de 1918. Por ese entonces, el Imperio austrohúngaro se hallaba en proceso de descomposición.
  • Imperio otomano. Las continuas derrotas otomanas en Siria y Mesopotamia y la llegada de los ingleses a Anatolia precipitaron la rendición del Imperio otomano, que firmó el armisticio en la isla de Mudros el 30 de octubre de 1918.

El armisticio del 11 de noviembre de 1918

El armisticio fue firmado dos días después de la revolución que dio origen a la República de Weimar.

La ofensiva de la Entente en el frente occidental a partir de julio de 1918 hizo evidente a los mandatarios alemanes la imposibilidad de continuar los combates. En septiembre, Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff, quienes dirigían el esfuerzo de guerra alemán, pidieron al káiser Guillermo II que iniciase la negociación para un armisticio inmediato. 

Se formó un nuevo gobierno dirigido por Max von Baden, quien pidió negociar sobre la base de los Catorce Puntos del presidente estadounidense Woodrow Wilson.

Sin embargo, la evolución de la situación interna en Alemania precipitó los acontecimientos. La rebelión de los marinos de Kiel el 29 de octubre fue seguida por insurrecciones en medio de un ambiente revolucionario. El 9 de noviembre, Guillermo II abdicó y huyó a los Países Bajos. Ese mismo día fue proclamada en Berlín la República de Weimar.

Una delegación alemana, presidida por el político Matthias Erzberger, firmó el armisticio en un vagón de tren estacionado en el bosque de Compiègne, en la comuna francesa de Rethondes, el 11 de noviembre de 1918. Por parte de la Entente firmaron el mariscal francés Ferdinand Foch, comandante supremo aliado, y el almirante británico Rosslyn Wemyss. El armisticio entró en vigor a las once de la mañana.

Las cláusulas del armisticio establecían, entre otras cosas, el fin de las hostilidades, la retirada alemana de los territorios previamente ocupados, la liberación de los prisioneros de guerra aliados y la repatriación de los habitantes de los territorios que habían sido ocupados por los alemanes. 

Además, se estableció la desmilitarización de Alemania y la ocupación aliada de Renania (área limítrofe con Francia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos), condición que se alejaba de los Catorce Puntos de Wilson.

Aunque el armisticio marcó el fin de la Primera Guerra Mundial, la paz se alcanzó formalmente tras las negociaciones de paz que se celebraron en la Conferencia de París durante 1919. Las autoridades de los países derrotados fueron excluidas de las negociaciones y se vieron obligadas a firmar los tratados resultantes. 

Alemania firmó el Tratado de Versalles el 28 de junio de 1919 pero lo consideró un “diktat”, es decir, una imposición.

Sigue con:

Referencias

  • Gallo, M. (2014). 1918. La terrible victoria. Roca Editorial.
  • Sevillano Calero, F. (2020). La Europa de entreguerras. El orden trastocado. Síntesis.
  • Showalter, D. E. & Royde-Smith, J. G. (2023). World War I. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Stone, N. (2013). Breve historia de la Primera Guerra Mundial. Ariel.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Armisticio de la Primera Guerra Mundial". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/armisticio-de-la-primera-guerra-mundial/. Última edición: 28 septiembre, 2023. Consultado: 25 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 28 septiembre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)