Esclavismo

Te explicamos qué es el esclavismo, cómo se originó y cuáles son sus características. Además, sus etapas históricas y su abolición legal.

esclavismo
La esclavitud fue abolida oficialmente en gran parte del mundo en el siglo XIX.

¿Qué es el esclavismo?

Se conoce como esclavismo al sistema de producción económica cuyo sostén es la mano de obra esclava, es decir, personas que son propiedad de un amo y que pueden ser explotadas como fuerza de trabajo así como vendidas y compradas.

A diferencia de otras formas de esclavitud, el esclavismo fue un modo de organización de la economía que funcionó en algunos períodos de la historia, como en Grecia y Roma en la antigüedad y en las plantaciones americanas que dependían del comercio de esclavos capturados en África a partir de la Edad Moderna. En ambos casos, los esclavos eran una fuerza de trabajo importante en la producción agrícola, la construcción o la servidumbre, además de ser concebidos como un bien que podía ser comercializado.

Dependiendo de las épocas, los seres humanos podían ser esclavizados y obtenidos como fuerza de trabajo por diversas vías: capturados en guerras o incursiones militares, comprados a intermediarios, sometidos a relaciones de dependencia personal por deudas o nacidos de otros esclavos.

La esclavitud fue legalmente abolida en gran parte del mundo en el siglo XIX luego de intensas luchas de los sectores llamados abolicionistas, en la senda del reconocimiento de los derechos fundamentales de todos los seres humanos. No obstante, persisten formas contemporáneas de esclavitud en algunos lugares del mundo.

Orígenes de la esclavitud

La esclavitud existió en muchas sociedades del pasado, como el antiguo Egipto, Mesopotamia, la Europa feudal o los imperios inca y azteca. En general, los esclavos eran prisioneros de guerra o personas que, por tener deudas, fueron sometidas a relaciones de dependencia personal por un amo o una institución. Podían ser empleados en tareas agrícolas, domésticas, constructivas, militares o incluso destinados al sacrificio.

En estas sociedades la esclavitud no era una institución importante ni estaba muy extendida. Sin embargo, adquirió mayor protagonismo tanto en Grecia y Roma durante la Edad Antigua como en las relaciones entre Europa, África y América en la Edad Moderna.

El esclavismo en Grecia y Roma

El término “esclavismo” se emplea generalmente para nombrar a la modalidad de producción basada en mano de obra esclava que existió en Grecia y Roma durante la antigüedad, llamada en ocasiones “modo de producción esclavista”. A diferencia de otras formas de esclavitud, en estas sociedades los esclavos conformaban la base productiva de la economía.

En la Grecia clásica, especialmente en Atenas, los esclavos eran comprados o capturados en guerras y debían dedicarse a labores domésticas, agrícolas o artesanales al servicio de un amo, es decir, un ciudadano libre a quien pertenecían como su propiedad. El amo tenía a su cargo la manutención de los esclavos pero estos eran la mano de obra que producía. Todo el sistema dependía de la obtención y reproducción de los esclavos que constituían un tercio de la sociedad.

En la antigua Roma también las tareas domésticas y artesanales dependían del trabajo de los esclavos, así como el trabajo en el campo, en las minas y en la construcción de obras públicas. Además algunos eran forzados a participar en espectáculos públicos como gladiadores.

Los esclavos podían pertenecer a un individuo o al Estado y, en algunos casos, podían obtener la libertad mediante un pago o por disposición de su amo. Una famosa rebelión de esclavos contra la República romana tuvo lugar en el sur de Italia entre los años 73 y 71 a. C. dirigida por el gladiador Espartaco.

La crisis del esclavismo antiguo

esclavismo - siervos
Los esclavos fueron reemplazados por colonos semilibres y luego siervos.

El sistema esclavista romano fue gradualmente reemplazado por el régimen de colonato en el que una persona, muchas veces un esclavo liberado, recibía en usufructo una tierra que no le pertenecía pero que cultivaba para vivir y para pagar una renta al propietario. Este último podía ser su antiguo amo, quien le ofrecía a cambio protección.

Las razones de la crisis del esclavismo antiguo son motivo de discusión entre los historiadores: algunos destacan la escasez de nuevos esclavos por la reducción de conquistas; otros otorgan importancia a la conveniencia de los terratenientes de contar con dependientes semilibres que les debieran también servicios militares; y algunos señalan el afán del Estado por recaudar mayores impuestos al gravar a los colonos.

Dado que los colonos estaban atados a la tierra, se suele considerar que eran individuos semilibres con características similares a los siervos del régimen feudal. Finalmente, el régimen del colonato y otras instituciones introducidas por poblaciones germánicas dieron origen al feudalismo en Europa.

Esclavismo y feudalismo

Se debe distinguir entre el modelo esclavista y el modelo feudal. En el modelo esclavista, el amo poseía tierras y empleaba para su producción mano de obra esclava comprada a comerciantes u obtenida como botín de guerra. En el modelo feudal, en cambio, el señor feudal albergaba en sus feudos a siervos que estaban atados a la tierra y debían pagar prestaciones en especie o servicios a cambio de protección y del derecho a cultivar una parcela para su sustento y el de su familia.

Ni el siervo ni el esclavo recibían un salario, y tampoco eran propietarios de las tierras que trabajaban. Pero, a diferencia del siervo, el esclavo era considerado jurídicamente una mercancía que podía ser comprada y vendida, y que no tenía ningún tipo de derecho legal.

Aunque en la Europa medieval existían esclavos, estos eran escasos y no constituían la base económica de la sociedad feudal, que recaía mayormente en los siervos.

El esclavismo en América

La conquista y colonización europea de América que inició a fines del siglo XV combinó dos fenómenos: la explotación de recursos y mano de obra indígena americana, y el empleo de fuerza de trabajo esclava proveniente de África. La exploración de las costas africanas occidentales permitió a las potencias europeas (inicialmente Portugal pero luego también España, Inglaterra, Francia y Países Bajos) adquirir personas esclavizadas y trasladarlas en embarcaciones a América a través del océano Atlántico.

A lo largo de la época colonial, los esclavos africanos eran destinados a tareas domésticas, agrícolas y de diversos tipos. Su empleo más masivo tuvo lugar en Brasil, el Caribe y el sur de los actuales Estados Unidos en actividades que requerían mucha mano de obra y resistencia física, como las plantaciones de azúcar, café, algodón y arroz.

El comercio, la explotación y los maltratos que sufrían los esclavos africanos eran justificados por la ideología colonial europea, que consideraba a las poblaciones de África como razas inferiores. De todos modos, en el comercio de esclavos también participaban gobernantes y comerciantes africanos que capturaban y vendían individuos de otras etnias o aldeas para los europeos. El comercio árabe de esclavos que funcionaba sobre todo en el norte y el este de África fue tan masivo como el europeo, pero no se orientaba al continente americano.

El comercio de esclavos

esclavos - esclavismo - comercio
Muchos esclavos morían por las condiciones inhumanas del traslado.

Los esclavos eran comprados por europeos o criollos a los comerciantes o traficantes de esclavos, generalmente en subastas que solían tener lugar en mercados o plazas públicas. Estos traficantes mantenían un “comercio triangular” por el que empleaban recursos europeos para comprar esclavos en África y luego vendían los esclavos en América a cambio de materias primas con las que regresaban a Europa y reiniciaban el ciclo.

Los esclavos podían ser hombres y mujeres adultos así como niños, y habitualmente eran capturados por comerciantes o gobernantes africanos de otros pueblos que los vendían a los traficantes europeos. Estos los trasladaban a través del Atlántico hacia América, donde eran vendidos generalmente a latifundistas necesitados de mano de obra.

En el camino muchos morían por las condiciones inhumanas del traslado, encadenados y hacinados en compartimientos estrechos en el fondo del barco. De los que llegaban, algunos morían por las duras condiciones laborales en las plantaciones. Esto motivaba la constante reposición de contingentes de esclavos, por lo que millones de africanos fueron víctimas de la captura, el comercio y la explotación esclavista entre los siglos XVI y XIX.

La abolición de la esclavitud

La esclavitud fue legalmente abolida en los países occidentales en el siglo XIX, en primer lugar por la influencia del pensamiento liberal que se había extendido tras la Revolución francesa y en segundo lugar por el impulso de los abolicionistas europeos y americanos.

En 1794 la recién creada República francesa declaró la abolición de la esclavitud en Francia y sus colonias, pero esta medida solo duró hasta 1802 y recién en 1848 fue establecida de modo definitivo. En el norte de los Estados Unidos la esclavitud fue abolida entre fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX pero solo alcanzó la totalidad del territorio estadounidense tras la derrota de los estados esclavistas del sur en la Guerra de Secesión (1861-1865).

Un antecedente importante de la abolición definitiva de la esclavitud fueron las leyes de libertad de vientres que se implementaron en América a comienzos del siglo XIX, por ejemplo en las Provincias Unidas del Río de la Plata en 1813, que determinaron que hijos e hijas de esclavas nacían libres. También fue un precedente la abolición del comercio de esclavos que se instauró en Reino Unido en 1807 pero no prohibía la esclavitud en sí.

Entre los primeros países que abolieron legalmente la esclavitud se contaron Haití (1804), Chile (1823), México (1829), Reino Unido (1833), Francia (1848) y Argentina (1853). El último país americano en abolir la esclavitud fue Brasil (1888). Aun así, en muchos lugares del mundo se denuncia actualmente la persistencia de diversas formas de esclavitud, mayoritariamente ilegal.

La sociedad esclavista

Esclavitud-familia-min
Los esclavos eran trabajadores no asalariados y desprovistos de derechos.

El sistema productivo esclavista se basaba en el trabajo forzado de esclavos, es decir, trabajadores que no eran ni libres ni asalariados y que estaban desprovistos de cualquier tipo de derechos, pues eran tratados como mercancía.

No podían tener propiedades ni cargos públicos, y sus amos podían explotarlos en diversas clases de tareas o venderlos a otros hombres libres. Constituían el peldaño más bajo de la sociedad.

Los esclavos recibían su alimentación, vestimenta y vivienda de sus amos, a quienes debían fidelidad. En caso de que un esclavo fuera asesinado, el asesino debía indemnizar a su dueño con el valor correspondiente. Además, los niños nacidos de mujeres esclavas eran considerados esclavos y propiedad del mismo dueño, aunque en América a comienzos del siglo XIX algunas sociedades impulsaron la libertad de vientres antes de abolir totalmente la esclavitud.

Mientras estuvieron vigentes los principios jurídicos del esclavismo, solo los amos podían conceder la libertad a sus esclavos, medida conocida por el derecho romano como “manumisión”. Los esclavos liberados eran conocidos como “libertos”. En algunos casos, esta manumisión dependía de un pago hecho por el esclavo a su amo.

Ventajas y desventajas para los esclavistas

esclavismo
A menudo los esclavos eran amenazados y castigados para inspirarles miedo.

El esclavismo era una práctica inhumana y cruel, pero a los ojos de los esclavistas se caracterizaba por tener ventajas y desventajas:

  • Ventajas para los esclavistas. La mano de obra esclava era muy barata, pues no recibía salario ni tenía derechos sobre los frutos de su esfuerzo, excepto aquello que su amo tuviera a bien darle para su sustento. Además, en muchos casos los esclavos podían ser asignados a labores muy sacrificadas o consideradas indignas.
  • Desventajas para los esclavistas. El trabajo esclavo no ofrecía ningún incentivo al esclavo dadas las condiciones de explotación y violencia a que estaba sometido, por lo que a menudo se recurría al miedo, las amenazas y los más viles castigos. Las preocupaciones respecto al mejoramiento de la producción y la rentabilidad motivaban la crueldad de los amos y esto podía promover resistencias y revueltas de esclavos.

Sigue con: 

Referencias

  • "Esclavitud antigua e ideología moderna" Crítica. Finley, M. I. (1982).
  • "Slavery" en Encyclopedia Britannica. Hellie, R. (2022).
  • "A Short History of Transatlantic Slavery" I. B. Tauris. Morgan, K. (2016).
  • "La trata de esclavos. Historia del tráfico de seres humanos de 1440 a 1870" Planeta. Thomas, H. (1998).

¿Cómo citar?

"Esclavismo". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/esclavismo/. Última edición: 24 marzo, 2024. Consultado: 19 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 24 marzo, 2024
Fecha de publicación: 21 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)