Proletariado

Te explicamos qué es el proletariado, sus características y su historia. Además, sus diferencias con la burguesía y cómo es en la actualidad.

Proletariado
El proletariado está integrado por los trabajadores asalariados.

¿Qué es el proletariado?

El proletariado es una clase social integrada por trabajadores que, en el sistema capitalista, se encuentran en una posición económica y social desfavorecida. Es un concepto desarrollado por Karl Marx, un economista y filósofo alemán del siglo XIX, y está vinculado con sus ideas sobre el capitalismo, la lucha de clases y la revolución socialista.

Desde la perspectiva marxista, el proletariado se define por tener solo su fuerza de trabajo como medio de subsistencia, a diferencia de la burguesía, que es la clase social dueña de los medios de producción (los recursos necesarios para producir bienes y servicios). Esta diferencia de clases es inherente al sistema capitalista, que somete al proletariado en beneficio de la burguesía.

Desde una perspectiva más amplia y contemporánea, el proletariado incluye a todas las personas de bajos ingresos, con inestabilidad laboral y un acceso limitado a los medios de subsistencia. Se trata de la clase social más vulnerable dentro de los trabajadores.

El término proletariado viene de la palabra latina proletarius, que deriva de la expresión proles (“hijos”). En la Antigua Roma, los proletarii eran los ciudadanos más pobres, que no poseían propiedades. Para el Estado, su única utilidad era aportar sus hijos al ejército imperial.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo surgió el proletariado?

El proletariado surgió durante el siglo XIX como consecuencia de la Revolución Industrial. Debido a las transformaciones económicas de la época, muchos campesinos fueron desposeídos de sus bienes de trabajo y migraron hacia las ciudades para trabajar en las fábricas como asalariados.

¿Cuál es el papel del proletariado en la teoría marxista?

Para el marxismo, el proletariado es la clase social que debe hacer la revolución, derrocar a la burguesía y establecer una sociedad sin clases.

¿Cuál es la relación entre el proletariado y la burguesía?

La relación entre el proletariado y la burguesía es desigual: la burguesía es la clase dominante que posee los medios de producción y el proletariado es la clase dominada que solo posee su fuerza de trabajo.

¿Qué es la “dictadura del proletariado”?

Es un concepto marxista que forma parte de la revolución socialista. Para poder alcanzar una sociedad sin clases, el proletariado debe derrocar al gobierno burgués y establecer una dictadura del proletariado. Se trata de un período de transición en el que el proletariado asume el gobierno con el objetivo de eliminar las relaciones capitalistas de producción y sentar las bases para el socialismo.

Características del proletariado

El proletariado es una clase social integrada por trabajadores asalariados que venden su fuerza de trabajo para obtener ingresos. Para el marxismo, las principales características del proletariado son:

  • No posesión de medios de producción. Los proletarios no son dueños de tierras, fábricas, herramientas u otros bienes necesarios para la producción económica. Estos elementos son propiedad de las clases privilegiadas, como la burguesía o la aristocracia.
  • Dependencia económica. Los proletarios dependen de la venta de su fuerza de trabajo para poder subsistir. Por lo tanto, están sujetos al mercado laboral y a las condiciones establecidas por los capitalistas (burgueses que invierten en la producción) para conseguir un trabajo asalariado.
  • Vulnerabilidad. La dependencia económica de los trabajadores asalariados los convierte en una clase vulnerable a las fluctuaciones de la economía. En las crisis del capitalismo, los proletarios son los más afectados.
  • Conciencia de clase. Para poder mejorar sus condiciones de vida, los proletarios deben desarrollar conciencia de clase y cooperar para lograr el reconocimiento de sus derechos laborales y sociales. A través de diferentes formas de asociación, pueden llevar a cabo planes de acción para alcanzar estos objetivos.
  • Mayoría. En las sociedades industrializadas, los proletarios constituyen la mayoría de la población. Esto les da el potencial de ejercer influencia a través de la acción colectiva.

La aparición del proletariado: la Revolución Industrial

proletariado
El proletariado se expandió durante la Revolución Industrial.

En el siglo XIX, durante la Revolución Industrial, la sociedades occidentales atravesaron una serie de transformaciones económicas y sociales que tuvieron como una de sus principales consecuencias la aparición del proletariado.

En Inglaterra, hubo un conjunto de medidas políticas y económicas que afectaron especialmente a los trabajadores rurales. La mecanización de la agricultura y la concentración de tierras en grandes fincas llevó a que muchos campesinos ya no pudieran subsistir con el trabajo agrícola.

En ese contexto, los campesinos migraron hacia las ciudades con el objetivo de ofrecer su fuerza de trabajo como asalariados en las nuevas fábricas. Esta nueva clase social de trabajadores urbanos no tenía bienes, recursos ni educación, y dependía de conseguir empleo en la producción industrial.

Ante la gran oferta de mano de obra, los dueños de las fábricas (definidos por el marxismo como “la burguesía”) podían imponer condiciones laborales sin limitaciones, pues en esa época no existían derechos laborales que velaran por los intereses de la nueva clase trabajadora urbana.

Diferencia entre proletariado y burguesía

La diferencia sustancial entre proletariado y burguesía, argumento central en la tesis del marxismo, es que la burguesía es la dueña de los medios de producción, mientras que los proletarios venden su fuerza de trabajo a cambio de un salario. Esto convierte a la burguesía en una clase privilegiada y al proletariado en una clase explotada. En el sistema capitalista, la burguesía extrae una ganancia a costa del trabajo asalariado de los proletarios.

Para Marx, la burguesía es una clase privilegiada por varios motivos:

  • Propiedad de los medios de producción. La burguesía, por definición, es la clase social que posee los recursos y las herramientas necesarios para la producción económica (como tierras, fábricas, maquinarias, empresas o materias). Esto les permite obtener ganancias sin vender su trabajo como asalariados.
  • Explotación del proletariado. La burguesía emplea a los proletarios como trabajadores asalariados y obtiene una ganancia. El valor del trabajo que los proletarios realizan es más alto que el salario que reciben. Esta diferencia es llamada plusvalía y es apropiada por la burguesía como ganancia.
  • Acumulación de capital. La burguesía reinvierte sus ganancias en el crecimiento de sus empresas, en la expansión de sus negocios y en la compra de otros medios de producción.
  • Mantenimiento del poder. Gracias a la acumulación de capital, la burguesía puede consolidar su posición económica, política y social. De esta manera influye en el orden político para mantener sus privilegios y evitar la intervención del Estado en los asuntos económicos.

La “dictadura del proletariado”

dictadura - proletariado
La Revolución rusa fue la primera en imponer una dictadura del proletariado.

La dictadura del proletariado es un concepto que desarrollaron Marx y Engels en el siglo XIX, y que luego fue reelaborado por diferentes pensadores socialistas. Se vincula con la noción de la “lucha de clases” y se refiere a un paso en la transición entre el capitalismo y el socialismo.

Para Marx, las clases sociales del capitalismo tienen intereses opuestos. La burguesía busca maximizar sus ganancias a través de la explotación del trabajo asalariado, mientras que el proletariado busca mejorar sus condiciones de trabajo y obtener una distribución más equitativa de la riqueza.

Según Marx y Engels, la única manera de lograr una sociedad sin clases es a través de la eliminación de la propiedad privada (es decir, que nadie pueda ser dueño de los medios de producción). Para ello, el proletariado debería seguir una serie de pasos:

  1. Conciencia de clase. En primer lugar, los proletarios deben tomar conciencia de su condición de clase explotada y comprender cómo funcionan las relaciones de producción en el capitalismo.
  2. Unión y cooperación. Luego, deben asociarse y organizarse para defender sus intereses de clase. Esto puede implicar desde la formación de partidos políticos hasta la creación de sindicatos y otros tipos de afiliación obrera.
  3. Conquista del poder. El proletariado debe alcanzar las instituciones de poder. Esto puede ser a través de las instituciones democráticas o a través de la revolución, según el contexto social y político.
  4. Dictadura del proletariado. Una vez alcanzado el poder, el proletariado debe utilizar las instituciones para reprimir la resistencia de la burguesía y sentar las bases para la transformación económica y social del país.
  5. Construcción del socialismo. A través de esta dictadura, los proletarios deben implementar las medidas necesarias para socializar los medios de producción, eliminar la propiedad privada y redistribuir la riqueza de manera equitativa.
  6. Sociedad sin clases. Con el avance de este tipo de medidas, las diferencias de clase desaparecerían. Esto generaría que el Estado se vuelva innecesario y la sociedad no esté dividida en clases sociales. De este modo, los medios de producción serían una propiedad común y las relaciones sociales se basarían en la cooperación y la igualdad.

La organización del proletariado: huelgas y sindicatos

En el siglo XIX, los proletarios comenzaron a asociarse y a cooperar entre ellos para hacer oír sus reclamos. Primero surgieron cofradías o asociaciones de ayuda mutua, que tenían el objetivo de formar redes de asistencia entre trabajadores para los casos de necesidad por despido, enfermedad e incluso fallecimiento.

Luego, aparecieron organizaciones que tenían el fin de coordinar los reclamos de los trabajadores y visibilizar los problemas del proletariado en general. Así, se crearon los primeros sindicatos, que organizaron manifestaciones, huelgas y otras acciones en la búsqueda del reconocimiento de los derechos de los trabajadores.

Historia del proletariado

Proletariado
La historia del proletariado está marcada por la lucha para que se reconozcan sus derechos.

La historia del proletariado está marcada por su lucha constante por obtener mejoras en sus condiciones de vida y el reconocimiento de sus derechos. En ese sentido, fueron fundamentales algunos hitos, que estuvieron vinculados con las asociaciones de los proletarios en los diferentes países del mundo, sus intentos revolucionarios y el avance del comunismo como una alternativa real al capitalismo en el siglo XX.

En forma de síntesis, se pueden destacar los siguientes momentos de la historia del proletariado:

  • Revolución Industrial. Durante los siglos XVIII y XIX, la expansión de la industrialización marcó el surgimiento del proletariado como clase obrera. A lo largo del siglo XIX, en algunos países occidentales los trabajadores asalariados urbanos alcanzaron a integrar más del 50 % de la población.
  • Formación de sindicatos y asociaciones obreras. En el siglo XIX,los proletarios se asociaron en sindicatos, cooperativas y gremios con el objetivo de organizar su lucha para conseguir mejoras en sus condiciones laborales.
  • Aparición del socialismo, el comunismo y el anarquismo. Diversos filósofos y políticos desarrollaron diferentes teorías sobre las condiciones del proletariado y cómo debía llevar a cabo su lucha.
  • Reformas sociales y leyes laborales. Desde finales del siglo XIX y comienzos del XX, la lucha del proletariado creció a través de las manifestaciones masivas y la consolidación de los sindicatos. Los proletarios de algunos países tuvieron diferentes logros, como la reducción de la jornada laboral, el aumento de salarios, la prohibición del trabajo infantil o la creación de sistemas de seguridad social.
  • Revolución rusa. En 1917, el proletariado ruso alcanzó el poder político a través de la revolución y creó el primer país socialista de la historia, que en pocos años se convirtió en la Unión Soviética (régimen que se mantuvo hasta 1991).
  • Guerras mundiales. La Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) afectaron de manera profunda al movimiento obrero, porque los trabajadores asalariados constituyeron la base de los ejércitos nacionales de cada país en la guerra.
  • Estado de bienestar. En la segunda mitad del siglo XX, para afrontar la crisis social y económica, diferentes países implementaron el estado de bienestar, un modelo de organización política cuyo objetivo es garantizar el bienestar y la seguridad económica de sus ciudadanos. En este contexto, las condiciones de vida del proletariado mejoraron.
  • Guerra Fría. El crecimiento de la influencia de la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial llevó a la implementación de sistemas socialistas en diferentes países. Entre 1947 y 1991, los países del bloque oriental establecieron una forma de comunismo que en teoría priorizaba la mejora en las condiciones de vida del proletariado. Sin embargo, la falta de libertades individuales, las crisis económicas y la competencia de poder a nivel internacional llevaron a la caída de estos sistemas y de la Unión Soviética.

El proletariado en la actualidad

Algunas de las condiciones del capitalismo a nivel mundial han cambiado a lo largo del siglo XX, mientras que los rasgos fundamentales de dependencia económica y vulnerabilidad del proletariado se mantienen. Hoy en día, las características del proletariado pueden identificarse de la siguiente manera:

  • Globalización. La globalización afectó las formas de producción mundial y permitió que las empresas mudaran sus fábricas a países en los que el trabajo asalariado es más económico porque no se reconocen los derechos laborales de los trabajadores. Esto llevó a una mayor competencia laboral y a la precarización del empleo en muchas partes del mundo, en especial en sectores productivos como la manufactura y los servicios.
  • Desigualdad económica. La brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande y los salarios de los trabajadores permanecieron estancados o disminuyeron en relación con los ingresos de los sectores más ricos.
  • Trabajo informal. Hay una gran proporción de trabajadores que están empleados de modo informal, es decir, que trabajan de manera precaria y son vulnerables a la sobreexplotación. En esta categoría se incluyen trabajadores migrantes y trabajadores domésticos, entre otros.

Sigue con:

Referencias

  • Garret, W. S. (2001). Class; Communism/communist; Socialism/socialist. Encyclopedia of Political Thought. Facts on File.
  • Stearns, P. (Ed.). (1994). Proletarianization. Encyclopedia of Social History. Garland.
  • The Editors of Encyclopaedia Britannica, (2023). Proletariat. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Wilczynski, J. (1981). Proletarianization; Proletarian Revolution; Proletariat. An Encyclopedic Dictionary of Marxism, Socialism and Communism. Macmillan Reference Books.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Proletariado". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/proletariado/. Última edición: 17 abril, 2024. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 17 abril, 2024
Fecha de publicación: 3 julio, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)