Causas y consecuencias de la Revolución Industrial

Te explicamos cuáles fueron las causas y consecuencias de la Revolución Industrial a nivel económico, social y político, y sus consecuencias positivas y negativas.

Revolución industrial
Durante la Revolución Industrial el trabajo se mecanizó y aumentaron exponencialmente las fábricas.

¿Cuáles fueron las causas y las consecuencias de la Revolución Industrial?

Entre las causas de la revolución industrial se destacan cambios importantes en la economía, la sociedad y la política del momento, como la revolución agrícola, el ascenso de la burguesía y el desplazamiento de las poblaciones rurales a las ciudades, lo que significó su disponibilidad como mano de obra para el trabajo fabril.

Como consecuencia de esto, el trabajo se mecanizó y aumentaron exponencialmente las fábricas. Además, la comunicación y el transporte mejoraron considerablemente con el ferrocarril y el barco a vapor. En este período también se consolidó el poder político de la burguesía, paralelamente al surgimiento del movimiento obrero y el sindicalismo.

La Revolución Industrial fue un proceso de transformaciones económicas y sociales que se inició en Inglaterra en 1760 y concluyó alrededor de 1840. Implicó una serie de cambios tecnológicos y productivos que revolucionaron el mundo del trabajo, el comercio, el transporte y las finanzas. Durante este proceso se inventaron la máquina de vapor, las máquinas textiles y el alumbrado público a gas. Además, el trabajo manual en talleres fue reemplazado por el trabajo industrial a gran escala en fábricas.

  Causas Consecuencias
Económicas
  • La revolución agrícola
  • Los cercamientos de campos comunales
  • La disponibilidad de materias primas (del país y las colonias)
  • Las innovaciones tecnológicas
  • La mecanización del trabajo en fábricas
  • El crecimiento de las ciudades industriales
  • El surgimiento de la figura del empresario y de los bancos modernos
  • El mejoramiento de la comunicación y el transporte
  • La expansión mundial del capitalismo
Sociales
  • El crecimiento demográfico
  • El desplazamiento de población del campo a las ciudades
  • El aumento de la población en las ciudades
  • La creciente diferenciación entre la ciudad y el campo
  • La división social en dos clases: la burguesía y el proletariado
  • La organización obrera y el nacimiento de los sindicatos
  • La contaminación ambiental
Políticas
  • El ascenso político de la burguesía
  • La aplicación de medidas de liberalización económica
  • La unión entre Inglaterra y Escocia
  • El predominio naval británico
  • El protagonismo político de la burguesía en Inglaterra y otros países
  • La formación o consolidación de regímenes liberales y parlamentarios en Europa y Estados Unidos
  • La promoción de medidas favorables a la burguesía industrial en Europa occidental, Estados Unidos y Japón (que llevó a la Segunda Revolución Industrial)

Causas de la Revolución Industrial

La Revolución Industrial fue el resultado de una serie de causas históricas que se pueden organizar según su aspecto económico, social y político.

1. CAUSAS ECONÓMICAS

La revolución agrícola

Una de las causas económicas más importantes de la Revolución Industrial fue la revolución agrícola, que cambió radicalmente la forma de producir. El trabajo manual y la tracción animal, que persistían desde la Edad Media, fueron reemplazados por el uso de máquinas agrícolas, cuya tecnología se perfeccionó a medida que se desarrolló la Revolución Industrial.

La transformación tecnológica se combinó con algunos cambios en el sistema de cultivo, como la introducción del “sistema de rotación Norfolk”, que permitía rotar las variedades de cultivo para no agotar los nutrientes de la tierra. Esta revolución agrícola aumentó la productividad y la cantidad de alimento disponible, lo que promovió el crecimiento demográfico y el desplazamiento de población del campo hacia la ciudad.

Los cercamientos

Simultáneamente a la revolución agrícola se produjeron los cercamientos, es decir, la política de cercar campos comunales y transformarlos en propiedad privada de grandes terratenientes. Este proceso convirtió a muchos campesinos sin tierras en obreros de las nacientes fábricas urbanas.

La disponibilidad de materias primas

Inglaterra se caracterizó por una amplia disponibilidad de recursos indispensables para el desarrollo de la tecnología de la Revolución Industrial, como el carbón mineral para las máquinas de vapor y el hierro para toda clase de herramientas, máquinas y transportes (como el ferrocarril y los barcos).

También fue fundamental la disponibilidad de otros recursos que eran obtenidos en territorios bajo control colonial o de fácil acceso gracias al predominio comercial británico, como el algodón de la India y del sur de Estados Unidos, que fue empleado en la industria textil.

Las innovaciones tecnológicas

Los inventos característicos de la Revolución Industrial fueron el resultado de años de experimentación e innovaciones. Por ejemplo, a comienzos del siglo XVIII se diseñaron diversos aparatos de vapor, si bien ninguno de ellos fue comparable a la revolucionaria máquina de vapor de James Watts, patentada en 1769 y basada en un diseño anterior de Thomas Newcomen.

Por otro lado, las innovaciones tecnológicas que favorecieron la revolución agrícola incluyeron máquinas y herramientas como la sembradora y el arado de hierro fundido.

2. CAUSAS SOCIALES

El crecimiento demográfico

La revolución agrícola contribuyó al crecimiento poblacional, pues la mayor productividad en el campo generó mayor disponibilidad y un abaratamiento de los alimentos. Este hecho se intensificó durante la Revolución Industrial, cuando se desarrollaron mejoras en el ámbito de la medicina. El resultado fue una disminución de la tasa de mortalidad y un aumento de la tasa de natalidad.

La migración del campo a la ciudad

El crecimiento demográfico y el desplazamiento de población del campo hacia las ciudades generaron una amplia disponibilidad de mano de obra para los dueños de las fábricas en las ciudades, lo que dio origen a una nueva clase social: el proletariado.

Además, el incremento poblacional aumentó la demanda de productos manufacturados, y la combinación de estos fenómenos hizo posible el nuevo modelo de producción industrial.

3. CAUSAS POLÍTICAS

El ascenso político de la burguesía

La principal causa política de la Revolución Industrial fue la creciente influencia de la burguesía en las decisiones de gobierno. En Inglaterra, la Revolución Gloriosa de 1688 instauró una monarquía parlamentaria que favoreció la participación política de los sectores burgueses y puso límites al poder de la nobleza.

Las políticas de liberalización económica

El ascenso político de la burguesía permitió que se implementaran medidas favorables al comercio y a los emprendimientos privados, como la defensa de la propiedad privada, la libertad de mercado, los cercamientos de tierras destinadas al cultivo (donde antes funcionaban campos comunales) y la fundación del Banco de Inglaterra.

La unión de Inglaterra y Escocia y el predominio naval británico

Otras causas políticas fueron la unión entre Inglaterra y Escocia, que garantizó la paz en Gran Bretaña y amplió las fronteras del mercado interno, y el predominio naval británico que aseguró la extensión del comercio.

Consecuencias de la Revolución Industrial

La Revolución Industrial tuvo importantes consecuencias, tanto para Inglaterra como para gran parte del mundo. Estas consecuencias pueden ser ordenadas en tres grupos: económicas, sociales y políticas.

1. CONSECUENCIAS ECONÓMICAS

La mecanización y las ciudades industriales

Una de las principales consecuencias económicas de la Revolución Industrial fue la mecanización del trabajo, que aceleró los tiempos de producción, redujo los costos y posibilitó la producción a gran escala en las fábricas. Esta transformación económica impulsó el crecimiento de grandes ciudades industriales como Manchester, Birmingham, Liverpool y Sheffield.

La Revolución Industrial implicó la sustitución de los artesanos, que trabajaban con métodos tradicionales en los talleres, por obreros industriales que vendían su fuerza de trabajo a cambio de un salario en las fábricas.

El surgimiento de empresarios y bancos

Otra consecuencia fue la aparición de la gestión empresarial, basada en cálculos de ganancia e inversión de capital, y el sistema de créditos mediante el surgimiento de los bancos modernos.

La comunicación, el transporte y la expansión del capitalismo

Junto a la aparición de la figura del empresario y de los bancos modernos, unos medios más efectivos y rápidos de transporte de materias primas y mercancías (como el ferrocarril y el barco a vapor) promovieron la expansión mundial del capitalismo.

La segunda Revolución Industrial

Finalmente, la acumulación de capital y las innovaciones técnicas y tecnológicas de la Revolución Industrial pusieron las bases de una segunda etapa de industrialización. 

Se conoce a este proceso como Segunda Revolución Industrial, y tuvo lugar entre 1870 y 1914 y principalmente en Estados Unidos, Japón, Alemania y otros países de Europa occidental. Esta segunda fase cambió radicalmente las pautas de producción, consumo y ocio de la mayor parte del mundo.

2. CONSECUENCIAS SOCIALES

La diferenciación entre campo y ciudad

La Revolución Industrial provocó una clara diferenciación entre la ciudad y el campo, y un significativo aumento de la población en las ciudades. La vida urbana se benefició del alumbrado público a gas y de los avances médicos y sanitarios, pero a la vez generó hacinamiento en los barrios obreros, lo que favoreció el contagio de enfermedades infecciosas (como el cólera).

La división social en clases

La Revolución Industrial introdujo una división social centrada en dos clases sociales: la burguesía (conformada por los dueños de las fábricas, los comerciantes y otros propietarios de medios de producción o capital) y el proletariado (integrado por los obreros que vendían su fuerza de trabajo a cambio de un salario en las fábricas o las minas).

Si bien la Revolución Industrial produjo una mayor distribución de riqueza, las condiciones de trabajo de los obreros fueron muy duras y su modo de vida resultó muy desfavorable en comparación con las comodidades de la burguesía. Las jornadas laborales eran muy largas y el trabajo infantil en las fábricas y en las minas era común.

Las protestas contra las máquinas

El maquinismo industrial provocó movimientos de protesta que se dedicaron a destruir las máquinas, como fue el caso de los luditas, un grupo de artesanos textiles calificados que consideraban que el uso de las máquinas destruía puestos de trabajo y reducía los salarios.

El movimiento obrero y los sindicatos

Las difíciles condiciones laborales ocasionadas por la Revolución Industrial estimularon la organización del movimiento obrero y el surgimiento de los sindicatos, además de ideologías políticas como el socialismo, el anarquismo y el comunismo. La organización obrera motivó la implementación de regulaciones laborales y mejores condiciones de trabajo.

La contaminación ambiental

La Revolución Industrial provocó importantes niveles de contaminación en las ciudades, tanto por el consumo de combustibles en las fábricas y los hogares como por la generación de residuos típicos de la vida urbana de la época.

3. CONSECUENCIAS POLÍTICAS

El protagonismo político de la burguesía

El auge económico de la burguesía en los ámbitos de la industria, el comercio y las finanzas consolidó el protagonismo político de esta clase social tanto en Inglaterra como, posteriormente, en otros países que tuvieron sus propias revoluciones burguesas (como Francia) o sus propias formas de construcción de un orden económico y político liberal (como Estados Unidos).

La consolidación de regímenes liberales y democráticos

Los sectores burgueses, inspirados por las ideas de la Ilustración y el liberalismo, en general promovieron políticas orientadas a la libertad de mercado y a los negocios en contra de los privilegios tradicionales de la nobleza y el clero.

Esto supuso la constitución de regímenes democráticos o parlamentarios encargados de defender la propiedad privada y las libertades individuales.

La promoción política de la industrialización

A lo largo del siglo XIX, las burguesías industriales tuvieron un papel destacado en la promoción política y económica de la Segunda Revolución Industrial. Un ejemplo característico fue el proteccionismo industrial instaurado por el gobierno de Alemania tras la unificación del país en 1871.

Consecuencias positivas y negativas de la Revolución Industrial

Las consecuencias de la Revolución Industrial pueden agruparse en positivas y negativas, aunque una caracterización de este tipo es subjetiva (es decir, depende del punto de vista desde el que se observe el proceso).

Consecuencias positivas

  • Invención de nuevas y más eficientes máquinas.
  • Aumento de la producción de manufacturas.
  • Generación de muchos puestos de trabajo.
  • Creación de asociaciones obreras y sindicatos que, a pesar de estar prohibidos hasta 1824, presionaron al gobierno británico y a los empresarios para que comenzaran a reconocer los derechos laborales.
  • Incremento de la producción y abaratamiento de los precios de los alimentos.
  • Reducción de los costos del transporte y de los tiempos de viaje gracias al ferrocarril y los barcos a vapor.
  • Disminución de las tasas de mortalidad y ampliación de la esperanza de vida.

Consecuencias negativas

  • Decadencia de oficios tradicionales realizados por artesanos.
  • Carácter repetitivo y tedioso del trabajo en las fábricas.
  • Trabajo insalubre y accidentes laborales en las fábricas y minas.
  • Empleo de mano de obra infantil, lo que impidió a muchos niños recibir educación (la ley de educación obligatoria se aprobó en Inglaterra en 1870).
  • Bajos salarios para mujeres y niños.
  • Disminución de la contratación de trabajadores estacionales en el campo debido al uso de máquinas agrícolas.
  • Desaparición de las compañías de diligencias.
  • Transformación del paisaje y abandono de tierras debido a la construcción de vías férreas.
  • Contaminación ambiental.
  • Propagación de enfermedades infecciosas en los barrios obreros.

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2023). Industrial Revolution. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Cartwright, M. (2023). The Impact of the British Industrial Revolution. World History Encyclopedia. https://www.worldhistory.org/
  • Hobsbawm, E. (2001). Industria e imperio. Crítica.
  • Hunt, L., Martin, T. R., Rosenwein, B. H. & Smith, B. G. (2016). The Making of the West: Peoples and Cultures. 5a edición. Bedford/St. Martin’s.
  • Rule, J. (1990). Clase obrera e industrialización. Crítica.

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Causas y consecuencias de la Revolución Industrial". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/causas-y-consecuencias-de-la-revolucion-industrial/. Última edición: 4 abril, 2024. Consultado: 24 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 4 abril, 2024
Fecha de publicación: 2 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)