Segunda Revolución Industrial

Te ofrecemos un resumen completo de qué fue la Segunda Revolución Industrial, sus características clave, inventos revolucionarios, y cómo transformó la sociedad.

segunda revolución industrial
Durante la Segunda Revolución Industrial se inventó el automóvil a gasolina.

¿Qué fue la Segunda Revolución Industrial?

La Segunda Revolución Industrial fue un proceso de innovaciones técnicas y transformaciones económicas que comenzó aproximadamente en 1870 y se extendió hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial, en 1914. Fue una época de importantes cambios económicos y sociales derivados de un acelerado desarrollo tecnológico.

La tecnología de la Segunda Revolución Industrial superó a las innovaciones productivas de la Primera Revolución Industrial y transformó la vida cotidiana con nuevas fuentes de energía, nuevos materiales para la producción y el consumo, y nuevos medios de comunicación y transporte.

La Segunda Revolución Industrial no se limitó a Gran Bretaña, sino que se desplegó también en otros países de Europa occidental (especialmente en Alemania), así como en Estados Unidos y Japón. Además, favoreció la expansión del capitalismo a escala mundial.

Características de la Segunda Revolución Industrial

segunda revolución industrial
En la Segunda Revolución Industrial se dieron grandes avances en las telecomunicaciones.

Las características principales de la Segunda Revolución Industrial fueron:

  • Expansión geográfica. El proceso de industrialización, que había tenido una primera fase en Gran Bretaña durante la Primera Revolución Industrial, se expandió a varios países (especialmente Alemania, Estados Unidos y Japón).
  • Producción en serie. Se implementó un nuevo sistema de producción llamado “producción en serie” o “producción en cadena”, que empleaba la cadena de montaje y una división racional del trabajo para aumentar la productividad en las fábricas.
  • Desarrollo del transporte. El incremento en la producción del acero para la construcción de líneas de ferrocarril y embarcaciones, así como el uso de nuevos combustibles y el invento del automóvil y el avión con motores de combustión interna, trajeron consigo un desarrollo del transporte nunca antes visto.
  • Nuevos materiales y fuentes de energía. Las innovaciones técnicas y químicas (como el petróleo y la electricidad) implicaron el uso de nuevos materiales y fuentes de energía.
  • Telecomunicaciones. Se produjo una transformación importante en el área de las telecomunicaciones gracias a la invención del teléfono y la radio, además de otras innovaciones como el fonógrafo y el cinematógrafo.

Principales inventos de la Segunda Revolución Industrial

Segunda Revolución Industrial
El primer vuelo exitoso de una aeronave a motor fue realizado por los hermanos Wright en 1903.

Las innovaciones de la segunda etapa de industrialización provocaron profundos cambios en la producción, el transporte, las comunicaciones y las formas de vida y ocio. Los principales inventos de la Segunda Revolución Industrial fueron:

  • El motor de combustión interna. La explotación y destilación del petróleo permitió obtener gasolina, un combustible que empezó a usarse en los motores de combustión interna que posibilitaron la invención de los automóviles y los aviones. El primer motor de combustión interna a base de gasolina fue desarrollado por el alemán Nicolaus Otto en 1876.
  • El automóvil. El motor de combustión interna fue incorporado por primera vez en un automóvil en 1886 por el ingeniero alemán Karl Benz. El automóvil fue perfeccionado por el estadounidense Henry Ford cuando lanzó su modelo Ford T en 1908.
  • El avión. La aviación fue el resultado de muchos años de experimentación, pero fue a principios del siglo XX que comenzó el desarrollo de los aviones con motor, que cambiaron para siempre el espacio aéreo. Los hermanos Wright (Estados Unidos) fueron los primeros en lograr un vuelo sostenido con un avión mecánico más pesado que el aire en 1903.
  • El tranvía eléctrico. La energía eléctrica no desplazó al vapor para el funcionamiento de los ferrocarriles, pero promovió la invención de un nuevo tipo de transporte urbano de pasajeros: el tranvía eléctrico. La primera vía de un tranvía eléctrico se inauguró en Berlín en 1881.
  • El telégrafo. Aunque fue inventado antes de la Segunda Revolución Industrial, este aparato para la transmisión de mensajes codificados a distancia mediante señales eléctricas se difundió durante la segunda mitad del siglo XIX, gracias al sistema diseñado por el estadounidense Samuel Morse.
  • La radio. La comprobación de la existencia de ondas electromagnéticas por el alemán Heinrich Hertz en 1887 permitió la invención del telégrafo inalámbrico y el desarrollo de la radio por parte del italiano Guillermo Marconi a comienzos del siglo XX.
  • El teléfono. Este sistema de telecomunicación fue patentado por el escocés Alexander Graham Bell en 1876 y se popularizó en el siglo XX.
  • El fonógrafo. Inventado en 1877 por el estadounidense Thomas Alva Edison, fue el primer aparato que permitió grabar y reproducir sonido. Pronto fue superado en calidad por el gramófono patentado por Emile Berliner en 1887.
  • El cinematógrafo. El primer aparato que permitía filmar y transmitir imagen en movimiento sin sonido fue inventado por los hermanos Lumière en Francia en 1895.
  • La bombilla eléctrica. A comienzos de la Segunda Revolución Industrial, la explotación del petróleo popularizó el uso de lámparas de queroseno (un líquido obtenido del petróleo). Sin embargo, las investigaciones en el campo de la energía eléctrica motivaron la experimentación con lámparas eléctricas. En 1879, el estadounidense Thomas Alva Edison inventó un tipo de lámpara incandescente de filamento de carbono que resultó útil para el alumbrado público y doméstico.
  • La dinamita y el TNT. En 1867, el químico sueco Alfred Nobel patentó la dinamita, un explosivo realizado a base de nitroglicerina que era más seguro que esta y más potente que la pólvora negra. Comenzó a usarse principalmente en la minería. Otro explosivo desarrollado en esta época fue el TNT (trinitrotolueno), que además fue empleado en la artillería militar.

Avances de la Segunda Revolución Industrial

La mecanización surgida con la Primera Revolución Industrial se profundizó con la Segunda. Además, los nuevos inventos tecnológicos, el uso de nuevas fuentes de energía y la novedosas técnicas de organización del trabajo favorecieron el surgimiento de nuevas industrias.

Muchas de estas innovaciones se beneficiaron de los avances en la ciencia y la química, y permitieron el desarrollo de las telecomunicaciones y de nuevos medios de transporte.

1. Mecanización del trabajo

Segunda revolución industrial
Henry Ford implementó en su fábrica automotriz la cadena de montaje.

El nuevo sistema de producción, introducido durante la Segunda Revolución Industrial para acelerar los tiempos y reducir los costos, se basó en el modelo del estadounidense Frederick Taylor, comúnmente conocido como taylorismo u organización científica del trabajo. Era un modelo de producción en serie en el que cada obrero debía realizar una parte de una pieza dentro de una cadena de montaje y en un tiempo determinado (controlado por medio de cronómetros). Se trataba de una nueva forma de mecanización del trabajo.

En 1901, el empresario Ransom Olds empleó por primera vez la línea de ensamble y, poco después, la fábrica automotriz Ford Motors Company adoptó para la fabricación del modelo Ford T el sistema taylorista, a la vez que perfeccionó la línea de ensamble al incorporar una cinta transportadora y aumentó el salario de los trabajadores. La idea de  Henry Ford era que cada obrero debía ganar lo suficiente para poder comprarse uno de los autos que fabricaba, lo que garantizaba un aumento del consumo.

Este sistema productivo fue conocido como fordismo y tuvo enormes consecuencias: redujo los costos de producción y multiplicó la cantidad de automóviles fabricados y vendidos. En 1908, se habían fabricado once automóviles Ford T en un mes, mientras que en 1910 se fabricaron más de 10.000 y, en 1914, alrededor de 250.000. El tiempo de montaje de cada coche había pasado de doce horas y media a 93 minutos, y su precio bajó proporcionalmente.

2. Desarrollo del transporte

segunda revolución industrial
El tranvía eléctrico promovió el reemplazo de la tracción animal en el transporte urbano.

Una de las características más evidentes de la Segunda Revolución Industrial fue la expansión de las vías férreas, que gracias al creciente uso del acero, favoreció el movimiento de productos y personas. Inglaterra se especializó en la construcción de ferrocarriles y se dedicó a exportar insumos ferroviarios a otros países. La generación de electricidad también permitió la invención del tranvía eléctrico para el transporte urbano de pasajeros, cuya primera vía se inauguró en 1881 en Berlín.

Los barcos empezaron a ser construidos con acero y se inventó la turbina a vapor, lo que permitió que fueran más grandes, que tuvieran mayor velocidad y que el costo de mantenimiento fuera menor. A lo largo del siglo XX, se incrementó el uso del petróleo en la navegación.

Además, los nuevos combustibles permitieron el desarrollo del motor de combustión interna que empleaba gasolina, incluido por primera vez en un modelo de automóvil en 1886, a cargo del ingeniero alemán Karl Benz, y perfeccionado con el modelo Ford T que diseñó el estadounidense Henry Ford en 1908. La aviación también se desarrolló a partir de las innovaciones introducidas durante la Segunda Revolución Industrial.

3. Nuevas fuentes de energía

Segunda revolución industrial
Thomas Alva Edison inventó la lámpara incandescente de filamento de carbono.

Dos de las innovaciones más importantes de la Segunda Revolución Industrial fueron la explotación y destilación de petróleo, y la generación industrial de electricidad.

El petróleo

En 1848 el químico escocés James Young tenía un pequeño negocio que refinaba petróleo crudo. Si bien hubo algunos antecedentes en China, fue a partir de este momento, y del desarrollo en 1859 del método para perforar pozos del estadounidense Edwin Drake, que se extendió por todo el mundo la técnica que permitió la perforación de pozos.

Uno de los combustibles derivados del petróleo fue el queroseno, utilizado para la iluminación (resultaba más eficiente y menos costoso que los aceites vegetales). También permitió elaborar gasolina para motores de combustión interna (automóviles y aviones). La creciente importancia del petróleo dio origen en 1870 a la Standard Oil, una de las primeras empresas multinacionales de tendencias monopólicas.

La electricidad

La generación industrial de electricidad fue la otra gran innovación del período, resultado de estudios y experimentos que realizaron diversos investigadores. Thomas Alva Edison fue quien inventó en 1879 un tipo de lámpara incandescente de filamento de carbono, que permitió su uso para el alumbrado público y del hogar.

Este método reemplazó al antiguo sistema de iluminación con queroseno y transformó la vida en las ciudades y las fábricas. La energía eléctrica también posibilitó otras innovaciones, como el teléfono, la radio o el tranvía.

4. Nuevos materiales

Algunos de los materiales nuevos o popularizados durante la Segunda Revolución Industrial fueron:

  • El acero. La obtención de acero a partir de la aleación de hierro con pequeñas cantidades de carbono fue anterior a la Segunda Revolución Industrial. Sin embargo, en 1856 el ingeniero inglés Henry Bessemer descubrió un modo de obtener acero en grandes cantidades y a bajos costos, y en 1865 un grupo de ingenieros inventó un método más controlado. La incorporación de los hornos eléctricos a fines del siglo XIX perfeccionó aún más la producción de acero, cuyo uso se generalizó en la construcción de edificios de gran altura, embarcaciones y vías férreas.
  • El aluminio. Durante la segunda mitad del siglo XIX, se produjeron avances en la extracción de este metal, especialmente mediante el uso de la electricidad, lo que permitió aumentar su producción. Su carácter ligero y resistente a la corrosión lo convirtió en un material útil para su aplicación en vehículos y en la construcción, además de servir como conductor de electricidad.
  • El zinc. El zinc ya era conocido pero resultó muy importante durante la Segunda Revolución Industrial para cubrir otros metales, principalmente el hierro y el acero, y protegerlos de la corrosión (proceso conocido como “galvanización”).
  • El níquel y el cromo. Tanto el níquel como el cromo eran metales usados con anterioridad pero, a principios del siglo XX comenzaron a emplearse para obtener acero inoxidable.
  • El caucho vulcanizado. La vulcanización fue un proceso elaborado por el estadounidense Charles Goodyear en 1839 que permitió el endurecimiento del caucho. El caucho vulcanizado fue muy usado durante la Segunda Revolución Industrial para las cintas transportadoras, el aislamiento de cables y las ruedas de automóviles.
  • Los primeros plásticos. Uno de los primeros materiales plásticos fue el celuloide, desarrollado por el estadounidense John Wesley Hyatt en las décadas de 1860 y 1870. En 1907, el belga Leo Baekeland inventó la baquelita, un termoplástico capaz de ser moldeado mientras estaba caliente, pero que se endurecía cuando se enfriaba, que es considerado el primer polímero totalmente sintético.

5. Las telecomunicaciones

Edad contemporánea - hermanos lumiere
En 1895 los hermanos Lumière crearon el primer cinematógrafo.

Entre las innovaciones más importantes de la Segunda Revolución Industrial se cuentan las que se dieron en las telecomunicaciones.

  • El telégrafo. Inventado antes de la Segunda Revolución Industrial, el telégrafo ganó popularidad gracias al sistema desarrollado en 1837 por el estadounidense Samuel Morse, creador del “código morse”. El artefacto permitía una comunicación al instante mediante un idioma de puntos y líneas. Alcanzó una gran repercusión en las principales ciudades del mundo, donde se tendieron extensos cableados, en un principio para el uso de los ferrocarriles.
  • La radio. El alemán Heinrich Hertz comprobó la existencia de ondas electromagnéticas y el italiano Guillermo Marconi aplicó estos conocimientos al desarrollo de un telégrafo inalámbrico, que dio origen a la radio a comienzos del siglo XX.
  • El teléfono. En 1876, el ingeniero escocés Alexander Graham Bell patentó en Estados Unidos el teléfono, un dispositivo de telecomunicación diseñado para transmitir conversaciones por medio de señales eléctricas. Si bien algunos investigadores sugieren que el invento fue anterior a la patente de Graham Bell, lo cierto es que este dispositivo cobró importancia creciente a lo largo del siglo XX.
  • El cinematógrafo. En 1895, los hermanos Lumière crearon en Francia el primer cinematógrafo que transmitía imagen sin sonido. La primera película que emitieron se llamó “Salida de los obreros de la fábrica Lumière”. A partir de entonces, el cine resultó un medio de expresión y de comunicación de gran influencia.

6. Adelantos en la ciencia y la química

Las investigaciones científicas de la época de la Segunda Revolución Industrial no solo incidieron en la producción y las comunicaciones, sino también en la sanidad y la medicina, pues permitieron controlar o reducir enfermedades y extender así la esperanza de vida.

En 1864 el químico Louis Pasteur creó un proceso para la conservación de los alimentos denominado “pasteurización”, que permitía destruir los microorganismos y bacterias, sin alterar la composición original de la sustancia. Sus estudios en microbiología también influyeron en el desarrollo de vacunas y antibióticos.

En 1882 el médico y microbiólogo Robert Koch descubrió la bacteria que causaba la tuberculosis. En 1897 el químico Felix Hoffmann sintetizó el ácido acetilsalicílico que, dos años más tarde, la compañía Bayer patentó con el nombre de Aspirina.

Los experimentos y las investigaciones en el área de la química también impulsaron el desarrollo de fertilizantes para la producción agrícola y de explosivos que sirvieron en la minería y en la actividad militar, por ejemplo durante la Primera Guerra Mundial. Algunas de estas investigaciones permitieron el posterior desarrollo de armamento nuclear, como el que fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial.

Causas de la Segunda Revolución Industrial

Las principales causas de la Segunda Revolución Industrial fueron la difusión de la industrialización más allá de Gran Bretaña (donde había comenzado), la invención de nuevas técnicas y tecnologías, el surgimiento de un empresariado industrial y de un sistema financiero moderno.

Otros factores que favorecieron este proceso fueron el papel político de la burguesía, la disponibilidad de materias primas a nivel local y colonial, y el crecimiento de la población urbana (que aumentó la demanda de bienes y servicios).

  • Expansión industrial y nuevos inventos. Se produjo una expansión de las innovaciones técnicas y tecnológicas de la Primera Revolución Industrial a diversas regiones del mundo, especialmente a Estados Unidos, Europa occidental y Japón, lo que permitió que se produjeran nuevas investigaciones e inventos.
  • Surgimiento de los empresarios y bancos modernos. La acumulación de riquezas, el interés por obtener ganancias y el perfeccionamiento de la gestión económica de los empresarios industriales, sumados a la ampliación del comercio internacional y el sistema financiero, favorecieron las inversiones de capital.
  • Ascenso político de la burguesía. Los cambios políticos en Europa, como la Tercera República en Francia (1870) y la unificación en Alemania (1871), permitieron el ascenso de las burguesías industriales y la modernización económica. En Alemania hubo un fuerte incentivo a la industria mediante políticas proteccionistas.
  • Disponibilidad de materias primas. El acceso a materias primas, tanto a nivel local (por ejemplo, el algodón y el petróleo en Estados Unidos o el hierro y el carbón en Alemania) como a nivel colonial (por ejemplo, el algodón de la India exportado a Inglaterra), tuvo una importancia fundamental para abastecer a la producción industrial. La Segunda Revolución Industrial promovió a la vez una carrera imperialista entre las potencias europeas para obtener materias primas en regiones de África y Asia.
  • Crecimiento demográfico y aumento de la demanda. El crecimiento de la población urbana a niveles sin precedentes conllevó el incremento de la demanda de bienes y servicios en las ciudades, lo que estimuló un aumento de la producción industrial.

Consecuencias de la Segunda Revolución Industrial

segunda revolución industrial
La Segunda Revolución Industrial se caracterizó por un aumento en el desempleo.

Las principales consecuencias de la Segunda Revolución Industrial fueron el aumento de la productividad de las empresas, el incremento del desempleo, la ampliación y modernización de las ciudades, el consumo de masas, el desarrollo continuo de las innovaciones tecnológicas, la organización del movimiento obrero, la expansión mundial del capitalismo y el uso militar de las nuevas tecnologías.

  • Aumento de la productividad. La producción sistemática desarrollada durante la Segunda Revolución Industrial tuvo como consecuencia la aceleración de la producción, lo que aumentó la competitividad de las grandes empresas en el mercado.
  • Incremento del desempleo. La sustitución de empleados por maquinarias generó desempleo durante la Segunda Revolución Industrial.
  • Ampliación y modernización de ciudades. La extensión del fenómeno de la urbanización amplió la cantidad de grandes ciudades, aún más pobladas y modernizadas mediante el uso de la electricidad para la iluminación, el transporte (tranvía eléctrico) y las comunicaciones (teléfono); la construcción de grandes obras de ingeniería (como puentes de hierro forjado o acero); y, en ciudades como Nueva York o Chicago, enormes rascacielos (posibles gracias a la industria del acero, el hormigón armado y la invención del ascensor).
  • Consumo de masas. El uso de nueva tecnología fomentó el consumo de masas, tanto de productos como de entretenimiento (como el cine y la radio), e impulsó otras innovaciones que cambiaron las formas de vida a lo largo del siglo XX.
  • Desarrollo de las innovaciones tecnológicas. Las nuevas técnicas y tecnologías fueron la base de constantes innovaciones que continuaron modificando la producción y el consumo a lo largo del siglo XX, como el perfeccionamiento y la aceleración de los medios de transporte.
  • Fortalecimiento del movimiento obrero. La iniciativa de sindicatos socialistas y anarquistas dio impulso a la organización del movimiento obrero, que buscaba hacer frente a la creciente explotación laboral y a la desocupación, y tenía el objetivo de mejorar el nivel de vida de los trabajadores y reclamar una mejor distribución de la riqueza. En algunos casos, estos reclamos se vincularon con el propósito de conquistar el poder político o transformar el orden social.
  • Expansión mundial del capitalismo. La Segunda Revolución Industrialfomentó la expansión mundial del capitalismo, que favoreció a los países industriales que producían manufacturas. Además, acompañó al fenómeno del imperialismo que, entre otras cosas, impulsó el reparto de África entre las grandes potencias de Europa.
  • Uso militar de las nuevas tecnologías. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en 1914, los avances tecnológicos que formaron parte de la Segunda Revolución Industrial dieron forma a un nuevo tipo de conflicto, mucho más letal que los anteriores debido al empleo de las nuevas tecnologías.

Diferencias entre la Primera y la Segunda Revolución Industrial

Si bien la Segunda Revolución Industrial fue en gran medida una aceleración de los cambios introducidos por la Primera Revolución Industrial, ambos procesos tuvieron algunas diferencias significativas.

La Primera Revolución Industrial significó el surgimiento del trabajo mecanizado a gran escala, el nacimiento de las fábricas, la transformación del transporte y la formación de grandes ciudades industriales en Inglaterra.

En cambio, durante la Segunda Revolución Industrial, se expandió el fenómeno de la industrialización a otros países, se aceleró el ritmo de las innovaciones tecnológicas, se perfeccionaron las técnicas de producción, se incorporaron nuevos materiales y fuentes de energía, se inventaron nuevos medios de transporte y comunicación y crecieron mucho más las ciudades.

A continuación, te mostramos las principales diferencias entre ambos periodos en este cuadro comparativo:

AspectoPrimera Revolución IndustrialSegunda Revolución Industrial
Ubicación geográficaInglaterraAlemania, Estados Unidos, Japón, Francia, Bélgica, Inglaterra
Innovaciones tecnológicasMáquina de vapor, máquinas textiles, alumbrado a gasMotor de combustión interna, electricidad, industria química, telecomunicaciones (teléfono, radio)
Fuentes de energíaCarbón mineralCarbón mineral, petróleo, electricidad
Industrias destacadasIndustria textil, minería, metalurgia del hierro, transporte (ferrocarril y barcos a vapor)Siderurgia (acero), industria química, industria de la electricidad, telecomunicaciones (teléfono, radio), transporte (automóviles, aviones, tranvías eléctricos, buques de acero)
Innovación técnica destacadaMecanización del trabajo en las fábricasProducción en serie, cadena de montaje, uso de la electricidad en las fábricas

Tercera Revolución Industrial

Una tercera etapa de cambios, conocida como Tercera Revolución Industrial o Revolución Digital, tuvo lugar en las décadas de 1970 y 1980.

Su característica principal fue la introducción de la tecnología digital y la informática. En el ámbito de la producción, esta innovación promovió la automatización industrial (es decir, el desarrollo de máquinas automáticas que podían realizar toda clase de tareas, como fabricar piezas para otras máquinas).

La difusión de la informática marcó un cambio revolucionario en las comunicaciones y los servicios. En la década de 1970 comenzó la fabricación de ordenadores personales o domésticos, comercializados en los países más industrializados (como Estados Unidos y Japón). También se fabricaron los primeros teléfonos celulares.

En la década de 1990, se difundió el uso de ordenadores y se inició la era del sistema World Wide Web, que extendió el uso de internet. La época iniciada con la Tercera Revolución Industrial suele ser llamada “era de la información”. Otras innovaciones de la Tercera Revolución Industrial fueron la biotecnología (técnicas de manipulación de sustancias vivas para la producción alimenticia o farmacéutica) y la ingeniería energética (la búsqueda y desarrollo de nuevas fuentes de energía).

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2022). Industrial Revolution. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com
  • Coriat, B. (1982). El taller y el cronómetro. Ensayo sobre el taylorismo, el fordismo y la producción en masa. Siglo XXI.
  • Hunt, L., Martin, T. R., Rosenwein, B. H. & Smith, B. G. (2016). The Making of the West: Peoples and Cultures. 5a edición. Bedford/St. Martin’s.
  • Mokyr, J. (1999). The Second Industrial Revolution, 1870-1914. Storia dell’economia Mondiale. https://en-econ.tau.ac.il

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Segunda Revolución Industrial". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/segunda-revolucion-industrial/. Última edición: 24 enero, 2024. Consultado: 27 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 24 enero, 2024
Fecha de publicación: 25 abril, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)