Bacterias

Te explicamos qué son las bacterias, cómo se clasifican y la evolución de estos organismos. Además, sus características, reproducción y más.

Bacteria
Algunas bacterias son capaces de parasitar a los seres vivos.

¿Qué son las Bacterias?

Las bacterias son una de las formas de vida microscópica más antiguas y abundantes del planeta Tierra, distribuidas a lo largo de todos los hábitats posibles e incluso en el tracto digestivo de los animales superiores.

Las bacterias están encargadas de muchos de los procesos de descomposición y por lo tanto reciclaje de la materia orgánica y la energía, así como en la fijación del nitrógeno atmosférico. Al mismo tiempo, algunas de ellas son capaces de parasitar a los seres vivos, tanto animales como vegetales, a través de lo que se conoce como infecciones.

Si bien numerosas especies de bacterias han podido ser cultivadas en laboratorio y se emplean en distintos procesos de elaboración de alimentos, en realidad un amplio porcentaje de las especies existentes siguen sin describirse.

Las enfermedades causadas por las bacterias son numerosas, tanto en el hombre como en los animales, y son combatidas con diversas cepas de fármacos denominados antibióticos.

Ver además: Lisosomas.

Clasificación biológica de las bacterias

Si bien la palabra ‘bacteria’ se utilizó inicialmente para describir a todos los organismos microscópicos, antes de que los estudios biológicos y médicos nos permitieran distinguir los diversos tipos de microbios, hoy se las reconoce como uno de los seis reinos de la vida según la clasificación más reciente.

En modelos anteriores se las ubicaba junto con las arqueas (o arqueobacterias) en un mismo reino denominado moneras, que es un nombre para los seres procariotas (los que no tienen su material genético contenido en un núcleo celular). Pero presentan para con éstas diferencias bioquímicas fundamentales y distintivas.

Evolución de las bacterias

Bacteria
Las bacterias fueron las primeras formas de vida dominantes en el planeta.

Las bacterias más antiguas conocidas se originaron junto con las arqueas hace unos 4.000 millones de años, constituyendo los primeros organismos unicelulares procariotas. Durante miles de años habrán sido éstas las formas de vida dominantes del planeta, pero se ignora aún cuál de los dos habrá surgido primero.

Rasgos distintivos de las bacterias

Las bacterias son organismos unicelulares variados en forma y comportamiento. Existen bacterias patógenas e inofensivas, de vida libre y parasitarias, que hacen fotosíntesis y que se alimentan de otras células, con o sin órganos para desplazarse.

Sin embargo, en su mayoría presentan un tamaño diez veces menor al de las células eucariotas (con núcleo definido) y tienen una pared celular compuesta de peptidoglicano. Son seres microscópicos (apenas más grandes que los virus) simples, y una membrana semejante a la vez a la de las células animales y vegetales.

  1. Tipos de bacterias

Bacteria
Las bacterias espiroquetas tienen forma de tirabuzón.

Conforme a su variadísima forma, es posible clasificar las bacterias en tres grandes categorías:

  • Cocos. Aquellas bacterias de forma esférica. A su vez se clasifican en:
    • Tienen forma de dos granos esféricos adjuntos.
    • Tienen forma de cuatro granos esféricos adjuntos.
    • Tienen forma de granos esféricos en cadenas.
    • Tienen forma de granos esféricos en racimo, irregulares.
  • Bacilos. Bacterias que poseen forma de bastoncillo.
  • Formas helicoidales. Aquellas bacterias con forma más o menos de espiral, a su vez dividida en tres grupos:
    • Vibrio. Ligeramente curvas, en forma de coma.
    • Espirilo. Poseen forma helicoidal rígida.
    • Espiroqueta. Tienen forma de tirabuzón.

Alimentación de las bacterias

Las bacterias, conforme a sus fuentes de obtención de energía, pueden ser de dos tipos:

  • Autótrofas. Aquellas que generan su propia energía, empleando el dióxido de carbono (CO2) ya sea a través de procesos de fotosíntesis (fotótrofas) o de aprovechamiento del nitrógeno o del azufre (quimiótrofas).
  • Heterótrofas. Deben nutrirse a partir de la consumición de materia orgánica, proveniente de otros seres vivos, como las bacterias que descomponen la carne de los animales muertos.

Desplazamiento de las bacterias

bacteria
Las bacterias capaces desplazarse lo hacen mediante flagelos de proteínas.

Muchas bacterias son capaces de desplazamiento, mientras otras son inmóviles o fijas. Las que se desplazan, lo hacen mediante flagelos de proteínas que sirven para impulsarlas a modo de colas, o mediante contracciones celulares o, incluso, deslizándose sobre las superficies.

Tinción de Gram

Existe otra clasificación de las bacterias conforme a si responden o no a la tinción de Gram, que es una técnica de laboratorio para colorearlas e identificarlas bajo el microscopio. Las bacterias que responden al tinte se llaman Grampositivas y las que no, Gramnegativas.

Esta diferencia es importante porque se explica a través de una estructura celular diferente entre unas y otras: mientras las positivas retienen el tinte gracias a la juntura entre la membrana celular y la pared celular de peptidoglucano, las negativas no le permiten el ingreso a la célula a través de una segunda membrana de lípidos por fuera de la pared celular.

Reproducción de las bacterias

Bacteria
En la gemación, la bacteria forma un nuevo individuo a través de una protuberancia.

Las bacterias se reproducen de manera asexual, a través de una división celular llamada mitosis, una vez que alguna ha alcanzado el tamaño propicio. Como resultado, de una bacteria se forman dos nuevas idénticas, lo cual puede llegar a ser, en casos particularmente veloces, cada 9,8 minutos.

Otra forma de reproducción que poseen es la gemación, proceso en el que una bacteria produce una protuberancia de su cuerpo y poco a poco va convirtiéndola en un individuo totalmente nuevo, pero idéntico.

Algunas bacterias tienen ciertas formas de reproducción sexual (dos individuos aportan material genético para formar uno solo, nuevo y diferente de ambos), denominada conjugación bacteriana. Dos de ellas intercambian material genético y se replican para dar origen a cuatro nuevas y distintas genéticamente.

Enfermedades humanas causadas por bacterias

Son muy numerosas las enfermedades humanas de origen bacteriano, algunas de ellas muy conocidas, como la sífilis, la gonorrea, la neumonía, el cólera, la difteria, la tuberculosis, la escarlatina, la lepra o el ántrax.

Flora bacteriana

Bacteria
La flora bacteriana ayuda a descomponer los alimentos.

Al contrario de lo que parecería, no todas las bacterias en nuestro organismo producen infecciones. Muchas de ellas forman parte de la flora bacteriana en nuestros intestinos, ayudándonos a descomponer los alimentos y a lidiar con los nutrientes. Solo en casos de inmunosupresión (debilidad del sistema inmunológico) estas bacterias pueden convertirse en un problema.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Bacterias". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/bacterias/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 23 enero, 2023
Fecha de publicación: 11 abril, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)