— Información y características —

Incas

Te explicamos quiénes fueron los incas, cómo era su religión y arquitectura. Además, cuáles son sus características, sociedad y más.

Incas
Se cree que la caía de los incas se debe al descontento de pueblos dominados por ellos.

¿Quiénes fueron los incas?

Los incas formaron el imperio más grande y poderoso de América del Sur desde el siglo XIII hasta la llegada de los colonizadores españoles en el siglo XVI. Dominaron diversas regiones geográficas y construyeron ciudades, con edificios hechos de piedra, caminos y puentes que conectaban todo el imperio.

La capital y región original de los incas se hallaba en Cuzco, Perú pero con el tiempo, el imperio alcanzó a dominar parte de los actuales territorios de Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile y Argentina.

Ver además: Civilización incaica

Características de los incas

incas
Los incas adornaban sus cerámicas con dibujos y diseños geométricos.

Algunas características de los incas son:

  • Habitaron la región andina entre los siglos XII y XVI y organizaron un imperio liderado por un monarca sagrado llamado Sapa Inca.
  • Tenían una sociedad estructurada en torno a la vida comunal, a través de los ayllus (grupos de personas que reconocían un origen ancestral común).
  • Diferenciaban a las personas según su estatus social y establecían privilegios de rango en relación a su origen y a su ocupación.
  • Desarrollaron una economía destacada por las técnicas de cultivo, y la administración estatal de las tierras agrícolas y el trabajo.
  • Implementaron un estilo arquitectónico propio en aquellos pueblos que dominaron a través de las conquistas militares.
  • Veneraban a los dioses Viracocha (creador del mundo) e Inti (patrono del imperio incaico), entre otras divinidades.
  • Desarrollaron un sistema de notación de quipus, basado en un sistema de cuerdas anudadas.

Ubicación geográfica de los incas

Incas

Los incas habitaron los actuales territorios de Perú y Bolivia, y llegaron a expandir su imperio hasta el sur de Colombia, el oeste de Ecuador, el norte de Chile y el norte de Argentina. Estos territorios incluían zonas montañosas, sierras y selvas y áreas costeras.

Origen e historia de los incas

Incas
Pachacuti fue el monarca inca que comenzó la expansión del imperio.

La historia de los incas se divide en las siguientes etapas:

  • Curacazgo incaico (1197-1438 d. C.). Los arqueólogos sostienen que, en su origen, los incas partieron del lago Titicaca (actual Bolivia) y se instalaron en el valle de Cuzco (actual Perú) en el siglo XII d. C., donde lucharon con otros pueblos por el control de las tierras fértiles. Las leyendas incas cuentan que, alrededor de 1250 d. C., Manco Cápac fundó la capital de los incas, llamada Cuzco, y civilizó a los pueblos de la región con la ayuda de su mujer, Mama Ocllo. Los historiadores han logrado rastrear la existencia de Manco Cápac y lo identificaron como el hijo del rey Apu Tambo de Taipicala-Tiahuanaco, un reino en la zona del lago Titicaca.
  • Imperio incaico (1438-1533 d.C.). A partir del reinado de Pachacuti (1438-1471 d.C.), se estableció el dominio inca de la región. En etapas sucesivas, los incas fueron conquistando a los pueblos vecinos y conformaron el imperio más grande de la América precolombina. Hacia 1530, los españoles llegaron a la región liderados por Francisco Pizarro y conquistaron el imperio inca en 1533.
  • Estado neoincaico (1537-1572 d. C.). En 1537, Manco Inca Yupanqui fundó el reino de Vilcabamba en el centro del actual Perú, como heredero del imperio y la cultura inca. En 1572, luego de capturar y ejecutar a Túpac Amaru I (el último gobernante), los españoles acabaron con la autoridad política de la resistencia inca.

Organización política de los incas

Incas
El imperio era gobernado por el monarca sagrado, llamado Sapa Inca.

El imperio inca era un Estado estrictamente centralizado y se dividía en cuatro regiones. Cada región era llamada suyo, que significa “porción”. El conjunto de las regiones formaba el imperio, denominado Tawantinsuyu, que significa “cuatro porciones”.

El Tawantinsuyu estaba encabezado por el Sapa Inca, que era un soberano absoluto cuyo mandato se transmitía por herencia. El Sapa Inca dictaba las leyes, ejercía como juez supremo, comandaba los ejércitos y era el líder religioso. El pueblo consideraba que el Sapa Inca era descendiente directo de Inti, dios Sol, a través de Manco Cápac, fundador de la monarquía incaica.

A su vez, cada suyo estaba gobernado por un apo, que residía en Cuzco, ciudad considerada por los incas como el centro del mundo. A su vez, las regiones se dividían en provincias, cada una bajo el mando de un jefe.

Organización social de los incas

La base de la organización social incaica era el ayllu: un grupo de personas que se consideraban descendientes de los mismos antepasados. Cada ayllu guardaba en algún lugar sagrado las momias de sus ancestros y les rendía culto. Entre varios ayllus formaban una comunidad que era gobernada por un curaca.

Por otro lado, los incas tenían una sociedad estratificada que estaba conformada por los siguientes grupos:

  • Panaca. La nobleza real integraba un grupo privilegiado que controlaba el Estado y la religión. Desde pequeños se educaba a los nobles para ser gobernantes, guerreros o sacerdotes del imperio, bajo la guía de maestros sabios llamados amautas. Los panaca podían tener muchas esposas y vestir ropas especiales que estaban prohibidas para el resto de los incas. Además, como símbolos de distinción, llevaban grandes aros de oro que les estiraban los lóbulos de las orejas.
  • Curacas. El segundo estrato estaba integrado por los curacas, que eran los jefes de los ayllus. Se los consideraba nobles de menor categoría que la nobleza real. Como líderes, debían recaudar el tributo y reclutar mano de obra para los trabajos del Estado.
  • Hatun runa. En tercer lugar, los artesanos y campesinos eran quienes realizaban todas las tareas de producción, tanto de alimentos como de manufacturas. Debían contribuir a la construcción de obras públicas y prestar servicio militar.
  • Yanaconas. Este grupo estaba integrado por personas separadas de su comunidad de origen, que perdían todo vínculo con sus familias y trabajaban dando servicios al Estado.

Arquitectura y arte inca

Incas
Machu Picchu fue una ciudad ceremonial que fue construida con fines religiosos.

Los incas daban muchísima importancia a la arquitectura. En la época de la expansión imperial, los ejércitos llevaban arquitectos e imponían una arquitectura oficial a los pueblos vencidos. El estilo incaico se caracterizó por la solidez y sobriedad: los edificios eran de piedras rectangulares o poligonales, perfectamente cortadas, pulidas y ensambladas.

La ciudad de Cuzco, capital del imperio, tenía un diseño planificado: calles rectas, estrechas y largas, ordenadas a partir de dos plazas principales. Las calles tenían veredas y acequias, por las que corría el agua para asegurar la limpieza de la ciudad. Para las viviendas utilizaban ladrillos de adobe y los techos eran de paja.

A medida que expandieron su imperio, los incas construyeron una red de caminos y puentes. Había dos caminos principales que atravesaban el territorio incaico: uno iba por la costa del Pacífico y otro, por las sierras andinas. Además, había diversos caminos que cruzaban de manera transversal estas rutas principales.

En cuanto al arte, el estilo inca se podía apreciar en murales, mantos o diseños geométricos que adornaban la cerámica. Las plumas de las aves se utilizaban para acompañar abanicos, camisas y otras prendas de vestir. Su manejo de los metales como cobre, bronce, platino y hierro fue difundido a todas las poblaciones conquistadas por los incas. Además, se ha encontrado evidencia de la creación de instrumentos musicales de viento y de percusión.

Organización económica de los incas

Incas
Los incas realizaban cultivos en las montañas a través de un sistema de terrazas.

La economía incaica se basó en la agricultura. En el Tawantinsuyu se empleó la técnica del cultivo en terraza. Estas terrazas se construían sobre las laderas de las montañas y estaban sostenidas por piedras que retenían la tierra fértil. El agua para el riego se llevaba a través de canales e iba filtrándose lentamente desde los niveles superiores a los inferiores.

Además, practicaban el barbecho, técnica que permitía recuperar la fertilidad del suelo de forma natural al establecer descansos periódicos de la tierra. Los cultivos más importantes eran la  papa, el maíz, el zapallo, la quínoa, el tomate, la col, el algodón y diferentes variedades de ajíes. También criaban llamas, vicuñas y alpacas para utilizar sus lanas y fabricar tejidos.

Las tierras del imperio estaban organizadas de la siguiente manera:

  • Tierras del Inca. Eran trabajadas por los campesinos para el mantenimiento del Inca, los nobles y el ejército.
  • Tierras del Sol. Eran cultivadas por campesinos para el mantenimiento de los sacerdotes y el culto religioso.
  • Tierras de los ayllus. Pertenecían a las comunidades ayllus y, cada año, el curaca repartía las tierras entre los miembros del ayllu.

Cultura inca

La lengua oficial del imperio inca era el quechua. Como forma de registro utilizaban un sistema de quipus, en el que se anudaban y trenzaban cordones de colores hechos con lana de llama o fibras vegetales. De esta manera, a través de los nudos registraban los hechos históricos, la cantidad y el tipo de productos guardados en los depósitos del imperio, los censos de población y los datos sobre la organización agrícola.

Tenían un calendario de 360 días, con 12 ciclos de 30 días. Este calendario regía el orden de las tareas agrícolas, la entrega de tributos y la organización del trabajo.

Los incas tenían grandes conocimientos sobre la medicina. Usaban plantas para curar diversas enfermedades y sus médicos podían realizar operaciones muy complejas, como trasplantes, injertos y cirugías cerebrales.

Religión inca

Incas
Viracocha era uno de los dioses más venerados por los incas.

Los incas creían que el mundo tenía cuatro edades, cada una de las cuales se representaba con un sol distinto. Según ellos, las tres primeras edades se habían terminado con un cataclismo que puso fin a la población existente. En la cuarta edad, los incas tenían la misión de regenerar la humanidad.

La religión de los incas era politeísta, es decir, creían en diversas divinidades. Los dioses más adorados eran Inti y Viracocha. Según los mitos incas, Viracocha había creado a los hombres y había puesto en el cielo el Sol y la Luna. Creían que este dios había otorgado a la humanidad los dones de la palabra, de la agricultura y del tejido. Luego, bajo la promesa de volver, se había marchado caminando por las aguas hacia el oeste.

Sobre Inti, el dios Sol, se creía que era el ancestro directo del linaje de los monarcas incas. Era venerado como dios patrono del imperio y cuidador de la sociedad inca.

Otras deidades importantes eran Illapa, dios del trueno que provocaba las lluvias; Pachamama, diosa madre de la tierra; Quilla, la Luna, esposa del Sol; y Mamacocha, madre de las aguas, venerada por los pescadores.

Para los incas, la muerte era un pasaje sagrado hacia la siguiente vida. Creían en la inmortalidad del alma luego de la muerte física y desarrollaron complejas técnicas de momificación. Además, creían en la existencia de tres mundos interrelacionados:

  • Hanan Pacha. El mundo superior.
  • Kay Pacha. Mundo medio.
  • Uku Pacha. Mundo Inferior.

Los incas respetaban ciertos lugares y objetos sagrados, a los que llamaban huacas, como lagos, volcanes, cerros o cimas de las montañas. Allí construían pequeños altares y rendían culto a sus antepasados.

Por otro lado, el culto imperial era dirigido por un sumo sacerdote, llamado Villac Umu, que presidía el consejo Hatun Villca, integrado por diez sacerdotes de alto rango. Las fiestas religiosas más importantes se celebraban en junio y diciembre, y contaban con la presencia del emperador Sapa Inca. Allí se realizaban rituales que incluían bailes y cantos, y se dedicaban ofrendas a los dioses: hojas de coca, caracoles, chicha, sangre y corazones de llama. En estas fiestas, además, los curacas (jefes de cada ayllu) renovaban su juramento de fidelidad al Sapa Inca.

Referencias

  • Espinoza Soriano, W. (1978). Los modos de producción en el imperio de los incas.
  • Rostworowski de Diez Canseco, M. (1988). Estructuras andinas del poder: Ideología religiosa y política. Instituto de Estudios Peruanos.
  • Covey, R. A. (2008). The Inca Empire. In The handbook of South American archaeology (pp. 809-830). Springer, New York, NY.
  • DeMarrais, E. (2013). Colonización interna, cultura material y poder en el imperio inca. Relaciones-Sociedad Argentina de Antropología, 38(2), 351-376.
  • Favale, R. D. (2005). El Imperio Inca. Comercio exterior Universidad de Barcelona.
  • “Inca civiization” en Ancient History.
  • “Inca” en Encyclopaedia Britannica.
  • “¿Cuánto sabes sobre los incas? en National Geographic.

¿Cómo citar?

"Incas". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Humanidades.com. Última edición: 22 de junio de 2022. Disponible en: https://humanidades.com/incas/. Consultado: 07 de octubre de 2022.