Parque Nacional de Komodo

Te explicamos qué es el Parque Nacional de Komodo, dónde se ubica y cómo es su flora y su fauna. Además, sus características y su importancia.

Parque Nacional de Komodo
El Parque Nacional de Komodo cubre una superficie aproximada de 2000 kilómetros cuadrados.

¿Qué es el Parque Nacional de Komodo?

El Parque Nacional de Komodo es una reserva natural conformada por tres grandes islas volcánicas del archipiélago de Indonesia —Komodo, Rinca y Padar—, así como de otros islotes de menor tamaño que las acompañan. Fue creado en 1980 con el objetivo de proteger al dragón de Komodo, un reptil que no existe en ningún otro lugar del planeta.

La totalidad del parque cubre una superficie de aproximadamente 2000 kilómetros cuadrados, de los cuales solo 603 son terrestres. En esta región se encuentra una importante muestra de biodiversidad, especialmente submarina, mucha de la cual está protegida internacionalmente.

La topografía del Parque Nacional de Komodo ofrece grandes contrastes: playas de arena blanca, sabanas áridas y montañas rocosas escarpadas, arrecifes coralinos y vegetación espinosa abundante. El parque atrae a un promedio de 170.000 visitantes por año.

En las islas Komodo habitan unas 4.000 personas. Los habitantes autóctonos son los ata modo, y viven de la pesca y de actividades vinculadas al parque. También se encuentran en las islas pobladores de Sumbawa, Flores y sur de Célebes, pertenecientes a las etnias sku bajau y bugis.

¿Dónde se encuentra el Parque Nacional de Komodo?

Parque Nacional de Komodo
El Parque Nacional de Komodo se ubica en las islas menores de Sonda, en Indonesia.

El Parque Nacional de Komodo se encuentra en Indonesia, un país del sudeste asiático compuesto por miles de islas volcánicas, que limita con Malasia, Timor Oriental y Papúa Nueva Guinea. Más específicamente, se ubica en las islas menores de Sonda, en el límite de las provincias de Nusa Tenggara Occidental y Nusa Tenggara Oriental, al oeste de las islas de Flores en el archipiélago indonesio.

La ruta más frecuente para llegar al Parque Nacional de Komodo requiere tomar un vuelo hasta Yakarta, la capital de la isla indonesia de Bali. Luego se debe tomar otro vuelo local hasta Labuan Bajo, el principal centro de transporte de la isla de Flores, y desde allí se puede llegar hasta el parque en avión, barco o vehículo.

Clima del Parque Nacional de Komodo

El Parque Nacional de Komodo tiene un clima tropical de sabana. Este tipo de clima se caracteriza por tener lluvias abundantes en el verano y un invierno templado y seco. Durante el período de lluvias, se pueden presentar tormentas de diferente intensidad.

En el verano, las temperaturas son altas y pueden superar los 30 °C. Además, en esta estación suceden las mayores precipitaciones, y los acumulados mensuales suelen ser muy elevados: hay meses en los que las lluvias alcanzan los 800 milímetros. En el invierno, en cambio, las temperaturas descienden y las precipitaciones prácticamente desaparecen, con acumulados que apenas alcanzan los 2 o 3 milímetros por mes.

Fauna y flora del Parque Nacional de Komodo

parque nacional de komodo fauna macaco cangrejero
El macaco cangrejero es una especie protegida en el Parque Nacional de Komodo.

Además de los dragones de Komodo, el parque nacional es un reservorio importante de especies endémicas, lo que significa que solo se encuentran en este lugar del planeta. Muchas de ellas son especies que migraron a la región desde Oceanía o desde territorios vecinos, quedaron aisladas durante siglos y emprendieron sus propios rumbos evolutivos.

Entre ellas figuran mamíferos terrestres como el macaco cangrejero (Macaca fascicularis) o ciertos tipos endémicos de rata (Rattus rintjanus). También se encuentran especies locales de aves, y un vasto y diverso ecosistema submarino que vive en los arrecifes coralinos de la región.

Por otra parte, la flora del parque es muy variada: se puede encontrar vegetación boscosa y también biomas vinculados con las precipitaciones estacionales de los climas tropicales. Son habituales, además, los pastizales y la vegetación espinosa propia de los climas secos. En las zonas costeras, la vegetación presenta adaptaciones relacionadas con la elevada salinidad de los suelos y del agua.

Dragones de Komodo

parque nacional de komodo dragon
Los dragones de Komodo tienen carácter agresivo y hábitos caníbales.

Los dragones de Komodo son los lagartos de mayor tamaño del mundo. Pueden llegar a pesar 150 kilos y medir unos 2,6 metros de longitud. Solo se encuentran en esta región del planeta, en donde sobreviven como cazadores y carroñeros.

Pueden vivir hasta cincuenta años, y se caracterizan por su agresividad y sus hábitos caníbales, lo que significa que, en ocasiones, se comen entre sí. Además, tienen una mordedura fuerte y venenosa, pero no suelen atacar a los pobladores o visitantes del parque. Si bien su forma de reproducción más frecuente es la sexual, se encuentran entre los pocos vertebrados capaces de poner huevos sin que haya habido coito y fecundación, por un proceso conocido como partenogénesis.

Esta especie fue descubierta en 1910, y desde hace décadas se encuentra en peligro de extinción. Se estima que en la actualidad quedan unos 5700 ejemplares. Las autoridades consideran importante proteger al dragón de Komodo porque es único en el mundo y es de gran interés científico para el estudio de la evolución. Por esa razón, aparece en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Importancia biológica y geológica del parque

El Parque Nacional Komodo es un lugar único por razones tanto biológicas como geológicas. Esta región insular, ubicada en el límite de dos ecozonas (la indomalaya y la australiana), exhibe una notable diversidad de vida silvestre endémica y de comunidades vegetales adaptadas a condiciones climáticas áridas.

Desde una perspectiva biológica, el parque no solo es importante para la conservación del dragón de Komodo, sino que también alberga una gran biodiversidad en sus ecosistemas terrestres y acuáticos, en especial en los arrecifes de coral que circundan las islas.

En el ámbito geológico, el parque se encuentra en una región de intensa actividad tectónica y volcánica. Además, los arrecifes de coral en aguas poco profundas contribuyen a la formación de islas y a la protección de las costas de la erosión.

Así, el Parque Nacional de Komodo sirve como un laboratorio natural para el estudio de interacciones ecológicas y evolutivas y de procesos geológicos. Su importancia radica en su contribución a la comprensión de la ecología insular, de la evolución natural, a la conservación de especies amenazadas y a la dinámica geológica regional.

Historia del Parque Nacional de Komodo

Parque Nacional de Komodo
En 2011, el Parque Nacional de Komodo fue proclamado como una de las siete maravillas naturales del mundo.

El parque fue creado en 1980 por el gobierno de Indonesia, con el objetivo de proteger a los dragones de Komodo y a los ecosistemas acuáticos y marinos de la región. En 1991, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Años más tarde, en 2011, el parque fue proclamado como una de las siete maravillas naturales del mundo, junto con la montaña de la Mesa (Sudáfrica), las cataratas del Iguazú (Argentina y Brasil), la selva amazónica (América del Sur), la bahía de Ha-Long (Vietnam), la isla Jeju (Corea del Sur) y el río subterráneo de Puerto Princesa (Filipinas).

Referencias

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Parque Nacional de Komodo". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/parque-nacional-de-komodo/. Última edición: 14 diciembre, 2023. Consultado: 28 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gustavo Sposob

Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

Fecha de actualización: 14 diciembre, 2023
Fecha de publicación: 27 marzo, 2019

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)