Nacionalsocialismo

Te explicamos qué es el nacionalsocialismo, el origen de esta doctrina política y sus características. Además, ¿Quién fue Adolf Hitler?

Adolf Hitler - Nacionalsocialismo
El nacionalsocialismo surgió en Alemania.

¿Qué es el nacionalsocialismo?

El nacionalsocialismo es una doctrina política, totalitaria y racista que se impuso de la mano de Adolf Hitler en Alemania y que protegía el poder absoluto del Estado. Hitler gobernó desde 1933 a 1945 bajo un régimen totalitario, conocido como Tercer Reich, en el que se suprimieron derechos y libertades individuales y se persiguió a toda oposición.

A la doctrina del nacionalsocialismo se la conoce también como nazismo, que es la abreviatura del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores, creado en 1920 y liderado por Hitler a partir de 1921. El nazismo fue una ideología de extrema derecha, anticomunista, antisemita y anti parlamentarista que consideraba a la raza aria como una “raza superior” respecto a las poblaciones de los demás países de Europa.

El nacionalsocialismo tomó el control del Estado alemán y suprimió los sindicatos y muchas entidades privadas. Al igual que en el fascismo italiano de Benito Mussolini, no se permitió la existencia de otros partidos políticos. A través del control de los medios de comunicación, el Estado intentaba posicionar a Hitler, llamado führer, como un líder omnipotente que iba a rescatar a Alemania.

Ver además: Gobierno de Mussolini

¿Quién fue Adolf Hitler?

Adolf Hitler fue un militar y político alemán que lideró el partido nacionalsocialista, o partido nazi, desde 1921 hasta su muerte en 1945. Hitler formó parte del ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial y comenzó su vida política bajo la bandera del rechazo a la República de Weimar y a las disposiciones del Tratado de Versalles de 1919.

Tras varios años como dirigente del partido nacionalsocialista, Hitler asumió el poder de canciller alemán en 1933 y fue ganando atribuciones ejecutivas y legislativas que lo llevaron a formar un tipo de gobierno antidemocrático y totalitario denominado Tercer Reich.

Durante sus 12 años en el poder alemán, Hitler buscó unir a los pueblos germánicos, lo que implicó perseguir y exterminar a todos los ciudadanos que no pertenecían a la raza aria. Las ideas imperialistas hicieron que Alemania diera comienzo, en 1939, a la Segunda Guerra Mundial con la idea de anexar territorios.

La persecución a toda oposición se extendió durante el gobierno de Hitler y fue más allá de las fronteras germanas. Durante los años que duró la Segunda Guerra Mundial se crearon campos de tortura para esclavizar y exterminar a las razas que los nazis consideraban inferiores.

Campo de concentración - Nacionalsocialismo
Los campos de concentración eran utilizados para exterminar a las razas consideradas inferiores.

Origen del nacionalsocialismo

En 1919, tras el fin de la Primera Guerra Mundial, Alemania estaba devastada, su pueblo sufría la pobreza y la humillación producidas por las cláusulas del Tratado de Versalles. La República de Weimar era el sistema político que gobernaba Alemania desde 1918, que consistió en un gobierno de tipo democrático que presentaba una gran inestabilidad política, económica y social.

La figura de Hitler en el ámbito político llegó en 1919, cuando se unió al Partido Obrero Alemán (DAP) y poco a poco comenzó a destacar por su capacidad de oratoria, sus promesas de un futuro grande para Alemania y sus ideas racistas y populistas. En 1920 se rebautizó al DAP como Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP), también llamado partido nazi, y Hitler comenzó a ser su líder.

En 1923 el ejército intentó un golpe de Estado y Hitler fue detenido y encarcelado. En esos meses de cautiverio escribió “Mi lucha”, un libro en el que dejó de manifiesto sus ideas antisemitas y anticomunistas y sus planes para Alemania. Tras salir de la cárcel, Hitler estuvo silenciado, por lo que no podía realizar discursos, pero se dedicó a estructurar al partido nazi creando organizaciones dentro de él.

Con el correr de los años Hitler fue ganando aliados entre las filas del ejército y entre un gran número de ciudadanos alemanes golpeados por la guerra y por la crisis económica de 1929. Tras sucesivas elecciones, el partido nazi fue ganando poder en el Parlamento y para 1932 ya tenía mayoría. En 1933 Adolf Hitler fue nombrado canciller por el presidente Paul von Hindenburg y, tras su muerte, Hitler asumió todos los poderes del Estado y se autoproclamó líder de Alemania.

En febrero de 1933 se produjo un incendio en el Reichstag y los nazis culparon a los comunistas. Frente a esta situación, se redactó un decreto de emergencia que le otorgó poderes especiales a Hitler y se promulgó la ley habilitante que le dio todas las atribuciones del parlamento.

A partir de allí comenzaron a limitarse y eliminarse muchas de las libertades y derechos de la población alemana, se prohibió al Partido Comunista y los gobiernos regionales quedaron en manos del nazismo. En la “noche de los cuchillos largos”, en junio de 1934, se llevó a cabo una matanza de opositores políticos que se transformó en uno de los hitos que marcó el desarrollo de la dictadura nazi.

Usando como bandera el resentimiento por las cláusulas del Tratado de Versalles, la lucha contra el comunismo y contra la gran depresión económica, Hitler gobernó el Tercer Reich hasta 1945.

Nazismo - Nacionalsocialismo
En 1920 se creó el Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores.

Características del nacionalsocialismo

Algunas de las principales características del nacionalsocialismo alemán fueron:

  • Líder. Gran parte del pueblo alemán se sintió atraído por un líder carismático, con un discurso en el que prometía la recuperación del esplendor alemán. Hitler fue conocido como “führer” y se mostró como un líder con la misión de guiar y unir al pueblo.
  • Nacionalismo. El nacionalsocialismo se caracterizó por exacerbar y exaltar la figura de Alemania. Sus seguidores creían en la superioridad del pueblo alemán por sobre las comunidades y pueblos del resto de las naciones.
  • Totalitarismo. Durante el Tercer Reich todo el poder político estuvo en manos de un único líder, Hitler, que gobernó sobre todos los ámbitos de la sociedad. El nacionalsocialismo alemán suprimió libertades y derechos individuales y las entidades privadas, los partidos políticos y los sindicatos quedaron en manos del Estado o fueron suprimidos.
  • Anticomunismo. El nacionalsocialismo luchó contra el comunismo y persiguió a todas las personas que profesaban esa ideología.
  • Anticapitalismo. El nacionalsocialismo se consolidó como una ideología de tercera posición (al no tener ideas ni comunistas ni capitalistas) que reivindicó la figura del Estado como guía.
  • Unipartidismo. Durante el gobierno del nacionalsocialismo alemán se prohibieron todos los partidos políticos que no fueran el nazismo. Los ciudadanos con otra ideología política fueron perseguidos y reprimidos.
  • Uso de propaganda. Se utilizó la propaganda, a través de los medios de comunicación y de discursos, para enaltecer la figura de Hitler como líder e imponer las ideas nazistas a los ciudadanos.
  • Censura. En los años en los que el nazismo estuvo en el poder fueron prohibidas todas las formas de expresión y manifestación y perseguido todo aquel que tuviera ideas que no comulgaran con el nacionalsocialismo.
  • Raza aria. El nazismo tomó de antiguas leyendas nórdicas la idea de que la raza aria (que procedía de los griegos, romanos y germanos) era más fuerte, pura y superior. Esta teoría consideraba que la misión principal del Estado era unificar a los pueblos arios (que estaban esparcidos por Europa y mezclados con otras culturas) con el objetivo de recuperar los orígenes de pureza de la raza y consolidar una nueva raza superior exterminando al resto.
  • Imperialismo. El nacionalsocialismo buscó agrupar en un solo territorio a todos los pueblos germanos. Así, invadió otras naciones y persiguió a todos los que no eran considerados de raza aria.
  • Racismo. La idea de una raza germana superior sirvió de base y justificativo para suprimir a todas aquellas razas que no eran consideradas puras. De esta forma el régimen nazi justificó matanzas en masa y persecuciones, especialmente hacia judíos, comunistas y gitanos.
  • Uso de la fuerza. Se utilizó a las fuerzas militares para amedrentar a la población y reprimir y perseguir a todo ciudadano que no se alineara a las ideas del nacionalsocialismo.
  • Educación estatal. Se utilizó a la educación y a las diferentes organizaciones dentro del nazismo para transmitir las ideas del nacionalsocialismo a todos los grupos de la población alemana.

El nacionalsocialismo en la Segunda Guerra Mundial

Nazismo - Nacionalsocialismo
La esvástica fue uno de los principales símbolos nazis.

Tras la Primera Guerra Mundial quedó entre la población y las esferas de poder alemanas un gran resentimiento por las disposiciones del Tratado de Versalles, tratado que dio fin a la Primera Guerra Mundial y que hacía a Alemania responsable de la guerra con cláusulas que incluían pago de deudas y quita de territorios.

La penuria económica derivada de las condiciones del Tratado de Versalles, sumada a la depresión económica de 1929, generó un gran malestar entre el pueblo alemán. Frente a esta situación y al debilitamiento de la República de Weimar surgió el nacionalsocialismo dirigido por Hitler, con promesas de recuperar territorios y devolver esplendor a Alemania. El imperialismo fue uno de los principales motores que impulsó el expansionismo alemán, con la excusa de unificar a “los pueblos germanos”.

En 1935, sin tener en cuenta las cláusulas del Tratado de Versalles, Alemania comenzó a rearmarse militarmente, a anexar territorios y el 1 de septiembre de 1939 invadió Polonia. Esta invasión dio inicio a la Segunda Guerra Mundial y marcó el comienzo de la expansión alemana, que luego continuó en países como Dinamarca, Noruega y Francia.

Tras seis años de sucesivas batallas, Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética hicieron frente al expansionismo alemán y las tropas alemanas comenzaron a rendirse entre abril y mayo de 1945. El nacionalsocialismo comenzó su caída tras el suicidio de Hitler, el 30 de abril de 1945, y la posterior rendición de las tropas alemanas entre el 7 y el 9 de mayo de 1945.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Nacionalsocialismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/nacionalsocialismo/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 26 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 23 enero, 2023
Fecha de publicación: 3 septiembre, 2016

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)