Buen ciudadano

Te explicamos qué es un ciudadano, de qué manera puede intervenir para mejorar su comunidad y cuáles son sus características generales.

Un grupo de buenos ciudadanos ayudan a otro a sacar su auto de la nieve.
Un buen ciudadano debe asumir responsabilidades y obligaciones en su comunidad.

¿Qué es un buen ciudadano?

Un ciudadano es todo miembro activo de un Estado, que forma parte de una sociedad y tiene derechos y obligaciones. Se suele utilizar este término para referirse a aquel que nació o vive hace un tiempo determinado en un territorio.

Se considera que un individuo es buen ciudadano cuando trabaja para concretar los objetivos del grupo en miras a la paz y armonía social. Es aquel que se involucra con la comunidad en el ámbito social, económico o político, cumple sus obligaciones, asume responsabilidades y respeta los derechos ajenos.

La palabra “ciudadano” proviene del término “ciudad”, al que se le suma el sufijo -ano, que significa pertenencia. Este concepto surgió en la antigua Grecia (aunque no incluía a todos los habitantes, sino a los varones nacidos en la polis) y fue mutando de acuerdo a las diferentes sociedades y períodos históricos.

Durante la Revolución francesa (1789) se redactó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, que estableció una noción más emparentada con el concepto actual de ciudadanía, aunque todavía privaba a algunos sectores de derechos básicos (como a las mujeres, a quienes que no se les otorgó el derecho a voto hasta el siglo XX).

Características de un buen ciudadano

Un grupo de vecinos colabora con la reconstrucción de una casa.
Involucrarse en las decisiones de la comunidad es una forma de participación.

Algunas de las principales características de un buen ciudadano son:

  • Construye una identidad. La ciudadanía se construye en un lugar y en una sociedad específica. Por eso, para ser un buen ciudadano se requiere conocer la historia de ese lugar. Conocer la situación geográfica, las riquezas culturales y naturales del lugar, sus puntos fuertes y debilidades ayuda a formar la identidad del ciudadano.
  • Se informa. Un buen ciudadano debe estar informado acerca de los eventos actuales de su comunidad, tanto en el plano político como económico, social y cultural, para así poder actuar y tomar decisiones en base a datos.
  • Tiene pensamiento crítico. Un buen ciudadano se informa y luego analiza esa información, exigiendo pruebas y argumentos. Formula sus propias opiniones y toma decisiones pensando no solo en el beneficio personal sino también en la comunidad.
  • Participa. La información analizada críticamente le permite al individuo actuar a partir de ese conocimiento. La participación puede tener muchas formas, desde compartir información hasta involucrarse en las decisiones de la comunidad. En cada lugar existen diversas formas de participar, tanto en organismos de gobierno como en ámbitos más pequeños y privados como colegios, empresas, organizaciones, entre otros.
  • Trabaja por el bien público. La ética permite identificar los valores reconocidos por la comunidad que contribuyen al bien común. La ley es la herramienta oficial con la que cuenta cada comunidad para definir aquello que está en contra de sus valores. Por eso, un buen ciudadano se apega a la ley.
  • Respeta la diversidad. Un buen ciudadano respeta las diversas creencias y religiones, orientaciones sexuales, ideologías políticas y costumbres que existen en la sociedad. Además, la interacción con personas que tienen opiniones y puntos de vista diferentes enriquece la visión del ciudadano y fortalece su actitud crítica.
  • Respeta los derechos humanos. Un buen ciudadano respeta y vela por las libertades, facultades y reivindicaciones que corresponden a todos los seres humanos, sin importar su edad, sexo, religión ni ninguna otra característica o situación.
  • Respeta al medio ambiente. Un buen ciudadano cuida el medioambiente en el que vive y puede formar parte de organizaciones específicas de defensa del ambiente y de los derechos animales. También puede realizar acciones diarias, como el tratamiento de residuos o el ahorro de agua y de energía, que contribuyen al mantenimiento de un ecosistema limpio y equilibrado. Un buen ciudadano no solo se limita a realizar estas acciones por sí mismo, sino que además las fomenta en su comunidad.
  • Rechaza la violencia. La ciudadanía se erige sobre un contexto de legalidad, por lo que todas las acciones de un buen ciudadano se desarrollan de forma pacífica. Los buenos ciudadanos encuentran la forma de participar en la comunidad y exigir los cambios necesarios a los organismos gubernamentales sin ejercer la violencia. Además, un buen ciudadano rechaza la violencia ejercida por otros, al denunciar los casos de los que es testigo.
  • Coopera. Un buen ciudadano trabaja en un contexto de cooperación con sus conciudadanos y no se limita a simples acciones individuales. La cooperación con otros ciudadanos permite lograr modificaciones significativas para toda la comunidad.

¿Cómo ser un buen ciudadano?

Un equipo de buenos ciudadanos ayuda en el rescate de dos ancianas durante una inundación.
Un buen ciudadano fomenta las buenas acciones en su comunidad.

Algunas formas de contribuir al desarrollo de una sociedad armónica son:

  • Cumplir las normas o leyes.
  • Cuidar el espacio y los bienes públicos.
  • No contaminar el ambiente.
  • Respetar las normas de tránsito.
  • Dar el ejemplo a otros ciudadanos.
  • Respetar a los demás y ser amable.
  • Respetar los bienes y propiedades ajenas.
  • Evitar la violencia.
  • Generar trabajo.
  • Colaborar con las campañas o necesidades del resto de los vecinos.
  • Respetar las opiniones y puntos de vista ajenos.
  • Participar de asambleas o juntas vecinales.
  • Pagar los impuestos y obligaciones.
  • Respetar las normas y comportamientos sociales.
  • Cooperar en la búsqueda de objetivos comunes.
  • Fomentar el comercio y las actividades locales.
  • Donar sangre.
  • Respetar los símbolos nacionales y de otras naciones.
  • Votar responsablemente en las elecciones.
  • Ahorrar energía, agua y otros recursos naturales.
  • Fomentar la inclusión social.
  • Reciclar los desechos.
  • No vandalizar el espacio público.
  • Informarse sobre las problemáticas de la comunidad.
  • Ser responsable con los compromisos asumidos.
  • No discriminar al prójimo.
  • Obrar con justicia.
  • Poner al servicio de la comunidad habilidades o talentos.
  • Obrar con honestidad.
  • Expresar las opiniones e ideas propias.

Puede servirte: Normas sociales

Referencias

¿Cómo citar?

"Buen ciudadano". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/buen-ciudadano/. Última edición: 13 agosto, 2023. Consultado: 29 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 13 agosto, 2023
Fecha de publicación: 21 febrero, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)