Clasicismo

Te explicamos qué fue el clasicismo, su origen y características. Además, sus principales representantes y más.

Clasicismo - pintura
El movimiento clasicista se manifestó entre los períodos históricos Barroco y Romántico.

¿Qué es el clasicismo?

El clasicismo es un movimiento artístico y cultural que tuvo su apogeo entre el 1750 y el 1820, influenciado por los valores estéticos y filosóficos de la antigüedad romana y griega, de allí el origen de su nombre que alude al arte clásico. Además, evidenciaba tendencias perfeccionistas en la representación de la figura humana.

El clasicismo tuvo lugar entre los movimientos barroco y romántico, durante la segunda mitad del siglo XVIII en la que se produjo una serie de acontecimientos históricos que cambiaron drásticamente el paradigma social, como la Revolución francesa de 1789 y el comienzo de una nueva era: la Edad Contemporánea.

Ver además: Neoclasicismo 

Origen del clasicismo

A finales de la Edad Media, en el siglo XV, se inició una lenta transformación de los valores culturales que se manifestó hasta el siglo XVII. Primero se produjo en Italia y luego se divulgó por toda Europa, en gran parte, por el descubrimiento de la imprenta en 1440 que permitió pasar de los manuscritos a los textos impresos, tanto literarios como de divulgación.

La transformación consistió en un resurgimiento de los ideales clásicos que fueron tomados como modelos estéticos y filosóficos, las influencias antropocéntricas del movimiento intelectual humanismo y en que se dejó de lado la doctrina religiosa imperante para priorizar las historias y personajes de la mitología griega.

Al comienzo, los ideales clasicistas predominaron en los países protestantes y en Francia que, en su mayoría, era católica. A medida que alcanzaron mayor difusión lograron dejar de lado el estilo rebuscado del movimiento barroco que predominaba en Europa, especialmente en los países católicos, como España e Italia, y alcanzaron notoriedad y reconocimiento como movimiento artístico.

Características del clasicismo

Clasicismo - pintura
El clasicismo destacó las grandes gestas y los relatos mitológicos.

El clasicismo fue un movimiento que representaba hechos históricos y mitológicos de manera sobria, racional y sin exagerar, que se destacó por la perfección en las representaciones. En la pintura y en la escultura suprimió toda idea imaginaria y el eje principal fue resaltar la harmonía del cuerpo humano. La escritura se caracterizó por su cualidad pedagógica a través de la narración de hechos históricos y personajes importantes.

En las obras teatrales se recrearon los temas trágicos o heroicos de la antigüedad grecolatina que se basaban en rituales sagrados y la relación con las deidades. Se han destacado escritores de la tragedia, como Juan Racine o Pierre Corneille, y de la comedia, como Moliere.

Música del clasicismo

Clasicismo - Mozart
El clasicismo impulsó a grandes compositores de música clásica, como Wolfgang Mozart.

Las obras musicales clasicistas se caracterizaron por:

  • Un estilo refinado, con melodías armoniosas que respetaban una estructura equilibrada y ordenada, en general, de cuatro u ocho compases. El ritmo musical resultó más suave que el del estilo barroco.
  • Surgió la ópera bufa que combinaba la música y el teatro con argumentos referidos a temas de la vida cotidiana, de carácter más bien cómico y trágico.
  • Se conformó la orquesta como característica del estilo musical clásico. Consistía en una agrupación conformada por una sección de cuerdas (violines, violas, violonchelos y contrabajos), de vientos (flautas, oboes, clarinetes, fagots, trompas), de percusión (timbales, platillos) y un director de orquesta.

Pintura y escultura del clasicismo

David de Miguel Ángel - Clasicismo
La armonía en el cuerpo humano fue un valor fundamental en la escultura clasicista.

Tanto la pintura como la escultura clasicistas se caracterizaron por sus representaciones armoniosas, equilibradas y que respetaban el sentido de la proporción, trataban, en especial, sobre acontecimientos históricos y escenas mitológicas. La armonía y formas idealizadas del cuerpo humano, tal como la habían plasmado los griegos y los romanos, fue el eje principal en el arte clasicista.

La estética clasicista fue similar a la de la pintura barroca que la precedió, pero se diferenciaron en lo que representaban. El arte barroco priorizaba lo emocional por sobre la razón a fin de impactar al observador, en cambio, el arte clasicista pretendía romper con la ideología sensual y exagerada, para representar mejor la realidad y destacar los conceptos mitológicos por sobre la religión católica.

Puede interesarte: Pintura barroca

Literatura del clasicismo

La literatura del clasicismo se caracterizó por mantener los principios y las normas literarias de los autores greco-romanos, en su mayoría dramaturgos y poetas, como Aristóteles.

Los autores clasicistas escribieron sobre lo que resultaba digno y verdadero, contraponiéndose al estilo literario barroco que resultaba exagerado e irreal.

Se destacó el trabajo de Nicolás Boileau, que evidenciaba críticas a los literarios contemporáneos y su admiración por Molière, Jean de La Fontaine y Jean Racine.

Arquitectura del clasicismo

La arquitectura clasicista se caracterizó por un mayor equilibrio, tanto de las proporciones entre la base y la altura como en la ornamentación, en contraposición al estilo gótico o barroco. Algunos ejemplos de la arquitectura clásica son:

  • La Puerta de Alcalá, en Madrid (1778).
  • El Museo Nacional del Prado, en Madrid (1819).
  • La Puerta de Brandeburgo, en Berlín (1788).
  • El Palacio de Borbón, en París (1722).
  • La catedral de Nuestra Señora de Kazán, en Rusia (1801).

Representantes del clasicismo

Entre los principales representantes del clasicismo se destacan:

  • Nicolas Poussin (1594 – 1665). Pintor francés considerado el fundador y uno de los artistas más destacados del movimiento clasicista.
  • Jacques Stella (1596 – 1657). Pintor francés cuya obra se caracterizó por la elegancia de sus figuras escultóricas y el uso de tonos sobrios.
  • Claudio de Lorena (1600 – 1682). Pintor francés que inició su trabajo durante el movimiento barroco y luego se abocó al estilo clasicista, destacándose por sus paisajes.
  • Allan Ramsay (1713 – 1784). Pintor escocés que se destacó por sus obras realistas, especialmente de retratos.
  • Gaspard Dughet (1615 – 1675). Pintor italiano que se destacó por sus obras de paisajes, en especial, los campos cultivados de Roma.
  • Pierre Corneille (1606 – 1684). Dramaturgo francés considerado uno de los máximos exponentes de la literatura clásica, en especial, del género dramático.
  • Jean Baptiste Poquelin ó Molière (1622 – 1673). Dramaturgo, actor y poeta francés considerado uno de los mejores escritores de la literatura universal.
  • Jean de La Fontaine (1621 – 1695). Fabulista francés que se destacó por sus cuentos y novelas. Su obra, conformada por doce libros de fábulas, es considerada modelo de ese género.
  • Jean Racine (1639 – 1699). Dramaturgo francés considerado uno de los mejores escritores de teatro clásico de géneros como la tragedia y la comedia.
  • Bertel Thorvaldsen (1770 – 1844). Escultor danés que se destacó por sus esculturas sobre mármol y relieves realizadas en iglesias, tumbas y templos.
  • Wolfgang Amadeus Mozart (1756 – 1791). Compositor, pianista, violinista y director austríaco considerado uno de los más influyentes y genios de la historia de la música clásica.
  • Ludwig van Beethoven (1770 – 1827). Compositor y pianista alemán reconocido por sus obras y por convertirse en director de importantes orquestas, a pesar de sus problemas de salud.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Clasicismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/clasicismo/. Última edición: 11 abril, 2024. Consultado: 15 abril, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 11 abril, 2024
Fecha de publicación: 6 junio, 2016

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)