Barroco

Te explicamos qué es el barroco, los temas que abarca y cómo son sus diferentes artes. Además, cuáles son sus características y autores.

barroco
El barroco constituyó un momento intermedio entre el manierismo y el rococó.

¿Qué es el Barroco?

Por un lado, el barroco fue un período de la historia de la cultura en Occidente, que abarcó el siglo XVII y principios del XVIII, con variantes según el proceso histórico de cada país. Además, fue un estilo artístico engendrado por los cambios de paradigma de la época, que tuvieron repercusión en la pintura, la escultura, la arquitectura, la música y la literatura.

En términos históricos, el barroco nació en una época de tensiones religiosas y políticas: entre países católicos y protestantes, entre monarquías absolutistas y parlamentarias. Tuvo lugar en la Europa occidental y en sus colonias americanas. En términos artísticos, constituyó un momento intermedio entre el manierismo y el rococó.

Ver además: Neoclasicismo.

Origen del barroco

barroco - pintura
Durante mucho tiempo el barroco refirió a lo recargado, engañoso y caprichoso. 

El barroco nace en Italia durante el período conocido como Seicento. Inicialmente el nombre se empleaba para referir a cierto estilo artístico recargado, grandilocuente, excesivo.

Durante mucho tiempo fue empleado de manera despectiva, para referir algo recargado, caprichoso, engañoso.

Según algunas teorías, el nombre proviene de la palabra usada en portugués para las perlas que exhibían alguna deformidad o irregularidad (“barruecas”, en español).

Luego del siglo XIX, el término se revalorizó y desde entonces se emplea para referir a este período y también a cualquier manifestación artística que contradiga los valores del clasicismo.

Historia del barroco

El barroco suele dividirse en tres momentos diferentes:

  • Primitivo (1580 a 1630)
  • Pleno (1630 a 1680)
  • Tardío (1680 a 1750)

A lo largo estos 170 años el arte ganó en refinamiento y ornato, cultivando el gusto por lo anecdótico, lo sorprendente, por el efectismo y las ilusiones. Estas características a menudo se interpretan como un enfrentamiento más crudo entre la visión del artista y la realidad que lo rodea.

En épocas posteriores se apreció el barroco como una forma “degenerada” del Renacimiento. Hoy en día es considerado la negación simbólica y artística de lo clásico: donde este último era masculino, racional y apolíneo, el barroco se propuso ser femenino, irracional y dionisíaco. Formas opuestas de concebir el arte y la cultura.

Temas del barroco

barroco
El barroco enfatizó el aspecto cotidiano de la vida. 
  • Énfasis en la realidad. Prestaba atención al aspecto mundano de la vida: la cotidianidad, lo efímero. Esto produjo una la “vulgarización” o mundanización del imaginario religioso en los países católicos, especialmente fanatizados.
  • Visión grandilocuente. Exaltó lo nacional y lo religioso, considerándolos expresiones del poder político. Así, en esa época se produjeron obras monumentales, fastuosas, recargadas, con cierto contenido propagandístico a favor de la aristocracia y del clero, generalmente.
  • Cultura de la imagen. Aspiraba a generar la obra de arte total, que evidenciara el poder dominante (en este caso el clero y la monarquía), pero no directamente, sino empleando engaños y artificios que resumibles en la frase theatrum mundi: “El mundo es un teatro”.

Pintura barroca

barroco pintura
Rubens representa la naturaleza dando cabida al espíritu religioso de la escena.

La pintura fue una de las expresiones artísticas más favorecidas en el barroco y que mayor diversidad exhibió en sus distintas manifestaciones geográficas. Sus estilos, sin embargo, pueden clasificarse en dos vertientes principales. Cada una de estas vertientes se acercaba a otro estilo, aunque siempre diferenciándose:

  • Naturalismo. Estilo basado en la observación y reproducción de la naturaleza, dando cabida a directrices morales o estéticas del artista, cuando no a interpretaciones muy libres del objeto pintado. Es heredero del tenebrismo (gusto por los claroscuros) de Caravaggio, por lo que también se le conoce como “Caravaggismo”.
  • Clasicismo. Estilo opuesto al naturalismo y a sus influencias, era un estilo realista que obedecía a una concepción más racional, en la que predominaba el dibujo sobre la magia del color. Sus obras eran cerradas y sin las bruscas diagonales típicas del barroco.

Más en: Pintura barroca.

Literatura barroca

teatro barroco
En el teatro barroco abundaron las comedias satíricas de pasajes bíblicos.

La literatura barroca estuvo determinada en gran medida por la contrarreforma católica. Esta surgió en oposición al luteranismo y protestantismo, así como a los valores absolutistas de los gobiernos monárquicos de la época.

Por eso, predomina en ella una visión deprimida y pesimista del mundo, en la que todo es vano, ilusorio o un sueño, y las actitudes vitales son la duda, el desengaño y la prudencia. Esta literatura cultivó principalmente los géneros de:

  • La novela. Con Don Quijote como ejemplo y máximo exponente, en este género surgen la modernidad y la polifonía, la posibilidad de la sátira y la burla, empleando un lenguaje rico en figuras retóricas, así como en alusiones mitológicas. La novela picaresca tuvo su auge en el barroco.
  • La poesía bucólica. Se trata de poesía pastoril, cultivada antes en la antigua Roma, que vuelve a la vida en el barroco. Los amores pastoriles y las representantes de la vida rural del pueblo llano, en ella, se hacen centrales y populares.
  • El teatro. El teatro y la dramaturgia, sobre todo en la España del Siglo de Oro, alcanzó en el barroco uno de sus puntos más altos conocidos. Abundaron las comedias satíricas, autos sacramentales o dramatizaciones de pasajes bíblicos, pero también comedias repletas de disfraz, un erotismo velado y mucha sátira.

Arquitectura barroca

arquitectura barroca
La arquitectura barroca se caracterizó por los juegos ópticos. 

Durante el barroco la arquitectura asumió formas mucho más dinámicas. Se cultivó un profundo sentido de la teatralidad y la escenificación, así como una decoración exuberante y abundante.

Se prefirieron las formas cóncavas y convexas en lugar de la rigidez y linealidad del clasicismo. Se le dio gran importancia al urbanismo, ya que reyes y papas deseaban controlar la transformación de los espacios públicos en las ciudades. También abundan los juegos ópticos y con la perspectiva del espectador o del transeúnte.

Escultura barroca

escultura - barroco
La escultura barroca se vinculó fuertemente con la religión. 

La escultura tuvo durante el barroco un comportamiento similar al de la arquitectura, sobre todo porque juntas decoraron los espacios públicos, palacios y edificios religiosos. Esto significa que la escultura tuvo una personalidad dinámica, expresiva, ornamental y sumamente variada en los distintos países europeos.

En líneas generales se presentó en dos variantes:

Música barroca

Johann Sebastian Bach - barroco
La música barroca termina con la muerte de Johann Sebastian Bach.

La música fue una importante expresión del estilo barroco, convirtiéndose con el paso del tiempo en el estilo por excelencia de música académica de Europa. Este estilo musical barroco abarca desde la ópera alrededor de 1600 hasta la muerte en 1750 de Johann Sebastian Bach.

La música barroca se caracteriza por el uso de las tonalidades, del bajo continuo y la creación de formas musicales propias, como la sonata, el concierto y la ópera, junto con las formas influidas por la iglesia, como la misa o el réquiem. En todas ellas la improvisación tenía un espacio importante reservado, para que sirviera de ornamentación a la pieza.

Barroco latinoamericano

El barroco latinoamericano tuvo su punto climático en el siglo XVIII, pues se trató de una herencia llevada al continente americano por los conquistadores y colonizadores españoles.

A diferencia de su raíz europea, el barroco latinoamericano se mezcló gustosamente con lo indígena y lo africano. El resultado fue una tendencia cultural que si bien obedecía a la abundancia y al derroche, típicos del barroco, lo hacía empleando una tradición cultural e imaginaria única en el mundo.

Autores y artistas barrocos

Una lista parcial de los principales autores del barroco incluye:

Literatura

  • Miguel de Cervantes
  • Calderón de la Barca
  • Lope de Vega
  • Tirso de Molina
  • Luis de Góngora
  • Francisco de Quevedo
  • Sor Juana Inés de la Cruz
  • John Donne
  • William Shakespeare
  • Laurence Sterne

Pintura

  • Caravaggio
  • Pedro Pablo Rubens
  • Diego Velásquez
  • Rembrandt
  • Johannes Vermeer

Música

  • Johann Sebastian Bach
  • Antonio Vivaldi
  • Georg Friedrich Händel

Escultura

  • Gian Lorenzo Bernini
  • Juan Martínez Montañés
  • Giacomo Serpotta
  • Alonso Cano
  • Pedro de Mena

Arquitectura

  • Fernando de Casas Novoa
  • Guarino Guarini
  • Pedro de Ribera
  • Francesco Borromini

Referencias:

¿Cómo citar?

"Barroco". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/barroco/. Última edición: 23 enero, 2023. Consultado: 20 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 23 enero, 2023
Fecha de publicación: 3 agosto, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)