Fábula

Te explicamos qué es una fábula, cómo se originan y los tipos que existen. Además, cuáles son sus características generales, estructura y ejemplos.

fábula
La fábula es un subgénero de la literatura narrativa.

¿Qué es una fábula?

Se conoce como fábula a una narración ficcional, de tipo literario, generalmente breve, escrita en prosa o en verso. Los personajes tienen un valor arquetípico o tradicional y, además de personas, pueden ser objetos animados o animales. Dentro del relato, objetos, animales y personas pueden comunicarse entre sí. .

La fábula es un subgénero de la literatura narrativa (relato). Se trata de narraciones educacionales, ejemplarizantes, que transmiten un mensaje de tipo ético, tradicional o moral. El destinatario más usual de las fábulas son los niños.

Por eso, su objetivo es pedagógico o ilustrativo: educar al lector mediante situaciones ficcionales o fantásticas en las costumbres, vicios o virtudes que se consideran fundamentales en una comunidad humana específica, o acaso en toda la humanidad.

La enseñanza de la fábula se encuentra generalmente resumida al final del relato, y suele ser más o menos explícita. No debe confundirse este género con otros géneros didácticos como el sermón, la parábola o los apólogos.

Aunque comparte con la leyenda y el mito su carácter tradicional, esas otras historias fantásticas, que explican el origen de algo, no siempre incluyen una moraleja. Aunque es similar al cuento es su forma narrativa, a diferencia de éste la fábula es explícitamente didáctica.

Ver además: Géneros literarios

Origen de la fábula

fábula
Las antiguas fábulas cuentan historias de animales astutos o malagradecidos.

La fábula es un género muy antiguo.

Los arqueólogos han encontrado ejemplos en tablillas de arcilla de la era mesopotámica.

En ellas se cuentan historias de animales astutos, malagradecidos o prepotentes, lo cual indicaría que ya se empleaban con el mismo sentido educativo.

Durante la era clásica grecorromana las fábulas fueron muy comunes, especialmente las del griego Esopo, autor de muchas de las que aún leemos.

Su ejemplo fue seguido por los romanos Horacio y Flavio Alviano, lo cual demuestra que era un género con mucho éxito en Occidente.

En la Edad Media la fábula continuó escribiéndose. Los autores generalmente eran anónimos (temerosos de la inquisición) o bien se trata de creaciones colectivas. Abundaban también las traducciones del árabe o de otros idiomas.

En el Renacimiento la fábula alcanzó un punto muy elevado, sobre todo por parte de autores como el francés Jean de La Fontaine.

¿Cómo está compuesta la fábula?

La fábula tradicional se compone de tres partes:

  • Inicio. En donde se presenta a los personajes, sus rasgos definitorios y los puntos iniciales del relato: la ubicación geográfica, temporal, social, etc. Suele ser muy breve.
  • Complicación. El desarrollo de la trama aquí conduce a una situación problemática, ya sea moral o éticamente, derivada de las características o de las acciones iniciales de los personajes. Usualmente aparece aquí un desafío, una oportunidad o una disyuntiva.
  • Desenlace. El término de la fábula, sea feliz o infeliz, donde se producen las consecuencias de la elección tomada en la complicación y, por último, se enuncia la moraleja o enseñanza final del relato.

Tipos de fábula

fábula - mitología
Las fábulas mitológicas recogen el contenido místico de una cultura.

Dependiendo de su naturaleza, las fábulas pueden clasificarse en:

  • Agonales. Consisten en un relato de confrontación de conductas u opiniones entre los protagonistas, o entre el protagonista y el antagonista. A medida que transcurren se premiará a un personaje y se castigará al otro, estableciendo así la enseñanza.
  • Mitológicas. Son las fábulas que recogen el contenido religioso o místico de una cultura o grupo humano específico, es decir, su mitología. Pero a diferencia de los relatos épicos, se centran en pequeñas anécdotas que demuestran sus valores culturales.
  • De animales. Tienen como protagonistas a seres del reino animal, a los que se les provee de rasgos humanos (habla o inteligencia) y se los ubica en situaciones posibles de la vida cotidiana de las personas.

La moraleja

Se llama moraleja o enseñanza a la lección de vida que el lector obtiene una vez finalizada la lectura de la fábula (o de muchos cuentos infantiles). Es una lección generalmente moral o ética.

La moraleja invita a seguir ciertas conductas y razonamientos, pero juzga o desaconseja otras, consideradas negativas o reprobables. Suele estar enunciada por el narrador de la fábula y expuesta por lo general de un modo explícito al lector.

Estructura de la fábula

fabulas principe y mendigo
La estructura de la fábula se basa en una oposición, como el príncipe y el mendigo.

La fábula clásica presenta una estructura doble, que consiste en una oposición fundamental, principal, entre dos personajes cuyas posiciones subjetivas suelen ser opuestas, paradójicas o retadoras. Por ejemplo, puede tratarse de un hambriento y un ricachón, un avaricioso y un pedigüeño, etc.

Se trata, pues, de dos personajes que se encuentran siempre en desigualdad social: una alta y otra baja. Luego, gracias a un evento imprevisto (survenant), dichas posiciones suelen invertirse, para que cada uno de ellos aprenda una lección al ponerse en los zapatos del otro.

Esta estructura de la fábula es llamado de "doble reenvío" por el semiólogo canadiense Christian Vandendorpe en su libro Aprender a leer las fábulas (1989) y es sumamente común, sobre todo en las fábulas populares, en las que se puede apreciar una enseñanza moral muy clara.

Elementos narrativos de la fábula

fábula
El narrador es quien cuenta el relato y al final resume la moraleja.

La fábula comprende muy pocos elementos narrativos, ya que se trata de un relato generalmente simple y directo. Sus elementos son:

  • Personajes. Generalmente son pocos. Como mínimo son dos, cuyas posiciones, como dijimos antes, son encontradas.
  • Ambientación. Un lugar, generalmente descrito de modo muy sucinto.
  • Narrador. Es quien cuenta el relato y al final resume la moraleja.

Diferencias entre fábula y leyenda

La leyenda es también un relato cargado de advertencias, que se disimulan o se atribuyen a elementos generalmente sobrenaturales, mágicos o místicos. En algunos casos inspira al lector cierto temor, respeto o visión sobre conductas o elementos que en su cultura se consideran tradicionalmente inapropiadas.

Esta relación, sin embargo, no siempre queda muy clara, a diferencia de la moraleja de la fábula, que es explicitada al final por el narrador.

Las leyendas no necesariamente narran situaciones claramente imaginarias ni los protagonistas son siempre animales. Su característica principal es que acuden al tiempo remoto o en una época ya olvidada. La fábula, en cambio, no aspira nunca a ser tomada como real.

Importancia de la fábula

La fábula es un género muy tradicional en la historia de la lectura. Junto a la parábola y la leyenda, es una de las formas de relato que preservan para las nuevas generaciones algún tipo de enseñanza o advertencia concreta.

Es probable que los primeros métodos de enseñanza (sobre todo cívica, moral o religiosa)  consistieran entre otras cosas en fábulas y relatos semejantes. Así, el niño podía memorizar y comprender el contenido educativo de una manera simple y amena, a menudo involucrando animales cotidianos.

Escritores de fábulas

fábula
El león y el ratón es una fábula de Jean de la Fontaine.

Algunos de los principales escritores de fábulas de la historia fueron:

  • Esopo (c. 600 a.C.-564 a.C.)
  • Cayo Julio Fedro (c. 15 a.C.-70 d.C.)
  • María de Francia (desconocido, alrededor del siglo XII)
  • Ramón Llull (c. 1232-1315)
  • Jean de la Fontaine (1621-1695)

En tiempos recientes fueron muy conocidas las leyendas del escritor hondureño-guatemalteco Augusto Monterroso (1921-2003).

Ejemplo de fábula

Un ejemplo de fábula breve por Augusto Monterroso:

El burro y la flauta

Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del burro y de la flauta.

Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia.

Referencias

¿Cómo citar?

"Fábula". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/fabula/. Última edición: 21 febrero, 2024. Consultado: 29 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 21 febrero, 2024
Fecha de publicación: 16 diciembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)