Humanismo

Te explicamos qué es el humanismo y cuáles son sus características principales. Además, sus representantes y el impacto que produjo.

Humanismo
El humanismo buscó retomar las ideas de la cultura greco-romana.

¿Qué es el humanismo?

El humanismo fue un movimiento filosófico y cultural que surgió en Europa durante el siglo XIV. Se inspiró en la cultura y filosofía grecorromana, priorizó la razón por sobre la fe y se interesó por el concepto del hombre como centro del universo.

Si bien “humanismos” hubo varios, como los de la Edad Media o el humanismo de la corte de Carlomagno, cuando se habla de humanismo se suele hablar del Renacimiento italiano, al que se conoce como humanismo renacentista. En general, todo estudio dedicado a la lectura e interpretación de los textos clásicos es un estudio humanista.

También se suele decir que son humanistas los trabajos filosóficos que enfatizan el hacer humano por sobre lo demás. Ejemplo de esto son las obras de Werner Jaeger, Erich Fromm, Erasmo de Róterdam y Jean-Paul Sartre.

La multivocidad del término y su amplitud obligan a quienes se dedican a los estudios académicos sobre el humanismo a tratar con cuidado el término. A pesar de que comparten algunas características muy generales, no es lo mismo hablar del humanismo renacentista que del humanismo existencialista.

Ver además: Literatura renacentista

Origen del humanismo y etimología del término

renacimiento y humanismo imprenta
En 1450 con la invención de la imprenta el humanismo alcanzó su apogeo.

El humanismo se originó en Italia durante los siglos XIV y XV, en las ciudades de Roma, Florencia y Venecia, a partir de los trabajos de Dante Alighieri (1265-1321), Francesco Petrarca (1304-1374) y Giovanni Boccaccio (1313-1375). Esta época es también la del Renacimiento italiano, conocido como “humanismo renacentista”. El Renacimiento italiano dio origen a los studia humanitatis, los estudios humanistas, antecedentes de las “humanidades actuales”.

El vínculo entre el humanismo y las humanidades se ve en el origen etimológico de su nombre. Ambos vienen del italiano umanista. Así se llamó a los profesores universitarios de retórica de la época, por lo que se introdujo el término al latín. Que “humanismo” designe, de manera abstracta, el conjunto de ideas y preferencias del Renacimiento italiano es el resultado de varios estudios posteriores, especialmente alemanes, dedicados al comienzo de la Edad Moderna.

El humanismo, que tuvo su origen en Italia, se vio influenciado por la persistente relación de este país con la cultura clásica romana, así como con sus leyes, y la gramática, retórica y oratoria latinas. Los humanistas italianos establecieron un ciclo de estudio dedicado a investigar gramática, poesía, historia, retórica y filosofía moral. Esto contrastó con el ciclo cristiano anterior, que fijaba su atención en teología, metafísica, medicina, matemáticas y filosofía natural.

A partir de 1450, con la invención de la imprenta, el humanismo alcanzó su apogeo gracias a la posibilidad de difundir de forma masiva sus ideas. La imprenta sirvió para facilitar y abaratar una distribución equitativa de los textos académicos que, hasta entonces, habían estado bajo la posesión excluyente del poder eclesiástico.

En esa misma época, el intelectual italiano Giovanni Pico Della Mirandola publicó su Oración sobre la dignidad del hombre, en la que exaltaba el renacimiento del hombre, la extensión de su libertad para pensar y hacer y su semejanza creativa equiparada a la de Dios.

Con la creación de grandes universidades, como la de Lovaina y la de Alcalá, estallaron distintos estudios críticos sobre obras clásicas como el corpus aristotélico y el platónico. Se tradujeron muchas obras hasta entonces inaccesibles, y se desarrollaron así distintas ramas del conocimiento dejadas de lado por las autoridades vigentes.

Más tarde, alcanzaron notoriedad los filósofos Erasmo de Róterdam (1466-1536) y Michel de Montaigne (1533-1592), conocidos hoy como dos de los más célebres humanistas de la época. Sus trabajos terminaron de dar forma al humanismo, lo extendieron por más de dos siglos, y lo consagraron como uno de los momentos más productivos e innovadores de la historia europea.

Características del humanismo

Entre las principales características del humanismo se destacan las siguientes:

  • El clasicismo. Se retomó el contacto con los clásicos no por nostalgia sino por una sensación de familiaridad y cercanía intelectual. Tanto Francesco Petrarca como Coluccio Salutati y Nicolás Maquiavelo aseguraban sentirse próximos a Ciserón solo por leer sus cartas.
  • La lectura analítica. Se promovió una lectura analítica que fuera capaz de dar con una actitud crítica, necesaria para que cualquier lector pudiera comprender cabalmente las ideas de los clásicos.
  • El realismo. Se instauró un rechazo a las suposiciones tradicionales para buscar, en cambio, un análisis objetivo de la experiencia percibida y real. Una mirada realista de la historia promovía una comprensión plena del presente. También se dio un acercamiento realista al criticismo moral, especialmente en los trabajos de Erasmo de Róterdam, Thomas More, François Rabelais y Michel de Montaigne.
  • El escrutinio crítico. Se incitó a la independencia en relación al mundo secular, en particular respecto a los programas intelectuales heredados y sus preconceptos.
  • La emergencia de la dignidad humana y lo individual. Se vincularon estas ideas al sentido de autonomía personal promovido por Petrarca. Si bien se observó al individualismo con una mirada crítica y preocupada (por ejemplo, en los trabajos de Maquiavelo), se promovió la idea de una dignidad humana autosuficiente, capaz de llegar a la iluminación intelectual por su cuenta.
  • La virtud activa. Se difundió la idea de una virtud activa que, combinada con un entendimiento filosófico y una retórica poderosa, podía cambiar la forma de vivir en las ciudades. La virtud activa de la búsqueda de lo mejor podía incluso reconciliar ideas opuestas, así como pensamientos rivales o antagónicos.

Representantes del humanismo

Erasmo de Rotterdam - humanismo
Erasmo de Róterdam fue un español representante del humanismo.

Como movimiento prolífico, del humanismo surgieron muchos pensadores de renombre e importancia histórica y filosófica. Entre ellos podemos encontrar a:

  • Dante Alighieri (1265-1321)
  • Francesco Petrarca (1304-1374)
  • Giovanni Boccaccio (1313-1375)
  • Leonardo Bruni (1370-1444)
  • Giovanni Pico Della Mirandola (1463-1494)
  • Erasmo de Róterdam (1466-1536)
  • Tomás Moro (1478-1535)
  • Michel de Montaigne (1533-1592)
  • Nicolás Maquiavelo (1469-1527)
  • François Rabelais (1494-1553)

Humanismo y Renacimiento italiano

El Renacimiento italiano fue el movimiento filosófico, artístico, cultural y científico que dio origen al humanismo. Si bien es cierto que el humanismo se desarrolló durante más de dos siglos, y que incluso hoy existen distintos movimientos humanistas, en términos estrictos y a nivel histórico filosófico, el humanismo fue el Renacimiento italiano. De él tomó la mayoría de sus características, así como el objeto de sus búsquedas intelectuales, discusiones políticas e investigaciones filosóficas.

La mayoría de los intelectuales posteriores al Renacimiento italiano, identificados con el humanismo, trabajaron a partir de los preceptos establecidos durante esta época y, a grandes rasgos, continuaron con los trabajos y el espíritu inaugurados por los renacentistas.

Impacto del humanismo

Ilustración - Humanismo
El movimiento de la Ilustración surgió bajo la influencia del humanismo.

Algunos impactos importantes que generó el humanismo fueron:

  • La restauración de varias disciplinas que fomentaban el conocimiento y que formaban parte de la antigüedad greco-romana.
  • La revolución en la educación, con la difusión de artículos y la apertura de universidades.
  • La revalorización de la literatura y el arte, que resultaron un gran aporte a la cultura.

El movimiento humanista se desarrolló durante muchos años y convivió con otras doctrinas que surgieron en paralelo.

La Ilustración fue uno de los movimientos más importantes que surgieron en el siglo XVII bajo la influencia del humanismo renacentista. Esta doctrina intelectual surgió en Francia y se apoyó en el concepto de la razón humana como base para explicar la existencia, para combatir la ignorancia y la superstición. Resultó de gran influencia en la Revolución Francesa.

Más en: Ilustración

Referencias

  • Choza Armenta, J. L. (2009). Historia cultural del humanismo. Thémata: Plaza y Valdés.
  • Reale, G., & Antiseri, D. (1992). Historia del pensamiento filosófico y científico v. 2: Del Humanismo a Kant. Herder.
  • Gray, H. H. (1963). Renaissance humanism: The pursuit of eloquence. Journal of the History of Ideas, 24(4), 497-514.
  • Cordua, C. (2013). El humanismo. Revista chilena de literatura, (84), 9-17.
  • Albarracín, E. R. (2008). ¿ Qué es el humanismo? Problemática de la formación humanística. Análisis. Revista colombiana de humanidades, (72), 89-104.
  • Kraye, J. (1998). Introducción al humanismo renacentista. Ediciones Akal.
  • “Humanism” en Encyclopaedia Britannica.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Humanismo". Autor: Juan Pablo Segundo Espínola. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/humanismo/. Última edición: 9 enero, 2024. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Juan Pablo Segundo Espínola

Licenciado en Filosofía (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 9 enero, 2024
Fecha de publicación: 11 julio, 2016

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)