Dante Alighieri

Te explicamos quién fue Dante Alighieri, cuáles fueron sus obras literarias y por qué es un personaje fundamental para la lengua y la cultura italianas.

Dante Alighieri es el poeta mayor y el padre de la lengua italiana.

¿Quién fue Dante Alighieri?

Dante Alighieri fue un poeta, pensador y lingüista italiano, considerado como el mayor autor de la lengua italiana y uno de los más importantes autores de la literatura universal. Su obra más célebre, la Divina comedia, ha sido traducida, editada y estudiada durante siglos, y ha inspirado numerosas versiones y adaptaciones en diferentes formatos artísticos.

Florentino de nacimiento y médico de profesión, Dante no solo fue un importante artista e intelectual de su época, sino también un pensador político y filosófico, que dialogó con la tradición teológica medieval y que además tomó parte en los conflictos diplomáticos y militares de ese entonces.  

En la actualidad, la obra y la figura de Dante son valoradas en el mundo entero, pero sobre todo por la tradición lingüística italiana, dado que fue el creador de un patrón lingüístico (el “toscano”, según lo bautizó) que sirvió de base histórica para la actual lengua italiana. De allí que se le considere como el “padre” de este idioma. 

Nacimiento y primeros años de Dante Alighieri

Se desconoce con exactitud cuándo nació Dante Alighieri, pero todo apunta a que fue alrededor del 29 de mayo de 1265, en la entonces República de Florencia. En aquella época, no existía Italia como nación unificada, sino que su territorio se hallaba repartido en ciudades-estado independientes, cada una dotada de su propia identidad cultural y su propio dialecto.

Su nombre de bautismo fue Durante di Alighiero degli Alighieri, pero desde la infancia fue conocido con el diminutivo “Dante”, que acabaría asumiendo como seudónimo literario. Fue el único hijo de Bella degli Abati, que falleció cuando Dante tenía pocos años de edad, y el político güelfo Alighiero di Bellincione, quien tras enviudar volvió a casarse con Lapa di Chiarissimo Cialuffise y tuvo con ella otros dos hijos: Francesco y Gaetana.
Dante recibió una importante educación humanística. Fue discípulo del filósofo florentino Brunetto Latini (c. 1220-1295) y de los poetas Guittone d' Arezzo (1235-1294) y Bonagiunta Orbicciani (c. 1220-1290), con quienes conoció la Escuela poética siciliana. Además, fue amigo cercano del también poeta florentino Guido Cavalcanti (c.1255-1300), quien llegó a ser un importante dirigente del partido güelfo.

Güelfos (guelfi, del alemán Welf) y gibelinos (ghibellini, del alemán Waiblingen) fueron los dos grandes partidos políticos enfrentados en los estados italianos medievales. Su oposición se debía a que apoyaban respectivamente la autoridad del papado romano y del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, en lucha desde el siglo XII por el dominio de la Europa prerrenacentista.

Dante fue un admirador de la cultura latina y de la poesía provenzal, y entre sus autores de culto se hallaba el romano Virgilio (70-19 a. C.), a quien convirtió en coprotagonista de su obra más importante: la Divina comedia.

Cuando el poeta cumplió los doce o trece años de edad, sus padres organizaron su compromiso con la joven Gemma Di Manetto Donati. La pareja contrajo matrimonio alrededor de 1285 y a lo largo de su vida tuvieron cuatro hijos: Pietro, Giovanni, Jacobo y Antonia. 
No existe consenso respecto a la vida matrimonial de Dante, ya que el poeta nunca mencionó a su esposa en su obra. En cambio, dedicó numerosas páginas a su musa, Beatrice, respecto de quien hay distintas hipótesis y explicaciones.

Dante y Beatrice

Beatrice fue la musa literaria de Dante. Así imaginó su encuentro el británico Henry Holiday.

La tradición cuenta que, con apenas nueve años de edad, Dante conoció a Beatriz Portinari, una dama florentina, y que a partir de entonces hizo de ella su musa literaria y su amor ideal. De hecho, Beatrice -a veces llamada “Bice”- aparece en la Vida nueva de Dante y también en su Divina comedia.

Existen distintas versiones respecto al encuentro entre Dante y su musa florentina, que constituye un tópico importante en la historia artística italiana. Algunas plantean que Dante y Beatriz jamás se frecuentaron, y que la dama florentina se casó en 1287 con el banquero Simone dei Bardi y murió en 1290, a sus veintitrés años de edad.

Otras explicaciones, en cambio, proponen que Beatriz realmente nunca existió. Giovanni Boccaccio (1313-1375), escritor y primer biógrafo de Dante, de hecho, afirmó que la existencia real de Beatrice fue un rumor de su invención, que difundió entre los florentinos tras la muerte del poeta, en medio de las lecturas públicas que hizo de la Divina comedia.

El amor de Dante por Beatrice suele tomarse como ejemplo del “amor cortés” de la tradición literaria europea: un enamoramiento noble, sincero y caballeresco, a menudo secreto y clandestino, pues en esa época la institución matrimonial tenía más que ver con el arreglo económico entre familias, que con el deseo de los enamorados. 

La guerra entre güelfos y gibelinos

El joven Dante Alighieri luchó en la Batalla de Campaldino (1289) en el bando de los güelfos.

A los veinticuatro años de edad, Dante se vio involucrado en el conflicto entre güelfos y gibelinos. Como muchos jóvenes florentinos, participó en la Batalla de Campaldino el 11 de junio de 1289, de parte del bando güelfo, o sea, de los partidarios de la autoridad papal. 

Esta batalla tuvo lugar en una planicie de la campiña toscana. Se enfrentaron un frente güelfo de florentinos y sus aliados de Pistoia, Lucca, Siena y Prato, comandados por el condottiero Amalrico di Narbona (1260-1328), contra una fuerza invasora gibelina de Arezzo, comandada por Guglielmino Ubertini (1219-1289). El final del combate se produjo con la victoria del bando de los güelfos

Poco después de su retorno a Florencia, Dante se enteró de la muerte de Beatrice, y compuso en su honor su Vita nuova (1290). Para ello aprovechó varios sonetos amorosos escritos durante los años previos, y los acompañó con un apartado en prosa, a modo de explicación. 

En estos poemas, Dante renombró a su amada Beatrice, que pasó a ser entonces Beatrix, término que en latín se traduce como “beatificadora”, y la tildó de “donna angelicata”, o sea, “mujer celestial”, que estaba por encima de las pasiones ordinarias. 

Inscrita en el llamado dolce stil nuovo, esta obra estuvo influenciada por poetas como Guido Guinizelli (c. 1230-c.1276), en cuya obra aparece ya la idea de la amada celestial, y fue dedicada por Dante a su gran amigo Guido Cavalcanti.

Se conoce como dolce stil nuovo (“dulce estilo nuevo” en italiano) al movimiento literario compuesto por distintos poetas italianos de mediados del siglo XIII, en donde convergen elementos de la tradición trovadoresca, de la filosofía aristotélica y del franciscanismo, y cuyas obras se expresan en sonetos y en lengua vernácula vulgar. El nombre del movimiento fue acuñado en el siglo XIX por Francesco De Sanctis (1817-1883), quien tomó la frase de la Divina comedia de Dante.

El exilio de Dante

Tras la victoria militar, los güelfos se dividieron a su vez en dos bandos contrapuestos: los güelfos blancos, entre los que figuraba Dante, defensores de la independencia florentina, y los güelfos negros, quienes consideraban conveniente sumar la ciudad a los entonces Estados Pontificios, o sea, los territorios gobernados por el papa Bonifacio VIII (c. 1235-1303). 

Dante formó parte del Consejo Especial del Pueblo entre 1295 y 1296, y en 1301 fue enviado a Roma, a negociar con el Papa un tratado de paz. Allí el poeta fue capturado por las fuerzas papales, mientras el conde Carlos de Valois (1270-1325) tomaba militarmente Florencia y la anexaba a los Estados Pontificios.

En 1302 se desató en Florencia una persecución contra los güelfos blancos y Dante fue condenado al exilio perpetuo. Separado de su familia, vivió entre la ciudad de Verona y la de Lucca, y participó en varios intentos por recuperar el poder de la ciudad, pero todos fueron infructuosos.

Entretanto, Dante se dedicó a la escritura. En 1303 publicó De vulgari eloquentia, un ensayo sobre el habla popular, donde propone una lengua vernácula ilustre y sienta las bases para lo que, a futuro, será la lengua italiana. Posteriormente, entre 1303 y 1309, escribió Il Convivio, un primer tratado filosófico en lengua vulgar que se publicó póstumamente, y emprendió su mayor proyecto literario entre 1304 y 1321: la Divina comedia.

La Divina comedia

Dante escribió las tres partes de su Divina comedia entre 1304 y 1321

La Divina comedia es la obra más importante de la trayectoria de Dante y la pieza fundacional de la literatura italiana. Consiste en un viaje imaginario del autor por los tres reinos ultraterrenales: el infierno, el purgatorio y el paraíso.

Inicialmente, Dante se propuso escribir un viaje imaginario al infierno, donde podría encontrarse a sus enemigos y rivales, todos sufriendo el castigo eterno de acuerdo a sus pecados. Para ello eligió a su admirado poeta romano, Virgilio, como guía en el recorrido por los nueve círculos infernales. Dante trabajó en esta especie de venganza literaria entre 1304 y 1308. 

El segundo canto de la obra de Dante, escrito entre 1307 y 1311, relata la continuación del viaje del poeta junto a Virgilio, quien le conduce hacia el purgatorio: el reino intermedio entre el paraíso y el infierno. Allí los pecadores redimen sus pecados en las distintas laderas de una enorme montaña, entre ellos los poetas antiguos no bautizados, como Estacio (c. 45-96) y el propio Virgilio, de quien Dante al final de este apartado se despide. 

El tercer canto de la Divina comedia Dante lo dedicó al paraíso, cuyos nueve círculos visita el poeta guiado por su amada Beatrice. Allí presencia los nueve órdenes angélicos (ángeles, arcángeles, principados, potestades, virtudes, dominaciones, tronos, querubines y serafines), frecuenta a los beatos y santos cristianos, y finalmente presencia la luz de Dios, en compañía de San Bernardo y de la virgen María. Este último canto fue escrito por Dante entre 1313 y 1321, durante su exilio en Rávena. 

La Divina comedia contiene reflexiones morales, filosóficas y teológicas, que convierten la obra en un texto clave en la transición del pensamiento medieval al renacentista. Dante la tituló “comedia” (commedia en italiano) en concordancia con los postulados aristotélicos tradicionales, dado que el relato tiene un final feliz, lo cual lo distingue del género de la tragedia. 

Los últimos años de Dante Alighieri

Dante jamás volvió del exilio a su Florencia natal.

En 1310, se produjo la llegada a Italia del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Enrique VII (1275-1313), y su coronación como rey de Italia en Milán. Dante vio en ello la oportunidad de su venganza: le escribió al emperador para instigarlo a destruir a los güelfos negros y condenar a los florentinos, a quienes acusó de no ser dignos de confianza. 

El emperador, finalmente, tomó Florencia en 1312, y la participación en ello de Dante le ganó el odio de sus antiguos partidarios. Esto imposibilitó su regreso a Florencia, incluso cuando la mayoría de los güelfos blancos estaban siendo repatriados. Dante insistió en entrevistarse con el emperador, hasta que en 1313 supo que este había sido traicionado por el papa Bonifacio VII y posteriormente envenenado. Entonces el poeta regresó a Verona, donde se dedicó a escribir su famoso tratado político, De Monarchia.      

En 1315, el condotiero al mando de Florencia, Uguccione della Faggiola (1250-1319), un antiguo gibelino, decretó la amnistía para los exiliados florentinos, entre ellos Dante Alighieri. Sin embargo, entre las condiciones del perdón figuraba la de ser recibidos como criminales arrepentidos por un consejo público y pagar una fuerte indemnización a la ciudad. Dante se negó a aceptar estas condiciones y prefirió permanecer en el exilio.

Muerte y legado de Dante Alighieri

Dante falleció en Rávena, al noreste de Italia.

Dante se mudó a Rávena en 1318, donde fue recibido por la nobleza local, y enviado a Venecia en una misión diplomática. Tras su regreso a Rávena, el 14 de septiembre de 1321, falleció aquejado de altas fiebres a los cincuenta y seis años de edad. Recibió honores fúnebres y se hizo una máscara mortuoria de su rostro, que aún se conserva.

El cuerpo de Dante fue sepultado en la iglesia de San Pier Maggiore (más tarde renombrada Basílica de San Francisco de Asís). Muy posteriormente, en 1781, sus restos fueron exhumados y trasladados a un monumento neoclásico en su honor, en el centro de la ciudad, donde reposan todavía. 

En 1829, Florencia intentó subsanar el exilio de Dante, erigiéndole una tumba en la basílica de la Santa Cruz. Esta tumba ha permanecido vacía desde entonces. El nombre de Dante, sin embargo, es inseparable del de Florencia, ciudad que en el siglo XIII constituyó un epicentro económico y cultural en la región. 

La herencia literaria de Dante, por otro lado, se encuentra a la altura de los grandes poetas clásicos. Se le considera el fundador de la tradición literaria italiana y padre del idioma italiano, además de ser uno de los grandes autores de la humanidad, cuya obra encarna el paso de una concepción medieval (teocéntrica) del mundo, a una renacentista (es decir, antropocéntrica).

Las principales obras literarias de Dante Alighieri son:

  • Divina comedia (1304-1321)
  • Vita nuova (1290)
  • Il Convivio (1490, póstumo)
  • De Monarchia (1313)

Sigue con:

Referencias

  • Campi, G., Federici, F., Maffei, G. (eds.). (1822). La biografia di Dante Alighieri. Tip. della Minerva. 
  • Foster, B. (2004). Dante Alighieri. Infobase Publishing.
  • Queralt del Hierro, M. (2019). “El auténtico infierno de Dante”. La vanguardia. https://www.lavanguardia.com/ 
  • Quinones, R. (2023). Dante Alighieri (Italian poet). The Encyclopaedia Britannica. https://www.britannica.com/ 
  • Ortiz Sierra, F. (2021). “La Commedia de Dante: el viaje del hombre en busca de la Luz”. Universidad Pontificia Bolivariana.  https://www.upb.edu.co/ 

¿Cómo citar?

"Dante Alighieri". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/dante-alighieri/. Última edición: 9 enero, 2024. Consultado: 27 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Gilberto Farías

Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

Fecha de actualización: 9 enero, 2024
Fecha de publicación: 9 enero, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)