Conquista de México

Te explicamos qué fue la conquista de México y sus características. Además, la importancia de Hernán Cortés, sus objetivos y más.

Conquista de México
Hernán Cortés tenía mucho interés por conseguir oro en México.

¿Qué fue la conquista de México?

La conquista de México fue un importante acontecimiento que se inició en 1519 y se consumó en 1521, cuando el pueblo mexica fue sometido por un reducido grupo de españoles que contó con el apoyo de otros pueblos indígenas aliados.

Hernán Cortés fue el español que lideró la expedición, en representación de la corona de Castilla, y quien persuadió a varias poblaciones indígenas enemistadas con los mexicas para conquistar a la fuerza Tenochtitlán, la capital del Imperio azteca (también denominado Imperio mexica).

Se desconoce la verdadera magnitud de la invasión debido a que fue reconstruida con base en crónicas escritas casi exclusivamente por españoles (conocidas como “crónicas de Indias”) y en unos pocos vestigios que pudieron reunir los historiadores mucho tiempo después del acontecimiento. Algunas fuentes ofrecen también la mirada de los indígenas vencidos, como la obra del misionero franciscano Bernardo de Sahagún (1499-1590).

La conquista de México fue una de las consecuencias de los viajes de exploración que siguieron a la expedición liderada por el navegante genovés Cristóbal Colón, quien gracias al patrocinio de los Reyes Católicos llegó a América en 1492 cuando planeaba alcanzar el continente asiático por una ruta alternativa.

Puede servirte: Virreinato de Nueva España

Características de la conquista de México

Conquista de México
Cortés obligó a la tropa española que viajó con él a luchar contra los aztecas.

La conquista de México se caracterizó por involucrar negociaciones, alianzas militares y un despliegue de violencia desmedida que tuvo como protagonistas a las tropas españolas comandadas por Hernán Cortés, así como a sus aliados tlaxcaltecas y a sus enemigos mexicas. El resultado fue no solo la conquista del Imperio azteca sino la aniquilación de buena parte de la población indígena de Tenochtitlán.

Los españoles contaban con armas de fuego, armaduras y caballos además de lanzas, espadas y ballestas. Los mexicas usaban lanzas, arcos, dardos, escudos y otros artefactos. A pesar de esta ventaja tecnológica de los españoles, las razones de la victoria parecen vincularse también con el aprovechamiento de conflictos preexistentes entre poblaciones del Imperio azteca, la introducción de enfermedades y las decisiones estratégicas y tácticas de Hernán Cortés.

Este logró su objetivo de conquista mediante diversas estrategias:

  • Desobedeció las órdenes de su superior, el gobernador de Cuba Diego Velázquez de Cuéllar, y tomó la iniciativa de la conquista.
  • Estableció alianzas con algunos pueblos indígenas que estaban descontentos o enemistados con el gobierno del Imperio azteca, especialmente los tlaxcaltecas.
  • Forzó a otros pueblos indígenas a combatir contra los aztecas.
  • Obligó a su tropa española a luchar en el continente tras perforar sus barcos con el objetivo de evitar cualquier deserción.
  • Aprovechó los conocimientos de lenguas y costumbres indígenas de “la Malinche”, una mujer de origen nahua que actuó como su intérprete y consejera.

Causas de la conquista

Conquista de México
Cortés buscaba invadir territorios y quedarse con el oro.

Las exploraciones europeas de principios del siglo XVI solían estar motivadas por las ansias de conquista territorial, de difusión del cristianismo y de adquisición de riquezas mediante la explotación de recursos humanos (en ocasiones mediante la esclavitud) o la obtención de bienes preciosos (especialmente oro y plata).

La corona española solía promocionar estos viajes, pero los conquistadores también actuaban según sus propios intereses. Muchos de estos pertenecían a estratos menores de la nobleza europea y buscaban oportunidades y aventuras en ultramar. En el caso de Hernán Cortés, posiblemente buscaba tanto conquistar nuevas tierras para la corona y difundir la religión cristiana como obtener gloria militar y riquezas derivadas de la explotación de mano de obra indígena en haciendas y minas de metales preciosos.

La búsqueda de oro fue una de las motivaciones más frecuentes para este tipo de empresa. Cuando Cortés recibió oro de Moctezuma como una forma de negociar o apaciguar sus deseos de conquista el español, y sus tropas vieron, en cambio, una razón más para apropiarse de la ciudad. Uno de los sucesores de Moctezuma, Cuauhtémoc, fue torturado tras la captura de Tenochtitlán por los españoles, que querían que confesara dónde se ocultaba el oro que suponían que debía ser más abundante del que habían hallado.

Historia de la Conquista de México

En octubre de 1492 una expedición comandada por Cristóbal Colón y financiada por los Reyes Católicos, cuyo objetivo era alcanzar las Indias que se hallaban en Asia, arribó en cambio a territorio americano. Este hecho significativo desencadenó una serie de transformaciones profundas en Europa, América y otras partes del mundo.

Una de las consecuencias del descubrimiento europeo de América fue la realización de sucesivas campañas de exploración y conquista que impusieron paulatinamente la dominación de tierras y poblaciones americanas.

Algunos de estos territorios estaban habitados por sociedades indígenas con gobiernos centralizados que ejercían su autoridad sobre amplios dominios, como fue el caso de los imperios inca y azteca.

Las campañas españolas eran legitimadas por la corona y conducidas por conquistadores que actuaban simultáneamente como comandantes militares, como gobernantes y como administradores de haciendas en las regiones que invadían. Uno de ellos fue Hernán Cortés, quien tuvo a su cargo la conquista de México.

El rol de Hernán Cortés

Conquista de México
Hernán Cortés encabezó la expedición de conquista de México.

Hernán Cortés (1485-1547) fue el explorador español que lideró la conquista de México. Su rol fue crucial ya que tejió alianzas con otros pueblos indígenas para que se unieran en su lucha armada contra el Imperio azteca.

Cortés abandonó sus estudios universitarios en España, se embarcó hacia Cuba para servir al conquistador y luego gobernador Diego Velázquez de Cuéllar y a los 33 años de edad era ya un próspero agente militar. A partir de entonces, no se detuvo en su afán de conquistar territorios y tesoros del Nuevo Mundo.

La expedición a México

Mientras Cortés se encontraba en Cuba, el gobernador Velázquez le asignó diversas expediciones con el objetivo de explorar el territorio y conocer más sobre las culturas autóctonas. En 1518 Velázquez le encomendó dirigir una expedición a la costa de México pero luego intentó detenerlo, por lo que Cortés apuró la marcha y partió de Cuba con la intención de emprender por sí mismo una serie de conquistas.

En marzo de 1519 Cortés y su tropa arribaron a la costa de México. Tras varios enfrentamientos con las poblaciones nativas y como resultado de estas guerras, veinte mujeres esclavas de los mayas fueron ofrecidas para que sirvieran a los españoles.

Entre estas mujeres estaba “la Malinche”, de nombre Malintzin y bautizada como “doña Marina” por los conquistadores, quien dominaba varias lenguas indígenas y pronto aprendió español, por lo que sirvió de intérprete para Cortés. Resultó una figura clave para la concreción de la conquista.

La Malinche describió a Cortés la forma de hacer la guerra de los mexicas y su enemistad con pueblos vecinos o sometidos, información que el conquistador supo usar para tejer alianzas (especialmente con los tlaxcaltecas) y ampliar su ejército con el fin de derrotar al Imperio azteca mediante la conquista de su capital, Tenochtitlán.

Cortés en Tenochtitlán

Luego de episodios de guerra y negociación, Cortés fue recibido en Tenochtitlán en noviembre de 1519 por el emperador Moctezuma (cuyo título en lengua náhuatl era “huey tlatoani”). El conquistador español iba acompañado por sus tropas y mil tlaxcaltecas enemigos de los mexicas. Cuando comenzaron a aflorar recelos entre los recién llegados y los locales, los españoles apresaron a Moctezuma.

En mayo de 1520 Cortés debió hacer frente a una expedición enviada en su contra por el gobernador de Cuba y cuando regresó a Tenochtitlán se encontró con el comienzo de una rebelión. Los mexicas estaban descontentos con la presencia española y Pedro de Alvarado comandó una matanza de nobles durante la realización de un ritual de sacrificio humano (la Matanza del Templo Mayor) que provocó como respuesta el asedio de su guarnición.

El 30 de junio los españoles huyeron de la ciudad en lo que la historiografía hispánica bautizó “la noche triste”. Durante la retirada se produjeron enfrentamientos y persecuciones que se cobraron la vida de muchos españoles y tlaxcaltecas. Antes de este hecho había muerto también Moctezuma, aunque no queda claro en qué circunstancias (tal vez asesinado por los propios mexicas o por los españoles).

La muerte de Moctezuma

Conquista de México
El 13 de agosto de 1521 la capital Tenochtitlán fue conquistada por los españoles.

La muerte del emperador azteca Moctezuma se produjo justo antes de “la noche triste”, en la que los españoles debieron huir de Tenochtitlán. Debido a los reiterados ataques de los españoles que estaban instalados en la ciudad, los mexicas estaban descontentos y los enfureció un discurso de Moctezuma en el que trataba de calmar la ira. Según la versión más aceptada, el pueblo mexica lo apedreó, resultó gravemente herido y murió poco después. Otras versiones sugieren que pudo ser asesinado por los españoles.

Luego de la muerte de Moctezuma, Cortés y sus tropas huyeron de Tenochtitlán para planificar posteriormente su reconquista. Mientras tanto, el título de emperador o “huey tlatoani” del Imperio azteca recayó primero en Cuitláhuac, quien murió por los efectos de la viruela en noviembre de 1520, y luego en Cuauhtémoc, quien lideró a los mexicas hasta la derrota frente a los españoles. Así comenzó un período de colonización española de México que duró desde 1521 hasta 1821.

La reconquista de Tenochtitlán

Los españoles se refugiaron en Tlaxcala, luego de superar un ataque de los mexicas en la batalla de Otumba de julio de 1520. A partir de ese momento planificaron junto a los tlaxcaltecas el asedio y la reconquista de Tenochtitlán.

Un factor que favoreció a los españoles fue una epidemia de viruela que afectó a los mexicas desde septiembre de 1520, producto del contacto con los europeos y que les provocó importantes bajas. Cortés hizo a su vez desarmar los barcos de la costa y armarlos en el lago que rodeaba a Tenochtitlán para favorecer el asedio. Las tropas de Cortés lograron el bloqueo de la capital mexica en un asedio que duró entre mayo y agosto de 1521 y diezmó a la población.

Finalmente los españoles capturaron la ciudad el 13 de agosto, fecha que marca el fin del Imperio azteca. Entre los conquistadores se repartieron botines conformados por bienes y esclavos. Los símbolos y estatuas de dioses mexicas fueron condenados como ídolos paganos y se inició una campaña de cristianización que perduró a lo largo de los años.

Tras la conquista siguieron los saqueos y la destrucción de Tenochtitlán, sobre cuyas ruinas se fundó la ciudad capital de la colonia de Nueva España (hoy ciudad de México). Esta región pasó a formar parte de la corona española y adquirió carácter de virreinato unos años después. Diversas enfermedades comunes en Europa (como la viruela que había afectado a los mexicas antes del asedio) fueron transportadas por los propios conquistadores y comenzaron a reproducirse en el nuevo continente, pero los indígenas carecían de inmunidad natural para resistirlas. Las muertes resultaron incalculables.

Sigue con: Matanza de Tlatelolco

Referencias

¿Cómo citar?

"Conquista de México". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://humanidades.com/conquista-de-mexico/. Última edición: 9 de noviembre de 2022. Consultado: 04 de febrero de 2023

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Última edición: 9 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)