Hernán Cortés

Te explicamos quién fue Hernán Cortés, cómo fue su vida y rol en la conquista de México. Además, cuáles son sus características.

Hernán Cortés se destacó por las alianzas con poblaciones indígenas en la conquista de México.

¿Quién fue Hernán Cortés?

Hernán Cortés, junto con Francisco Pizarro, fue uno de los más importantes conquistadores del territorio americano. Nació en España en 1485 y murió en 1547.

Además de ser un militar exitoso, Cortés fue muy hábil creando alianzas con las poblaciones indígenas mesoamericanas, que no solo le aportaron información y tropas, sino que además lo protegieron en los momentos de mayor debilidad.

Sus mayores hazañas fueron la conquista de México tras vencer al Imperio azteca  y el descubrimiento de California. También fue el primer gobernante de la región que fue llamada Nueva España.

Hernán Cortés es un personaje polémico ya que la historiografía española solía considerarlo un héroe, mientras que ciertas posturas historiográficas más recientes, sobre todo americanas, lo consideran responsable de matanzas de indígenas que algunos incluso consideran genocidios.

Biografía de Hernán Cortés

Hernán Cortés
Cortés inició la conquista de México en 1519.

Hernán Cortés nació en 1485, en la ciudad de Medellín, Extremadura, España. La familia Cortés pertenecía a la nobleza pero de hidalguía menor. Su padre era Martín Cortés de Monroy y su madre Catalina Pizarro Altamirano.

Estudió leyes por un corto tiempo en la ciudad de Salamanca. Su primer viaje a los territorios españoles en América fue en 1504. Se instaló en la isla La Española (actual Santo Domingo) donde administró una plantación y trabajó como notario. Su primer viaje expedicionario a Cuba fue en 1511 y el inicio de la conquista de México fue en 1519.

Su primer matrimonio fue con Catalina Suárez Marcayda en 1512, con quien no tuvo descendencia y quien falleció en 1522. Su segundo matrimonio fue con Juana de Zúñiga y Ramírez de Arellano en 1528, con quien tuvo dos hijos (el primero falleció poco después de nacer) y cuatro hijas. Además, tuvo al menos otros cinco hijos de relaciones extramatrimoniales.

Falleció en 1547 en Castilleja de la Cuesta, Andalucía, España.

La conquista de Cuba

Cortés llegó a Cuba en 1511 y participó en la conquista bajo el mando de Diego Velázquez con la función de secretario del tesorero. Obtuvo tierras en la isla y nativos en régimen de encomienda, lo que le permitió acumular riquezas. También fue elegido alcalde de la nueva ciudad de Santiago.

En 1518 Velázquez, que había sido nombrado gobernador de la isla de Cuba bajo la autoridad de la corona española, le encomendó a Cortés la conducción de una expedición hacia México en el continente. Aunque luego se arrepintió e intentó detener la marcha, Cortés adelantó la partida y zarpó en febrero de 1519.

Gracias al financiamiento del gobernador y a su propia riqueza y capacidad de negociación reunió algunas embarcaciones con más de 500 hombres armados, alrededor de 100 marinos, algunos caballos y piezas de artillería.

La conquista de México

Causas de la conquista de México

Hernán Cortés
La expedición a México incluyó las motivaciones personales de Hernán Cortés.

La conquista de México se produjo en el contexto mayor de la conquista española de territorio americano, por lo que algunas de sus motivaciones coinciden: explorar nuevos territorios, obtener riquezas mediante la explotación y el comercio, difundir la evangelización.

Sin embargo, la expedición a México en particular incluyó las motivaciones personales de Hernán Cortés, quien posiblemente deseaba tanto contribuir a la expansión de la dominación española y el cristianismo como obtener para sí mismo riquezas y la gloria de la conquista.

Además, dado que se había enemistado con el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, la conquista exitosa del territorio mexicano le podía ganar el favor del emperador Carlos V.

La expedición a México

Cortés llegó primero a la isla de Cozumel y luego desembarcó en Tabasco en marzo de 1519. Allí se dedicó inicialmente a recabar información sobre la geografía y las poblaciones locales.

Conoció a dos personas que hicieron de intérpretes y fueron de gran importancia para el éxito de la misión: el clérigo español Jerónimo de Aguilar, que había sido hecho prisionero por los mayas y conocía su lengua, y Malintzin (bautizada luego Marina y mejor conocida como “la Malinche”), una mujer esclava de origen nahua que fue cedida como esclava por los mayas a los españoles y con quien Cortés tuvo posteriormente un hijo.

Cortés fundó luego la ciudad de Veracruz en otro sitio de la costa mesoamericana y fue elegido capitán general de su ayuntamiento, lo que garantizó que ya no estuviera bajo la autoridad del gobernador de Cuba. La Malinche le comunicó lo que sabía del Imperio azteca (o mexica), sus formas de hacer la guerra, sus alianzas y su enemistad con otras poblaciones indígenas (especialmente los tlaxcaltecas). Toda esta información fue tenida en cuenta por Cortés para acometer la conquista. Previamente, para evitar deserciones de sus tropas, mandó hundir sus propias embarcaciones.

La situación de los pueblos indígenas

Cuando Hernán Cortés llegó a América, muchos pueblos indígenas estaban enemistados entre sí. Por ejemplo, cuando los españoles llegaron a la península de Yucatán diversos pueblos que pertenecían a la cultura maya tenían conflictos que solían resolver mediante la guerra.

En el territorio central de Mesoamérica dominaban los mexicas (también llamados aztecas), con centro en Tenochtitlán (sobre la que posteriormente se fundó la ciudad de México). Los mexicas de Tenochtitlán establecieron alianzas con los gobernantes de Texcoco y Tlacopan pero conservaron muchos enemigos. Desde mucho antes de la llegada de Cortés el Imperio azteca había sometido o mantenía guerras con poblaciones como las que habitaban Huejotzingo, Cholula y Tlaxcala.

Cortés tomó conocimiento de estas enemistades y las utilizó a su favor: prometió territorios y riquezas a los pueblos que lo apoyaran contra los mexicas. Estas alianzas fueron de vital importancia para su triunfo.

La Malinche

Malitzin, bautizada luego como Marina y conocida como “la Malinche”, fue una de las intérpretes de Cortés. Esta mujer, que fue entregada como esclava por poblaciones mayas de Tabasco luego de ser derrotadas por los españoles, le fue de gran utilidad al conquistador por hablar el idioma náhuatl y la lengua maya.

Es una de las pocas indígenas que mostró una incondicional fidelidad a los españoles y en especial a Cortés, con quien incluso tuvo un hijo llamado Martín. Dado que tenía un profundo conocimiento de las costumbres, necesidades y ambiciones de los pueblos indígenas mesoamericanos, fue una de las piezas centrales de las estrategias de Cortés y actuó como su consejera.

Moctezuma

Moctezuma le permitió a Cortés instalarse en su ciudad.

Moctezuma era el emperador del Imperio azteca (o mexica) que recibió a Cortés en su ciudad, Tenochtitlán (donde hoy se encuentra la ciudad de México). Algunos historiadores han sugerido que Moctezuma creyó que Cortés tenía origen divino ya que, según la mitología mexica, el dios Quetzalcóatl enviaría emisarios antes de llegar desde el este. Sin embargo, no existen fuentes que comprueben esta creencia. Las decisiones tomadas por el gobernante parecen haberse debido más bien a consideraciones estratégicas desacertadas.

Moctezuma permitió a Cortés y sus tropas (acompañadas de mil tlaxcaltecas enemigos de los mexicas) instalarse en el interior de la ciudad en noviembre de 1519, pero en cuanto comenzaron a surgir recelos entre ellos y los pobladores locales, los invasores apresaron al emperador.

En mayo de 1520 Cortés debió dirigirse a la costa a hacer frente a una expedición enviada en su contra por el gobernador Diego Velázquez y dirigida por Pánfilo de Narváez. Tras vencer a estas tropas regresó a Tenochtitlán pero aquí la guarnición española había sido asediada por los mexicas descontentos con la presencia de los españoles y con la masacre de nobles ejecutada por Pedro de Alvarado (conocida como Matanza del Templo Mayor).

En un evento llamado “la noche triste”, el 30 de junio de 1520 los españoles huyeron a escondidas de la ciudad pero fueron asaltados por las fuerzas militares y los pobladores mexicas, lo que provocó importantes pérdidas humanas. Previamente había muerto también Moctezuma, aunque no está claro si fue asesinado por sus súbditos o por los españoles.

La caída de Tenochtitlán

Luego de ser expulsados de la ciudad de Tenochtitlán, los españoles se refugiaron en Tlaxcala, una ciudad indígena aliada de Cortés. Desde julio de 1520 hasta abril de 1521 las fuerzas españolas y sus aliados indígenas se prepararon para acometer la conquista de Tenochtitlán. Con la ayuda de los tlaxcaltecas, los españoles desarmaron los barcos que tenían en la costa y volvieron a armarlos en el lago que rodeaba la ciudad, ya que Tenochtitlán era una isla.

Gracias a estos navíos, los españoles realizaron el sitio a Tenochtitlán que duró aproximadamente 75 días, entre mayo y agosto de 1521. Los combates fueron encarnizados pero la estrategia de Cortés resultó más eficiente. Los mexicas fueron diezmados y con la caída de Tenochtitlán el 13 de agosto de 1521 cayó también el Imperio azteca.

Cortés fue nombrado gobernador de Nueva España por una real cédula de 1522 y, además de administrar el territorio conquistado, continuó dirigiendo expediciones contra poblaciones hostiles. En 1524 viajó a Honduras y estableció allí una nueva ciudad, pero su ausencia de dos años provocó que algunos de sus subordinados en México se apropiaran de sus bienes y llamaran la atención de la corona española por la crueldad desplegada contra los indígenas.

La leyenda negra

Hernán Cortés
Se cree que Cortés promovió la  masacre, tortura y esclavitud de indígenas mesoamericanos.

Se denomina leyenda negra a las historias que sostienen que los conquistadores como Hernán Cortés masacraron, torturaron y esclavizaron en grandes números a las poblaciones indígenas americanas. El término alude al supuesto carácter de propaganda antiespañola de los primeros relatos que habrían sido promovidos por las potencias rivales de España.

El ejemplo emblemático en relación con Hernán Cortés es la tortura de Cuauhtémoc, el gobernante de Tenochtitlán luego de la muerte de Moctezuma y a quien se intentó en vano extraer información sobre el lugar donde se suponía que se ocultaban el oro y otras riquezas. La participación de Cortés en la tortura es destacada por unos y, en cambio, matizada por quienes consideran que el conquistador no ordenó su realización sino que se limitó a consentirla.

Quienes abogan en contra de la leyenda negra sostienen que Cortés no podría haber llevado a cabo la conquista sin haber contado con las alianzas de diversos pueblos locales y destacan a menudo la crueldad de los propios gobernantes mexicas.

Sin embargo, el hecho de que algunos grupos indígenas se hayan visto beneficiados con la llegada de Cortés no niega el hecho de que muchos otros fueron diezmados o sufrieron diversos tipos de maltratos de los que se tiene constancia en las fuentes históricas. Cortés y otros conquistadores también explotaron mano de obra indígena y esclava para el trabajo en haciendas y minas de metales preciosos.

El descubrimiento de California

En 1528 Cortés debió regresar a España para defenderse de acusaciones por hechos sucedidos en Nueva España. Llevó consigo riquezas traídas del Nuevo Mundo y se entrevistó con el emperador Carlos V en Toledo, quien lo confirmó como capitán general de Nueva España y lo nombró marqués del Valle de Oaxaca en 1529. Al año siguiente retornó a México.

Entre 1533 y 1540 Cortés financió expediciones a la Baja California, sobre la costa del océano Pacífico. Las primeras expediciones se dificultaron por su enemistad con Nuño de Guzmán, el gobernador de Nueva Galicia (el territorio más al norte explorado hasta el momento por los españoles).

Cortés encabezó la tercera expedición en 1535 y Guzmán no se atrevió a detenerlo. En esta ocasión, y luego de enfrentamientos con los nativos, Cortés pudo establecer la primera colonia en California, en la bahía de Santa Cruz.

Aquel mismo año se fundó en México el Virreinato de Nueva España que quedó a cargo del virrey Antonio de Mendoza y Pacheco. Cortés regresó a la península ibérica en 1541 y murió agobiado por litigios en Andalucía el 2 de diciembre de 1547.

Obras de Hernán Cortés

Algunas compilaciones de textos escritos por Hernán Cortés son:

  • Cartas de relación (1519-1526). Es un conjunto de epístolas enviadas al emperador Carlos V entre 1519 y 1526 en las que describía la expedición y conquista de México. Fueron compiladas y publicadas en diversas ediciones.
  • Documentos cortesianos (1990-1992). Es un conjunto de documentos escritos y firmados por Cortés o que lo involucran de un modo u otro, editados por José Luis Martínez.

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Hernán Cortés". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/hernan-cortes/. Última edición: 25 marzo, 2024. Consultado: 24 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 25 marzo, 2024
Fecha de publicación: 16 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)