Imperio de Iturbide

Te explicamos qué fue el Imperio de Iturbide, cómo se originó y sus medidas políticas y económicas. Además, su extensión y su final.

Imperio de Iturbide
El Imperio de Iturbide fue el primer gobierno independiente de México.

¿Qué fue el Imperio de Iturbide?

El imperio de Iturbide, también llamado Primer Imperio de México, fue un gobierno monárquico liderado por el caudillo militar Agustín de Iturbide, que duró unos pocos meses: entre el 21 de julio de 1822 y el 19 de marzo de 1823. A pesar de su corta duración, este gobierno fue de suma importancia en la historia de México porque fue el primer gobierno independiente y soberano del país.

Agustín de Iturbide fue un militar destacado y un personaje central en la política mexicana durante la Guerra de Independencia. Primero sirvió en el ejército realista (en defensa de la monarquía española) y luego se unió a los insurgentes y favoreció la independencia de México.

Aunque fue elegido por un Congreso, durante su corto gobierno, Iturbide ganó multitud de enemigos debido a sus desacertadas medidas económicas y a la disolución del Congreso. Su gobierno fue derrocado por una rebelión que reinstauró el Congreso, disolvió el imperio y declaró a México una república.

Ver además: Historia de México

Historia del Imperio de Iturbide

La Guerra de Independencia mexicana

La Guerra de Independencia de México fue un largo proceso político y militar que comenzó en 1810 y terminó en septiembre de 1821. Este conflicto se originó en el Virreinato de Nueva España, que era parte de las colonias españolas en América y conformaba el actual territorio mexicano y otras regiones del sur y el norte.

Cuando en 1808 las tropas de Francia invadieron España y destituyeron al rey Fernando VII, los criollos de Nueva España se negaron a reconocer la autoridad francesa, por lo que en un comienzo los movimientos que reclamaban la soberanía popular lo hacían como un acto de lealtad hacia el legítimo rey de España. Sin embargo, a lo largo de los once años que duró la guerra, los intereses de diversos grupos se fueron uniendo y guiaron la lucha hacia el objetivo de declarar a México como un Estado independiente.

Tras la unión de los insurgentes (independentistas liderados por Vicente Guerrero) con los grupos conservadores (antiguos realistas liderados por Agustín de Iturbide, que decidieron apoyar la independencia porque rechazaban la Constitución liberal de Cádiz), se proclamó el Plan de Iguala, que declaró la independencia de México.

Ver también: Independencia de México

Origen del Imperio de Iturbide

El Plan de Iguala, también denominado Plan de las Tres Garantías, fue proclamado por Agustín de Iturbide el 24 de febrero de 1821, y contenía tres principios: la independencia de México, la unión de todos los criollos y españoles de Nueva España, y la supremacía de la religión católica. Estas tres ideas fueron representadas en los colores de la bandera: verde, rojo y blanco.

El Plan de Iguala estableció a México como un país independiente y, más específicamente, como una monarquía constitucional o moderada que ofreció la corona al rey Fernando VII o a alguno de sus familiares. Sin embargo, la corona española no reconoció la independencia mexicana hasta 1836.

Iturbide comandó el Ejército Trigarante para expandir los principios del Plan de Iguala por todo el territorio de Nueva España. El 24 de agosto de 1821 firmó junto al jefe político superior de Nueva España, Juan O’Donojú, los Tratados de Córdoba que acordaban el retiro de las tropas españolas, aunque posteriormente la corona rechazó el acuerdo de la independencia.

El Ejército Trigarante ingresó en la Ciudad de México el 27 de septiembre de 1821 y al día siguiente se firmó el acta de independencia del Imperio mexicano, redactada por una Junta Provisional Gubernativa. Luego se formó un Congreso que eligió a Iturbide como emperador de México. El 21 de julio de 1822 fue coronado con el nombre de Agustín I.

¿Quién fue Agustín de Iturbide?

Agustín de Iturbide
Durante la guerra, Iturbide se destacó militarmente y lideró el Ejército Trigarante.

Agustín de Iturbide (1783-1824) fue un militar y político mexicano que se desempeñó como emperador de México entre el 21 de julio de 1822 y el 19 de marzo de 1823. Al comienzo de la Guerra de Independencia, Iturbide luchó junto a las fuerzas realistas que combatían contra los insurgentes que buscaban la independencia de México.

Sin embargo, en 1820 cambió la situación política en España debido al triunfo de una revolución liberal que restableció la Constitución de Cádiz y amenazó con perjudicar los intereses del clero y la aristocracia de México. Por esta razón, en los últimos años de la guerra los conservadores (entre ellos, Iturbide) cambiaron de posición y apoyaron el objetivo de la independencia.

La independencia de México se alcanzó en 1821 tras los siguientes hechos que tuvieron a Iturbide como protagonista:

  • La unión de los insurgentes y los conservadores, que se consumó en el Abrazo de Acatempan entre Vicente Guerrero e Iturbide.
  • La proclamación del Plan de Iguala, que establecía la independencia de México aunque proponía como monarca a un rey español.
  • Los Tratados de Córdoba, en los que se acordó, junto a la autoridad virreinal, el retiro de las tropas españolas.
  • El ingreso del Ejército Trigarante comandado por Iturbide en la Ciudad de México.
  • La redacción del acta de independencia del Imperio mexicano por una Junta Provisional Gubernativa.

Dado que durante la guerra Iturbide se destacó como líder militar, sus desacuerdos con sectores insurgentes y representantes del Congreso favorecieron que un motín de soldados y otros sectores populares se pusiera de su lado y pidiera que se lo nombrara emperador. La mayoría de los diputados accedió a la demanda y Agustín de Iturbide fue coronado emperador.

Extensión geográfica del Imperio de Iturbide

Imperio de Iturbide
Las fronteras del Primer Imperio de México incluían a California, Nuevo México y Texas.

Durante el Imperio de Iturbide, México tuvo su mayor extensión geográfica. Esto se debió a que se anexaron las provincias que en simultáneo habían declarado la independencia con respecto a España, especialmente las que formaban parte del reino de Guatemala, que componían la práctica totalidad de Centroamérica.

De este modo, además de México se incluían dentro de las fronteras del imperio California, Nuevo México y Texas, por el norte, y todo el territorio centroamericano hasta Costa Rica, por el sur. Su superficie total llegó a ser de 4 millones y medio de kilómetros cuadrados, aunque su población no superaba los 7 millones de habitantes. Si bien contenía alrededor de 30 ciudades, en su mayor parte la población era rural y estaba conformada por criollos, españoles, indígenas y mestizos.

La organización territorial se basaba en una división administrativa provincial, y cuando cayó el Imperio de Iturbide, buena parte de los territorios al sur y al norte se separaron o independizaron a lo largo de diversas etapas que causaron una importante reducción del territorio de México.

Dificultades económicas del Imperio de Iturbide

Imperio de Iturbide
La exigencia de préstamos forzosos aumentó el descontento social.

Tras la independencia, México atravesaba una severa crisis económica producto de once años de guerras y revueltas. Su situación económica incluía escasez de recursos, deudas derivadas de préstamos forzosos, un mercado interno poco integrado, españoles que se habían llevado consigo sus riquezas, una deficiente conexión entre los diferentes territorios del imperio y poca mano de obra producto de las bajas de la guerra. Las actividades económicas en las que México se había destacado en la época colonial (la agricultura y la minería) estaban en crisis.

El gobierno de Iturbide intentó llevar adelante medidas para contrarrestar esta situación y calmar el malestar social, como la reducción de algunos impuestos, pero para ello contrajo más deudas y recurrió a la emisión de papel moneda en exceso que, como consecuencia, perdió valor. Además, para cubrir los gastos militares y burocráticos continuó exigiendo préstamos forzosos que aumentaron el descontento de amplios sectores de la población mexicana.

Las políticas económicas llevadas adelante por Iturbide y el desencanto tras el optimismo inicial fueron algunas de las razones que ampliaron el arco opositor que buscó destituir al emperador.

Conflictos políticos en el Imperio de Iturbide

Agustín de Iturbide fue coronado emperador del Imperio mexicano en julio de 1822, luego de ser elegido por el Congreso, pero a los pocos meses disolvió este órgano por falta de apoyo. En su lugar estableció una Junta Nacional Instituyente. Esto le permitió gobernar sin mediación ni control parlamentario, pero le valió una gran cantidad de enemigos.

Para evitar que se expresara el descontento, Iturbide eliminó la libertad de prensa y mantuvo un férreo control sobre las publicaciones. Quienes a pesar de todo seguían manifestando su oposición política eran arrestados.

Algunos de los opositores de Iturbide eran sus enemigos desde los años de la Guerra de Independencia. Entre ellos se destacaban Nicolás Bravo, Vicente Guerrero y Guadalupe Victoria, que habían sido insurgentes que lucharon contra el ejército realista. También se manifestaban contra Iturbide los defensores de la corona española, que querían que gobernara un representante borbón, y los republicanos (algunos de ellos ex insurgentes), que querían instaurar en México una república.

Iturbide también cosechaba enemigos entre quienes habían sido sus compañeros de armas, como Antonio López de Santa Anna, descontento con las fallidas decisiones económicas de Iturbide y su política contraria a la participación política y al funcionamiento parlamentario.

Plan de Casa Mata y fin del Imperio de Iturbide

Imperio de Iturbide
El Imperio de Iturbide fue derrocado por una rebelión que provocó su abdicación.

Desde el inicio del gobierno de Iturbide se sucedieron revueltas y conspiraciones decididas a derrocar al emperador. Muchos de estos movimientos tenían como fin instaurar en México una república y restablecer el Congreso.

El 2 de diciembre de 1822, el político y militar mexicano Antonio López de Santa Anna se pronunció en Veracruz contra Iturbide y a favor de la proclamación de la república. El emperador envió sus fuerzas militares y comenzó un período de enfrentamientos que culminó cuando los generales de sus propias tropas, influidos por logias masónicas, se unieron al Plan de Casa Mata proclamado por Santa Anna el 1 de febrero de 1823.

Este documento establecía que debía restituirse el Congreso y ponía las bases para el proyecto de un Estado mexicano que dejaría de ser una monarquía y se constituiría en una república.

Iturbide restableció el Congreso y el 19 de marzo de 1823 abdicó. A continuación, se exilió junto con su familia, primero en Italia y luego en Inglaterra. Mientras tanto, los territorios centroamericanos se independizaron de México. En 1824 un Congreso General Constituyente redactó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, que reemplazó oficialmente a la monarquía por una república representativa y federal.

En abril de 1824 Iturbide fue declarado traidor y enemigo público del Estado por parte del Congreso y, cuando regresó a territorio mexicano en julio de ese año, fue arrestado y fusilado en Padilla (Tamaulipas) el día 19.

Sigue con: Benito Juárez

Referencias

¿Cómo citar?

"Imperio de Iturbide". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/imperio-de-iturbide/. Última edición: 13 octubre, 2022. Consultado: 20 febrero, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 13 octubre, 2022
Fecha de publicación: 24 septiembre, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)