Constitución mexicana de 1857

Te explicamos qué fue la Constitución mexicana de 1857 y cómo era su estructura. Además, sus características y consecuencias.

La Constitución de 1857 iba en contra de los intereses de la Iglesia católica.

¿Qué fue la Constitución mexicana de 1857?

La Constitución Política de la República Mexicana, promulgada el 5 de febrero de 1857, fue la carta magna redactada por el Congreso Constituyente de México entre 1856 y 1857. Esto se dio durante la presidencia del político liberal Ignacio Comonfort, predecesor de Benito Juárez.

En la redacción de esta constitución predominó el espíritu liberal que consagró numerosas libertades civiles para los ciudadanos mexicanos sin distinción y abolió prácticas del orden feudal y nobiliario que permanecían en México desde la época colonial.

Su promulgación fue muy polémica ya que iba en contra de los intereses de la Iglesia católica y de los sectores conservadores de la sociedad, por lo que el Partido Conservador se opuso a su aprobación. Esto provocó la polarización social y los enfrentamientos políticos que llevaron a la Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años (1858-1861) que culminó con la derrota de los conservadores y la instauración del gobierno liberal de Benito Juárez.

Durante la Revolución mexicana, una nueva constitución aprobada en febrero de 1917 reformó y sustituyó a la Constitución mexicana de 1857.

Ver además: Constitución de Cádiz

Historia de la Constitución mexicana de 1857

Antecedentes de la Constitución Mexicana de 1857

El liberalismo se fortaleció tras el fin de la dictadura del general Santa Anna.

La Constitución mexicana de 1857 obedeció al espíritu liberal que se había gestado paulatinamente desde los tiempos del Imperio mexicano. En esos años, las ideas de la Ilustración habían impedido la consolidación de una monarquía propia en el antiguo territorio del Virreinato de Nueva España y habían llevado a la formación de una república mediante la promulgación de la Constitución de 1824.

El pensamiento liberal se fortaleció tras el fin de la dictadura de Antonio López de Santa Anna, quien ejerció el poder entre 1853 y 1855. El liberal Ignacio Comonfort asumió la presidencia interina en 1855 y convocó a un Congreso Constituyente para redactar una nueva constitución, de acuerdo a lo establecido en el Plan de Ayutla que había permitido organizar el derrocamiento de Santa Anna.

Redacción y promulgación de la Constitución mexicana de 1857

El Congreso Constituyente convocado por los liberales en 1855 comenzó a reunirse en febrero de 1856. Estaba integrado por dos grupos:

  • los liberales moderados, que abogaban por el retorno de la Constitución de 1824
  • los liberales puros, que pretendían una nueva carta magna con cambios mucho más radicales.

Finalmente, los liberales puros lograron imponer sus propuestas, a pesar de que el presidente Comonfort apoyaba a la bancada moderada. Entre los liberales puros se destacaron Ponciano Arriaga, Guillermo Prieto, Francisco Zarco, José María Mata y Santos Degollado.

La Constitución de 1857 fue promulgada el 5 de febrero de 1857, cuando fue jurada por el presidente de la República (Ignacio Comonfort), el presidente del Congreso (Valentín Gómez Farías) y el resto de los constituyentes.

Reacciones a la Constitución mexicana de 1857

Félix María Zuloaga llamó a desconocer la nueva constitución.

Los principales opositores al nuevo orden jurídico establecido por la Constitución de 1857 eran la Iglesia católica y los integrantes del Partido Conservador, cuyos privilegios y modos de vida se vieron directamente afectados por la liberalización de la sociedad.

Luego de que el papa Pío IX se pronunciara en contra de la Constitución y el arzobispo José Lázaro de la Garza y Ballesteros anunciara que ningún católico debía suscribirla, muchos sectores conservadores iniciaron un movimiento contrarrevolucionario.

Hubo un primer alzamiento en Zacapoaxtla y Puebla, que fue rápidamente sofocado por el ejército. Luego, algunos opositores a la carta magna, como el general Félix María Zuloaga, incitaron a un golpe de Estado y llamaron a desconocer la nueva constitución. Con este objetivo se elaboró a fines de 1857 el Plan de Tacubaya, que proponía convocar a un nuevo Congreso Constituyente.

Muchos funcionarios públicos fueron apresados por las tropas conservadoras y otros renunciaron a sus cargos. Los gobiernos de los estados mexicanos se dividieron entre los que se adhirieron a la reacción conservadora y los que mantuvieron su apoyo al gobierno constitucional. Esta situación llevó a la Guerra de Reforma entre liberales y conservadores.

Vigencia y derogación de la Constitución mexicana de 1857

El gobierno de Benito Juárez adoptó la Constitución de 1857.

La Constitución se promulgó en 1857 pero, debido a la Guerra de Reforma que enfrentó a los liberales con los conservadores entre 1858 y 1861, en muchas partes del país no se aplicó hasta 1861.

Tras el triunfo liberal en la guerra civil, los conservadores colaboraron con los franceses durante la Segunda intervención francesa en México. Así se produjo la caída temporal de los liberales en 1862 y la proclamación del Segundo Imperio de México (o Imperio de Maximiliano) en 1864.

El Imperio de Maximiliano cayó en 1867, cuando los liberales encabezados por Benito Juárez restablecieron la república. Desde entonces, la Constitución de 1857 permaneció en vigencia en todo el territorio mexicano, hasta que en 1917, unos años después de iniciada la Revolución mexicana, fue promulgada una nueva carta magna que permanece vigente en la actualidad.

Características de la Constitución mexicana de 1857

Estructura de la Constitución 

La Constitución mexicana de 1857 se estructuró con base en ocho títulos y 128 artículos más un artículo transitorio. Los títulos contemplaban los siguientes temas:

  • Título I.
    • Sección I: De los derechos del hombre
    • Sección II: De los mexicanos
    • Sección III: De los extranjeros
    • Sección IV: De los ciudadanos mexicanos
  • Título II.
    • Sección I: De la soberanía nacional y de la forma de gobierno
    • Sección II: De las partes integrantes de la Federación y del territorio nacional
  • Título III. De la división de poderes
    • Sección I: Del Poder Legislativo
    • Sección II: Del Poder Ejecutivo
    • Sección III: Del Poder Judicial
  • Título IV. De la responsabilidad de los funcionarios públicos
  • Título V. De los estados de la Federación
  • Título VI. Prevenciones generales
  • Título VII. De la reforma de la Constitución
  • Título VIII. De la inviolabilidad de la Constitución

División de poderes, libertades civiles y garantías individuales

La Constitución de 1857 prohibió los títulos nobiliarios y los monopolios.

Entre los cambios más importantes que incluyó la Constitución de 1857 se destacaron la libertad de expresión, la libertad de reunión, el derecho de portar armas y otros derechos y libertades individuales para los ciudadanos mexicanos.

En términos políticos, adoptó la división de poderes que ya había sido consagrada por la Constitución de 1824. Asimismo, confirmó la abolición de la esclavitud, eliminó la posibilidad de ir a prisión por deudas civiles y prohibió las distintas formas de tortura y la pena de muerte.

También eliminó las alcabalas (impuestos al comercio) y aduanas internas, prohibió los títulos nobiliarios, los monopolios y los honores y privilegios hereditarios. Además, promulgó la educación laica y dispuso el traspaso de bienes raíces de la Iglesia católica a otros propietarios. Algunas de estas medidas otorgaron al Estado un rol preponderante en asuntos que antes eran administrados por las instituciones religiosas.

Organización territorial

La Constitución de 1857 proclamó al Estado mexicano como una república representativa, democrática y federal, es decir, compuesta de estados libres pero unidos en una federación, tal como había sido dispuesto en la Constitución de 1824.

Sin embargo, a diferencia de la Constitución de 1824, que reconocía diecinueve estados soberanos, cuatro territorios dependientes del centro y el distrito federal en la Ciudad de México, la organización territorial de la Constitución de 1857 consistía en veintitrés estados y un territorio federal (Baja California), además del distrito federal.

Estos estados eran: México, Guanajuato, Oaxaca, Puebla, Michoacán, San Luis Potosí, Veracruz, Yucatán, Jalisco, Zacatecas, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, Durango, Chihuahua, Chiapas, Sinaloa, Guerrero, Tlaxcala, Colima y Aguascalientes.

Sigue con:

Referencias

  • Cosío Villegas, D. (2014). La Constitución de 1857 y sus críticos. Fondo de Cultura Económica.
  • Parkes, H. et al. (2022). Mexico. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/ 
  • Secretaría de Cultura (2017). Constituciones de México. Gobierno de México. http://constitucion1917.gob.mx/ 
  • von Wobeser, G. (coord.) (2014). Historia de México. Fondo de Cultura Económica.
  • Wikipedia (s.f.). Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos (1857). Wikipedia. https://es.wikipedia.org/ 

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Constitución mexicana de 1857". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/constitucion-mexicana-de-1857/. Última edición: 27 febrero, 2024. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 27 febrero, 2024
Fecha de publicación: 16 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)