Imperio de Maximiliano

Te explicamos qué fue el Imperio de Maximiliano y quién fue Maximiliano de Habsburgo. Además, sus características y cómo fue su caída.

imperio Maximiliano - Francia
El Imperio de Maximiliano fue instaurado en México entre 1864 y 1867.

¿Qué fue el Imperio de Maximiliano?

El Imperio de Maximiliano, mejor conocido como Segundo Imperio de México, fue un régimen de gobierno monárquico instaurado en México entre 1864 y 1867 como producto de la Segunda intervención francesa en México.

A la cabeza de este imperio estuvo Fernando Maximiliano de Habsburgo, quien antes de ser proclamado emperador de México había sido archiduque de Austria. Gobernó con la alianza de sectores conservadores de la política mexicana y de la Iglesia católica, aunque tomó medidas liberales que lo enemistaron con estos.

El Imperio de Maximiliano dependía de las tropas francesas para defenderse de la insurrección de los republicanos encabezados por Benito Juárez, quien seguía siendo reconocido por los liberales como presidente de la república y contaba con el apoyo de los Estados Unidos.

Los republicanos implementaron tácticas ofensivas y de guerrilla hasta que lograron expulsar a los franceses y vencer a los defensores del imperio. El 19 de junio de 1867 ejecutaron al emperador Maximiliano y a los militares conservadores Miguel Miramón y Tomás Mejía. Tras la caída del Segundo Imperio de México, la república fue restaurada y Benito Juárez recuperó el gobierno sobre todo el territorio mexicano.

Historia del Imperio de Maximiliano

La Segunda intervención francesa en México

Imperio Maximiliano
El ejército invasor capturó Puebla y se impuso en la Ciudad de México en 1863.

El Segundo Imperio de México recibió este nombre para diferenciarlo de la primera experiencia imperial mexicana, que tuvo lugar entre 1822 y 1823. La instauración del Segundo Imperio fue resultado de la Segunda intervención francesa en México, es decir, la invasión del territorio mexicano por tropas francesas, aliadas con políticos y militares conservadores, que se extendió entre 1862 y 1867.

El Imperio francés de Napoleón III decidió invadir México luego de que el gobierno de Benito Juárez, presidente de la República mexicana, suspendiera el pago de la deuda externa. Aunque luego Juárez resolvió reanudar el pago de la deuda, el gobierno francés continuó con el plan de invasión con la intención de instaurar en México una monarquía subordinada a Francia.

Los franceses contaron con el apoyo de los mexicanos monárquicos del Partido Conservador, opositores al gobierno liberal de Juárez. Luego de ser derrotado en la batalla de Puebla de 1862, el ejército francés cosechó triunfos que le permitieron ocupar la Ciudad de México y deponer a Juárez en 1863 (aunque los liberales siguieron reconociendo a Juárez como presidente).

La entronización de Maximiliano I

Imperio Maximiliano
Maximiliano de Habsburgo fue proclamado emperador de México en 1864.

Por recomendación de Napoleón III, un grupo de conservadores mexicanos viajó hasta Trieste (Italia) y ofreció al archiduque de Austria, Maximiliano de Habsburgo, la corona de un imperio pro-francés en México. La intención era que este emperador detuviera la influencia creciente de Estados Unidos y restaurara los privilegios tradicionales del clero y los grandes terratenientes de México.

Mientras continuaban la ocupación francesa y los conflictos entre liberales republicanos y conservadores monárquicos, Maximiliano aceptó la propuesta y fue proclamado emperador de México con el nombre de Maximiliano I. Arribó a Veracruz el 28 de mayo de 1864 y se instaló junto a su esposa Carlota en el castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México.

La pérdida del apoyo europeo

La situación internacional se volvió crítica para el Imperio de Maximiliano, que dependía del apoyo militar del Imperio francés de Napoleón III.

En 1865, la culminación de la Guerra de Secesión en los Estados Unidos, en la que triunfaron los estados de la Unión, brindó a las tropas de Juárez un apoyo extranjero para fortalecer su posición en la lucha por la restauración de la república.

En 1866, Prusia venció militarmente al Imperio austríaco y dio inicio al proceso de unificación de Alemania que auguraba un cambio en la relación de fuerzas en Europa.

Debido a esta situación y a la disposición del gobierno estadounidense de intervenir contra toda ocupación europea en territorio americano (lo que se conocía como Doctrina Monroe), Napoleón III decidió replegar sus tropas de México y concentrar sus esfuerzos en el continente europeo. Retiró paulatinamente su apoyo al Imperio de Maximiliano y las tropas francesas abandonaron definitivamente México entre fines de 1866 y comienzos de 1867. Maximiliano quedó militarmente debilitado.

La caída del Imperio de Maximiliano

Cuando las tropas francesas se retiraron de México, las fuerzas liberales leales a Benito Juárez ganaron terreno y el Imperio de Maximiliano redujo su control territorial a las ciudades de México, Puebla y Querétaro.

Entre marzo y mayo de 1867, las tropas republicanas, comandadas por el general Mariano Escobedo, asediaron la ciudad de Querétaro, en la que se había refugiado Maximiliano y que era defendida por mexicanos fieles al imperio. El 15 de mayo los republicanos tomaron Querétaro y Maximiliano fue hecho prisionero.

Al mismo tiempo, la Ciudad de México era sitiada por las tropas al mando de Porfirio Díaz, quien ya había ocupado Puebla. Este hecho impidió que Querétaro recibiera refuerzos. El 15 de junio de 1867, la Ciudad de México fue tomada por los republicanos, y el 15 de julio entró en ella Benito Juárez como presidente de la república restaurada. Estos hechos marcaron el fin del Segundo Imperio de México.

El fusilamiento de Maximiliano

Maximiliano y sus generales, Miguel Miramón y Tomás Mejía, fueron hechos prisioneros en Querétaro cuando las tropas republicanas lograron tomar la ciudad. Fueron sometidos a un juicio celebrado en el teatro Iturbide, amparado en una ley del 25 de enero de 1862 que condenaba las conspiraciones contra la nación con la pena de muerte.

La ejecución tuvo lugar el 19 de junio de 1867. Maximiliano y los generales Miramón y Mejía fueron fusilados por un pelotón de siete soldados en el cerro de las Campanas, que durante un tiempo fue también conocido como cerro de las Tres Cruces.

Se dice que las últimas palabras de Maximiliano fueron: “Voy a morir por una causa justa, la de la independencia y la libertad de México. Que mi sangre selle las desgracias de mi nueva patria. ¡Viva México!”.

¿Quién fue Maximiliano de Habsburgo?

Maximiliano de Habsburgo
Maximiliano de Habsburgo fue un noble, militar y viajero apasionado, con ideas liberales.

Fernando Maximiliano de Habsburgo nació en Viena, Austria, el 6 de julio de 1832 y murió fusilado en Querétaro, México, el 19 de junio de 1867. Fue archiduque de Austria, hermano del emperador Francisco José de Austria-Hungría, y pertenecía a la poderosa casa de Habsburgo.

Fue un militar y viajero apasionado, con ideas liberales, que renunció a su título de archiduque de Austria y, por lo tanto, a sus derechos reales en Europa para asumir el trono de emperador del Segundo Imperio de México con el nombre de Maximiliano I, a sus 32 años de edad.

Estaba casado desde 1857 con Carlota de Bélgica, con quien viajó a México en 1864. Gobernó sobre el Imperio mexicano con el apoyo de sectores monárquicos y de tropas francesas, pero aplicó medidas liberales que generaron descontento entre el clero y los políticos y militares conservadores. Fue tomado prisionero por los republicanos en mayo de 1867 y fue fusilado el 19 de junio de 1867.

Características del Imperio de Maximiliano

Sistema de gobierno y medidas liberales del Imperio de Maximiliano

El Segundo Imperio de México fue una monarquía moderada, hereditaria y con un monarca católico que adoptó el título de emperador de México. El único emperador del Segundo Imperio fue Maximiliano I. En 1865 promulgó el Estatuto Provisional del Imperio mexicano que reunía las leyes y disposiciones rectoras del gobierno imperial.

El gobierno del imperio se componía de nueve departamentos ministeriales, encomendados a los ministros de: Casa Imperial, Estado, Negocios Extranjeros y Marina, Gobernación, Justicia, Instrucción Pública y Cultos, Guerra, Fomento y Hacienda.

Maximiliano era un hombre ilustrado y, en contra de las expectativas de los conservadores que lo instalaron en el trono, su gobierno mostró desde el principio un carácter liberal, más semejante en algunos aspectos a las ideas del partido de Juárez que a los deseos de restauración de privilegios de sus aliados conservadores.

El Imperio de Maximiliano mantuvo algunos derechos consagrados por la república (como la libertad de prensa) y respetó los principios de las Leyes de Reforma que separaban la Iglesia del Estado. Impulsó la educación según las ideas liberales y cerró la Real y Pontificia Universidad de México, que era considerada un establecimiento conservador.

Determinó que no se devolverían al clero los bienes nacionalizados por Juárez durante su gobierno, amplió la incumbencia de los registros civiles (que no dependían de la Iglesia sino del Estado), codificó normas novedosas como el reconocimiento de los hijos fuera del matrimonio, y estableció derechos laborales. Estas medidas lo enemistaron con la Iglesia y los sectores más conservadores.

División territorial del Imperio de Maximiliano

En un decreto del 3 de marzo de 1865, el emperador Maximiliano I proyectó una reorganización territorial del país con las siguientes características:

  • El territorio nacional se dividiría en 50 departamentos.
  • Estos departamentos se subdividirían con base en límites geográficos naturales.
  • Se organizaría el territorio de manera que cada departamento contara con elementos geográficos y climáticos que garantizaran cierta igualdad económica y poblacional.
  • En cada departamento habría autoridades nombradas por el gobierno imperial mexicano y municipios cuyos ayuntamientos serían elegidos por sufragio directo.

Mientras tanto, el gobierno republicano estaba refugiado en la frontera norte y ordenaba esporádicas acciones militares y de guerrilla en distintas partes del país.

La economía durante el Imperio de Maximiliano

La economía fue una de las grandes debilidades del Segundo Imperio de México. El Imperio dependía militar y financieramente del gobierno francés, a punto tal que el séquito de Maximiliano llevaba contadores franceses para vigilar la administración de los recursos.

Esto fue determinante en la medida en que, a partir de 1866, las arcas imperiales francesas debieron concentrarse en Europa porque se anticipaba un conflicto con Prusia. La creciente presión de Estados Unidos en México a favor de los republicanos también debilitó las finanzas del imperio, por lo que los préstamos que recibía Maximiliano empezaron a escasear.

Carlota, la emperatriz consorte, buscó infructuosamente ayuda financiera en la nobleza francesa y austríaca, e incluso en el papado. Finalmente, cuando Francia retiró sus tropas y su apoyo a México, el imperio tuvo serias dificultades para sostenerse por su propia cuenta y concluyó siendo derrocado.

¿Quién fue la emperatriz Carlota?

La emperatriz consorte de Maximiliano, Carlota de Bélgica, fue una princesa belga que pasó a ser conocida como Carlota de México. Nació el 7 de junio de 1840 en Bélgica, hija del rey Leopoldo I de Bélgica y de Luisa María de Orleans. Se casó con Maximiliano en 1857 y lo acompañó, en calidad de emperatriz, a México en 1864. Vivieron juntos en el castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Cuando la resistencia republicana cobró vigor gracias al apoyo de Estados Unidos y la progresiva retirada de tropas del Imperio francés, Carlota marchó a París y Viena a solicitar ayuda de los nobles europeos para evitar la caída del Imperio de Maximiliano. También se entrevistó con el papa Pío IX en Roma, pero todas estas iniciativas fueron infructuosas.

Durante este período, comenzó a exhibir síntomas de paranoia y delirios de persecución: clamaba que deseaban envenenarla y terminó bebiendo agua de las fuentes públicas de Roma.

Cuando cayó el Segundo Imperio de México y Maximiliano fue fusilado en junio de 1867, Carlota fue asistida médicamente y confinada en el castillo de Miramar en Trieste (Italia), y luego en el castillo de Bouchout en Bélgica, donde falleció el 19 de enero de 1927.

Sigue con: 

Referencias

  • Historia de México. von Webeser, G. (coord.) (2014). Fondo de Cultura Económica.
  • "La intervención francesa en México y el Segundo Imperio de Maximiliano I (1862-1867)" López Domínguez, I. (2020) en Desperta Ferro. Archivos de la historia.
  • "Maximilian" en Encyclopedia Britannica.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Imperio de Maximiliano". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/imperio-de-maximiliano/. Última edición: 25 marzo, 2024. Consultado: 7 junio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Augusto Gayubas

Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 25 marzo, 2024
Fecha de publicación: 6 agosto, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)