Época victoriana

Te explicamos qué fue la época victoriana, cómo se dividió y sus avances en la política y las artes. Además, sus características e innovaciones.

Época victoriana
La época victoriana toma su nombre de la Reina Victoria I, que gobernó durante 64 años.

¿Qué fue la época victoriana?

La época victoriana o era victoriana fue el período de la historia del Reino Unido de Gran Bretaña que transcurrió aproximadamente entre 1820 y 1914. Fue la época de mayor esplendor del Imperio británico y del auge de la Revolución Industrial. El período coincide en su mayor parte con el reinado de Victoria I (desde 1837 a 1901) y por eso lleva su nombre. 

La época victoriana de la historia británica fue una etapa de estabilidad, también conocida como la Pax Britannica (Paz Británica). En este período, creció la influencia del Reino Unido y se consolidó como potencia industrial en el escenario internacional. A su vez, las reformas políticas internas evitaron el estallido de revoluciones como las que tuvieron lugar en el resto de los países europeos.

Puntos clave

  • Es una etapa de la historia del Reino Unido que abarcó casi todo el siglo XIX y coincidió con el reinado de Victoria I.  
  • Se vinculó con el desarrollo de la Revolución Industrial y la expansión del Imperio británico.
  • Se caracterizó por el crecimiento económico del Reino Unido y las transformaciones sociales producidas por la industrialización. 
  • En el ámbito de la cultura, se expandió la alfabetización y el acceso a obras literarias y artísticas.

Ver además: Época clásica

La política en la época victoriana

época victoriana
El gobierno del Imperio británico tomó la forma de una monarquía parlamentaria bicameral.

Durante la época victoriana, el gobierno del Imperio británico tomó la forma de una monarquía parlamentaria bicameral, que incluía la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes. Los reyes que gobernaron el Imperio en este período fueron Jorge IV (1820-1830), Guillermo IV (1830-1837), Victoria I (1837-1901), Eduardo VII (1901-1910) y Jorge V (1910-1936). Victoria I tuvo el segundo reinado más extenso de la historia británica, y por eso le da nombre a esta etapa. 

A diferencia del resto de los países europeos, el Reino Unido no atravesó revoluciones políticas durante el siglo XIX. Esto responde a que el gobierno fue llevando a cabo reformas políticas y laborales que evitaron el estallido de revoluciones violentas. Por lo tanto, la época victoriana es considerada una etapa de estabilidad política vinculada al reformismo liberal y al crecimiento de la importancia de la Cámara de los Comunes. 

La política interna era conducida en el Parlamento por el partido de los Whig (los liberales) y el partido de los Tory (conservadores). De ambos partidos surgieron importantes personalidades que ocuparon el cargo de primer ministro durante este período.

Entre los eventos políticos más importantes de la época victoriana se encuentra la reforma electoral de 1832, que modificó la distribución de bandas en el Parlamento y permitió la participación electoral de la burguesía. Luego, en 1867, una nueva reforma amplió la base electoral, disminuyendo las limitaciones de acceso al voto para los varones. 

Asimismo, en la época victoriana también hubo otros movimientos reformistas que se enfocaron en lograr mejoras en la calidad de vida de las clases trabajadoras, como la limitación horaria de la jornada laboral y los aumentos salariales, entre otros reclamos. 

Otros eventos políticos relevantes fueron la abolición de la esclavitud en 1833, tanto en suelo inglés como en todas las colonias que formaban parte del imperio, el crecimiento del movimiento feminista por el acceso al voto de las mujeres y el auge del liberalismo como ideología política dominante. 

La economía en la época victoriana

Las estaciones de tren de fines del siglo XIX facilitaron el transporte y aún se utilizan.

La economía de la época victoriana en el Reino Unido estuvo marcada por el desarrollo y la evolución de la Revolución Industrial. Entre 1820 y 1873, el Reino Unido se convirtió en el país más rico de la comunidad internacional. En las décadas de 1870 y 1880, atravesó una breve crisis económica y luego, a partir de 1890, la economía británica recuperó un crecimiento moderado. 

La expansión de la economía del Reino Unido fue un efecto de la industrialización del país, que se centró en la producción a gran escala de las industrias textil, metalúrgica y de alimentos. A partir de 1840, el crecimiento se multiplicó. 

La industria textil, por ejemplo, dio empleo a casi el 40 % de la mano de obra industrial en 1880, como resultado de un rápido proceso de mecanización en el algodón y la lana. Entre 1840 y 1860, el índice de exportación británico fue el más alto del período.

Por otro lado, la revolución ferroviaria acercó los distintos rincones del país, permitiendo el desplazamiento de materiales y personas a lo largo de grandes distancias en un tiempo corto. Así, Inglaterra pasó de ser un país rural a una potencia industrial en poco más de sesenta años, con un crecimiento enorme en los sectores comerciales, de transporte, de minería e industria.

La sociedad en la época victoriana

Durante la época victoriana, la sociedad estaba marcada por las jerarquías de género y clase. En cuánto al género, la sociedad victoriana establecía que hombres y mujeres cumplían diferentes funciones, que estaban vinculadas a cuestiones biológicas. Las actividades de los hombres pertenecían al mundo público, el trabajo y la política, mientras que las mujeres debían ocuparse del ámbito privado, el bienestar familiar y la organización de las tareas domésticas.

Por otro lado, la sociedad británica estaba compuesta entre un 70 % y un 80 % por la clase trabajadora asalariada, tanto rural como urbana. Además, existía una pequeña clase media profesional que, a lo largo del siglo XIX, fue creciendo hasta alcanzar casi el 25% de la población. Por su parte, la clase alta era terrateniente, obtenía sus riquezas de sus propiedades, rentas e intereses, y monopolizaba el control de la política nacional. 

La cultura en la época victoriana

Oscar Wilde - época victoriana
Oscar Wilde fue uno de los autores más destacados de la época victoriana.

Durante la época victoriana, la cultura británica creció como consecuencia de un mayor acceso a las obras artísticas y una mejor distribución de estas. Los avances en las técnicas de impresión llevaron a que se multiplicaran las revistas y los periódicos, que podían adquirirse a precios cada vez más económicos. Esto, a su vez, estuvo acompañado de un alza en el alfabetismo, promovido por la creación de escuelas elementales por parte del Estado.

Por otro lado, la producción literaria estuvo marcada por la novela y el melodrama. Entre los principales autores de la época se encuentran Charles Dickens, Emily Brontë, Lewis Carroll, H. G. Wells, Bram Stoker, Oscar Wilde, Arthur Conan Doyle y Robert Louis Stevenson. En sus obras se retrataban la sociedad colonial, las presiones políticas del momento y las cuestiones sociales. Otras obras estuvieron marcadas por la fantasía científica y los relatos de terror.

Además, en las principales ciudades inglesas se multiplicaron los espacios culturales, como los music halls (salones musicales). 

La arquitectura en la época victoriana

epoca victoriana arquitectura
El palacio de Westminster fue reconstruido respetando el estilo medieval.

La arquitectura de la época victoriana presenció un renacimiento del gótico, que expresaba al mismo tiempo el interés por la modernidad y la continuidad cultural.

Entre sus muestras más significativas están la reconstrucción del Palacio de Westminster, gravemente dañado en 1834 por un incendio, que en manos de Charles Barry se erigió respetando los principios medievales de la porción intacta del edificio.

La ciencia en la época victoriana

Durante la época victoriana, hubo grandes avances en las ciencias de diferentes ámbitos. En medicina, se generalizó el uso de la anestesia y de los primeros antisépticos, descubiertos en 1865 por Joseph Lister. Esto permitió un aumento en la tasa de sobrevida de los pacientes.

Por otro lado, en 1859 Charles Darwin publicó su famoso libro El origen de las especies, que sirvió como base para el desarrollo posterior de la teoría de la evolución por parte de diferentes miembros de la comunidad científica. En su libro, Darwin postuló la idea de que las especies evolucionaban a través de generaciones mediante el proceso de selección natural. 

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. E., Schroeder, M. J. y otros. (2008). Victoria. En Encyclopedia of World History, vol IV: Age of Revolution and Empire. Facts on File.
  • Cortés Salinas, C. (1985). La Inglaterra victoriana. Akal.
  • Rizzi, A. y Raiter, B. (2008). Gran Bretaña y la vía evolutiva. Una historia para pensar. Moderna y Contemporánea. Kapelusz. 
  • Steinbach, S. (2023). Victorian era. En Encyclopedia Britannica https://www.britannica.com/

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Época victoriana". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/epoca-victoriana/. Última edición: 10 abril, 2024. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 10 abril, 2024
Fecha de publicación: 17 mayo, 2019

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)