Campo y ciudad

Te explicamos qué son el campo y la ciudad, las características de cada uno y su importancia. Además, cuáles son sus diferencias.

Ciuidad - Campo
En las ciudades, las casas y edificios se construyen muy cerca unos de otros.

¿Qué es el campo y qué es la ciudad?

El campo y la ciudad son los dos espacios físicos principales en los que se asienta la población y que presentan entre sí grandes diferencias naturales, sociales y económicas que influyen en el estilo de vida de los individuos que habitan en cada uno de estos entornos.

Por un lado, el campo o medio rural está formado por grandes extensiones de tierra que albergan a un bajo número de habitantes que viven de forma dispersa en un entorno natural. Por su parte, las ciudades son asentamientos formados por un gran número de personas que viven en casas o edificios que se construyen muy cerca unos de otros (ya que la tierra es el bien más escaso y, por ende, más caro). Las ciudades varían entre sí de acuerdo a su número de habitantes, que pueden ser miles o millones.

En el campo hay un predominio de actividades económicas primarias, es decir, de producción de materias primas (como la agricultura y la ganadería) para abastecer a diferentes industrias; en las ciudades predominan las actividades terciarias, sobre todo las de provisión de bienes y servicios. En las áreas rurales suele haber menos equipamiento y servicios que en las ciudades. Así, por ejemplo, para efectuar trámites, para cursar estudios superiores o para obtener asistencia médica más especializada, la población rural se ve obligada a trasladarse a algún centro urbano.

A menudo se utilizan las palabras “campo” y “ciudad” como conceptos en oposición, aunque en la realidad funcionan como elementos complementarios e interdependientes, ya que la zona rural es la encargada de abastecer la alta demanda de productos agropecuarios proveniente de la ciudad y la ciudad brinda bienes y servicios que necesita el campo.

Ver además: Industrialismo

Características del campo

Campo - caballo - ciudad
En las zonas rurales hay asentamientos dispersos.

Algunas de las principales características de las zonas rurales son:

  • Tienen una baja densidad poblacional, que suele mantenerse estable y pueden ser: zonas rurales dispersas o zonas rurales nucleadas.
  • Pueden estar divididas en estancias, chacras, fincas, entre otros.
  • Son zonas en las que se llevan a cabo actividades económicas primarias como la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la pesca, la apicultura y la cría de animales como gallinas. Esta producción puede servir para el autoconsumo o para abastecer a una gran cantidad de población.
  • Tienen parte de su territorio cultivado o con zonas de pastoreo.
  • Hay pocas edificaciones.
  • Predomina un ambiente natural, con flora y fauna autóctona.
  • Tienen bajos niveles de contaminación ambiental, visual y sonora.
  • Suelen tener un pueblo o ciudad cercana en la que se realizan actividades de comercio y servicios.
  • Su población suele tener acceso a la educación en escuelas rurales.
  • Su población está en contacto con la naturaleza y tiene un estilo de vida menos sedentario que en las ciudades, debido al desarrollo de actividades primarias y a la escasez de medios de transporte.
  • Tienen una cultura y tradiciones propias compartidas por toda la comunidad rural.
  • Tienen ámbitos de sociabilización más acotados.
  • Las distancias entre las poblaciones suelen ser grandes y no tienen un servicio de transporte muy desarrollado o que conecte todos los puntos.

Características de la ciudad

ciudad - trafico - campo
En las ciudades hay una amplia red de transporte.

Existen distintos tipos de ciudades que varían entre sí, principalmente, por su densidad poblacional. Los diferentes países establecen sus criterios para determinar cuándo un asentamiento es considerado ciudad.

Algunas de las características que comparten la mayoría de las ciudades son:

  • Tienen un alto nivel de densidad poblacional que crece de forma acelerada.
  • Su población vive en edificios o casas que se construyen en un espacio físico acotado.
  • Tienen altos índices de contaminación ambiental, visual y sonora.
  • Ofrecen un estilo de vida que se reconoce como poco saludable, debido a factores como el estrés y la exposición permanente a contaminantes ambientales.
  • Son un gran atractivo turístico.
  • Son centros de desarrollo artístico y cultural con ofertas de cine, música y teatro.
  • Tienen un amplio desarrollo comercial, con locales que ofrecen productos de distinto tipo y para diferentes áreas
  • Disponen de una variada oferta gastronómica, con bares y restaurantes.
  • Tienen importantes centros de salud y educativos.
  • Tienen una variada oferta de empleo con oportunidades en muchas áreas.
  • Disponen de facilidades que contribuyen a la interacción humana y a la vida social de sus poblaciones.
  • Cuentan con servicios de transporte desarrollados (como ómnibus, trenes, subterráneos y taxis) que conectan todos los puntos de la ciudad.
  • Tienen un paisaje en el que predominan las construcciones de concreto y acero, el asfalto y las zonas verdes. Algunas de las construcciones son: viviendas, hospitales, escuelas, oficinas públicas, centros comerciales, entre otras.
  • Tienen un flujo de personas constante, lo que las convierte en lugares heterogéneos y cosmopolitas.
  • Ofrecen un costo de vida más alto que el de las zonas rurales.
  • Pueden albergar una gran desigualdad entre su población, que puede ocasionarse por el mal manejo de los recursos que impide que todos los habitantes accedan a las necesidades básicas.

Diferencias entre el campo y la ciudad

Gente de campo
La población del campo está en contacto con la naturaleza y tiene un estilo de vida menos sedentario.

Algunas de las principales diferencias que hay entre las ciudades y el entorno rural son:

  • Población. La ciudad tiene un promedio de habitantes por km² muy alto, mientras que en el campo hay pequeños asentamientos o viviendas dispersas a lo largo de una amplia extensión de territorio.
  • Paisaje. La ciudad tiene un paisaje artificial generado por el ser humano en el que priman las construcciones de cemento y las calles asfaltadas. En el campo el paisaje no ha sufrido muchas modificaciones y se caracteriza por ser un entorno natural.
  • Infraestructura. La ciudad cuenta con un gran desarrollo edilicio y de infraestructura que permite la coexistencia de diversos tipos de actividades e industrias. El campo, por su parte, cuenta con la infraestructura necesaria para el desarrollo de las actividades propias de esa zona y con casas en las que viven los pobladores de la comunidad rural.
  • Actividad económica. La ciudad funciona como centro para llevar a cabo diversas actividades económicas relacionadas con los servicios y la producción de bienes a partir de materias primas. En el campo se llevan adelante actividades primarias relacionadas con la obtención de materias a partir de recursos naturales o de animales y vegetales.
  • Transporte. La ciudad suele estar conectada a través de una amplia red de transporte en la que intervienen diversos medios como el tren, el automóvil, la bicicleta, el subterráneo y las motocicletas. Por su parte, en el campo las distancias son largas y se suelen utilizar vehículos como camiones, para el transporte de materiales, y otros aptos para circular en caminos de piedra o tierra. Además, se utilizan medios de transporte con tracción a sangre, como el caballo.
  • Servicios. La ciudad tiene una gran oferta de servicios, que pueden ser básicos, como la educación o la salud, u otros como la gastronomía, el entretenimiento, servicios de mensajería, peluquerías, supermercados, entre muchos otros. En la zona rural existen pequeños asentamientos que brindan algunos servicios básicos pero, en ocasiones, sus pobladores deben trasladarse a la ciudad para, por ejemplo, realizar alguna intervención médica o cursar estudios universitarios.
  • Empleo. La ciudad tiene un gran desarrollo económico, por lo que la oferta laboral es amplia y variada. Por su parte, en el campo los trabajos giran en torno a las actividades propias de las zonas rurales.
  • Estilo de vida. La ciudad tiene un ritmo acelerado que, en muchos casos, atenta contra la comunicación y la armonía entre sus miembros y puede generar desequilibrios, estrés y angustia. El campo, por su parte, tiene un ritmo de vida que está más conectado con el entorno natural, por lo que sus pobladores suelen tener una vida más pausada.
  • Crecimiento y desarrollo. La ciudad vive una dinámica de transformación vertiginosa, porque la población crece de manera acelerada, lo que origina necesidades urgentes en materia de vivienda y empleo. En el campo esto no se percibe, porque la población tiende a mantenerse estable.

Importancia del campo y la ciudad

El campo y la ciudad son lugares en los que vive la población y son estructuras que coexisten y se complementan.

La importancia del campo radica en su rol como productor de muchas de las materias primas que permiten alimentar a una gran porción de la población mundial. A través de las actividades primarias, el campo obtiene de la naturaleza los recursos que son la base tanto de la actividad alimenticia como de la industria textil, farmacéutica, de la construcción, entre muchas otras.

El campo suele ser fundamental en las economías de países en desarrollo en los que el crecimiento económico depende fundamentalmente de la exportación de materias primas como los granos.

Por su parte, la ciudad, al nuclear a un gran número de personas en el mismo espacio físico, permite que se generen vínculos y relaciones fundamentales, tanto en el ámbito económico como social y cultural. En la ciudad se lleva a cabo la vida artística, cultural, religiosa, empresaria y deportiva de una sociedad y es sede de escuelas, iglesias, universidades y centros de salud, lo que permite el acceso de la población a sus principales necesidades.

En las ciudades vive más de la mitad de la población mundial, que se asienta tanto en las grandes ciudades (las ciudades más pobladas del mundo superan los 20 millones de habitantes) como en ciudades medianas u otras con unos pocos miles de habitantes.

Las ciudades son, además, fuente de historia, por lo que muchas de ellas se convirtieron en destinos turísticos importantes.

Puede servirte: Ciudad sustentable

Referencias

¿Cómo citar?

"Campo y ciudad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/campo-ciudad/. Última edición: 15 enero, 2024. Consultado: 20 febrero, 2024.

Sobre el autor

Fecha de actualización: 15 enero, 2024
Fecha de publicación: 4 julio, 2016

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)