Saddam Hussein

Te explicamos quién fue Saddam Hussein y cómo alcanzó el gobierno de Irak (1979-2003). Además, por qué se enfrentó contra Estados Unidos.

Sadam Huseín gobernó Irak y luchó contra la intervención de las potencias extranjeras.

¿Quién fue Saddam Hussein?

Saddam Hussein (también escrito en español "Sadam Huseín") fue un político nacionalista árabe iraquí que ejerció como presidente, primer ministro y jefe de las fuerzas armadas de Irak entre 1979 y 2003. Militó en el Partido Baaz Árabe Socialista y participó en el golpe de estado de 1968 que devolvió al Partido el poder en Irak. 

Durante su gobierno sostuvo la ideología baazista de defensa de la autonomía árabe frente a las potencias extranjeras y mantuvo un régimen unipartidista. Abolió la oposición partidaria, fomentó el culto popular a su personalidad y profundizó el desarrollo industrial y armamentístico del país. 

Se vio involucrado en diferentes conflictos internacionales. Entre ellos, la Guerra de Irán-Irak (1980-1988) durante la cual llevó a cabo una operación que resultó en la matanza de la población kurda de la región norte. Estos actos fueron condenados como un genocidio por diferentes organismos internacionales. 

También ocupó Kuwait y desató la Guerra del Golfo (1990-1991) en la que se enfrentó por primera vez contra Estados Unidos. En 2003, Estados Unidos llevó a cabo la invasión de Irak y derrocó su gobierno. 

Finalmente, Huseín fue enjuiciado y sentenciado a muerte por las matanzas de la población kurda y la persecución de los chiitas durante su gobierno. La sentencia fue ejecutada y Sadam Huseín murió el 30 de diciembre de 2006. Las imágenes de su muerte fueron reproducidas en diferentes medios de comunicación occidentales.  

La vida privada de Sadam Huseín

Sadam Huseín nació en Al-Awja, Irak, el 28 de abril de 1937, en una familia campesina sin tierras de una región empobrecida. Durante su infancia, su padre desapareció (existen diferentes versiones sobre su paradero) y su madre atravesó años de depresión, por lo que Saddam fue criado por su tío materno Khairallah Talfah. Su tío era un militante anticolonialista y lo educó dentro del nacionalismo árabe. 

Cuando tenía nueve años, volvió a vivir con su madre cuando su tío fue apresado por participar en un golpe anticolonial. Su madre se había casado con el hermano de su padre (una costumbre común en la cultura local). 

De ese matrimonio, nacieron los tres medio-hermanos de Huseín, que en el futuro serían compañeros de militancia política y funcionarios de su gobierno. Aunque empezó la escuela primaria, Huseín debió abandonarla en diferentes ocasiones para pastorear los rebaños y ayudar en la pobre economía familiar.

Intentó ingresar en la Academia Militar en dos ocasiones, pero falló en sus exámenes. En 1955 se trasladó con su familia a Bagdad y allí continuó con sus estudios secundarios (que finalmente terminaría en Egipto, luego de que debiera exiliarse por su actividad política).

En 1963, se casó con su prima Sajida Talfah, con quien tuvo cinco hijos. Dos de ellos formaron parte de su gobierno, y fueron muertos durante la invasión estadounidense a Irak, en 2003. 

Vida política de Sadam Huseín

Ascenso político dentro del Partido Baaz Árabe Socialista

La ideología baazista defiende el socialismo y el nacionalismo árabe, y sostiene que para lograr el renacimiento de la cultura árabe es necesario unificar a los diferentes países de origen árabe en un gran Estado. Sadam Huseín se unió al Partido Baaz Árabe Socialista (PBAS) en 1957. 

Al año siguiente, un grupo de militares liderados por Abdul Karin Qasim dio un golpe de Estado en Irak, derrocó al rey Faysal II y lo asesinó junto a sus principales ministros. Qasim estableció una dictadura militar nacionalista, con apoyo soviético y de orientación antioccidental. 

Su nuevo gobierno integró miembros del baazismo, por lo que el Partido Baaz comenzó a crecer en el poder. Cuando Qasim se opuso a la unificación de Irak, Siria y Egipto en un gran Estado (que se iba a llamar República Árabe Unida) los baazistas se le pusieron en contra. 

En ese contexto, el Partido Baaz fue legalmente prohibido y sus miembros perseguidos. Los baazistas organizaron la guerrilla contra el gobierno y en 1959, Sadam Huseín lideró un atentado contra Qasim. Al fallar, Huseín debió exiliarse en Siria y luego en Egipto, donde pasó unos años dedicado a terminar sus estudios secundarios, iniciar sus estudios en abogacía y militar en el partido baazista local. 

En 1963, el PBAS de Irak llevó a cabo un golpe de Estado contra el gobierno de Qasim, en lo que se llamó la “Revolución del Ramadán”, y asumió el gobierno del país. Huseín regresó a Irak. 

Sin embargo, meses más tarde otro golpe de Estado sacó a los baazistas del poder y sus principales miembros fueron encarcelados, entre ellos, Huseín, que debió pasar años en prisión hasta lograr escapar. En los años siguientes, Huseín se fue convirtiendo en uno de los principales líderes del partido desde la clandestinidad.

En 1968, el Partido Baaz llevó a cabo otro golpe de Estado. Esta vez triunfó y estableció como gobernante de facto a Ahmad Hasan al-Bakr. Desde entonces, Huseín fue trabajando en diferentes espacios del nuevo gobierno hasta que, en 1972, se ocupó de la nacionalización de la industria iraquí. 

El éxito de esa tarea le llevó a convertirse en uno de los hombres más importantes del partido. Se encargó además de la negociación con la URSS que llevó a la firma del Tratado de Amistad y Cooperación, por el cual la URSS se convirtió en el principal proveedor de armas de Irak. En estos años también logró la prohibición del resto de los partidos políticos. Finalmente, en 1979, al-Bakr delegó su poder en Huseín y este se convirtió, oficialmente, en el presidente de Irak. 

Gobierno de Irak (1979-2003)

Cuando Huseín accedió como presidente de Irak, buscó consolidar su poder a través de la eliminación de la oposición política. Llevó a cabo una purga dentro del partido y la persecución de los militantes comunistas. Por otro lado, también buscó eliminar a la minoría chiíta del país, por lo que muchos chiítas fueron deportados hacia Irán o asesinados. 

A lo largo de su gobierno, Huseín reorientó la política internacional de Irak en diferentes ocasiones. En los primeros años, buscó el apoyo de potencias occidentales para limitar la influencia de la URSS y el comunismo dentro de Irak. Entre 1980 y 1988, desató una guerra contra Irán por el control de la región Shatt al-Arab. En el marco de esta guerra, se llevó a cabo el genocidio kurdo. 

En 1990, en respuesta a un conflicto por la producción y los precios del petróleo, Huseín ordenó la invasión y ocupación de Kuwait. Estos hechos desencadenaron la Guerra del Golfo (1990-1991), en la que una coalición internacional liderada por Estados Unidos obligó a los ejércitos iraquíes a retirarse de Kuwait y recuperó la independencia del emirato. En la retirada de tropas, Huseín ordenó la quema de más de setecientos pozos petrolíferos. 

Aunque Huseín fue derrotado, las tropas occidentales no avanzaron sobre territorio iraquí y Huseín mantuvo su poder en el país. Durante la guerra, los medios de comunicación internacionales demonizaron la figura de Huseín. Por su lado, Huseín reorientó su imagen para obtener mayor apoyo popular dentro del mundo árabe. Para ello, reorientó algunos elementos de la ideología baazista original. Por ejemplo, dejó de lado el laicismo fundamental y comenzó a ligar la cultura árabe a la religión islámica. De esta manera, buscó nuevos aliados dentro del movimiento islamista.  

En los años siguientes, Irak comenzó a estar cada vez más aislado internacionalmente. Los servicios de inteligencia de Kuwait acusaron a Huseín de estar organizando un atentado contra el gobierno estadounidense. En 1993, el presidente de Estados Unidos ordenó el lanzamiento de misiles a Bagdad y en 1998, junto al gobierno del Reino Unido, inició la “Operación Zorro del Desierto” que implicó otra serie de bombardeos.

Las relaciones entre las potencias occidentales e Irak empeoraron aún más luego de los atentados a las Torres Gemelas llevados a cabo por Al-Qaeda en 2001. El gobierno estadounidense acusó a Irak de poseer armas de destrucción masiva (lo que violaba el convenio internacional de 1991). 

En 2003, una coalición liderada por Estados Unidos (y apoyada del Reino Unido, Polonia y Australia) invadió Irak e intervino el gobierno de Huseín, quien debió escapar y ocultarse. Unos meses más tarde, las tropas estadounidenses lo encontraron y detuvieron. 

En 2005, comenzó el juicio a Sadam Huseín, acusado por la matanza de los chiitas en 1984 y de los kurdos en 1988. Fue condenado a muerte por horca y ejecutado el 30 de diciembre de 2006.  

Sigue con:

Referencias

  • Britannica, The Editors of Encyclopaedia (2023). "Saddam Hussein". Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Karsh, E., & Rautsi, I. (2002). Saddam Hussein: A political biography. Grove Press.
  • Kerr, A., & Wright, E. (Eds.). (2015). "Saddam Hussein". A dictionary of world history. OUP Oxford.
  • Shields, C. J. (2005). Saddam Hussein. Infobase Publishing. 

¿Cómo citar?

"Saddam Hussein". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/saddam-hussein/. Última edición: 4 diciembre, 2023. Consultado: 22 abril, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 4 diciembre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)