Guerra Irán-Irak (1980-1988)

Te explicamos cómo fue y por qué se desencadenó la guerra entre Irán e Irak. Además, quiénes fueron sus principales líderes y cuáles fueron sus resultados. 

El enfrentamiento entre Irak e Irak duró ocho años y fue una de las guerras más costosas de la historia reciente.

¿Qué fue la guerra entre Irán e Irak?

La guerra entre Irán e Irak fue un conflicto militar que enfrentó a los dos países entre 1980 y 1988. El motivo del enfrentamiento fue la disputa por el control del río Chat el Arab y la soberanía de las islas de Abu Musa, Tumb Mayor y Tumb Menor, que eran fundamentales para la comercialización del petróleo de ambos países. 

La guerra se inició con la invasión de Irak a Irán en 1980, cuando Saddam Hussein (presidente de Irak) aprovechó la inestabilidad política de Irán tras la Revolución islámica (1979). Huseín demandaba la revisión de la frontera entre ambos países y la devolución de las tres islas. 

El conflicto pronto se convirtió en una “guerra de desgaste” y las posiciones de ambos ejércitos quedaron estancadas por varios años. Ante el cansancio, el cambio de la situación política internacional y los gastos extremos de la guerra, Irán e Irak acordaron en 1988 un alto al fuego y resolvieron mantener las fronteras que existían antes del comienzo de la guerra. 

El enfrentamiento entre Irán e Irak fue uno de los conflictos militares internacionales más largos, más crueles y más costosos de la historia reciente. Se estima que en sus ocho años de duración se llevó la vida de más de quinientas mil personas, que más de un millón resultaron heridas y que su costo económico se elevó a trescientos cincuenta billones de dólares. 

Antecedentes de la guerra entre Irán e Irak

Las tensiones entre Irán e Irak comenzaron en la década de 1960, cuando el Reino Unido se retiró de la región en el marco del proceso de descolonización de Asia. Esto llevó a la reconfiguración de los límites territoriales y la inestabilidad política interna de los diferentes Estados. 

Durante la década de 1970, Irak estaba gobernado por el régimen dictatorial del Partido Baaz y, entre sus principales líderes, se encontraba Saddam Hussein. Los grupos de poder iraquíes que se oponían al gobierno estaban apoyados por Irán. Ante una serie de problemas internos, Huseín negoció con Irán el cese de la asistencia iraní a la oposición contra su gobierno. 

En 1975, Irán e Irak firmaron los Acuerdos de Argel. Irán prometió dejar de asistir política y económicamente a los grupos kurdos que se rebelaban contra el régimen baazista en Irak. A cambio, Irak le concedió el control a Irak de 500 km2 de tierra sobre la costa este del río Chat al Arab, un territorio de gran importancia geopolítica porque vincula los ríos Tigris y Éufrates con el golfo Pérsico (paso fundamental para el comercio del petróleo hacia los países occidentales). 

Unos años más tarde, la Revolución islámica de Irán de 1979 derrocó al régimen monárquico anterior y estableció un nuevo gobierno, liderado por el ayatolá (autoridad religiosa) Rullohah Jomeiní. Este nuevo líder predicaba un islamismo radical chiita (que cree que la ley religiosa debe guiar el accionar estatal y social), contrario a la ideología baazista que gobernaba Irak (que sostiene que la religión no debe intervenir en los asuntos del Estado). Por otro lado, aunque el gobierno baazista era secular, la mitad de la sociedad iraquí musulmana era de orientación chiita (la misma rama musulmana que Jomeini). 

En este contexto, Saddam Hussein pensaba que Jomeiní quería expandir la revolución islámica y temía que Irak fuera considerado el lugar ideal para eso. Durante varios años, Jomeiní había vivido como exiliado en Irak por su actividad política contra el gobierno iraní y había establecido conexiones con grupos islamistas chiitas. 

A su vez, Huseín consideraba que, en caso de atacar a Irán, el ataque debía hacerse cuanto antes ya que el régimen de Jomeini aún era débil, no había desarrollado lazos fuertes con otras naciones y se estaba recuperando del proceso revolucionario. Buscó entonces el apoyo de los países gobernados por regímenes suníes (musulmanes contrarios a los chiitas) y de su principal aliado, la Unión Soviética.

Desarrollo de la guerra entre Irán e Irak

Luego de los primeros años, el enfrentamiento entre Irán e Irak se convirtió en una guerra de desgaste.

La invasión iraquí comenzó en septiembre de 1980, logró tomar la ciudad de Jorramchar y avanzar casi 100 kilómetros dentro de territorio iraní antes de enfrentar resistencia. El ejército iraquí tenía mejor tecnología, se encontraba más entrenado y su fuerte eran los ataques aéreos

Sin embargo, las milicias de Irán lograron detener el avance iraquí y, al año siguiente, hacerlo retroceder hasta el río Karun. En 1982, Irán recuperó Jorramchar y, entre 1984 y 1986, avanzó sobre el territorio iraquí. En adelante, la guerra se convirtió en una “guerra de desgaste” en la que las posiciones de ambos ejércitos quedaron estancadas.

Para quebrar al enemigo, Huseín acudió a métodos de guerra condenados por la ley internacional, como el uso de armas químicas. Esto llevó a una fuerte caída de su imagen y de a poco sus aliados internacionales comenzaron a retirar su apoyo político, económico y militar. 

Finalmente, tras el desgaste económico, político y social de la larga guerra, Irán e Irak accedieron a negociar y acordaron el cese al fuego. 

Resultados de la guerra entre Irán e Irak

La guerra entre Irán e Irak finalizó el 20 de agosto de 1988. Ambos países acordaron retirar sus tropas y retornar a las fronteras establecidas en el Acuerdo de Argel de 1975. Como consecuencia del enfrentamiento militar, se calcula que murieron quinientos mil combatientes y más de un millón resultaron heridas.  

El resultado de la guerra mantuvo las fronteras previas y no significó una ganancia territorial ni económica para ninguno de los dos países. Sin embargo, ayudó a que se consolidara el poder de cada uno de los regímenes dictatoriales que se habían instalado en Irán e Irak. 

Con la excusa de la guerra contra el enemigo externo, tanto Saddam Hussein en Irak como Ruhollah Jomeiní en Irán fortalecieron sus ejércitos y legitimaron la violencia contra sus enemigos de la oposición dentro de su país. 

Sigue con:

Referencias

  • Britannica, The Editors of Encyclopaedia (2023). "Iran-Iraq War". Encyclopedia Britannica  https://www.britannica.com/  
  • Palmowski, J. (2000). “Iran-Iraq War". A dictionary of twentieth-century world history. Oxford University Press.
  • Van Dijk, R., Gray, W. G., Savranskaya, S., Suri, J., & Zhai, Q. (Eds.). (2013). “Iran-Iraq War”. Encyclopedia of the Cold War. Routledge.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Guerra Irán-Irak (1980-1988)". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/guerra-iran-irak-1980-1988/. Última edición: 28 diciembre, 2023. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 28 diciembre, 2023
Fecha de publicación: 28 septiembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)