Islam

Te explicamos qué es el islam y cuáles son los pilares de fe en que se sostiene esta religión. Además, sus características, ceremonias y más.

El islam es una religión que sostiene a un único dios, Alá, y se fundamenta en el libro del Corán.

¿Qué es el islam?

El islam es una religión monoteísta que sostiene la existencia de un único dios (Alá) y sigue las enseñanzas del profeta Mahoma. Se fundamenta en dos escritos principales: el Corán, que contiene la revelación divina y los valores de la religión, y la Tradición del Profeta Mahoma, que relata la vida y las enseñanzas del profeta. 

El islam surgió en el siglo VII en la península arábiga y, actualmente, es la segunda religión más grande en el mundo, con más de 1200 millones de creyentes. Es una religión que tiene diferentes tradiciones, escuelas, sectas y doctrinas en su interior. Sus creyentes pertenecen a diferentes sociedades, naciones y grupos étnicos. 

La doctrina fundamental de la religión islámica establece “los cinco pilares de la fe”, que es como se conoce a los deberes de sus creyentes: la profesión de la fe, la oración, la caridad, el ayuno y la peregrinación. Además existe una serie de recomendaciones y prohibiciones que ordenan la vida social e individual de los musulmanes, como el no comer determinados alimentos o no beber alcohol. 

Por otro lado, la vida de los musulmanes también se rige por prácticas tradicionales que no tienen un origen doctrinal, pero que terminaron convirtiéndose en costumbre religiosa. Entre ellas, se encuentra el código de vestimenta que establece el uso del niqab (velo) en las mujeres. 

¿Islam o islamismo? Los términos islam e islamismo tienen significados distintos. Islam es la religión predicada por el profeta Mahoma y practicada por sus millones de creyentes. El islamismo es un movimiento político heterogéneo que surgió en el siglo XX, cuyo objetivo es lograr organizaciones estatales basadas en la ley religiosa musulmana. Dentro de la gran variedad que compone el islamismo, existen grupos fundamentalistas terroristas que utilizan la violencia. 

Origen del islam

El símbolo del islam es una media luna y una estrella más pequeña de cinco puntas.

El islam surgió en el siglo VII en la península arábiga, a partir de la predicación del profeta Mahoma. Mahoma nació en La Meca y a los 40 años comenzó a difundir su revelación. Decía que había recibido la palabra de Alá (el único dios) y que él no era el único profeta, pero sí el último. Creía que Abraham, Moisés y Jesús fueron profetas anteriores del mismo dios, pero que él, Mahoma, había recibido la última revelación. 

Por sus prédicas fue rechazado en La Meca, que era el principal centro urbano de la región. Allí, los árabes practicaban una religión politeista y adoraban a sus dioses en la Kaaba, el sitio sagrado de la ciudad. Mahoma emigró a Medina en el año 622. Este suceso es conocido como la Hégira y es considerado el punto de partido del calendario musulmán.

En Medina, el poder y el prestigio de Mahoma crecieron y la mayoría de los habitantes se convirtieron en sus creyentes. Desde allí, junto a sus seguidores conquistó algunos oasis de la península arábiga y comenzó a construir un Estado musulmán. En el 630, invadió La Meca, sometió a las autoridades de la ciudad y suprimió el antiguo culto politeísta. Dos años más tarde, murió en Medina.

Expansión del islam

En muchas regiones, la difusión del islam se realizó de la mano con la expansión territorial de diferentes Estados islámicos a lo largo de la historia. 

Durante la vida de Mahoma, la religión islámica llegó a ocupar la mitad de la península arábiga. En el periodo del califato ortodoxo, se conquistó el resto de los territorios de la península, Egipto y la región de Anatolia. Bajo la dinastía de los omeyas, el islam ocupó el resto del norte de África, la península ibérica europea y extendió sus territorios por Asia Menor y estableció la capital en Damasco. 

Durante el reinado de la dinastía abasí, la capital se trasladó a Bagdad y se fomentó un gran desarrollo de la cultura islámica. Sin embargo, el territorio era tan vasto que era difícil mantenerlo unido y, luego de varias divisiones internas, el imperio mongol, dirigido por Gengis Kan, conquistó el reino abasí. La llegada del islam a Pakistán, India y Bangladesh se remonta a los siglos X y XI.

Desde entonces, los herederos del imperio mongol fueron los principales difusores de la religión musulmana. Y cuando este se dividió, el Imperio turco otomano se erigió como el gran Estado musulmán. 

Por otro lado, la expansión del islam en el África subsahariana y en el sudeste asiático se hizo generalmente a través de medios pacíficos, de la conversión y la prédica del misticismo sufí. 

Pilares de la fe

Los “cinco pilares de la fe” establecen las obligaciones básicas de los creyentes.

La doctrina del islam está basada en el texto del Corán. Entre otras cosas, se detallan los llamados “cinco pilares de la fe”, que establecen las obligaciones básicas de los creyentes.

  • Shahada: la profesión de fe. La shahada es la afirmación de la creencia musulmana y consiste en decir “no hay más que Dios y Mahoma es su profeta”.
  • Salat: la oración. Los musulmanes deben rezar cinco veces al día. Las oraciones pueden hacerse en soledad en un espacio privado, pero los viernes deben acudir a la mezquita. La oración en compañía busca consolidar el espíritu de la comunidad musulmana. 
  • Sawn: el ayuno. Los creyentes que han llegado a la pubertad y que se encuentran sanos de cuerpo y mente deben ayunar durante el mes de Ramadán. La abstención implica alimentos y bebidas, tabaco, perfume y relaciones sexuales, y debe durar todo el día hasta la llegada de la noche. El propósito de esta práctica es alejarse de las pasiones terrenales para mantenerse atento a Dios. 
  • Zakat: la limosna. Los creyentes consideran que todos los bienes han sido otorgados por Dios y, por lo tanto, se deben justificar y purificar. Esto se hace a través de la limosna, con la cual se ayuda a los pobres, a los desvalidos, a las viudas y a los huérfanos. A partir de la limosna también se hace la guerra contra los infieles (yihad). 
  • Hayy: la peregrinación. La obligación de ir a La Meca una vez en la vida es para todos los musulmanes adultos y sanos que tienen la capacidad de llevar a cabo la peregrinación. Allí, el peregrino debe dirigirse a la mezquita de la Kaaba, donde está la llamada Piedra Negra (una reliquia sagrada). 

Ceremonias

La ceremonia de casamiento precisa que haya al menos dos testigos.

En cuanto a las ceremonias importantes para el islam son:

  • El nacimiento. Al momento de nacer, el padre del niño le susurra al oído el “llamado a la oración”. A continuación coloca un poco de miel en la lengua del niño. A partir de este ritual, el niño es musulmán. Tras una semana de nacimiento, se celebra una ceremonia llamada aquiqa, mediante la cual se le da nombre al recién nacido.
  • El matrimonio. En el islam tradicional el novio es sugerido por los padres, pero el futuro cónyuge puede rechazar la propuesta si así lo desea. En cuanto al ritual del matrimonio, es preciso que haya al menos 2 testigos para la ceremonia. El casamiento puede efectuarse en la casa de uno de los cónyuges o bien en la mezquita. Ambos cónyuges deben arrodillarse frente al imán (que dirige dicha ceremonia) para declarar que se casan por propia voluntad.
  • La muerte. Si la persona sabe que va a morir, debe comenzar a recitar algo llamado la shahada pero si no es posible que la misma persona la recite, entonces serán los presentes quienes deban recitar la misma. El cuerpo del fallecido debe ser lavado con agua, por personas del mismo sexo que el difunto, y envuelto en la irma, la sábana blanca sagrada, para finalmente ser llevado a la mezquita.

Textos sagrados del islam

islamismo - corán
El Corán es el libro sagrado del islam y contiene la revelación de Dios que recibió Mahoma.

Los dos textos más importantes del islam son el Corán y la Sunna. 

Los musulmanes consideran que el Corán es un reflejo fiel de la palabra que Alá dictó a Mahoma. Los restos más antiguos encontrados del texto indican que la elaboración del dogma se fue produciendo entre los siglos VII y IX. Este libro estableció la base para la elaboración de los ritos, el derecho y la teología musulmana. 

Sin embargo, no todos los aspectos de la religión y de la ley están revelados en el Corán. Para eso, musulmanes de las generaciones posteriores a Mahoma estudiaron el comportamiento del profeta y redactaron escritos que relatan su vida ejemplar. La compilación de estos textos es la Sunna, también conocida como la Tradición del Profeta Mahoma. La Sunna está compuesta por varios hadices o relatos y cada tradición del islam reconoce diferentes hadices como válidos

La sharia

La sharia establece los parámetros de comportamiento para los musulmanes.

La sharia es comúnmente conocida como la “ley islámica”. Se trata de un texto elaborado por sabios musulmanes entre los siglos VII y IV, cuyo objetivo fue responder a los problemas que planteaban las situaciones de vida que no estaban contempladas en el Corán.

Sin embargo, es importante aclarar que no se trata de un código legal con prescripción jurídica, sino de un código de comportamiento que establece el camino a seguir como persona y como comunidad para acercarse a Dios. La sharia establece la moral del islam y detalla aquello que está permitido y aquello que está prohibido. Los musulmanes consideran que la sharia establece normas que no se modifican a través del paso del tiempo ni según el contexto cultural, porque son parte de la verdad revelada por Alá.

El texto tiene una sección dedicada a los actos de adoración divina y al orden cotidiano de los creyentes. Allí se detallan los rituales de purificación, oración, ayuno, caridad y otras cuestiones relativas a los pilares de la fe. 

Además, tiene otra sección que se dedica a regular las interacciones humanas y comunales, como la regulación de las transacciones, leyes de matrimonio y divorcio, responsabilidades parentales, alimentación, cuestiones de guerra y paz, la constitución de los delitos y sus castigos. 

Yihad

Yihad es un concepto problemático porque ha sido objeto de diferentes interpretaciones dentro de las tradiciones islámicas. Es un término árabe que literalmente significa “esfuerzo” pero que muchas veces es traducido como “guerra santa”. Yihad es un precepto que impone a la comunidad musulmana la defensa de su fe

Existen dos interpretaciones básicas dentro del islam sobre qué significa esta obligación:

  • Una primera corriente entiende yihad como la guerra santa de los musulmanes contra los infieles y considera esta obligación como el sexto pilar de la fe islámica. En este sentido, sostiene que es un deber que todos los creyentes deben cumplir de alguna manera
  • Otra corriente considera que yihad no tiene un significado bélico, sino que se refiere al esfuerzo por la superación de las dificultades. En este sentido, la violencia se encuentra justificada en casos de defensa de la comunidad y de la vida del islam. 

Hoy en día, los países musulmanes se rigen por el derecho internacional y la interpretación bélica de la yihad ha perdido gran parte de su vigencia. Los movimientos políticos musulmanes modernos ponen el énfasis en la interpretación espiritual. Sin embargo, la tradición de la yihad como la imposición violenta sobre los infieles fue retomada por algunos grupos políticos islamistas fundamentalistas radicales. 

Tradiciones dentro del islam

Dentro del islam existen diferentes tradiciones que tienen una interpretación distinta de las revelaciones del Corán y, especialmente, de las enseñanzas de Mahoma. Las principales ramas del islam se diferenciaron durante el siglo VII y VIII. A la muerte de Mahoma, hubo varias disputas respecto a quién debía constituirse como su sucesor, tanto en el aspecto político como en el religioso. 

La postura Sunní proponía seguir la ley del profeta y sostenía que el próximo líder debía ser quien mejor gobernara el país. La postura Chií, en cambio, consideraba que el sucesor debía ser un miembro de la familia del profeta. 

Al principio, esta división solo tuvo rasgos políticos. Sin embargo, con el tiempo se desarrollaron diferencias teológicas y culturales. 

Sunnitas

La rama suní se impuso y, actualmente, constituye cerca del 80 % de la ummah (comunidad musulmana). Está conformada por diferentes escuelas que se diferencian por cómo llevan a cabo algunos de los preceptos y obligaciones de la fe islámica. 

Se acepta la legitimidad de los primeros cuatro sucesores de Mahoma (Abu Bakr, Omar, Osman y Alí) y consideran que las otras corrientes del islam han introducido innovaciones que se apartan de la creencia musulmana. 

Chiítas

La tradición chií constituye cerca del 10 % de la ummah en la actualidad. A lo largo de la historia, los chiítas han hecho varios intentos por imponerse, pero la mayoría de las veces debieron vivir como minoría en ambientes de mayoría sunní. 

Los chiítas creen que la sucesión del liderazgo islámico debe ser hereditaria y transmitida entre los descendientes masculinos de Mahoma (a través de su hija Fátima y su marido Alí). Estos descendientes son conocidos como “imanes”. Se cree que están inspirados por el profeta y son infalibles intérpretes de la voluntad divina, por eso deben servir como dirigentes religiosos y políticos. 

Sufíes

Otra de las grandes tradiciones del islám es el sufismo, también conocido como misticismo islámico. Esta corriente resalta el aspecto espiritual de la religión y sostiene que Dios debe ser encontrado en el corazón de cada musulmán. 

Los sufíes practican el ascetismo y predican el amor, la santidad y la gnosis. Se organizan en cofradías y, además de participar de las oraciones en la mezquita, tienen sus oraciones y ritos particulares. Llevan a cabo ceremonias de oración con canto y, en algunas cofradías, con danza. 

La mujer en el islam

Existe una gran controversia sobre la posición de las mujeres en las sociedades musulmanas. Por un lado, se plantea que esa posición es denigrante e injusta y, por eso, se considera muchas veces como una religión que se fundamenta en la subordinación femenina. 

Sin embargo, hay quienes resaltan que la desigualdad de género no es profesada desde la ley islámica, sino que se originó en prácticas culturales patriarcales que algunas sociedades musulmanas asumieron a lo largo de la historia. 

En este sentido es importante resaltar la gran heterogeneidad que existe dentro del mundo musulmán. Algunos países, como Arabia Saudita, consideran a las mujeres como ciudadanos de segunda clase y tienen leyes que dictaminan la desigualdad de género de manera prescriptiva; por ejemplo, las mujeres no pueden votar en algunos procesos electorales o conducir vehículos. En otros países, el testimonio de una mujer tiene menos validez que el de un hombre. Estas costumbres no se remiten al origen del islam ni a las prácticas políticas de los tiempos de Mahoma. 

Por otro lado, existen otros países en los que la libertad de las mujeres no se encuentra limitada de esta manera. Por ejemplo, hubo más jefas de Estado y de Gobierno en países  musulmanes como Pakistán, Bangladesh o Indonesia que en países no islámicos, de cultura occidental liberal como Estados Unidos, Francia o el Reino Unido

De hecho, existe una corriente importante dentro del feminismo, denominado feminismo islámico, que vela por la difusión de la religión con una condición de género igualitario y socialmente justo.

Islam en la actualidad

Hoy hay más de 1600 millones de musulmanes en el mundo. Representan el 23 % de la población mundial y constituyen una comunidad que se extiende a través de más de 200 países.

Los países con mayor población islámica son: 

  • Indonesia (188.619.000)
  • Pakistán (144.788.000)
  • India (131.213.000)
  • Bangladesh (118.512.000)
  • Turquía (67.864.000)
  • Irán (67.610.000)
  • Egipto (64.647.000)
  • Nigeria (54.891.000)
  • Argelia (31.729.000)
  • Marruecos (31.642.000)

Actualmente la población islámica está en crecimiento. Esto se debe a la alta tasa de natalidad de los países de religión musulmana y a un proceso de resurgimiento religioso que comenzó en la década de 1970. 

Este aumento de la fe islámica apareció como una reacción frente al proceso de occidentalización que atravesaron los países musulmanes. Ante las miserias de la pobreza y la guerra, hay una búsqueda de retorno a una comunidad idealizada, con un nuevo orden jurídico que sea capaz de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. 

Islamismo

En el contexto de crecimiento del Islam apareció el islamismo: una corriente del islam que busca transformar la estructura política de los países musulmanes para lograr un cambio positivo en la sociedad. Sostiene que para ello es fundamental que el nuevo orden se sustente en la sharia (la ley islámica que establece los principios religiosos). 

El islamismo no es un movimiento homogéneo, sino una ideología defendida por grupos muy diferentes entre sí.

La mayoría de estos grupos políticos busca transformar la sociedad a través de la formación religiosa de los individuos y su acción política se vuelca en las vías democráticas. 

Las organizaciones islamistas más importantes son:

  • Hermandad Musulmana (Egipto y Jordania)
  • Frente Islámico de Liberación (Argelia)
  • Partido del Renacimiento (Túnez)
  • Jama’at-Islami (Pakistán)
  • Nahdatul Ulama y Muhammadiya (Indonesia)
  • Hamas (Palestina)
  • Hezbollah (Líbano)

Terrorismo

El fundamentalismo islámico es heterogéneo. En general, los fundamentalistas consideran que, en la actualidad, la mayoría de las sociedades islámicas están en una etapa de ignorancia, a la que se llama yahiliya. Consideran que esto es así porque se rigen por leyes hechas por el hombre y no por la ley divina. 

Además, creen que los sistemas políticos de la actualidad se fundamentan en ideologías contrarias a la religión, con un sistema de valores centrados en el materialismo, el consumismo y la gratificación inmediata. Frente a esta noción, el objetivo de los fundamentalistas islámicos es el establecimiento de un Estado islámico. 

Dentro de las asociaciones fundamentalistas, existen algunos grupos radicales que utilizan la violencia. Entre ellos, están Al-Qaeda y Osama bin Laden, responsables de los atentados terroristas contra las Torres Gemelas y el Pentágono (2001), de Madrid (2004), de Londres (2005) y de otras ciudades, algunas en países de mayoría musulmana. 

Es importante resaltar que estos grupos terroristas no representan al conjunto del movimiento islamista que, en su mayoría, no utiliza la violencia para alcanzar sus objetivos y actúa dentro del sistema político legal y democrático de sus países. 

Sigue con:

Referencias

  • Fierro Bello, M. I. (1997). Islamismo. Scripta Fulgentina: revista de teología y humanidades, 7(13), 81-93.
  • Fierro Bello, M. I. (2002). ¿Qué es el islam?. Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País.
  • Flaquer, J. (2004). El Islam: descripción actual, dimensíón mundial, movimientos islámicos. EGUZKILORE, N° 18.Tamayo-Acosta, J. J. (2009). Islam: cultura, religión y política. Ed. Trotta

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Islam". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/islam/. Última edición: 26 febrero, 2024. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 26 febrero, 2024
Fecha de publicación: 22 julio, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)