Progresismo

Te explicamos qué es el progresismo, cómo se originó y cuáles son sus objetivos. Además, sus características generales y las críticas que recibe.

Progresismo
Lula da Silva lidera una de las agrupaciones políticas progresistas más importantes de Brasil.

¿Qué es el progresismo?

El progresismo es una postura política que se enfoca en el bienestar social y los derechos civiles de la población a través del establecimiento de reformas políticas, sociales y económicas. No se trata de una corriente homogénea, sino que incluye diferentes tipos de agrupaciones, muchas veces de ideología contraria.

Los principales valores e ideales del progresismo son la justicia social, los derechos humanos, la participación democrática, la sostenibilidad ambiental y el acceso a la educación y la cultura. Su objetivo es construir una sociedad justa, equitativa y democrática.

El progresismo considera que el orden social puede evolucionar a largo plazo a través de reformas que apunten al cambio estructural del régimen. Los progresistas tienen una visión crítica del sistema actual y buscan transformarlo de manera sustancial con el objetivo de enfrentar los problemas estructurales. Sin embargo, su trabajo se enfoca en modificar el sistema “desde adentro” (es decir, a través de las instituciones y los organismos existentes), de modo que no apoyan los cambios revolucionarios, abruptos ni violentos.

Progresismo latinoamericano: Se conoce como progresismo latinoamericano a una corriente política que surgió en las últimas décadas y alcanzó el gobierno en diferentes países de América Latina. Entre estos gobiernos progresistas, se encuentran los de Lula da Silva y Dilma Rousseff (Brasil), Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Hugo Chávez y Nicolás Maduro (Venezuela), José Mujica y Tabaré Vazquez (Uruguay), y Evo Morales (Bolivia).

Características del progresismo

El enfoque progresista es adoptado por diferentes tipos de organizaciones y agrupaciones políticas, con posturas divergentes sobre las diversas problemáticas sociales. Sin embargo, hay una serie de elementos comunes que caracterizan a los distintos enfoques del progresismo:

  • Progreso social. La perspectiva progresista tiene como objetivo establecer reformas graduales que mejoren la sociedad a largo plazo.
  • Rol del Estado. Para el progresismo, el Estado tiene un rol fundamental: debe responder a las problemáticas de la sociedad y tiene la responsabilidad de tomar medidas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Justicia social. Uno de los ideales del progresismo es lograr la igualdad de oportunidades para los diferentes grupos sociales, lo que implica trabajar en pos de una redistribución más equitativa de la riqueza nacional y garantizar el acceso a los bienes y servicios básicos para toda la ciudadanía.
  • Derechos civiles. Para el progresismo, son fundamentales la defensa de los derechos civiles, el respeto por las diferentes libertades individuales (expresión, prensa, religión, entre otras) y la integración de las minorías.
  • Participación democrática. El progresismo trabaja dentro de las leyes de los sistemas establecidos y promueve la participación de la ciudadanía a través de las distintas instituciones democráticas.
  • Pacifismo. El enfoque progresista defiende la idea de que las reformas sociales deben hacerse a través de acciones pacíficas y condena cualquier tipo de violencia.
  • Laicismo. Algunos partidos progresistas sostienen que los gobiernos deben estar libres de la influencia de las instituciones o creencias religiosas.
  • Ecologismo. Muchas agrupaciones progresistas defienden la introducción de reformas legales destinadas al cuidado y la sostenibilidad ambientales.

Origen del progresismo

El origen del progresismo se vincula con los movimientos políticos y sociales que surgieron durante el siglo XIX en respuesta a las condiciones de vida generadas por la Revolución Industrial. Uno de los primeros movimientos progresistas fue el movimiento obrero, que tenía como objetivo lograr el reconocimiento de derechos laborales y mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Durante el siglo XX, aparecieron diferentes agrupaciones políticas progresistas en Europa y América. En Estados Unidos, los presidentes Theodore Roosevelt, Franklin D. Roosevelt y Woodrow Wilson fueron los máximos exponentes del progresismo de la época. Otorgaron un rol fundamental al Estado como administrador de la economía nacional y responsable del bienestar de la ciudadanía.

En Europa, distintas agrupaciones políticas tomaron los reclamos progresistas. El estado de bienestar fue un modelo de gobierno característico de este enfoque. Un ejemplo destacado de este modelo fue el del Partido Laborista en el Reino Unido, que llevó a cabo importantes medidas para cuidar la economía del país y garantizar el acceso a la educación, la salud y la vivienda para el conjunto de la población.

Desde las décadas de 1960 y 1970, el progresismo tomó un nuevo impulso vinculado con los movimientos por los derechos civiles, la igualdad, la democracia y la paz. Asimismo, el cuidado del ambiente también se incluyó en la agenda de muchas agrupaciones progresistas.

Defensores del progresismo

En los siglos XX y XXI, hubo diferentes políticos que lideraron importantes movimientos progresistas en sus países. Si bien son muy disímiles entre sí, ya sea por su afiliación política o sus ideas de cómo alcanzar las mejoras sociales, tuvieron en común el afán de buscar el progreso en su sociedad y, como mandatarios, otorgaron al Estado un rol fundamental.

Entre los diferentes líderes progresistas a lo largo de la historia, se pueden destacar:

  • Franklin D. Roosevelt (Estados Unidos). Llevó a cabo una serie de reformas conocidas como New Deal durante la crisis de la Gran Depresión, en la década de 1930. Implementó medidas de asistencia al desempleo, reguló la economía a través del sistema financiero y la construcción estatal, y promovió la seguridad social.
  • Clement Attlee (Reino Unido). Como primer ministro durante la década de 1940, estableció medidas orientadas a la nacionalización de industrias claves y el acceso público a la salud. También realizó reformas sociales para enfrentar la pobreza y la desigualdad.
  • Lázaro Cárdenas (México). En la década de 1930, este presidente encabezó un programa de reforma agraria a favor de los trabajadores campesinos y nacionalizó la industria petrolera. Además, buscó intervenir la economía con el objetivo de beneficiar a las clases sociales más desfavorecidas.
  • Lula da Silva (Brasil). Como presidente en la década del 2000, implementó políticas estatales con el objetivo de reducir la pobreza de su país y mejorar el acceso de toda la ciudadanía a servicios fundamentales como la salud y la educación. También aplicó programas de asistencia social e inclusión para los grupos sociales más empobrecidos.

Progresismo latinoamericano

En América Latina, el progresismo tiene ciertos rasgos particulares que lo diferencian de otros movimientos progresistas del mundo. Las cuestiones de la justicia social, la igualdad de oportunidades y la redistribución equitativa de la riqueza tienen un peso fundamental en las sociedades latinoamericanas debido a los altos niveles de pobreza y desempleo.

Además, en esta región el escenario político de los diferentes países se encuentra dividido entre los movimientos neoliberales y los movimientos progresistas. Los progresistas latinoamericanos se oponen al neoliberalismo por diferentes razones:

  • Acusan a los gobiernos neoliberales de implementar políticas que exacerban la desigualdad económica y social.
  • Sostienen que las políticas de apertura económica neoliberales generan una mayor dependencia de los países latinoamericanos respecto del mercado global y vuelven más vulnerables las industrias nacionales.
  • Denuncian las políticas de explotación de recursos naturales implementadas desde los gobiernos neoliberales, que tienen consecuencias negativas para el medioambiente y no benefician a la población nacional.
  • Acusan al neoliberalismo de defender los intereses de los sectores más privilegiados de la sociedad y no garantizar las necesidades elementales de la población vulnerable.
  • Se oponen a la reducción de las funciones, instituciones y responsabilidades del Estado, característica de los gobiernos neoliberales.

Críticas al progresismo

Los opositores al progresismo en diferentes partes del mundo lo critican por diferentes razones. Entre ellas, se cuentan:

  • Acumulación de poder. Los opositores al progresismo sostienen que algunos gobernantes progresistas aprovechan las instituciones estatales para consolidar su posición y enriquecerse de manera ilegal.
  • Populismo. Algunos críticos sostienen que los líderes progresistas utilizan discursos populistas con el objetivo de ganarse el apoyo de la ciudadanía, pero que en realidad no mejoran la calidad de vida de las personas. Además, denuncian prácticas de clientelismo y demagogia.
  • Intervención estatal. Los opositores al progresismo, especialmente los que defienden el neoliberalismo, sostienen que el Estado solo debe intervenir en los asuntos de la ciudadanía que son estrictamente necesarios. Para ellos, los gobiernos progresistas crean demasiadas instituciones estatales y tienen un gasto público más elevado del que la economía nacional permite.
  • Autoritarismo. Algunos gobiernos progresistas son acusados de ser autoritarios,  perseguir a la oposición política y utilizar las instituciones estatales para limitar el accionar de agrupaciones opositoras.

Sigue con:

Referencias

  • Gaudichaud, F., Webber, J. R., Modonesi, M. (2019). Los gobiernos progresistas latinoamericanos del siglo XXI. Ensayos de interpretación histórica. Universidad Nacional Autónoma de México.
  • Milkis, S. M. (2024). Progressivism. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Nugent, W. (2009). Introduction. Progressivism. A Very Short Introduction. Oxford University Press.

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Progresismo". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/progresismo/. Última edición: 8 mayo, 2024. Consultado: 17 julio, 2024.

Sobre el autor

Autor: Teresa Kiss

Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

Fecha de actualización: 8 mayo, 2024
Fecha de publicación: 30 julio, 2018

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)