Motivación laboral

Te explicamos qué es la motivación laboral y por qué es tan importante. Además, los tipos de motivación, los factores que la influencian y más.

La motivación laboral impacta de manera positiva en la productividad de la empresa.

¿Qué es la motivación laboral?

La motivación laboral es la voluntad del empleado de mantener el esfuerzo y la dedicación en sus tareas para alcanzar las metas de la organización. 

La motivación es un estado interno de la persona, por lo que varía en cada una. Implica un complejo proceso neurológico, cognitivo y emocional que impulsa y mantiene activo a un individuo hacia la concreción de una meta. Sin embargo, puede estar condicionado por factores externos, como normas éticas, valores, reconocimientos públicos o retribuciones monetarias.

La motivación laboral tiene que ver, por un lado con la satisfacción individual que genera realizar tareas que están alineadas con los intereses de la organización y, por el otro lado, con las acciones que realiza la empresa para incentivar a los empleados.

Tipos de motivación

El nivel de motivación varía según cada persona. Sin embargo, algunos tipos de motivación son:

  • Motivación intrínseca. Es la voluntad interna que anima a una persona a actuar y a mantener su accionar durante un tiempo determinado. Está relacionada con sus emociones, sus deseos y su necesidad de autorrealización.
    Por ejemplo: La motivación de terminar la carrera universitaria y obtener el título de doctor para poder ejercer la profesión.
  • Motivación extrínseca. Es la voluntad estimulada por factores externos a la persona, como una recompensa, un premio o un beneficio, que la anima a actuar y a mantener su accionar durante un tiempo determinado.
    Por ejemplo: Un empleado del área comercial se esfuerza en concretar más ventas en un mes, en comparación a su promedio habitual, para alcanzar un bono extra que pagará la empresa.

La interacción entre los tipos de variables (internas y externas) y la personalidad de cada individuo definen el nivel de motivación que puede tener una persona. 

Factores que influyen en la motivación laboral

La motivación laboral está condicionada por múltiples factores que se interrelacionan y entre los principales se destacan:

  • Los factores ambientales y externos a la empresa. Son los contextos políticos y económicos que impactan en el desarrollo de la actividad de la empresa. Por ejemplo: Las leyes del Estado que ejercen  control sobre la importación de las materias primas pueden interferir en el nivel o en los costos de la productividad empresarial.
  • Los factores internos de la empresa. Son las variables que condicionan el clima organizacional, es decir, la manera en que las personas perciben la cultura organizacional determinada por las políticas internas, la modalidad de contratación, el trato de los directivos con el personal, la remuneración y los reconocimientos.
  • Los factores individuales. Son las emociones, los valores, las ideas y las creencias de cada persona, que estimulan a la persona para actuar en determinado objetivo y no en otro. Por ejemplo: Hay personas que consideran al dinero como modo de medir el éxito y, otras que consideran a los vínculos afectivos y experiencias emotivas con las personas como modo de medir el éxito en la vida.

Teoría sobre la motivación laboral

La satisfacción de las necesidades individuales motiva a las personas a actuar.

Existen diversas teorías sobre la motivación que, en general, se abordan desde la psicología. Sin embargo, una de las más reconocidas que nos permite dimensionar el proceso de motivación que transita una persona es la Teoría de las necesidades del psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1970-actualidad).

La teoría de Maslow plantea las cuestiones básicas a toda persona. Según esta teoría, en la búsqueda de satisfacer sus necesidades, la persona encuentra el motor o incentivo para actuar. El grado de motivación para satisfacer cada necesidad estará condicionado por los factores externos e internos del individuo.

Maslow realizó un gráfico en forma de pirámide para ejemplificar las necesidades básicas de las personas, según el orden de prioridad por satisfacer cada una, y ubicó a la más importante en la base de la pirámide y, sucesivamente de mayor a menor nivel de prioridad, al resto de las necesidades, hasta alcanzar la punta de la pirámide:

  • Necesidades básicas. Se ubican en la base de la pirámide. Son las necesidades que buscan satisfacer cuestiones fisiológicas, como alimentarse, asearse, disponer de un hogar, de un abrigo y un salario.
  • Necesidades de seguridad. Son las necesidades que buscan satisfacer cuestiones importantes para la calidad de vida en sociedad, como un empleo estable y un seguro médico.
  • Necesidades sociales. Son las necesidades que buscan establecer vínculos y relaciones interpersonales. Involucran cuestiones emocionales del individuo, de aceptación y de pertenencia a los grupos sociales.
  • Necesidades de estima. Son las necesidades que buscan alcanzar cierto reconocimiento personal, más allá de la aceptación de los grupos. Tienen que ver con la confianza y con la capacidad de desarrollo personal del individuo. 
  • Necesidades de autorrealización. Se ubican en la punta de la pirámide. Son las necesidades que buscan satisfacer cuestiones individuales que tienen que ver con lo que le da sentido a la vida de cada persona. Están relacionadas con el crecimiento personal: al alcanzar el nivel de satisfacción de las necesidades sociales y de estima, se puede alcanzar la autorrealización individual.

Ejemplos de motivación laboral

Una empresa que se esfuerza por mantener motivados a sus empleados busca alcanzar un rendimiento más eficiente de sus recursos. Aunque la empresa no puede controlar los factores internos o personales de los empleados, sí puede influir en estos a través de estímulos y determinados incentivos, como un bono o premio por alcanzar una nueva meta.

La expansión de una organización está relacionada de forma directa con el desarrollo de sus empleados. La gestión del departamento de recursos humanos resulta clave para reclutar gente y seleccionar al personal adecuado, es decir, personas cuyos intereses individuales están alineados con los de la organización.

Algunos ejemplos de cómo las empresas pueden promover la motivación de sus empleados son:

  • Ofrecer una remuneración adecuada y justa según el grado de responsabilidad y la duración de la jornada laboral.
  • Ofrecer un bono anual o semestral por alcanzar ciertas metas estipuladas. 
  • Ofrecer beneficios por ser empleado de la empresa, como brindar descuentos en un plan de salud, en servicios de entretenimiento o disponer de algunos días extra de licencia. 
  • Practicar un trato respetuoso con todo el personal, hacer a todos partícipes de las novedades y de la toma de decisiones.
  • Estimular un balance equilibrado entre la vida personal y laboral. La empresa debe considerar los intereses individuales de los empleados para que sean compatibles con los de la organización. 
  • Incentivar el trabajo en equipo, para enriquecer el trabajo individual y desarrollar la capacidad de empatía.
  • Mantener coherencia entre la comunicación de la organización y su accionar, como una manera de demostrar credibilidad y transparencia.
  • Implementar políticas de flexibilidad para adoptar nuevos modelos de trabajo en caso de ser necesario, que permitan optimizar la fuerza de trabajo del empleado y cumplir con las necesidades de la organización.
  • Intentar que los puestos de trabajo sean acordes al perfil de cada empleado a fin de optimizar sus aptitudes, sus preferencias y sus expectativas de crecimiento a futuro.
  • Ofrecer oportunidades para que los empleados puedan desarrollar una carrera profesional en la organización: brindar capacitaciones, beneficios y reconocimientos que contribuyan a preservar del empleado. 
  • Abastecer de la infraestructura, el mobiliario y los insumos necesarios para que los empleados puedan desempeñar sus tareas de manera adecuada.
  • Disponer de espacios confortables para que los empleados puedan tomar un descanso durante la jornada laboral. 

La importancia de la motivación laboral

La motivación laboral es importante porque un empleado que se desempeña con interés e incentivo impacta de manera positiva en la productividad de la empresa. 

La motivación laboral representa el nivel de energía y de compromiso que los empleados aportan con sus tareas. Si los empleados dan lo mejor de sí en su trabajo, eso implica una ventaja diferencial y una mejor productividad para la empresa. 

La empresa debe considerar los intereses individuales de los empleados para que sean compatibles con los de la organización. El balance equilibrado entre la vida personal y laboral resulta eficiente en el largo plazo, y refuerza un vínculo de compromiso entre los trabajadores y la empresa.

Sigue con:

Referencias

  • Kotler, P. (2001). Dirección de mercadotecnia: Análisis, planeación, implementación y control. Magíster en Administración-Tiempo Parcial 29, ESAN.
  • UNIR (2022). Neuroeducación: una apuesta segura para la motivación en el aula, de: UNIR
  • Araya Castillo, L. & Pedreros Gajardo, M. (2013). Análisis de las teorías de motivación de contenido: una aplicación al mercado laboral de Chile en el año 2009. Revista de Ciencias Sociales, vol IV, número 142, pp. 45-61. Universidad de Costa Rica. San José, Costa Rica.
  • García-Allen, J. (2015). Tipos de motivación: las 8 fuentes motivacionales, de: PsicologiaYMente

¿Cómo citar este artículo?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Motivación laboral". Autor: Inés de Azkue. De: Argentina. Para: Enciclopedia Humanidades. Disponible en: https://humanidades.com/motivacion-laboral/. Última edición: 30 agosto, 2023. Consultado: 27 mayo, 2024.

Sobre el autor

Autor: Inés de Azkue

Licenciada en Publicidad (Universidad de Morón).

Fecha de actualización: 30 agosto, 2023
Fecha de publicación: 9 marzo, 2017

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Muchas gracias por visitarnos :)